Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.172 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.439.080 Miembros | 17.759 Autores | 87.216 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » INCESTO EN FAMILIA
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 06-Sep-05 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Incesto en Familia

kovaliov
Accesos: 685.582
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 124 min. ]
 -   + 
Empezaré diciendo que este relato no es mio y por supuesto tampoco me ha sucedido a mi nunca... Que mas quisiera... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Siempre que he leído historias de incesto se ha dado el caso de que la persona acosada haya sido el hijo o la hija de la familia, o en casos lo ha podido ser también el hermano o la hermana pequeña de la casa. Los que han llevado la voz cantante en esas relaciones han sido por norma general siempre los mayores y el incauto jovencito/a es el que ha sido seducido y el que "aprende" en cuestiones sexuales que le son nuevas y desconocidas.

Bien, me gustaría dejar constancia aquí de lo que fué mi historia al respecto, que en absoluto tiene que ver con otras historias que han llegado a mis oidos, ya que en esta relación siempre fuí yo el que tuvo la iniciativa, el que llevó las riendas del asunto y el que decidió cómo y de qué manera....

Bien, mi nombre es Carlos... la historia se remonta a un buen puñado de años atrás, concretamente cuándo aún todos vivíamos en el domicilio familiar.

La familia estaba compuesta por mi padre, Juan, mi madre Antonia, mi hermana Laura y yo.

Por aquellos entonces yo estaba a punto de cumplir los catorce años y mi hermana mayor ya tenía diecisiete.

Sobra decir lo que supone ser en una familia el hermano pequeño y más aún a estas edades cuándo empiezas a darte cuenta de que tu hermana mayor empieza a ser considerada como una persona adulta de cara a tus padres y tú sigues siendo un enano sin voz ni voto.... pero así estaban las cosas...

No es que tuviese tampoco motivos para quejarme demasiado... las cosas no me iban tan mal.... tanto mi padre como mi madre trabajaban en una fábrica cercana (vivíamos en un pueblo a las afueras de Barcelona, en plena zona industrial), y gracias a ello tanto mi hermana como yo disponíamos de bastante tiempo para nosotros sin que nuestros padres estuviesen en casa.

Esas circunstancias me eran, desde luego, favorables, porque después de cumplir con mis obligaciones escolares se podía decir que era dueño y señor de mi tiempo libre hasta que mis padres volviesen de la fábrica.

Tan sólo tenía como impedimento al disfrute de ese tiempo el incordio que suponía tener a mi hermana en casa y las obligaciones domésticas que nuestros padres nos imponían... lógicamente teníamos que echar una mano en casa, nos acostumbraron a ello desde muy pequeños... Laura cumplía con lo suyo y yo con lo mío....no era una cuestión problemática.

Sin embargo las obligaciones domésticas fueron recayendo paulatinamente más hacia mí, ya que mis estudios no iban todo lo bien que mis padres deseaban y por otra parte la vida estudiantil de Laura ya apuntaba a la Universidad con lo que su parte de tareas domésticas se fué reduciendo para poder darle más tiempo para los estudios...

Respecto a Laura.. bueno, ¿qué puedo decir?... la verdad es que siempre la ví simplemente como mi hermana, nada más, sin ninguna connotación sexual.

Muchos de mis amigos con los que prácticamente tanto yo como mi hermana crecimos juntos me decían una y otra vez lo buena que estaba Laura y esto era algo que se repetía desde que a Laura empezaron a crecerle los pechos hacía ya unos años en su época de pubertad.

Laura era bonita, eso seguro.... era tan morena como mi madre, alta, y con sus diecisiete años con una figura esbelta y hasta un poco frágil.

Sin embargo sus pechos adornaban soberanamente esa figura de muñeca pequeña dándole la fuerza y el vigor necesario para componer una figura de mujer suprema.

Recuerdo bien los comentarios graciosos de mi padre cuándo ella empezó a desarrollar sus pechos, las reprimendas de mi madre y los enfados de mi hermana.... cosas naturales, me imagino.

Yo por mi parte poco caso podía hacer a los comentarios de mis amigos sobre mi hermana... los aceptaba, pero al mismo tiempo los rechazaba interiormente...

Yo la veía cada día... habíamos crecido juntos, para mí no tuvo tetas de la noche a la mañana, fué algo progresivo, no pude darme cuenta cuándo dejó de ser esa chiquilla con la que me peleaba de pequeño, y cuándo empezó a ser esa mujer que mis amigos me repetían una y otra vez, tenía cada noche durmiendo en el cuarto de al lado.

Tampoco me esforcé en verla desnuda, o espiarla o cosas por el estilo, la recuerdo perfectamente en la playa de pequeña cuándo no llevabamos traje de baño... y para mí no había cambiado tanto.

En cuánto a mí físico no hay mucho que comentar... también yo era moreno, de una estatura normal para mi edad, y según pude comprobar a través de juegos y "cosas de niños", las chicas en el colegio se fijaban en mí y hacían bromas y se producían las típicas "risitas" al pasar junto a un grupo de ellas.... era en definitiva un chico normal y sano, aunque mis relaciones con el sexo contrario fuesen realmente escasas, por no decir nulas. Me costaba mucho hasta incluso el hecho de hablar con las chicas en el colegio y se podía decir perfectamente que era un chico más bien tímido.

Laura no era así... recuerdo perfectamente sus frecuentes ligues con chicos de su edad, y también la pandilla de gente con la que salía en la cual ella era el centro de atención... todo el mundo parecía estar encandilado con el encanto de mi hermana, aunque yo por aquel entonces no podía llegar a comprenderlo.

Sin embargo esos sentimientos hacia mi hermana habrían de cambiar mucho en el futuro.:

Bueno... la nuestra no era una familia muy permisible respecto al sexo, eso seguro, aunque tampoco se podría considerar algo como tema tabú, de todas maneras el ambiente había sido lo suficientemente "estricto" como para hacer que Laura y yo estuviésemos en cuartos separados a partir de una edad prudencial... nos tocó compartir pared contigua en el primer piso de la casa. Subiendo las escaleras la primera habitación era la de Laura, la siguiente la mia y al fondo estaba la habitación de mis padres y un cuarto de baño completo.

Tampoco tuvimos Laura y yo algún tipo de "conversación repecto al sexo", y desde luego que yo no la tuve con mi padre, y por lo que pude saber más adelante tampoco Laura fué educada por mi madre en tales menesteres.... supongo que nos defendimos y aprendimos como cualquier otro chaval en el colegio, con los amigos y en definitiva en la calle.

Yo empecé a notar cambios en mi cuerpo ya hacía unos años, de los sueños calientes y de despertarme mojado pasé a saber controlar tales emociones y poder satisfacer mis necesidades con la masturbación...

Mis imágenes favoritas para tales "trabajos manuales" siempre fueron las chicas de clase, y alguna que otra profesora buenorra que teníamos en el colegio.

Por su parte Laura ya debía de haber pasado de tales "juegos" si es que alguna vez los practicó, ya que varias veces la sorprendí con algún chico detrás del seto del parque del barrio.

Bueno... era lo normal, era el lugar en el que las parejitas iban a pasar el rato y también mi lugar favorito y el de mis amigos para ir a hacer gamberradas....

Gracias a tales encuentros y a mi "muy desarollada" capacidad de chantaje pude librarme en más de una ocasión de las labores domésticas más incómodas.

Eso debería de ser lo más importante a señalar en cuáto al tema "sexo" se refiere entre mi hermana y yo.... una buena excusa para mí para poder permitirme un descanso en tareas domésticas y una preocupación más para mi hermana para que no la pillase dándose el lote con algún chico del barrio.

Sin embargo todo esto cambiaría radicalmente precisamente por una de esas tareas domésticas.

Bien, hacía ya años que mi hermana se ocupaba de coger la ropa sucia del resto de la familia, introducirla en la lavadora y ponerla a funcionar, aún cuándo a mí me tocaba alguna que otra vez el colgarla para que se secase y recogerla.

A raíz de unos exámenes de recuperación de mi hermana esa fué otra de las tareas que recayó sobre mí... de poco sirvió discutir... los "estudios de tu hermana"- dijo mi padre- eran más importantes que mis locas ganas de irme a dar una vuelta con mis amigos por las tardes, así que tuve que pasar por el aro y después de aprender de mi madre cómo programar la lavadora, esa fué otra tarea que llenó mis ya de por sí cortas tardes de ocio.

A partir de ese día (fatídico día en aquellos momentos), todo mi apremio era llegar a casa, realizar mis tareas, junto con la de recoger y poner a lavar la ropa, y salir de casa a estar con los amigos.

Normalmente todos dejábamos la ropa sucia en una cesta de mimbre enorme que teníamos en el cuarto de la lavadora..., pero algunas veces me tocaba recoger tambien la ropa sucia cuarto por cuarto para luego llevarla a lavar... todo era válido con tal de acabar antes y poder irme.

Un día por la tarde al llegar de clase pude ver que la motocicleta de Laura estaba aparacada frente a casa....

- bueno - pensé yo - se vé que hoy ha acabado las clases antes y se ha venido a estudiar -

y así fué.... entré en casa dando un portazo:

- Holaaaaaaaa...... Laura?

- ¿Qué quieres?- me contestó ella desde su habitación en el piso de arriba.

- Nada, que ya estoy aquí... voy a recoger un poco y me voy, que me esperan.

La puerta de su habitación se abrió, y oí como bajaba las escaleras...

- Carlos, escucha, ha llamado mamá y me ha dicho que le dejes la lavadora puesta, que necesita un par de cosas para mañana sin falta y están sucias en la cesta.

- Joer, Laura, por favor... hazlo tú.. ¿qué te cuesta?... te he dicho que me esperan.

- Ni hablar, estoy estudiando, me voy hasta la nevera a pillar una lata de cola y sigo. Mañana tengo un examen bastante duro de roer, por eso me he venido antes hoy.

- Vale, hermanita, muchas gracias! Ya me pedirás algo....

.

- De nada - rió ella y se alejo hacia la cocina.








Se vé que había estado tumbada en la cama estudiando, porque llevaba puesto el pantalón del pijama y una camiseta.... y bueno, la verdad es que estaba buena, sí.. porqué no reconocerlo?,

Iba descalza y parte de su mata de pelo negro le llegaba casi hasta media cintura...

pero en fin... seguía siendo mi hermana, y encima no me ayudaba lo

más mínimo!

Me puse de inmediato a recoger la cocina y una vez que tuve listo eso me dispuse a meterme en el cuarto de lavado para seleccionar un poco la ropa tal y cómo mi madre me había enseñado.

Durante esa seleccion de ropa me topé como tantas otras veces con unas braguitas de mi hermana, que fueron a para enseguida al montón de ropa interior que había formado a mi izquierda.

Sabía perfectamente que eran las bragas de mi hermana, las distinguía de lejos de las de mi madre.

Laura se vió sometida, como me imagino cualquier niña durante su época infantil, al capricho de sus padres en cuánto a la ropa que había de vestir.

Pero en cuánto pudo decidir qué tipo de ropa comprarse, ésta se diferenció en seguida de la que usaba mi madre.

Las braguitas de Laura eran eso: braguitas... no como las de mi madre que eran bragas con "A" mayúscula.

También tuvo Laura especial cuidado en escapar de la tiranía de colores en cuánto a ropa interior se refiere que mi madre le impuso de pequeña... las bragas de mi madre de un blanco impoluto o de un austero color crudo pasaron a ser para Laura rojas, negras e incluso azules y alguna que otra dorada!

En cuánto a modelos sin duda la braguita tanga era la más normal para Laura... a veces me pregunté si "eso" no debía de molestarle...

En fin... me había convertido en un experto en lo que a la ropa interior de la familia se refería...

Pues bien, durante esa selección de ropa llegaron hasta mis manos como otras tantas veces las braguitas de Laura. En esta ocasión eran unas blancas, muy pequeñas, la verdad... tenían esa característica forma enrollada que adquiere la ropa interior femenina una vez que su dueña se ha desprendido de ella.

No sé muy bien porqué pero me dediqué en esta ocasión a desenrollar las braguitas de Laura antes de tirarlas al montón de ropa.

Fuí desenrollando la braguita completamente hasta que tomó su forma original.

Entonces me llamo la atención una pequeña mancha en el interior de la misma.... bueno... -flujo vaginal- me dije a mí mismo.

No es que hubiese visto nunca un coño o hubiese estado lo suficientemente cerca para saber lo que era aquello, pero algo sabía del asunto por lo que me habían contado algunos de mis amigos que ya presumian de haber estado con chicas....

Me detuve en lo que a mí me pareció un largo momento en contemplar aquella delicada mancha sobre la parte interior de las braguitas de mi hermana... entonces y al acercarlas más y más a mi cara fué cuándo noté un olor penetrante, pero al mismo tiempo agradable...

Por favor... !!! Pero qué estaba ocurriendo?... cuándo me quisé dar cuenta estaba oliendo el flujo vaginal que había dejado mi hermana sobre sus braguitas usadas y al mismo tiempo noté como mis pantalones no podían dar cabida a la erección que tenía lugar dentro de ellos.

No podía evitarlo... olían tan bien... había algo que me hecía sentir bien en aquel olor... nunca antes me había excitado por un olor, en todo caso con revistas, fotos o incluso con recuerdos mientras me masturbaba, pero nunca con un olor.

Sentí el impulso de tocarme mientras seguía oliendo aquella prenda de ropa interior...empecé a acariciarme el bulto de mi pantalón con la otra mano mientras sostenía las bragas de mi hermana sobre la cara.

- Carlos!! ...- oí de pronto-

Dios mío!!! Si alguien puede imaginarse lo que es que el corazón se le venga a la boca ese fuí yo en aquel momento...

Estrujé las braguitas en mi mano de manera que desaparecieron dentro de mi puño y me giré en redondo hacía la cocina...

- Er.. ¿qué?- dije, como buenamente pude...

- Te he traído mi ropa, la que tenia en mi cuarto para que la metas junto con este montón.

- Ah!... ya... bueno, gracias.

- Para que luego digas que no te echo una mano, aquí te la dejo... te he traído tambien la de la habitación de mama y la del baño, así no tendrás que subir a por nada.

- Estupendo... te lo agradezco - dije sintiéndome como un idiota.

- Oye... ¿qué tienes?.. ¿te pasa algo? - me preguntó ella.

- No... nada, tan sólo quiero acabar con esto e irme.

- Bueno, vale.... cuándo te vayas dime algo, estaré en mi cuarto.

- Vale, ya te avisaré- le dije.

Y con esto Laura dió media vuelta y salió del cuarto de la lavadora hacia la cocina y luego la oí subir las escaleras hacia su habitación...

Buffff....por qué poco no me había pillado con sus braguitas sobre mi cara!

No me quería ni imaginar la situación! El corazón aún me latía fuertemente y sentía un enorme nudo en el estómago.

Y sin embargo aún mantenía una enorme ereccion, la tenía dura como una roca!!!

Dios, esperaba que ella no se hubiese dado cuenta!..... me hubiese dicho algo si lo hubiese notado? no lo sé....

En todo caso no me dió esa impresión, simplemente me notó un poco raro, y nada más.... claro, si es que me quedé plantado allí como un gilipollas con sus braguitas en mi mano.... normal que se extrañara!

Decidí enterrar el suceso lo más profundamente que pude en mi mente y me dispuse a acabar rápidamente con el asunto de la ropa y salir de casa enseguida. Necesitaba olvidar aquel incidente lo antes posible.

Ordené en varios montones toda la ropa de la cesta de mimbre y cuándo lo tuve hecho me dirigí hacía el montón de ropa que Laura había bajado hace unos instantes del piso de arriba.

Me puse enseguida a ordenar tambén esa ropa cuándo de nuevo me topé con otras braguitas de Laura.

Estas eran de nuevo blancas, y si cabe aún más pequeñas que las anteriores.... otra vez estaban enrolladas de esa manera tan característica.

Bueno.. aún la seguía teniendo dura.... Laura estaba en su cuarto, esta vez con toda seguridad.... no sé que estaba pasando pero nuevamente me dispuse a desenrollar sus braguitas.

Una vez las tuve bajo su forma original en mi mano, miré hacia la cocina una vez más para comprobar que estaba solo.

Sin duda esta vez Laura estaba en su cuarto... me acerqué las braguitas un poco más intentado ver nuevamente esa mancha de flujo.

Allí estaba.... pero esta vez pude comprobar que aún estaba húmedo!!!

Claro... debían de ser las bragas que se quitó al llegar a casa, por eso llevaba el pantalón del pijama... no debía de llevar nada debajo.

Me las acerqué nuevamente a la cara y aspiré profundamente.... qué maravilla!!!!!

Ese maravilloso olor era ahora mucho más fuerte... estaba mucho más presente, me excitaba mucho más....

Mi polla me iba a reventar el pantalón...

Me estaba destrozando literamente... la tenía tan dura que me dolía.... tenía que hacer algo.

Sin soltar las bragas de mi hermana me encaminé sin hacer ruido nuevamente hasta la cocina y comprobé que no había nadie en la planta de abajo... sin duda mi hermana seguía estudiando en su cuarto.

Volví al cuarto de la ropa sucia y me desabroché el cinturón de mis pantalones junto con el botón y la cremallera.

Me costó trabajo apartar los calzoncillos de lo tiesa que la tenía... y una vez la hube liberado todo fué muy rápido.

Las braguitas de mi hermana pasaron a estar sobre mi cara y a mí me bastó con tocármela apenas para pegarme una corrida como pocas veces recuerde... llené todo el cristal del bombo de la lavadora con un buen chorro de leche caliente, y el resto de la corrida fué a parar a las baldosas de la pared....

Pasados los momentos de inmenso placer del orgasmo me encontré con las bragas de mi hermana sobre mi cara, yo temblando de la emoción y al quitármelas de la cara y mirar hacia abajo me dí cuenta de la inmensa corrida que me había pegado... lo había puesto todo perdido de leche...la lavadora, las baldosas, el suelo, mi mano... joer, qué plan!

Bueno... una vez pasado esos momentos de placer me tocó recoger todo

"aquello", y lo hice con las braguitas de mi hermana, que quedaron empapadas de mi leche.... total, las tenía que lavar igual... no?

Esa fué la primera vez que recuerde que tuve fantasías sexuales con mi hermana... y esa noche en concreto recuerdo también otra soberana corrida ya estando en la cama pensando en el incidente del cuarto de lavar la ropa.

A partir de ese día la tarea de poner la ropa a lavar se fué haciendo cada vez menos pesada.

Siempre ponía especial atención en la ropa interior de mi hermana, me fijaba muy mucho en sus braguitas y en las manchas que en ellas aparecían...

Cuándo podía me masturababa con las bragas de mi hermana en el propio cuarto de la ropa sucia y me limpiaba con su ropa interior, otras veces me limitaba a correrme directamente encima de su ropa.

Cuándo no podía realizar tales menesteres en el cuarto de la ropa porque hubiese gente en casa, me las apañaba para guardarme discretamente una de sus braguitas en uno de mis bolsillos (ocupaban realmente poco) y después me masturbaba en el cuarto de baño o por la noche en mi cama...

Empecé a ser un verdadero experto en reconocer el olor del flujo vaginal de mi hermana, y también pude darme cuenta de que su olor variaba en intensidad dependiendo de los días del mes en los que nos encontrábamos.

Había días en los que las manchas de flujo eran grandes y con mucha intensidad en su olor y sin embargo en otras ocasiones ni tan siquiera estaban manchadas....

Tardé poco en darme cuenta de que ello debía de tener algún tipo de relacion con la "regla", ese asunto que tanto revuelo levantó en mi casa cuándo mi hermana a los 13 años la tuvo por primera vez.

Yo sabía que mi hermana usaba tampones... había visto los recipientes de cartón y los envases algunas veces en el cubo de la basura... también sabía que mi madre usaba compresas.... la basura de una familia dice mucho de ella.

Con mucho mis mejores corridas en aquellos tiempos eran aquellas en las que podía conseguir unas braguitas de mi hermana recién quitadas.

Pasaba a menudo por la puerta de su cuarto cuándo recogía la ropa y le preguntaba si tenía ropa sucia para bajar.

Algunos días tuve suerte y me daba sus braguitas recién quitadas... en esas ocasiones aún estaban húmedas y calientes y su olor era delicioso.

Recuerdo especialmente unas braguitas tanga negras que me entregó

una tarde en la que estaba hacía un buen rato estudiando en su habitación...

- Laura, soy yo. Oye tienes algo para bajar al cesto de la ropa?

- No, déjalo, si acaso ya lo bajaré yo - me dijo sin abrir la puerta.

Maldiciéndo mi suerte me encaminé hacia las escaleras.

- Oye!... espera ! - oí mientras abría la puerta de su habitación.

- Toma, llévate esto, voy a ver si me pego una ducha y me despejo de tantos números.- diciéndo esto me entregó lo que parecía ser una camiseta enrollada.

Rápidamente me fuí hacia el cuarto de la ropa sucia sin tan siquiera fijarme en mi hermana, que sólo llevaba puesto en ese momento una bata rojiza que apenas le disimulaba sus preciosos pechos.

En cuánto llegué a la lavadora desenrollé el paquete de ropa que me había dado.... y allí, junto a la camiseta, un pantalón corto y un sujetador estaban aquellas deliciosas braguitas negras.. unas braguitas diminutas tipo tanga.

Las cogí y enseguida noté que estaban completamente mojadas... no húmedas, no, estas estaban mojadas.

Toda la parte estrecha del tanga estaba completamente empapado, me lo acerqué a la cara y lo olí con desespero.... delicioso!

El sólo hecho de pensar que aquella prenda había estado acariciando hacía escasos minutos los labios vaginales de mi hermana y que incluso, al ser una braguita tanga, había estado introducida en su tierna rajita, hizo que me corriera como un loco.... pero esta vez sin sacármela del pantalón.

Aún habiéndome puesto perdido la corrida fué estupenda, después de eso pasé a limpiarmela concienzudamente con las braguitas de mi hermana.

Esa tarea se empezaba a convertir en parte del ritual y disfrutaba muchísimo con ello... notar el delicado tejido que había estado minutos antes en contacto con el coñito de mi hermana sobre mi polla recién corrida y completamente dura y palpitante era algo increíblemente satisfactorio...

Estuve durante unos meses practicando mi afición favorita y también empezó a despertarse en mi un sentimiento de viva curiosidad por el cuerpo de mi hermana... poco a poco empezó a dejar de ser mi hermana para convertirse cada vez más en una tia buena.

Las veces que no podía disponer de una de sus braguitas mis ejercicios masturbatorios iban acompañados de mi más calenturienta imaginación respecto al cuerpo de mi hermana.

También hubo un punto y aparte en este sentido.

El calor apretaba durante ese verano, y tengo que reconocer que Laura se esforzaba en sus estudios y de qué manera!!!

Yo estaba en época de vacaciones y toda mi vida se centraba en pasármelo bien con mis amigos y en cumplir a rajatabla mis obligaciones caseras, sobre todo en lo que se refiere a hacer la colada.

Hacía un calor realmente infernal esta mañana!

Me levanté tarde, la noche anterior estuve hasta las tantas viendo una peli en la tele.

Debían de ser las doce o algo así cuándo me digné a salir de la cama... mis padres naturalmente no disfrutaban de nuestros privilegios de estudiantes y estaban en la fábrica.

Bajé a la cocina dispuesto a prepararme algo de desayunar.... de camino tenía que pasar como cada mañana por delante de la puerta de la habitación de Laura.

- Laura.... voy a la cocina a preparar el desayuno... quieres algo? -

le dije, al mismo tiempo que pasaba andando por delante de la puerta de su habitación que estaba abierta.

- Desayuno?- me dijo ella- pero tú sabes qué hora es?

Esto me hizo mirar hacia el interior de su cuarto... estaba de espaldas a mí... llevaba puesto un pantalón corto y..... y nada más!!!!!

Pude ver su perfecta espalda completamente desnuda y cómo su pelo negro recogido pasaba por su nuca y se deslizaba hacia la parte delantera de su cuerpo que yo no alcanzaba a ver....

Se encontraba echada sobre la cama de costado dándome la espalda, debía de estar leyendo algún libro o unos apuntes o algo.

De todas maneras no pude ver nada... seguí andando instintivamente, pero esa imagen me acompañó durante todo el día y fué motivo de varias corridas.

Esto se estaba convirtiendo en una obsesión... ya no eran las chicas de clase ni las profesoras ni las fotos de las revistas... todo giraba en torno a mi hermana.. todo era Laura... las braguitas de Laura, las imágenes de Laura, el olor de su chochito, todo era Laura y nada más que Laura... sólo podía pensar en poder oler ese coño de verdad, en poder tocarlo y lamerlo.... esos eran mis pensamientos mientras me masturbaba una y otra vez pensando en mi hermanita.

Esto no podía continuar así... tenía que hacer algo para ver a Laura desnuda, ese día me convencí de no parar hasta poder ver a mi hermana en pelotas.. necesitaba nuevos estímulos y nuevas imágenes para poder seguir haciéndome pajas a su salud, sus braguitas seguían pareciéndome igual de seductoras que siempre y realmente me ponía a cien el olor de sus flujos, pero necesitaba algo más....

Estaba decidido... era la época ideal, hacía calor, y me imaginaba de qué manera debía dormir Laura... tenía que hacerlo, tenía que meterme en su habitación mientras dormía para poder verla!







Laura acababa de estudiar por las tardes sobre las siete o siete y media, y después de bajar a la sala cuándo llegaban mis padres y de cenar algo, solía salir a dar una vuelta al parque con su pandilla....

Esa noche no fué especial... llegó a casa antes de las once... estuvo un rato en la salita frente a la tele y de allí subió a su habitación... yo también subí a mi cuarto al cabo de un rato.

Estuve entreteniéndome en lo que pude, leyendo revistas y viendo un poco la tele de mi cuarto hasta que oí acostarse a mis padres.

Después de eso la casa quedó en completo silencio... eran las doce y media de la noche....

Me mantuve despierto hasta las tres y media, con la luz apagada y procurando no hacer el menor de los ruídos.... tuve la precaucón de dejar mi puerta tan sólo encajada de manera que al abrirla no hice ningún ruido.

Llegó el momento.

Me deslicé con mil precauciones hasta la puerta de mi hermana... en el peor de los casos si algo salía mal podía excusarme en que me había despertado y me dirigía al cuarto de baño.

Toqué con mucho cuidado la puerta de mi hermana en la oscuridad... cedió unos centímetros! Estaba sólo encajada!!!

Bien!!

Debió de costarme cerca de diez mnutos el poder abrir la puerta lo suficiente como para poder deslizarme dentro de su cuarto y cuándo estuve dentro pude comprobar con inmensa rabia que... no veía nada!!!

Maldición!!! La ventana estaba abierta, notaba el aire fresco y el murmullo de algún coche de la calle, pero las cortinas estaban echadas y no entraba el menor rayo de luz....

Mierda! No había contado con eso..... tocaba retirada, mi anhelada visión del cuerpo desnudo de mi hermana quedaba reducido a nada, dada la absoluta oscuridad reinante.

Nuevamente me costó unos diez o quince minutos el llegar a mi cuarto sin hacer ruido.

Pero una vez estuve en mi cuarto se me encendió la bombilla... la linterna!!!

Tenía en algún lugar una linterna de esas tipo bolígrafo que regalaban en el banco por abrir una cuenta corriente o algo así... mi padre trajo unas cuántas y me dió una de ellas a mí.

Empecé a buscarla con muchas precauciones de no hacer ruido y al final la encontré en el cajón de mi mesita de noche. Eran las cuatro de la mañana cuándo comencé de nuevo el camino hacia el cuarto de Laura.

Esta vez me encontré con la puerta tal y como la había dejado anteriormente... pude deslizarme fácilmente en su cuarto...

Me quedé muy cerca de la puerta y accione la linterna con la precaución de cubrirla con mi mano.

Cuándo se encendió, aún cubierta por mi mano, toda la haitación se iluminó de un tono rojizo intenso... me dió un vuelco el corazón. Tal era la oscuridad en la habitación que esa pequeña luz cubierta por mi mano fué capaz de hacerme ver toda la estancia.... a mi me pareció la luz de un faro...bufff, qué mal trago estaba pasando!

Pero de pronto mi vista fué a parar hacia Laura.... allí estaba, y tal y cómo yo pensaba desnuda!!!

Estaba tumbada de lado y su cabeza reposaba sobre la almohada que al mismo tiempo tenía abrazada.

En el sitio que yo ocupaba ahora en la habitación pude distinguir perfectamente su espalda, su precioso culito y sus largas piernas...

Empecé a moverme muy despacio rodeándo la cama por el lado contrario a la cabecera... pronto empecé a ver sus magníficas tetas.

Tuve una perfecta visión de su pecho izquierdo, de su hermoso pezón oscuro. De su otro pecho tan sólo veía el contorno ya que su cuerpo lo ocultaba parcialmente...

Mi vista fué bajando y recorrí con mi mirada su vientre, su delicado ombligo y finalmente su vello púbico. Dios!... casi no tenía!!! Lo poco que podía ver dada su posición y la escasa luz era una pequeña matita de pelo perfectamente recortada en triángulo invertido hacia sus piernas... ahora entendía porqué tan pocas veces encontraba algún pelo de su coñito en sus bragas.

Mi curiosidad iba a más... era el primer coño en directo que veía en mi vida y estaba dispuesto a hacer todo lo posible por aprovechar la ocasión al máximo.

Mi polla hacía tiempo que ya había cobrado vida y al mirar hacia abajo ví cómo una parte de mi pijama estaba totalmente levantada por la presión.

Empezaba a dolerme dulcemente, ese dolor tan agradable que sentía cuándo tenía una de las braguitas de mi hermana sobre mi cara.

Decidí ir un poco más allá de la parte baja de la cama y me acerqué a la parte izquierda de la misma... desde aquí pude observar muy bien las tetas de Laura... realmente eran grandes! Eran grandes y tiesas aún estando tumbada!..... sin embrago su pezón no era excesivamente grande, no ocupaba mucho de su pecho.. fue una visión deliciosa.

Pero mi principal anhelo se encontraba entre las piernas de Laura... no podía ver bien su coñito.... sus piernas, una encima de la otra me ocultaban esa visión... tan sólo alcanzaba a ver esa parte de su monte de Venus.

De pronto la respiración de Laura subió de tono, fué haciéndose más ruidosa y acto seguido carraspeó.... rápidamente apagué la linterna.

Me quedé muy quieto en absoluta oscuridad y pude oir perfectamente cómo mi hermana se movía en la cama... duró poco, apenas unos segundos, pero estaba claro que había cambiado de postura...pero... se habría despertado?

Qué hacer ahora?.... debía intentar encender nuevamente la linterna para poder ver algo más?

No sabía cómo actuar... el miedo a ser pillado en plena acción era inmenso, casi paralizante, pero mi polla reclamaba algo más... necesitaba seguir viendo! Era demasiado bueno para tener que dejarlo ahora...

Me agaché lentamente y pasé la linterna bajo el borde de la cama y en esa posición y una vez cubierta de nuevo por mi mano volví a accionar el interruptor.... nuevamente esa luz rojiza, esta vez si cabe aún más tenue y apagada.

Pero todo mereció la pena visto el resultado: mi hermana Laura había rodado sobre sí misma hacia la derecha y ahora estaba completamente boca arriba...su cabeza reposaba sobre el borde de la almohada y estaba ligeramente inclinada hacia la puerta, sus perfectas tetas apuntaban al techo y sus dos lindos pezones me parecieron realmente preciosos y excitantes.... mi polla iba a reventar de un momento a otro.

Rápidamente dirigí mi mirada hacia su coñito.... esta vez estaba pefectamente visible... su pierna izquierda estaba algo flexionada por la rodilla y eso me dejaba ver muy bien su tierna rajita... tenía toda la parte baja completamente depilada y sólo lucía un pequeño triángulo de vello púbico...

Casi sin darme cuenta mi mano fué apartandose de la linterna y ésta pasó a enfocar directamente hacia su coño. Tenía unos delicados labios vaginales entre los cuales pude apreciar un pequeño bulto en su parte superior... no sabía lo que era, pero esa visión en primer plano fué demasiado para mi exaltado estado emocional.

Noté como un potente chorro de esperma caliente mojaba mi pantalón del pijama, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo y tuve que contenerme para no hacer ningún ruido mientras me pegaba esa soberana corrida.

Empecé a notar que mi leche empezaba a deslizarse por mis piernas hacia abajo, y me apresuré en salir de la habitación... no quería dejar el suelo pringado con el cuerpo del delito.

Una vez estuve en mi cuarto me quité toda aquella ropa mojada y mis recuerdos sobre aquella magnífica visión fueron motivo suficiente para, esta vez haciéndome una buena paja, correrme nuevamente...

El sólo hecho de pensar en que si no hubiese llevado el pantalón del pijama puesto en el cuarto de mi hermana, la hubiese bañado literalmente con mi leche caliente, fué el último recuerdo de esa memorable noche para volver a correrme una vez estuve en mi cama....

Supremo.

Esa noche fué un punto de inflexión en mi vida cotidiana.... ya no podía mirar a Laura sin recordar esa magnífica visión de su cuerpo desnudo. Y no me refiero a que no me atreviese a mirarla a la cara... todo lo contrario!.. lo mío no era vergüenza o remordimiento por haber hecho algo malo, era pura excitación!!!

A partir de ese dia ver a Laura por casa suponía el fijarme en el tipo de sujetador que llevaba o que yo alcanzaba a imaginarme que llevaba bajo sus camisetas.... suponía también el fijarme en su hermoso trasero cuándo subía las escaleras de casa y en intentar adivinar por las costuras que podia ver en su pantalón corto qué tipo de braguitas llevaba... me imaginaba sus braguitas tanga metidas entre aquellos dos preciosos labios vaginales mojándose por los flujos que ella desprendía....

Nunca antes me fijé tanto en mi hermana... el simple hecho de recoger la mesa y agacharse a coger un cubierto era un acontecimiento... podía ver ese maravilloso canal que formaban sus dos preciosas tetas en el escote de su blusa... todo cambió a partir de esa noche.... y también mis convencimientos respecto a mi hermana.

Tenia completamente decidido el llevar el asunto más adelante, tenía que hacer comprender a mi hermana lo que sentía por ella y las emociones que ella despertaba en mí.... tenía que encontrar la forma de poder llegar a acariciar sus tetas, chuparlas, de poder correrme con ella o sobre ella, o incluso de poder meterme en su cama... todo eso pasaba por mi mente calenturienta, pero no veía la forma de poder hacerlo... seguro que no podría hacérselo entender, cualquier referencia a este asunto sería denunciado de inmediato a mis padres y se podría liar una buena.... en fin, había que buscar métodos alternativos, y en eso estuve una temporada hasta que al final ideé la estrategia a seguir para poder conseguirlo, y esa estrategia no era otra que hacerme el pardillo y pedir consejo a mi hermana.

Pasaron unos días hasta que me dispuse a entrar en acción con el plan ideado:

Era un sábado por la mañana... mis padres estaban trabajando los dos en el turno de mañana en la fábrica y llegaban a casa sobre las tres de la tarde. A Laura y a mí nos esperaba ese dia toda una serie de tareas domésticas de manera que cuándo mis padres llegasen a casa encontrasen parte de las cosas hechas.

Ese dia me hice el dormido a propósito, pero oí muy bien a mi hermana cuando se levantaba e iba hacia el cuarto de baño... eran cosa de las diez de la mañana.

Laura se acercó a la puerta de mi cuarto y la aporreó con fuerza:

- Carloooooos..... venga levántate ya que tenemos cosas que hacer!!!

Yo la oí perfectamente pero no hice el menor intento de levantarme...

Al cabo de un rato pude oir a mi hermana nuevamente pasar frente a mi puerta y luego la oí bajar las escaleras...

Pasaron cosa de diez o quince minutos cuándo pude oir que nuevamente subía escaleras arriba... en ese momento me puse a hacerme una buena paja... me llevó poco tiempo correrme, y en un momento, y justo cuando mi hermana aporreaba otra vez la puerta de mi cuarto noté cómo empapaba el pantalón de mi pijama.

- CARLOS!!!..... vale ya de dormir... me oyes?.... Venga levántate ya y ven a ayudarme, o piensas que también te voy a traer el desayuno a la cama? - me gritó ella desde el pasillo.

Rápidamente me levanté de la cama, con mis pantalones empapados y con una enorme erección, y me dirigí a la puerta.... la abrí de golpe y mirando hacia el suelo y poniéndo cara de dormido dije:

- ya voy, ya voy... joer, estaba dormido.

- Pues ya vale, ya sabes que luego viene mamá y si no tenemos hecho las..... - de pronto paró en seco de hablar.








Yo la miré directamente a la cara y ví como su mirada estaba fija en mis pantalones.

En seguida yo también miré hacia abajo y ví la enorme mancha de leche bajo mi pijama, alzado por la presión de mi polla, que aún estaba en erección.

Me giré en redondo dando la espalda a mi hermana y entré enseguida en mi cuarto. Cerré la puerta de un portazo y grité malhumorado:

- Te he dicho que ya voy!!! Déjame que me despierte primero!!!

- Bueno, vale, vale, no te enfades, te espero abajo en la cocina - me dijo ella con una voz muy apagada.

Bien... la primera parte del plan había funcionado a las mil maravillas... el resto era cuestión de tiempo y de echarle teatro al asunto.

Me quité aquellos pantalones y me fuí a dar una ducha... después de eso me vestí con ropa de deporte y bajé a la cocina.

Allí estaba Laura, pasando la escoba y con varios trastos de limpieza por en medio.

- En la nevera tienes el desayuo - me dijo ella.

- Vale, gracias- dije secamente, sin mirarla a la cara.

Eso fué prácticamente toda la conversación que mantuvimos esa mañana.

Una vez acabadas las tareas domésticas Laura se fué hacia el salón y puso algo de música en el equipo y se sentó a leer una revista.

Esa era mi ocasión de comentar la jugada... me fuí hacia allí y me senté en el sofá...

- Oye Laura...

- Dime, qué quieres ahora? - me dijo.

- Respecto a lo de esta mañana cuándo me has despertado... - dije mirando al suelo.

- Oye, yo sólo he llamado a tu puerta... has sido tú el que ha abierto, yo no me he metido en tu habitación y menos aún sin llamar... siento lo ocurrido, de verdad.- dijo ella sin levantar la mirada de la revista que sostenía en sus manos.

- Ya bueno... si no se trata de eso, me refiero... no me importa que me hayas visto tú, pero por lo que se refiere a papá y a mamá....

- Estate tranquilo que no voy a abrir la boca, me basta con que me barras esta semana el salón... - en ese momento me miró y noté una sonrisa socarrona en su rostro.

- Vaya! Ya salió el asunto... pero mira que eres rencorosa!!!

- Anda! Pero tú qué te crees? - me dijo mientras soltaba la revista sobre la mesita- te recuerdo que el chantajista experto de esta casa eres tú, cada vez que me has pillado en el parque con Alberto...

- Ah!... era Alberto?- dije yo.

- Mira, no te quieras hacer el gracioso... dejémoslo. No diré nada, además no podría ir con ese cuento a papá.. conociéndole le resultaría hasta gracioso y normal.

- Normal dices?

- Pues sí normal... se supone que es algo que os ocurre a los chicos a según qué edades. A papá no le extrañaría.

- Bueno... no sé si será normal o no, la verdad... - y volví a mirar al suelo.

- Pero bueno!- exclamó Laura- me quieres hacer creer que es algo que te extraña?.. Carlos por Dios! que tienes ya casi catorce años!!!

- Vale, vale.. no he dicho nada, ya veo que te molesta, además no estoy dispuesto a recibir lecciones de según que cosas de una chica y menos aún de mi hermana!

- Pues mira, estoy de acuerdo -dijo ella- si tienes dudas al respecto más vale que se lo digas a papá, yo ya hago demasiado callándome todo este asunto.

- Vaya, ya salió la perdonavidas... me quieres decir que tú hablaste en su día con mama sobre esos asuntos?

- Oye!.. pero a tí qué te importa eso?

- Ni me importa ni me deja de importar.. has sido tú quién ha sacado el tema y sólo estamos hablando.. no?

- Sí bueno.. -dijo ella suavizándo un poco el tono de su voz- lo que pasa es que me resulta un poco raro estar contándotelo a tí.

- Pues yo no lo veo tan raro... me refiero... cuándo te he pedido consejo en otras cosas siempre me has guiado un poco, al fin y al cabo tú siempre has pasado por todo antes que yo.... por la edad me refiero.

- Ya, claro, Carlitos, pero entiende que esto es un tema un poco delicado...

- Delicado?... porqué?

- Ay, tú!.... ya me entiendes... además qué quieres que te diga yo?

- Pues es que ni yo lo sé muy bien.... - dije esforzándome lo más posible en ponerme rojo- ya sabes, todo esto que me está pasando... lo de esta mañána.

- Bueno, venga... qué quieres que te diga, vamos a dejarnos de rodeos chorras y vamos a hablar claro... esta mañana estabas dormido y estabas soñando, tú sabrás con qué...

- No lo sé no me acuerdo... - dije yo -

- Eso es lo de menos,suele ocurrir, me refiero a que estabas teniéndo un sueño erótico - me dijo Laura-

- Si eso es verdad..... y porqué dices que suele ocurrir? También tú tienes ese tipo de sueños?

- Me refiero a que suele ocurrir que olvides lo soñado..Joer Carlos!... no te parece que te estás pasando? - me dijo ella malhumorada-

- Bueno, vá déjalo, ya veo que esto no conduce a nada... si ni siquiera te puedo preguntar algo...

- No... oye, escucha... es que esto es muy raro, no me parece normal que estemos hablando tú y yo de esto.

- Bueno, el que no lo hayamos hecho antes no significa que no lo podamos hacer - dije yo yendo a por todas-.

- Er... bueno, - titubeó Laura- sí, me imagino que no hay nada malo en ello, al fin y al cabo hace ya muchos años que te aguanto y esto no me parece de lo peor que haya tenido que pasar contigo.

- Bueno - le dije yo- qué me decías?... tú también tienes sueños... ya sabes... sueños calientes?

- Pueees.... sí -dijo Laura apartando la mirada- de hecho las mujeres tenemos ese tipo de "cambios" bastante antes que vosotros...

- Cambios? te refieres a mojar la cama y eso.... no?

- Bueno... je, no.. - dijo ella con voz algo graciosa- las mujeres digamos que no "acabamos" así... osea, que no tenemos la forma de finalizar un sueño erótico como lo podáis hacer los chicos... ya sabes...eso de esta mañana... - y me miró a los ojos - No pongas esa cara!... ya sabes de lo que te hablo!... De correrte!!!... hala.. ya lo he dicho...

- Ah ya!... - dije yo en voz baja-

- Ah ya?... qué significa, ah ya?... sabes de lo que te estoy hablando verdad? - me espetó ella-

- Sí claro, bueno... sí, en lo que a mí se refiere, osea... yo ya llevo haciéndo eso desde hace un año o así, bueno, y no sólo en sueños, es decir que tambien lo hago yo...

- Que te masturbas... no? - dijo Laura volviéndo a coger la revista y poniéndose muy seria-

- Bueno sí... - dije en voz baja-

- Vale.. pero no te avergüences, como ya te he dicho antes, a papá todo esto le parecería de lo más natural... seguro que él ha pasado por lo mismo, por eso te decía que ir a contarle el numerito de esta mañana no me serviría de nada...

Además estoy harta de oirte en el cuarto de baño... a ver si te crees que soy tontita... no es muy normal que te pegues cada día un cuarto de hora en el baño, y además está pegado a mi cuarto... te he oído muchas veces.

- Joer... Laura! Vaya corte! - le dije yo bajando la mirada-

- Ja, ja ,ja!!... -rió ella- te has puesto rojo! Ves a lo que conduce tanta curiosidad? No querías hablar?.. pues ahora estamos hablando!

- Vale... si te burlas de mí lo dejamos - dije apesadumbrado-

- No Carlos... no me burlo, entiéndelo, es normal y natural que lo hagas... todos los chicos de tu edad lo deben de hacer y estoy seguro que tus amigos te han contado en más de una ocasión que se masturban.. o no?

- Sí.. claro... lo que pasa es que eso de que tú lo sepas y me hayas oído... ya me podrías haber dicho algo!

- Sí, claro, Carlitos.. si te parece voy a ir a decirte que estoy harta de oirte hacerte pajas en el baño... anda que tienes unas ideas!

- Bueno, si... prefiero que no me hayas dicho nada...- dije sonriéndole. La conversación estaba tomando una dirección un tanto más relajada y falta de la tensión inicial.-

- Oye Laura y vosotras, las chicas... osea, quiero decir, tú también... ya sabes a parte de los sueños y tal?

- Que si nos masturbamos?

- Si eso.....

- Pues sí... pero oye!... yo.... yo no sé qué hago contándote todo esto! - y sacudió ligeramente la cabeza-

- Bueno... tú me has oído y sabes que me meto en el baño a hacerme pajas, pero yo a tí nunca te he oído, y bueno, estoy en la habitación de al lado.

- Joer... hermanito... debo de ser más discreta que tú...

- Bueno, ya... vale, pero vosotras no tenéis.. no tenéis, bueno, que no podéis hacerlo como nosotros los chicos, es decir que no... . - empezaba a trabarme, mi polla estaba empezando a hincharse en espera de la contestación de Laura-

- Bueno, bueno, bueno.... pretendes que te explique cómo se masturba una chica? - me dijo Laura nuevamente con la voz más recia-

- Oye.. pues sí... lo siento, debo de parecerte un gilipollas, pero ni me imaginaba que tú lo hicieras ni me imagíno cómo lo haces...

- Mira, Carlos.... creo que nos estamos pasando, ya vale de confesiones por hoy, y esto último me parece un tema que tendrías que tratar con otra persona.. como papá por ejemplo...

- Si claro!- le dije yo- ahora cuándo vuelva papá me voy y le digo que me has dicho que las chicas se masturban pero que no me quieres decir cómo y que me lo tiene que explicar él...de la ostia que me dá me borra del mapa.

- No seas bestia, no me refería a eso - me dijo Laura-

- Pues entonces a qué te refieres? -pregunté enseguida-

- No sé, oye... habrás de encontrar otro camino para enterarte... ya te he dicho desde el principo que esto no me parecía una buena idea...

- Bueno, vale... - le dije- más vale dejarlo, veo que eres lo suficientemente mojigata para no querer tocar esos temas... cuándo se trataba de mí bien que has comentado todo lo que has querido, pero cuándo tocamos tus temas entonces pasas....

- Joer, Carlos, no paso... - me dijo ella mirándome de nuevo- lo que ocurre es que... no sé... cómo pretendes que te explique yo eso?

- Mira, pues no lo sé... inténtalo... además cómo te enteraste tú de cómo lo hacen los chicos, es decir cómo supiste que nosotros nos hacemos pajas?

- Er.... - dudó un momento- pues no sé... me enteré...

- Vale.. alguien te lo explicó.. no?

- Sí... supongo que sí - me dijo ella-

- O viste a algún chico cómo lo hacía....?

-Coñe, no!... no seas bruto!

- Vale pues entonces qué tiene de malo que tú, mi hermana mayor, me lo explique tratándose cómo se trata además de un asunto de chicas...?

- Pueeeeees.... - volvió a dudar- no sé... me estás liando!

- No, no te estoy liando... lo que pasa es que tengo razón y aún así no me lo quieres contar....

- Bueno, vá.. déja de dar la paliza- me dijo ella- ¿que es lo que quieres saber exactamente?

- Pues eso... lo que hemos dicho antes... cómo lo hacéis las chicas para correros?

- Bueno... no se trata excatamente de eso de correrse - me dijo ella girándose hacia mí y mirándome a la cara- ... sabes? es algo un poco más complicado.

- Soy todo oídos - le dije enseguida contestando a su iniciativa-

- A ver.. vayamos por partes... has visto alguna vez un... bueno una.. una vagina?

- Un coño - dije rápidamente- uno de verdad?

- Sí hermanito sí, un coño... qué fino eres... - me dijo ella girando los ojos y poniéndolos en blanco-

- Bueno... en revistas y eso sí... de verdad no he visto ninguno...

- Osea que eres completamente virgen ... no?

- Laura... no creo que te gustase que te preguntase yo lo mismo .. eh?

- le dije yo-

- Bueno... sólo intento informarme de hasta dónde llegan tus conocimientos.... - contestó -

- Puedes empezar de cero...

- Bueno, pues nosotras, osea las chicas, es decir, yo... tenemos, tengo... - tartamudeó mi hermana-

- Pues sí que te cuesta..

- Bueno, es que no sé cómo referirme a ello... mira lo enfoco hacia mi persona, será más facil...

- Vale -le contesté, en esos momentos mi erección ya superaba todo lo conocido y hacía lo posible por disimularla-

- Bueno, pues como chica que soy tengo una vagina, un coño. Dentro de ese coño, hay una parte muy sensible que es el clítoris...

- Sí - le dije yo intentándo hacerselo más fácil- lo había oído antes.

- Pues lo que hago yo, osea lo que hacemos las chicas es frotar ese punto, es decir tocarlo y de esa manera nos masturbamos...

- Tocándolo? - pregunté-

- Sí tocándolo - contestó ella- lo mismo que tú haces con tú, con tú...

- Con mi pene, con mi polla.

- Eso! Osea tú te la mueves arriba y abajo y nosotras lo que hacemos es abrir la vagina, osea abrir las piernas y buscar ese punto... nos frotamos ese punto con los dedos y así conseguimos llegar a.. a bueno, a.. corrernos, aunque no sea lo mismo que os ocurre a vosotros.

Durante esa explicación Laura hizo el gesto con su mano de mover una polla haciéndole un paja y luego el gesto de hacerse el dedillo sobre su falda a la altura de su vientre. Yo pensaba que me moría!!! Mi hermana explicándome como se hacía el dedillo!

Si no sabía controlarme me iba a correr de un momento a otro, mi polla iba a explotar!

Y sin embargo a mi hermana parecía habérsele abierto la vena didáctica.. ella seguía explicando...

- Bueno, ya sabes, vosotros los chicos, tú, cuando acabas de hacerte una...., lo que haces es correrte y entonces sacas, er...,esto... lanzas esperma!

- Esperma? - pregunté yo-

- Sí... esperma -dijo ella- o leche si lo prefieres ya que te vá el lenguaje de la calle y si así lo entiendes mejor.

Bueno, pues tú te corres de esa manera, una vez que te la has hecho, la paja, pues te corres de manera que de tu polla sale leche... nosotras nos corremos igual en cuánto a emociones se refiere, pero no expulsamos nada, es decir no nos corremos como vosotros.

Cuándo yo me masturbo, cuándo me toco... vaya! cuando me hago una paja pues, cuándo acabo siento el mismo placer y las mismas emociones que puedas sentir tú, pero de mi coño no sale nada, bueno.. tampoco es eso exactamente.... lo que ocurre es que mientras me hago la paja mi coño se lubrica, osea también sale un líquido, pero no en tanta cantidad como lo hace de tu polla... a nosotras nos sale lo que se llama flujo vaginal y eso lo único que hace es mojarnos el coño, osea lubricarlo, pero no es que eso ocurra sólo al final, cuándo ya me he corrido, sino que ocurre durante el tiempo que me hago la paja... o incluso a veces hasta sin hacermela... basta que una chica se excite para que su coño se moje... se lubrique...

Mientras Laura hablaba yo hacía todo lo posible para creerme lo que estaba pasando y también me contenía con todas mis fuerzas para no correrme encima.

- Bueno - dijo mi hermana- mira Carlos, más claro no te lo puedo explicar... si con esta explicación no te enteras es que eres gilipollas de remate.

- No... si yaaa... ya me hago una idea... me encantaría verlo!

-Oye!....pero qué dices? -dijo ella alzando la voz-

- No.. espera... no me has entendido... quiero decir que me gustaría verlo, pero no a tí.... bueno, tampoco es eso... osea no quiero decir que no me gustaria verte a tí... bufff... joer... esto es un lío... no sé qué decir. Vaya corte!

- Ya te entiendo... tranquilo... me parece que han sido demasiadas explicaciones.... oye qué haces? - me preguntó-

En ese momento me leventé del sofá intentando esconder barriga y llevándome las manos a la parte delantera del pantalón...

- Oye... Laura, gracias por todo esto, perdona pero voy al..... al baño. - y la miré a la cara-

Ella se puso completamente roja.

- Mira... lo siento, pero es queeeee... tanto hablar de eso.... - le dije-

- Vale, vale - me dijo ella mirando al suelo, y de pronto alzó la mirada y me soltó-: se te ha puesto dura .... eh?

- Joer.... Laura... ! - dije como pude-

- Vale, hermanito, vale... si lo entiendo, tranquilo.... vete al baño y pásatelo bien... no me importa, haz lo que tengas que hacer, me imagino que toda esta conversación se ha salido de madre más de la cuenta....

- No Laura, no es eso... osea no quiero que pienses que esto haya sido algo malo para mí... todo lo contrario!

- Que sí, que siiiiii..... - me dijo ella riéndose al mismo tiempo que de su cara desaparecía todo atisbo de vergüenza y con su mano me indicaba el camino escaleras arriba- hala corre.. no te lo vayas a echar encima como esta mañana.

Ni que decir tiene que la paja que me casqué en el baño fué antológica!!! Mi imaginación consiguió que toda mi leche caliente fuera a parar a la falda de mi hermana sobre la cual momentos antes había visto cómo instruía a su hermano pequeño en el arte de hacerse el dedillo.

Este fué sólo el principo de una relación un tanto más cercana a mi hermana Laura.

No pasó de ser una conversación, naturalmente, pero el camino hacia mayores logros ya estaba abierto, tan sólo se trataba de ser prudente y avanzar poco a poco, no podía arriesgarme a intentar ir demasiado deprisa y con ello hacer enfadar a mi hermana... se trataba ahora de hacerla comprometerse lo suficiente para que ella también desease que todo ese asunto no llegase a oídos de nuestros padres. Ese sería el momento propicio para pasar a intentar "algo más".

Mi plan se desarollaba perfectamente, y mi mente no hacía más que urdir nuevas estrategias...

Sin embargo no fué necesario pensar demasiado, la casualidad hizo que esa misma noche se presentase otra estupenda ocasión para dar un paso más.

Ese día mis padres llegaron a casa, como estaba previsto, sobre las tres de la tarde, y a partir de ese momento la vida en casa se desarolló con absoluta normalidad... Yo salí a ver a mis amigos y me dí una vuelta por el barrio, Laura hizo lo propio con su pandilla de adolescentes y fué nuevamente a la hora de la cena cuándo toda la familia se reunió junto a la mesa de la cocina.

Durante la cena era cuándo se comentaba la vida diaria de toda la familia en casa; asuntos de trabajo, estudios y demás cosas cotidianas.

Aquella noche cenando mi madre nos preguntó sobre cómo nos había ido por la mañana...

- No me habéis dejado recogido los trastos de limpieza - dijo mi madre- y mirad que os tengo dicho que intentéis dejar las cosas en su sitio una vez que las habéis usado.

- Yo he recogido todo lo del cuarto de la ropa.. -contesté enseguida-

- Sí, pero habéis dejado por la cocina todas las bayetas y los trapos, y al final siempre lo tengo que recoger yo -dijo mi madre-

- Eso díselo a Laura y no a mí -repliqué-

- No se lo digo a nadie en concreto, sólo digo que no os váis a morir por echaros una mano.. os es que voy a tener que estar siempre explicando punto por punto lo que os toca hacer a cada uno?

- Se me ha olvidado esta mañana recogerlo, mamá- dijo Laura- es que he acabado todo lo de la cocina y luego se me ha pasado.

- Bueno, desde que os levantáis hasta que llegamos nosotros me parece que tenéis tiempo de sobra de hacer cuatro cosas en casa... no? - replicó mi padre-

- Sí, pero esta mañana nos hemos ido a oir música a la sala, se nos ha pasado -contestó Laura-

- Sí, -dije yo enseguida- ... hemos estado hablando y tal.

No tuve ni tiempo suficiente de arrepentirme de lo que había dicho cuándo mi padre ya soltaba la lógica contestación....

- Hablando?? Tu hermana y tú hablando? Dirás peleándoos o discutiendo!!!

Enseguida noté una golpe en la pierna... Laura me había soltado una patada... estaba sentada justo a mi derecha.

- Laura -dijo mi padre- no me importa que le quieras partir una pierna a tu hermano, pero por favor apunta bien y trata de no darme a mí...

Mi hermana se puso roja como un tomate y de evidente mal humor... malo, malo, esto estaba tomando un rumbo que no me convenía nada.

- Lo siento papá, es que este niño de cada día es más bocazas...

- Bueno.... y de qué habéis estado hablando con tanto interés que ni habéis podido acabar con las cosas de la casa? - preguntó mi madre-

Tenía que intervenir... esto se estaba convirtiendo en algo peligroso para mí y para mis planes con Laura.

- Nada importante mamá... cosas de eehh... del colegio! - dije intentando salvar la situación -

- Del colegio?.... qué tipo de cosas?

Mi padre intervino en ese momento:

- No estarás enseñándole a tu hermano a hacer chuletas, eh Laura? Sólo le faltaba eso!

- Chuletas? - dijo Laura aún malhumorada - yo nunca he hecho chuletas! Es más; de haber llevado chuletas en algún exámen ni me hubiese atrevido a sacarlas.

- Oye... ahora que me acuerdo... y el exámen ese de historia que tuviste ayer? qué tal? no me he acordado de preguntártelo hasta ahora... - dijo mi padre-

- Bueno... creo que bien, verás resulta que nos dieron para estudiar las páginas que hacían referencia a....... - contestó Laura y siguió explicando largo rato cosas sobre sus exámenes y lo injusta que era la manera de poner nota de su profesora de historia -

Parecía que la situación estaba ya salvada... la conversación tomó otros rumbos y no se volvió a hablar sobre la charla mantenida por mi hermana y yo esa mañana.....

Bufff... qué poco había faltado!... este incidente me hizo recapacitar un poco y empecé a darme cuenta de que era realmente urgente hacer algo para que mi hermana se viese mas envuelta aún en mi plan de manera que no le interesase en absoluto que algo de eso llegase a oídos de nuestros padres.

La cena terminó con toda normalidad y después de estar un rato viendo la tele en la sala mi hermana se despidió hasta el dia siguiente y subió hacia su habitación....

Yo esperé unos minutos más y tambien me despedí de mis padres al cabo de un rato y dándoles las buenas noches subí hacia mi cuarto.

Cuándo subía las escaleras ví a Laura salir del baño y dirigirse a su cuarto, pero en lugar de entrar se detuvo ante la puerta y esperó que yo acabase de subir la escalera.

Al llegar a su altura me miró fijamente y cogiéndome de la manga del jersey tiró de mi hacia su habitación... no llegamos a entrar del todo, nos quedamos de pie a escasa distancia de la puerta.

- Tu estás tonto o qué? - me dijo en voz baja-

- Y ahora qué he hecho?

- A santo de qué has montado ese numerito en la cocina, cenando?

- Yo, montar un numerito?... eso tú con la coz que me has arreado - le dije sin pensar mucho en la contestación, estaba empezando a cansarme de tanta tontería-

- Primero: no te he soltado ninguna coz, y segundo; te la merecías con creces.... a quién se le ocurre decirle eso a papá? te has parado a pensar cómo suena eso de que tú y yo hemos estado "hablando"?

- Pues sinceramente, Laura, no me suena a nada... no será que estás un poco cagada por lo que hemos estado haciendo esta mañana?

- Pero qué dices! - me contestó ella - además yo no he hecho nada, sólo te he estado explicando lo que me has pedido, en todo caso el que ha hecho algo has sido tú, que has salido pitando a cascártela!

Acaso quieres que se entere papá de eso?

- Te recuerdo hermanita, que has sido tú la que me ha dicho esta mañana que eso te parecía de lo más natural y que papá no se lo tomaría a mal.

- Claro que no se lo tomaría a mal!... pero si se lo tuviésemos que contar te aseguro que no sonaría a algo tan inocente, de hecho a mi ahora mismo tampoco me lo parece....

- Mira Laura - le contesté- yo ya es que no entiendo nada... me estás liando, unas veces que si es normal, otras que si no lo es, y ahora parece que te avergüences de haberme explicado todo eso esta mañana.... a mi me ha parecido estupendo!

- Ya he visto lo estupendo que te pareció - me dijo ella -

- No, no lo has visto!... quizás te lo imagines, pero no lo has visto, no lo olvides.... que yo sepa no hemos hecho nada malo. Además tú misma me has dicho que sabes que me hago pajas desde hace tiempo y ahora también yo sé que tu te las haces... a mí también me gusta imaginar cómo debes de hacerlo, pero tampoco te he visto.. sólo lo hemos hablado. Otra cosa es que yo me excite con eso, no sé si a tí te pasa también , pero es algo que no puedo evitar. Y sigo diciéndo que no me parece nada malo.

- Shhhhhhh...... calla hombre! Baja la voz - me contestó ella- mira yo estoy que alucino contigo... acabas de decirme en pocas palabras que te excitas conmigo y que yo soy el motivo de que te la casques en el baño... pero tú sabes lo que dices?... carlos por Dios que soy tu hermana!

- Bueno... y eso qué tiene que ver?... si me excito contigo o no eso es cosa mía... antes ya sabías que me masturbaba, me oías pero no te imaginabas en qué estaba pensando mientras lo hacía... ahora te sientes peor por saber que te imagino acariándote el coño?

- Joder Carlos!..... pero qué dices?... eso es cierto?

- A tí que te parece?.... después de la clase de esta mañana.....

Nos quedamos los dos callados un momento, el silencio fué breve, apenas unos segundos, pero fuí consciente de que en esos instantes por la cabeza de mi hermana pasaban todo tipo de consideraciones éticas.

Ese era el momento y el lugar en el que se iba a decidir si aquello podría seguir adelante según el plan que tenía trazado.

El silencio empezaba a durar demasiado, me pareció realmente eterno, decidí intervenir.... mi voz sonó quebrada:

- Oye, Laura, tú has visto a algún chico mientras se.. bueno, eso, mientras se hacía una paja?

Ella me miró fijamente, pero en su cara no había atisbo alguno de sorpresa o enfado.... suspiró profundamente..... esa era la señal de que empezaba a aceptar lo que estaba ocurriendo.

- Que si he visto qué? - me preguntó como si no me hubiese entendido-

- Ya me has oído -repliqué- me refiero a que si alguna vez lo has visto.... es que esta mañana mientras me expicabas todo aquello hiciste un gesto con la mano, ya sabes, como si estuvieras haciéndole una paja a un chico... por eso pensaba que igual has visto a alguien hacerse una... o que me hayas visto a mí.

- No Carlos, no.... tranquilizate, no te he visto... me ha bastado haberte oído muchas veces - dijo ella con voz cansina- .... oye... realmente hice eso esta mañana, quiero decir.. hice ese gesto?

- Si que lo hiciste - le contesté y mirándola ví que en su cara se dibujaba una sonrisa -

- Bueno... si lo hice no me dí cuenta, la verdad...

- Pero bueno... lo has visto o no?.... estoy en inferioridad de condiciones, tú sabes perfectamente que yo no he visto a ninguna chica hacerse una.

- Je, bueno... - titubeó ella - si que lo he visto...pero a ver si te aclaras, no ha sido a escondidas.... sólo me falta que intentes espiarme en mi cuarto!

Me dió un vuelco el corazón.... no era ese el momento para confesar mis aventuras nocturnas en su habitación!

- Nunca haría eso -mentí yo- acaso te preocupa?

- No, no es que me preocupe, pero en vista de que tú te pones, bueno, de lo.. de lo cachondo que te pones pensando en mí... pues eso, que prefiero que no pase de ser eso.. de ser un pensamiento.

- No te preocupes Laura, no lo haré.. no te espiaré.. el día que tenga que ver a una chica haciéndose una paja no será a escondidas, lo haré como tú.. por lo legal.

- Je!... por lo legal -dijo ella divertida- vaya una manera de decirlo!

- Porqué? - pregunté yo - cómo fué que tu lo viste?

- Bueno... es que no se puede decir tampoco que yo estuviese allí viéndolo sin más.... osea es que con Alberto..... Dios! no me lo puedo creer... me estás liando de mala manera..... no me puedo creer que esté aquí contándote mis experiencias sexuales!!!! Carlos te juro por lo más sagrado que si se te ocurre contarle esto a alguien te mato!!!

- No voy a contarle nada a nadie te lo prometo Laura.... - dije yo tranquilizándola, e intentando tranquilizarme yo tambien, ya que mi polla se empezaba a endurecer de nuevo-

- Bueno... -continuó ella mientras se dirigía al costado de su cama a sentarse..... eso tenía toda la pinta de una confesión erótica- la cosa es que, como te decía, no es que yo haya visto a ningún chico haciéndose una paja... no es que yo estuviese allí mirando sin más.

Eso pasó hace unos meses cuando empezaba a salir con Alberto... bueno tú nos has pillado un par de veces detrás del seto.. no?

- Sí - le contesté-

- Bueno, pues ya sabes lo que van a hacer allí las parejas... estabamos besandonos y tal y a Alberto se le empzó a poner dura... ya me había pedido un par de veces que nos fuésemos en el coche de su padre a algún sitio perdido para, bueno, para... ya sabes... - y me dirigió una mirada interrogante -

- Qué? - le dije yo-

- Coño Carlos! no me lo pones muy fácil que digamos.... ya sabes lo que quiero decir... Alberto iba detrás mio para pegar un polvo, para follar!

Creo que puse una cara de tonto tan tremenda que Laura empezó a reirse un poco nerviosamente....

- Bueno... pues eso -continuó ella - ya llevaba algún tiempo diciéndomelo, pero yo no quería llegar tan lejos...con él... de momento.... por eso nos ibamos allí detrás a besarnos y meternos un poco mano.

Fué allí una tarde cuándo acabamos y ya nos ibamos que Alberto me dijo que no le dejase así y se refería naturalemente a su polla.... estaba muy dura, yo ya lo había notado..... pero yo no quería follar con él, por lo menos aún no.... por eso me pidió que le hiciese una paja.

Al principio empezó él... se la sacó y empezó a movérsela arriba y abajo -mi hermana Laura estaba de nuevo haciéndo ese gesto con la mano, por Dios!...que bueno era todo aquello!-

- Fué entonces cuándo ví por primera vez a un chico hacerse una paja... pero luego él me cogió la mano y la llevó hasta su polla y al final fuí yo quién acabó el trabajo.... ya sabes a lo que me refiero...

- Madre mía Laura! -dije yo emocionado- es increíble, es, es estupendo!..... y... y Alberto se, se, bueno se corrió...?

- Sí que lo hizo - contestó ella con una sonrisa pícara en su rostro - y de qué manera!!! También fué la primera vez que ví a un chico correrse.

- Guau! Laura, es estupendo que me lo hayas contado, de verdad que te lo agradezco!

- Sí... también yo me encuentro bien por habértelo contado, no sé porqué - me dijo ella mientras con la cabeza baja se miraba la falda y al mismo tiempo se la alisaba con una mano-..... bueno, de todas maneras ya vale... creo que te he dado material suficiente para que puedas estar masturbándote agusto durante unos días.. eh?

En ese momento leventó la cabeza y nuestras miradas se cruzaron...

- Vaya que sí!! - le contesté yo - te aseguro que el imaginarme esa escenita en la que se la estabas cascándo a Alberto me ha puesto a tope!! Fíjate en esto! - al mismo tiempo le indicaba que se percatase del bulto que aparecía en mi pantalón de chandal -

- Bueno, Carlos.... ya está bien!.. una cosa es que hablemos y otra es que vengas enseñándome tus erecciones... eso ya no está tan bien!

- me reprochó ella mientras se levantaba de su cama-

- Oye.. que no te estoy enseñando nada... sólo quiero que te des cuénta con qué facilidad me pongo a tono con tus explicaciones... bueno... Laura, me voy a mi cuarto.

- Vale... - me dijo ella mientras yo salía por la puerta de su habitación - ah! y escucha!...

- ¿qué?

- No hagas mucho ruído mientras te haces una paja ahora... es tarde! - y me guiñó un ojo-

- Vale hermanita lo tendré en cuenta - le dije- ... oye Laura... te gustaría verlo?

- Cómo que si me gustaría verlo? - me dijo ella con cara de pocos amigos - que si me gustaría ver el qué?

- Bueno... pues eso, lo que acabas de decirme.... ya sabes que voy a hacerme una paja ahora mismo... te pregunto si te gustaría ver cómo me la hago...

- Oye, Carlos... ven, vuelve a entrar por favor... - le hice caso y volví otra vez a su cuarto -

- Escúchame bien... no sé muy bien cómo hemos llegado a este grado de sinceridad respecto a nuestra sexualidad, y tampoco estoy muy segura de que esto esté del todo bien, ya te lo he dicho antes, pero quiero que te quede clara una cosa.. quiero que quede muy clara... me oyes?...No podemos hacer nada el uno frente al otro... tú no vas a verme nunca masturbándome ni yo voy a verte a tí... ni me vas a ver desnuda ni vas a verme hacer nada con Alberto.. está claro?.. eso forma parte de la vida privada de cada uno... eso es algo íntimo y no está bien que haya alguien delante cuándo se hace... lo has entendido?.. me he explicado bien?

- Joder, tía sí, vale, vale, está claro.. vaya corte que me has pegado!!... - le contesté yo -

- Bien, me alegro de que esté claro ese punto... y ahora quiero irme a dormir así que si no te importa...

- Vale, ya me voy... buenas noches Laura.... y gracias por lo de antes...

- Vale, Carlitos, de nada... buenas noches y hasta mañana. - cerró su puerta tras de mí y yo me dirgí hacia mi cuarto -

La noche no había acabado demasiado bien, eso es verdad.. pero todo aquello había salido casi de la nada.. no había planeado nada de eso, y sin embargo ocurrió todo con tal precisión que casi no me lo podía creer...








Me metí rápidamente en mi cama y casi al momento me puse a hacerme una estupenda paja... eso sí, fuí todo lo ruidoso que pude... quería estar seguro de que Laura me oyese bien...

Cuándo acabé y me dispuse a dormir me pareció oir un lamento o un susurro desde la habitación de Laura.... imaginaciones mías? Puede ser... pero aquello más bien me pareció un hondo suspiro de placer de mi hermana....

De todas maneras en los próximos días noté que Laura me esquivaba un poco... procuraba no coincidir conmigo en las mismas dependencias de la casa y si era yo el que entraba en alguna habitación dónde ella estuviese no tardaba mucho en irse a otro sitio con cualquier excusa.

Quizás su mente empezaba a calcular con un poco de cordura todo lo ocurrido el sábado pasado y su ética personal debió de empezar a dictar su conducta hacia mí.

Hablamos poco y la vida empezó a ser nuevamente muy aburrida... las imágenes frescas de mi hermana haciéndole una paja a su novio o de ella sola haciéndose el dedillo empezaban a estar ya muy manidas y yo necesitaba nuevos estímulos para poder seguir alimentando mis fantasías eróticas...

Menos mal que aún me quedaba mi pasatiempo favorito... las braguitas de mi Laura!

Me seguían pareciendo tan fascinantes como el primer día y mis corridas, oliendo en sus bragas el flujo vaginal de su chochito, eran absolutamente salvajes... creo que Laura se estuvo masturbando durante eos días posteriores a nuestra conversación o debía de haber algo que la excitase mucho porque sus braguitas estaban cada día más empapadas y su olor era cada vez más delicioso.

La tarea de recoger la ropa y llevarla al cuarto de lavar era sin duda mi favorita... cada día me masturbaba en aquel cuarto usando luego las bragas de Laura para recoger toda mi leche y limpiarme a conciencia mi polla dura y palpitante... era algo que me encantaba.

Ese pasatiempo llegó a convertirse hasta tal punto en una rutina que casi estuvo a punto de arruinar toda mi obra:

Cada día después de levantarme temprano empezaba a hacer las cuatro cosas de casa que me eran asignadas por mis padres.

A Laura ya le tenía controlado el horario; se levantaba, iba al baño, se duchaba y bajaba a desayunar....

Yo aprovechaba ese tiempo en el que ella estaba en el baño para recoger la ropa sucia de casa, incluyendo su ropa, y me encaminaba hacia el cuarto de la lavadora...no había nadie en casa asi que allí realizaba el ritual de cada mañana con las braguitas que Laura acababa de quitarse y después continuaba como si tal cosa hasta que ella bajaba a desayunar... todo era muy perfecto y normal... no pudo durar demasiado, claro...

Esa mañana fuí hacia su cuarto como cada día y una vez que comprobé que ella estaba duchándose recogí su ropa y bajé rápidamente hasta el cuarto de lavar... ya antes de llegar allí noté que mi polla crecía desmesuradamente dentro del pantalón...

Enseguida me puse a buscar sus bragas.... esta vez eran aquellas deliciosas braguitas rojas con encajes... las desenrollé completamente y mientras me las colocaba sobre mi cara mi otra mano ya estaba acariciándo mi rabo.

Comencé a meneármela frenéticamente mientras absorbía todos los olores que aquella pequeña prenda rezumaba.

De pronto oí algo a mi espalda... me quedé petrificado y al girarme en redondo pude ver cómo Laura entraba en la cocina y como miraba hacia el cuarto de lavar... de pronto su cara pareció completamente descompuesta de la sorpresa...

Yo aún tenía sobre mi cara sus bragas y pude verla casi a través de uno de los encajes de sus braguitas, de pronto me dí cuenta de que tenía la polla fuera de mis pantalones.... todo fué muy rápido: de un manotazo me quité las bragas de la cara y casi al instante mi polla volvía a estar dentro del pantalón.. pero aún así no fuí lo suficientemnte rápido.. Laura lo había visto todo, de pronto me dí cuenta de que no podía respirar y tuve que hacer un esfuerzo para poder hacer llegar algo de aire a mis pulmones.

Laura se plantó ante mí en dos zancadas y con una cara de cabreo impresionante... me dió un empujón que me estampó contra la lavadora...

- Pero QUE COÑO HACES?..... estás loco o qué? - me chilló enfurecida, tenia la cara completamente desfigurada por la rabia-

- ¿QUE TIENES AHÍ?..... Dame eso ahora mismo!!!!!

Mis manos no fueron esta vez lo suficientemente hábiles para poder llegar a ocultar sus braguitas en mi puño y esta vez tan sólo pude llegar a sostenerlas torpemente entre mis dedos... mi hermana me las arrancó de un tirón....

- Mis bragas!.... esto son mis bragas!!!!!!!.... - volvió a vociferar incrédula-

- Te estabas haciéndo una paja con mis bragas sobre la cara!!! No lo niegues te he visto!!!!...... pero niñato de mierda, a tí que ostias te pasa?... tú estás enfermo chaval!!!!

Yo no podía articular palabra.... no sabía qué decir, me sentía terriblemente mal... todo se había estropeado por un descuido tonto, por un exceso de confianza... de pronto me dí cuenta de que Laura no llevaba esta mañana el pelo mojado como otros días... no se había duchado!!!

- Yo... yo, Laura, mira.... yo lo siento mucho... pensaba que estabas en la ducha como cada día... se supone que no tendrías que haberme visto..... yo lo siento mucho, de verdad, por favor no se lo digas a los papás... por favor... haré lo que quieras... - eran las palabras más sinceras que dirigía a mi hermana en mucho tiempo, empecé a notar que se me humedecían los ojos, estaba a punto de llorar!-

- Que estaba en la ducha?! - ella seguía gritándome- que estaba en la ducha como cada día?..... me quieres decir que has hecho esto otras veces?.....habla, joder!!!!

- Laura, escucha..... yo no, no quería hacerlo, bueno, es decir no quería decírtelo, yo el otro día cuándo hablamos estuve a punto, pero no podía, osea no pude decirte nada.. tú te enfadabas conmigo, pero yo lo intenté, pero pensaba que no lo ibas a entender y... Laura, yo... yo... - esta vez noté como las lágrimas empezaban a brotar de mis ojos-

- Carlos.... para....... me oyes? Deja de llorar de una puñetera vez y háblame claro.... HAZ EL FAVOR DE TRANQUILIZARTE!!! - volvió a chillarme ella-

- Lo intento! - le dije yo en voz alta - pero no puedo si no dejas de chillarme!!!!!

- Vale, vale, vale - dijo ella dándose la vuelta y dándo unos pasos hacia la cocina - me voy al salón.... ponte tranquilo, vamos a tranquilizarnos los dos... - se llevó las manos al pelo y empezó a recogérselo nerviosamente en un moño -

- Te espero en el salón..... sécate esas lágrimas, y vente que tenemos que hablar... - y de pronto volvió a chillarme - y por lo que más quieras TÁPATE ESO DE UNA VEZ!!!!!!

Miré hacia dónde mi hermana señalaba y pude comprobar con horror que con las prisas de intentar esconder mi polla en el pantalón de deporte que llevaba puesto, me la había pillado con el elástico de la cintura y que mi capullo y casi un tercio de mi rígido rabo aún asomaba hacia afuera....

Tierra trágame me dije a mi mismo.....

Una vez compuesto y un poco más calmado aunque temblando de pies a cabeza me dirigí hacia el salon.... allí estaba Laura mirando por el ventanal de la terraza.

- Laura -dije en voz baja- escucha yo... - no me dejó acabar-

- No carlos, no!.... siéntate y escúchame tú a mí..... mira, pasé por lo de que me tomaras consejo en según qué cuestiones, acepté lo de contarte cómo se masturban las chicas, y tambien te conté algo de mi vida sexual.. no sé como lo conseguiste pero hasta me creí que estaba haciendo algo bueno por tí y lo soporté todo... he tenido mis dudas en ello, no te vayas a creer, sobre todo cuándo me dijiste que te excitabas conmigo y que las pajas te las hacías pensando en mí... No me negarás que he sido comprensible.... MUY comprensible.

El otro día te oí perfectamente en tu cuarto hacerte una paja y sabía que estabas pensando en mí, sabia que pensabas en la escena que te conté de cuándo yo se la estaba haciéndo a ni novio... eso ya me preocupó mucho.. pero también intenté comprenderlo.... pero Carlos... intenté dejarte las cosas claras, y parece ser que no me escuchabas o que no te dió la gana entenderme...

- No Laura... no es eso... te entendí, pero... -nuevamente no me dejó acabar, se llevó las manos a la cabeza y dejó de mirar por la ventana.. se acercó al sofá y se sentó-

_ No!.. espera, calla y escúchame, por una vez en tu vida escucha lo que tengo que decirte!!!

Puedo entender muchas cosas, yo he pasado también por la pubertad, y sé que es complicado y desconcertante, pero no he llegado a los extremos a los que tú estás llegando... mira Carlos, no está bien que te excites conmigo.. lo he pensado mucho y sé que no está bien... no es algo natural, somos hermanos... no puedes hacer según qué cosas... tendrías que hacerlo pensando en otras chicas pero no en mí... y lo de hoy Carlos, lo de hoy es que ya no tiene nombre... pero por Dios!... me quieres decir en qué estabas pensando?.... hacerte una paja con mis bragas en tu cara!!!!.... es de psiquiátrico....

- Bueno, Laura... verás... lo de tus bragas lo puedo explicar... no las tenía sobre mi cara por que sí... lo que hago es olerlas.

- OLERLAS!!!!!....... Dios mío, Dios mío -dijo ella saltándo del sofá como un resorte- pero eso es asqueroso Carlos!!!!

- No!.... no lo es...... tú no lo entiendes..... tus bragas sueltan un olor que me, que me pone.... ya sabes... es el olor de tus flujos, no es por las bragas, me daría igual si estuviesen en otra prenda, pero es por el olor.....

Laura se quedó muda..... me miraba con cara desconcertada y se derrumbó nuevamente en el sofá...

- El olor, el olor de mis flujos!... - repitió ella-

- Sí... Laura... es por eso que me masturbo con ellas.... por eso paso a buscar cada mañana tu ropa... y yo pensaba que hoy estabas como cada dia en la ducha, por eso estaba haciéndom... bueno, por eso me has pillado....

- Mi ropa?..... como cada día en la ducha?.... - ella seguía balbuceando y repitiéndo tontamente mis frases, estaba completamente alucinada-

- Carlos... no me mientas!.... cuánto tiempo llevas haciéndo esto?

- No sé, tú.... a lo mejor unos meses, medio año o así.....

- Medio año!!!!! hace medio año que te corres con mis bragas?

- Si.... - dije torpemente-

- Te corres "con" mis bragas o "en" mis bragas?.......

- Sí...bueno, las dos cosas... a veces lo hago... sobre todo las huelo, me pone muy cachondo el olor de tu coño, pero tambien me limpio con ellas o me corro encima... - mis palabras sonaban estúpidas, intentaba justificarme pero mis explicacioes resultaban aún más hirentes y faltas de sentido-

- Hace medio año que me pongo ropa interior en la que tú te has corrido?... Carlos..... no entiendes que eso es asqueroso!!!!????

ES REPUGNANTE!!!!!

- No bueno, Laura... luego las meto a lavar.. siempre lo hago antes de meterlas en la lavadora...... me limpio o me corro en ellas pero luego las lavo, nunca te has puesto nada con lo que yo haya estado sin que haya pasado antes por la lavadora...

- Increíble... esto es increíble.... no lo puedo entender... pero porqué?, Carlos, porqué haces eso?

- No lo sé laura... sólo sé que ese olor de tu coño es irresistible... no lo puedo evitar... empezar a oler tus bragas y correrme es todo uno... cuándo me has pillado estaba a punto de correrme y acababa de empezar... hay días que lo he hecho varias veces, algunas veces me he llevado alguno de tus tangas a mi habitación... esas son las que mejor huelen, me imagino que es porque como son tan estrechas por.. por esa parte, ya sabes por la zona de tu coño, pues me imagino que como se te deben de meter dentro.... pueees, eso que son estupendas...sobre todo cuándo las recojo de tu habitación que es cuándo te las acabas de quitar, entonces huelen de maravilla, algunas veces han estado hasta incluso un poco húmedas y en una ocasión me las diste tú misma y aún estaban calientes.. eso fué estupendo.

- Estupendo?..... yo, yo no sé qué decir....- Laura estaba empezando a tartamudear, la reprimenda inicial por parte de mi hermana se estaba inclinando a mi favor, ahora la tenía bajo mi merced.. era el momento de aprovechar y poner toda la carne sobre el asador-

- Mira, Laura, siento que te hayas tenido que enterar así... y también entiendo que no te guste, me imagino que no te debes de sentir muy cómoda pensando que tengo controlada toda tu ropa interior y sabiendo que las braguitas que llevas puestas ahora mismo hayan estado cubiertas muchas veces por mi leche o que hayan estado en contacto con mi polla, pero intenté decirtelo la semana pasada... de verdad que lo intenté... pero no me atreví... me dejaste muy cortado con el discurso que me soltaste cuándo te pedí si te gustaría verme como me hago una paja... me cortaste muchísimo...

- Pero, pero Carlos, escucha.... no fué ningún discurso... intentaba ponerte las cosas claras...

Yo... yo no entiendo cómo hemos sido capaces de llegar a esto... empezaba a temérmelo después de las útimas escenitas estos días atrás, y mira que intenté explicártelo todo de buena fé!

Pero ahora veo que es tarde, sobre todo si es cierto eso de que te llevas corriendo sobre mi ropa desde hace medio año...!!!!

- Lo siento Laura... pero así es....

Laura se levantó.... y sin decir absolutamente nada salió de la sala dejándome allí como un pasmarote... entonces pude comprender que todo había acabado... había perdido por completo la confianza de mi hermana... nunca más volvería a oir historias eróticas contada por ella, ni me daría más lecciones de sexo, y por supuesto que mis planes para poder llegar hasta su maravilloso cuerpo se habían ido a pique por completo....

Ni tan siquiera pasó por mi mente la peor de todas las consecuencias que aquello podía acarrear.. que Laura se lo contase a nuestros padres!

Me levanté derrotado del sofá y subí a mi habitación... ese día no pude hacerme una sóla paja.... estaba realmente hecho polvo.

Laura y yo no volvimos a cruzar palabra en todo el día... ni nos volvimos a mirar a la cara.

Sin embargo pronto pude apercibirme de que algo realmente grave ocurrió esa mañana sin que yo me diese cuenta... algo importante habia cambiado en la manera de actuar de mi hermana Laura.

Al día siguiente no me levanté temprano... de poco me servía, mi rutina diaria quedó destrozada el día anterior...

En consecuencia cuándo sonó el despertador no me levanté... me quedé en ese estado de duermevela que antecede al momento de levantarse...

De pronto me sobresalté al oir unos gopes en la puerta...

-Carlos?.... aún duermes? - sonó la voz de Laura al otro lado de la puerta-

- Mmmmmmmhhhh..... qué?... qué quieres? -le contesté completamente dormido-

- Puedo pasar? -preguntó ella-

- Eh, sí.. claro, pasa,pasa....

Laura abrió la puerta pero no entró... llevaba puesta una falda de esas tipo animadora de equipo y un top que le aprisionaba las tetas hasta casi aplastárselas, pude contemplar su liso vientre hasta el comienzo del elástico de la falda.

De pronto ví volar algo hacia mí... y cuál no fué mi asombro cuándo aterrizaron sobre mi cama las braguitas de Laura... ella me las había lanzado desde la puerta.

Las cogí y las miré... después volví la vista hacia Laura que permanecía allí de pié mirándome tambien.

- No pongas esa cara, hermanito..... - me dijo sonriendo espléndidamente- ... de todas maneras te las ibas a apañar para conseguirlas por tu cuenta, no?.... pues para eso prefiero dártelas yo misma!... y te advierto que me las acabo de quitar!... bueno, me voy a la ducha... pásatelo bien! - volvió a sonreirme y cerró la puerta de golpe-

Yo no pude ni llegar a sacarme la polla de mis calzoncillos... en cuánto cogí aquellas bragas y noté aquella extrema humedad y aquel olor fuerte y penetrante los chorros de esperma empezaron a brotar de mi capullo... una vez más lo puse todo perdido.... qué corrida!!!!

Me cambié rapidamente y baje a toda mecha a la cocina... allí estaba Laura limpiando.... tenía que decirle algo... tenía que hablar con ella sobre ese cambio... pero no me dejo articular palabra...

- Ah! ya estás aquí...? Sí que has tardado poco hermanito..... ya estás?

- Er... sí... ya.... ya estoy -dije completamente cortado-

- Bueno... traes las bragas?.... si es así mételas en la lavadora... espero que no te olvides nunca de hacerlo, no me gustaría ponerme unas y encontrarme con uno de tus "regalitos" en ellas....

- Si... si las traigo... están, bueno, aquí están... toma... -dije alargando la mano y enseñándole sus braguitas negras que ella me había tirado sobre la cama apenas hacía unos minutos...-

- Oyeeee... no me acerques eso... por favor!... pero si las has dejado empapadas... qué has hecho te has corrido cinco veces encima de ellas o qué...?... no pretenderás que encima te las meta en la lavadora... venga vá.. eso lo puedes hacer tú... no?

- Ay... si claro, claro... - dije yo apartando las bragas de su vista y escondiéndolas tras mi espalda -

Me fuí hacia el cuarto de la ropa y las introduje en el bombo de la lavadora... cuándo volví a la cocina Laura estaba sobre una silla limpiando el interior de la campa de extracción de humos... su perfecto culito quedaba a la altura exacta de mi barbilla....tuve la ligera intención de mirar por debajo de su faldita, pero me contuve.

- Oye Laura... - le dije-

- ¿qué?- me dijo ella mirando hacia abajo desde el interior de la campana.... al mirar hacia arriba me dí cuenta de que el top se le había deslizado un poco hacia sus pechos y me dejaba vislumbrar parte de sus tetas por la parte de abajo...








- Oye... esto de hoy... lo de que me des tus bragas y tal... ¿a qué viene ese cambio?

Ella bajo de la silla, se apoyó sobre la encimera de mármol y empezó a componerse el top.

- Ah! eso.... verás... después de lo de ayer he estado pensando mucho.

He recapacitado y creo que no soy quien para decirte como tienes que disfrutar de tu sexualidad... hazlo como quieras, lo único que me importa es que laves bien esas bragas, no quiero ponerme ningunas con "restos" tuyos, eso sí que me molestaria...

- Ah!... bueno... por eso estáte tranquila... te prometo que las lavaré dos veces si hace falta.... pero no me refería a eso.. más bien a ese asunto de que me des tus bragas recién quitadas....

- Bueno... y qué..?.... es lo que te he dicho hace un rato.. de todas maneras las ibas a conseguir de una forma o de otra... no?.. pues mejor que sea así... yo te las doy y en paz...

- Si.. si... vale... si me parece estupendo..... no tengo nada que decir!!! - dije yo riéndome un poco. Laura empezó a reirse a su vez.

- Las bragas de hoy, esas que me has dado hace un rato... han sido algo especial para mi, de verdad, Laura... estaban copletamente mojadas y olían muy bien... gracias.Me he pegado una corrida increíble... no me he tenido ni que tocar... bueno, de hecho me he corrido encima... luego me he tenido que limpiar con tus bragas.

- Te has corrido encima sin tocarte? Vaya! Pues sí que te pones a tono!

- Te lo juro, Laura... no te lo puedes ni imaginar.....

- Estás en lo cierto Carlos... esas bragas eran especiales... no creo que nunca hayas tenido otras en parecidas circunstancias en tus manos o sobre tu cara.

Me acababa de hacer una paja con ellas puestas... por eso estaban tan mojadas y por eso era tan fuerte el olor de mi flujo....

- Laura!.... de verdad? - dije completamente alucinado y con la boca abierta -

- De verdad... - dijo mi hermana sonriéndo pícaramente-

- Laura... mira tengo algo que decirte. Por favor escúchame.... esas bragas tuyas son lo más cerca que puedo estar de tu coño, lo sé, entendí perfectamente lo que me dijiste el otro dia. Es más, esas bragas son lo más cerca que podré estar en mucho tiempo de un coño aunque no sea el tuyo, tengo catorce años y creo que me faltan unos cuántos buenos años para poder conseguir que alguna chica me enseñe su coño.. me gustaría preguntarte cuándo fué la primera vez, a qué edad lo hiciste tú, pero si eso te incomoda, déjalo, estar.

Lo que te quiero decir es que necesito ver cómo te haces una paja... lo necesito, Laura, te lo pido por favor... no puedo seguir oliéndo a diario tu coño e imaginándomelo tan sólo.. necesito verlo... necesito ver cómo disfrutas y juegas con él...

Laura se puso nuevamente un tanto seria...

- No carlos... lo siento, eso no puede ser. De verdad que no.

No es por tí... simplemente es que no puede ser, yo... yo... no me sentiría cómoda... dudo que pudiese correrme... es algo que me incomóda... lo siento, no puedo.. y no debo hacerlo.

- Vale, lo comprendo... es como tú dices, ir demasiado lejos... no?

- Eso es, hermanito.

- Bien, pues entonces mírame tú a mí!

- Que te mire yo? - preguntó ella-

- Si!.... quiero que me mires mientras me hago una paja.... me dijiste que ya lo habías visto antes... no?.. incluso me has dicho que se la hiciste a Alberto... bueno, yo no quiero que me la hagas tú... sólo te pido que me mires....

Laura permaneció callada, quizás pensando en la oferta que le hacía...

Decidí continuar, ahora que había llegado tan lejos no era el momento de quedarme callado.

- Lllevas bragas ahora? - le pregunté-

- Eh?... claro... sí... claro que llevo bragas.

- Vale, pues vente comigo al cuarto de baño.... venga!.. no te quedes ahí!

Y empecé a andar hacia el cuarto de baño del primer piso.... éste era más grande que el de arriba.. digamos que era el cuarto de baño "de bonito".... Laura pemaneción un momento en la cocina y luego la oí decir:

- Que diablos!

Y vino tras de mí.....

Yo entré en el baño y ella lo hizo justo después... se quedó muy cerca de la puerta.

- Bueno.. venga... dámelas! - le dije-

- Quéeeee?..... ahora?.... quieres que me las quite aquí?

- Claro!.. venga no voy a mirar... además no veré nada, te las puedes quitar por debajo de la falda.

Ella sonrió y me dijo:

- Bueno, vale.. pero no mires!

Se metió ambas manos bajo la falda buscando los tirantes de sus braguitas... luego hizo varios movimientos de cadera y empezó a tirar de ellas hacia abajo....

Mientras, yo me había sentado en la taza del water y contemplaba el espectáculo... mi verga estaba dura como una roca!!!

Enseguida aparecieron sus braguitas blancas por debajo de su falda y ví como las deslizaba piernas abajo....ella seguía y seguía tirándo de aquellas braguitas que iban recorriendo toda la longitud de sus jóvenes y largas piernas, pude ver cómo se enrollaban sobre si mismas mientras mi hermana las hacía bajar ... por eso siempre me las encontraba de esa manera!

Laura alzó una pierna para sacarla de las braguitas, su calzado deportivo con calcetines blancos pasó fácilmente por el agujero de su ropa interior, pero a continuación y al intentar hacer la misma operación con su pierna izquierda perdió momentáneamente el equilibrio y tuvo que dar unos pasos laterales para no caerse.... su faldita aún estaba algo levantada por haberse quitado las bragas y el movimiento que tuvo que hacer para no caerse me dejó entrever por un instante su entrepierna, muy cerca de su coñito.... fué una visión sublime, ahí estaba mi hermana quitándose su ropa interior para mí y yo dispuesto a hacerme una paja en su presencia.

- Bueno.... aquí tienes - me dijo - y me las lanzó desde dónde estaba.

Yo las cogí al vuelo y enseguida busqué ese punto dónde mi hermana dejaba siempre sus flujos estampados.

Me las llevé a la cara y las olí largamente...su olor hizo que mi polla su pusiese aún más dura, nuevamente empecé a notar aquel dulce dolor que precedía a mis mejores corridas.

- Estupendo! - dije, mientras miraba a mi hermana que tenía una cara dibujada por la curiosidad y por la excitación a partes iguales.

Ella seguía de pie junto a la puerta, aunque había ganado algo de terreno hacia dónde yo me encontraba... no se si fué cosa de la maniobra de quitarse las bragas o que ella instintivamente y sin darse cuenta empezó a acercarse para no perder detalle.

En ese momento y al tenerla más cerca me fijé en el top que cubría sus pechos... en él se había dibujado claramente dos bultitos sobre cada una de sus tetas.... sus pezones estaban duros como rocas!... mi hermana estaba evidentemente muy excitada, no recordaba haberme fijado nunca tanto en sus pezones, pero la estrechez de la prenda que llevaba hacía que se dibujasen perfectamente bajo la tela sus hermosos pezones.... mi excitación seguía creciendo sin parar...

Dejé un momento las bragas sobre el depósto del water y me bajé el pantalón del chandal hasta los tobillos... bajo mis calzoncillos ya se podía observar una intensa hinchazón....noté como mi hermana dió un paso más hacia mi posición en el baño... aquello la interesaba sobremanera, eso estaba claro.

La miré y creí observar un leve brillo sobre su labio superior.... estaba sudando?... al mismo tiempo su labio inferior estaba ligeramente mordido, sus ojos no se apartaban de mi en ningún momento.

Luego girandome directamente hacia Laura me bajé los calzoncillos. Mi aprisionada polla saltó de ellos mostrándose ante mi hermana en toda su enorme erección.

Yo la miré a los ojos y noté enseguida que ya no me miraba a mí...sus ojos estaban clavados en mi polla.

- Laura - le dije- quiero preguntarte algo.... ahora que me la estás viendo... es, me refiero, es normal?.. en cuánto a tamaño y eso.. ya sabes.

- Normal?.... sí.. bueno.. tienes solo catorce años yo diría que es algo más que normal.. sí, está muy bien!!! - dijo mi hermana en un tono que adiviné altamente emocionado y algo quebrado-

Esas palabras fueron excusa suficiente para hacerla dar un paso más hacia mí... estaba a un escaso metro y medio de mi palpitante polla.

Me senté en la taza del water y cogí sus bragas.... me las puse sobre la cara y me agarré la verga con la mano derecha.... empecé a meneármela a un ritmo pausado... tenía que disfrutar al máximo de ese momento....

Mientras mi mano subía y bajaba por mi polla todos mis sentidos se concentraban en mi hermana.

Laura no pestañeaba ni tan siquiera... podía verla entre los encajes de sus bragas sobre mi cara, y me dí cuenta que mientras yo subia y subía el ritmo de mi masturbación, sus manos fueron a parar a su coño, y empezó a acariciárselo suavemente por encima de la falda.

Su mano derecha empezó levemente a tocar la falda y poco a poco mientras yo aumentaba el ritmo de mi paja, ella iba aumentando también la intensidad con la que frotaba su coñito.

Esa visión fué demasiado para mí...intenté parar de movérmela para retrasar un poco mas mi eyaculación pero de mi polla empezó a brotar leche a borbotones... noté como parte de ella caía sobre mis piernas y

casi por instinto dirigí las siguiéntes ráfagas de semen hacia dónde se encontraba mi hermana que había dejado de realizar movimientos con su mano para concentrarse sólo en mi corrida. Forcé mi polla hacia abajo para hacer que mi capullo apuntase en dirección a Laura... era el mejor regalo que podía ofrecerle por haber accedido a mis deseos... noté de nuevo cómo otra embestida de placer me sacudía mientras mis huevos seguían vaciándose de semen, el siguiente chorro salió con fuerza de mi capullo y cayó a escasos centímetros de los pies de Laura, estuve a punto de salpicarla! Noté cómo mi mano se calentaba con el contacto de mi leche... el placer era inmenso, pero no quise cerrar los ojos en ningun momento... allí enfrente estaba Laura, mirando incrédula todo lo que estaba pasando...

- Vaya! Carlos!.... pero no te acababas de correr en tu habitación? Has soltado una cantidad increíble de leche!!!

- Sí - dije yo entre jadeos- pero es que ha sido increíble......estando tú ahí y sin bragas!... y has estado tocándote!!!

Ella me miró de nuevo por un instante a los ojos.... los suyos tenían un extraño brillo que jamás antes había visto en su rostro.

Luego bajó de nuevo la mirada hacia mi polla que yo aún manoseaba lentamente alargando el placer de mi corrida.... su mirada recorrió toda mi verga, pude casi notar el contacto de sus ojos en mi miembro, después se deleitó contemplando los restos de leche esparcidos por mis piernas y por el suelo y finalmente se detuvo a observar el pequeño charco de semen a sus pies... noté su intención de agacharse para verlo mejor, pero eso no llegó a ocurrir...

- Si... bueno.... -dijo mi hermana visiblemente cortada- es que la tienes bastante grande para tú edad... y te has corrido con tantas ganas!.... nunca había visto correrse a nadie así... has soltado mucha leche... te aseguro hermanito que algún día harás muy feliz a alguna mujer con ese "aparato" tuyo... ni Alberto se corre de esa manera!

Pareció que empezó a despertarse de un sueño... dió unos pasos atrás y empezó a estirar su falda hacia abajo....

- Vaya gracias, Laura.... no me había parado a pensar que tenías con quién compararme... - le dije yo mientras me limpiaba mi instrumento con sus bragas- bueno... me temo que tendrás que coger otras... - le dije enseñándole sus braguitas que literalmente goteaban leche por todos lados.

Su mirada retrocedó de nuevo hasta mi polla... estaba empezando a perder un poco de su erección y yo aproveché para cogérmela de nuevo desde la base junto a mis testículos y haciéndo presión sobre ella deslicé mi mano hacia el capullo... los restos de leche acumulados dentro de mi verga afloraron por arriba y se derramaron sobre mi glande descendiendo por toda la longitud de mi aparato para acabar formando otro depósito de semen en la base de mi polla y mezclándose con el poco vello púbico que tenia...

Las bragas de Laura sirvieron nuevamente para limpiar esos restos de leche acumulados sobre mis huevos.

Ella no perdió detalle de toda esa operación, estaba allí plantada con la boca semiabierta, mirándome con mirada de deseo y visiblemente excitada.

- Si, claro, claro... - dijo al cabo de un instante - bueno, recoge esto, voy a mi cuarto a vestirme...

Se dió la vuelta para salir del baño....

- Laura! - volví a llamarla yo, ella se giró-

- ¿Te ha gustado?.....- le dije mientras mi mano aún descansaba sobre mi polla-

- Sí, Carlos, claro que me ha gustado... ha sido estupendo verte... pero ahora termina con esto y vamos a seguir con la casa antes de que vengan tus padres.

Diciéndo esto subió las escaleras y se metió en su cuarto..... tardó algún tiempo en bajar, y estoy seguro que se debió de hacer una sesión de dedillo fabulosa.... también yo podía excitar a mi hermana.

Me sentí orgulloso de ello.

Este fué sin duda el episodio que marcó un antes y un después en la relación con mi hermana... a partir de este punto todo estaba un poco más permitido... ya no había prejuicios tontos como en otras ocasiones, ya no había necesidad de discursos educativos, yo sabía que Laura había perdido completamente los papeles y también sabía que a estas alturas ella ya estaba lo suficientemente comprometida en nuestros juegos sexuales como para desear tanto como yo que nunca nuestros padres se enterasen de nada de aquello, era un gran punto a mi favor, lo peor, lo más difícil ya estaba hecho, si había conseguido que Laura estuviese presente mientras me hacía una paja podía conseguir cualquier cosa. De lo que se trataba ahora es de seguir siendo sutil y astuto para conseguir de ella un poco más de colaboración, pero mi objetivo final de llegar hasta el cuerpo desnudo de mi hermana ya no estaba lejos, lo podia sentir... lo sabía... la reacción de Laura aquel dia en el baño me lo indicaba claramente... Laura disfrutó mucho de todo aquello, los dos lo hicimos, quizás ella no podía aún demostrármelo, era demasiado pronto para eso, pero todo llegaría....

Después de aquella sesión masturbatoria en el baño Laura siguió ofreciéndome cada mañana sus braguitas calientes y mojadas... estaba claro que ella se masturbaba antes de dármelas... estaba seguro que el hecho de saber lo que yo haría luego con sus bragas la ponía cachondísima.... era realmente estupendo despertar cada mañana con la premisa de poder hacerme una estupenda paja con las bragas de mi hermana que ella misma me entregaba!

Estaba claro que la rutina también empezó a apoderarse de Laura, la ceremonia de hacerse el dedillo cada mañana antes de entregarme sus bragas era ya más que evidente... ella ya no hacía nada para evitar sus sollozos y suspiros de placer, yo la podía oir perfectamente desde mi cuarto. A veces los quejidos llegaban a ser casi grititos o berridos de placer mezclados con pequeños hipos frenéticos, menos mal que no había nadie en casa por las mañanas!... en aquellas ocasiones yo me quedaba muy quieto y callado en mi cuarto para poder oir cada detalle de sus juegos sexuales... hubo mañanas en las que me corría sólo de oírla, incluso antes de tener sus mojadas bragas sobre mi cara.

Una de esas mañanas llegué a la conclusión de que aquello no podía seguir así... tenía que volver a convencer a mi hermana para dar otro paso más en nuestra relación.

Las tareas domésticas ya estaban acabadas y Laura estaba en su cuarto leyendo y escuchando música.

Llamé a la puerta...

No obtuve respuesta, la música de Bon Jovi estaba algo fuerte.... volví a llamar con la palma de la mano golpeándo sobre la puerta...

- Si?.. - contestó -

- Puedo entrar?

- Sí.. pasa.. - y oí como la música cesaba-

Abrí la puerta y ví a mi hermana recostada sobre la cama con un libro sobre su regazo y mirando hacia mí...

Llevaba puestos unos vaqueros cómodos de estar por casa y una camiseta blanca grande con un dibujo del Fido de seven up. La camiseta no era de su talla y le venía grande y la llevaba por fuera ocultándo el comienzo del pantalón vaquero.

Sin dejarla decir nada arrojé sus bragas, que ella me ofreció esta misma mañana, sobre su cama.

Ella las miró... las cogió con su mano y tras observarlas un instante me miró y dijo:

- Hoy no te has corrido sobre ellas?.... no hay restos de leche.

- No Laura... hoy no lo he hecho..... pero tú si que te has corrido con ellas puestas... eh?

- Bueno.... sí -me contestó- supongo que me puedes oir por las mañanas... no?.... antes hacía lo posible por contenerme, pero ahora ya me dá igual, yo también te oigo a tí, osea que no creo que te moleste... no?

- No me molesta lo más mínimo, Laura... me encanta!... por eso te he devuelto las bragas... ya no me corro con ellas... me masturbo al mismo tiempo que tú..... empiezo a hacerme una paja al mismo tiempo que tú cada mañana y cuándo me das tus bragas ya me he corrido....

- Bueno... y qué? - me dijo ella alzándose un poco más sobre la cama y quedando en posición casi sentada - me parece muy bien... pero por qué me lo cuentas?... ya no quieres que te las dé?

- No... no es eso exactamente... sólo que me estoy preguntando cada día que porqué hacemos eso...

- Que por qué hacemos el qué?.... masturbarnos?

- Claro! - contesté rápidamente- a eso me refiero.... porqué tengo que estar como un idiota espiándo tus gemidos desde mi habitación para poder hacerme una paja mientras tu haces lo mismo en tu cama quizás pensando en mi polla?

- Oye!... tú!.... a tí quién te ha dicho que estoy pensando en tu polla mientras me masturbo?.... eso no es cierto!..... yo, yo... pienso en Alberto y en los ratos que estoy con él, pero no en tí!

- No me lo creo Laura.... el otro dia en el baño estabas cachondísima con la escena de mi corrida no lo niegues... noté perfectamente como te comías mi polla con la mirada, además estuviste tocándote el coño.. te lo estuviste frotando mientras yo me corría! Y sé que luego subiste a hacerte una paja a tu habitación.... no me dirás que te la hiciste pensando en Alberto!

- Bueno... ese día no... pero eso fué diferente.... además, esto a qué viene?.... dónde quieres llegar a parar?

- Quiero verte Laura...

- Verme?..... Verme hacerme una paja?...... ah no!.... eso sí que no!... ya te lo dije.

- Porqué no?..... es que no lo puedo entender.....tú me viste a mí y te lo pasaste muy bien, no lo niegues, y yo tengo que oírte cada mañana y conformarme con tus bragas mojadas... eso es una provocación, Laura!

- Eso no es ni más ni menos que lo que tú querías... no?

- Sí... claro que lo es, pero lo que no entiendo es que no quieras enseñármelo.... te dá lo mismo que te oiga, te da lo mismo que me corra con tus bragas y hasta aceptaste verme el otro día en el cuarto de baño.... te pareció estupendo, tú me lo dijiste!

Pero cuándo se trata de que tú me enseñes tu cuerpo y de ver cómo tú lo haces te echas atrás... Laura, llevo un montón de tiempo pidiéndotelo... porqué siempre me dices que no?... te dá corte que tu hermano te vea?

- No... no me dá corte.... lo que pasa es que no está bien.

- ¿Que no está bien? - le dije yo alzando la voz y llevándome las manos a la cabeza- ¿qué no está bién?.....pero si está bien que me veas tú a mí... no?.....pero Laura, por favor si el otro día casi te corres conmigo en el baño!!!

Lo que te pasa es que te cortas... te dá vergüenza, punto.

Reconocelo de una jodida vez!

- Y una mierda! - dijo ella saltándo de la cama y dirigiéndose a la ventana - ahora vas a ver el corte que me dá.







De un tirón de la cinta bajó la persiana enrollable quedando tan sólo abiertas unas rendijas entre ellas, lo suficiente para iluminar bien el cuarto con la luz de pleno dia que reinaba en la calle pero sin que desde la calle se pudiese ver el interior de su habitación.

Luego se giró....

- Cierra la puerta! - me ordenó-

Yo obedecí al momento.

- Bueno, hermanito.... después de esto quiero que me digas lo cortada que soy... vale?.... le has visto las tetas alguna vez a una chica?

- Glup!.... - tragué saliva y contesté como pude... ahora el cortado era yo.

- No...tetas de verdad?... no las he visto.

- Bien... pues mira esto!

Sus manos bajaron hasta el borde de la camiseta y cruzando los brazos a cada lado de su cuerpo agarró el borde de la misma y de un sólo tirón se la pasó por la cabeza.... su pelo cayó al instante sobre su pecho y pude ver cómo sus magníficas tetas se bambolearon un momento en las copas de su sujetador.

Era un sujetador sencillo, sin florituras ni encajes, más bien parecía la parte superior de un bikini pero sus hermosos pechos se dibujaban perfectamente sobre su superficie. El blanco sujetador elástico le aprisionaba un poco las tetas de manera que parte de sus abultados pechos sobresalían por la parte superior que formaba el escote....

- Guau!... Laura... estás preciosa...... pero hasta esto sí que había llegado, te he visto en traje de baño algunas veces... - le dije -

- Espera hermanito, tú me has dicho que querías verme hacer una paja... de mis tetas no has dicho nada.... no pienso enseñártelas... - me dijo con una sonrisa picarona en su rostro -

Empezó a desabrocharse los botones de su vaquero y de un tirón se los bajó hasta las rodillas.... pude ver aquellas braguitas rojas con las que tantas veces me habia corrido por primera vez sobre su piel.....

- Puedes empezar ya a hacerte una idea de lo cortada que es tu hermana? - me soltó-

Ni siquiera le quise contestar... agarré el pequeño asiento tipo "puff" que había en una esquina de la habitación y tras bajarme los pantalones y los calzoncillos dejé al aire mi polla que estaba en todo su esplendor.

- Vaya... vaya... - me dijo Laura- te vas a hacer una ahora aquí?

- Puedes apostar algo- le dije mientras me sentaba y agarraba mi verga.

- Bueno... espera vas a necesitar algo con qué limpiarte.....

Se sentó en la cama y tras darle un puntapié a sus deportivas acabó de quitarse los pantalones.... nuevamente se puso de pié.... allí estaba ella, espléndida... joven, fresca.... preciosa. Me miraba fijamente volvía a estar mirando mi polla y yo recorría todo su cuerpo con mi mirada. Sus hombros desnudos, sus hermosos pechos bajo aquel sujetador y ahora tambien sus largas piernas desnudas y su vientre plano y delicioso... los diecinueve años de mi hermana estaban mostrándose ante mí en todo su esplendor... sus braguitas reslataban aún más su figura y podía adivinar el pequeño bultito que formaban en ellas su monte de Venus.

Se quedó un momento allí mirando cómo me acariciaba la polla y entonces se giró dándome la espalda.... era una visión celestial.... sus bragas casi ni se veían en su hermosos culo... toda la parte trasera de su tanga estaba completamente introducida en el canal que formaban sus prietos glúteos... era el culo más bien proporcionado y firme que había visto en mi vida...bueno, de hecho era el primero que veía en realidad!

Los tirantes laterales de sus braguitas se desplazaban en diagonal hacia su estrecha cintura partiendo del final de su culo.

- Preparado? - me dijo girándo la cabeza para poder echar otro vistazo a mi ejercicio de masturbación-

- Sí, sí.. claro que sí! - dije sin parar de meneármela-

Entonces ella deslizó sus dedos pulgares bajo los tirantes de las bragas, se inclinó hacia delante de manera que su cuerpo formaba un ángulo de noventa grados.... ví perfectamente su coñito asomando entre los glúteos de su culo, bajo la tela de las braguitas...

Eso me puso a cien... Laura empezó a tirar de sus bragas hacia abajo. Primero fueron sus tirantes los que bajaron por debajo de la línea de su culo y luego lentamente pude ver como la tela que cubría su coñito se desplazaba hacia abajo dejándome ver su preciosa rajita brillante.... estaba mojada!

Laura se bajó las bragas hasta los pies y sin dejar de estar agachada para que pudiese observar su coño las tomó en su mano... permaneció en esa postura un momento mientras giraba la cabeza para poder verme...

Yo me la cascaba frenéticamente sin poder de dejar mirar su hermoso culo y la rajita que se dibujaba entre sus nalgas.

Mi hermana se incorporó y al girarse y mirarme de frente pude observar nuevamente, como aquella memorable noche en su cuarto, su vello púbico cuidadosamente depilado y formándo un pequño tríangulo negro bajo su ombligo. De pronto me lanzó sus bragas que aterrizaron sobre mi caliente polla..... llegaron justo en el momento adecuado... mi rabo estalló en una increíble corrida que salpicó el suelo frente a mí y empezó a empapar completamente las bragas de mi hermana que subían y bajaban sobre mi instrumento al ritmo de mi masturbación.

- Vaya Carlos! Ya estás?... todo eso sólo por verme así?... chico, eres increíble... realmente me siento halagada de que te corras de esa manera tan sólo por verme!!

- Laura... Laura... - balbuceaba yo- eres increíble... esto es estupendo!

- Bueno, venga acaba con eso y acércate... vamos, límpiate de una vez!

Yo me restregaba sus bragas contra mi polla intentándo empaparlas con mi corrida, pero o había demasiada leche o poca tela...renuncié a acabar de limpiarme del todo y tiré las bragas a un rincón. Arrastré el asiento hasta el borde de la cama en la cual Laura estaba ahora sentada.

- Ven aquí hermanito, quiero que veas esto.... - dijo ella mientras sus piernas empezaban a abrirse a escasos centímetros de mi cara-

- Vés?... esto de aquí enmedio es a lo que me refería el otro día.. esto es mi clítoris.....

Para poder enseñármelo mejor sus manos bajaron hasta su coño y con dos dedos de cada mano empezó a abrirse los labios vaginales. de pronto una oleada de olor muy familiar invadió mis fosas nasales.... estaba oliendo los flujos del coño de mi hermana!

Su coñito estaba muy mojado, pude verlo perfectamente y sus labios vaginales produjeron un leve chasquido al despegarse... todo el interior de su coño estaba recubierto por un líquido viscoso y brillante...era algo espléndido.

- Si... ya... ya lo veo... eso es lo que te tocas para hacerte una paja.. no?

- Eso es... mira, ven.. te lo enseñaré... pero ojo!.. prohibido tocar... eh? - me dijo ella al mismo tiempo que una risa adornaba su cara-

Laura se subió completamente a la cama y apoyó su espalda contra la cabecera... se abrió de piernas y mi visión de su coño desapareció desde la posición que yo ocupaba.

- Vamos... ven, súbete aquí arriba y mira entre mis piernas - me dijo-

Yo apenas podía dar crédito a lo que me acababa de decir mi hermana, pero subí a la cama como un rayo y me situé entre sus piernas mirando su abierto coño directamente de frente...

- Bueno... ahora verás cómo una chica se hace una paja - dijo ella mientras los dedos de su mano derecha buscaban ese hermoso botón entre sus labios vaginales-

Con su otra mano por encima del coño Laura hacía lo posible para mantenerlo más abierto... yo podía verla jugar con su clítoris.

El interior de su coño empezó literalmente a chorrear... sus flujos empezaron a discurrir por el interior de sus muslos y empezó a aparecer una pequeña manchita sobre la cama.

Podía ver cómo aquel arroyo de flujos nacía desde el interior de su rosada almejita que ella mantenía abierta con sus dedos mientras el ritmo del masajeo sobre su clítoris aumentaba progresivamente... levanté la vista y la miré a la cara.... ella había cerrado los ojos y su cabeza estaba ligeramente ladeada hacia atrás... en sus tetas cubiertas por el sujetador pude apreciar otra vez aquellos bultitos que me indicaban el estado erecto de sus pezones.

Mi polla se recuperó al instante de la anterior corrida y estaba nuevamente en pie de guerra... con un par de movimientos me deshice de mis pantalones y quedé arrodillado ante el coño abierto de mi hermana... mi polla apuntaba directamente a su húmeda cueva... mis ansias de clavársela hasta el fondo eran inmensas, pero me reprimía... sabía que no había llegado aún el momento.

Comencé de nuevo a masajeármela mientras miraba como mi hermana se derretía piernas abajo.

Intenté acomodarme mejor para ver el espectáculo, Laura seguía con los ojos cerrados y empezó a gemir un poco... su respiración se aceleraba por momentos y de tanto en cuánto se entrecortaba en profundos suspiros de placer.

LLevé mis rodillas un poco más hacia la parte baja de la cama y me agaché todo lo que pude de manera que mi barbilla tocaba la manta... mi cara estaba a unos terinta o cuarenta centímetros del coño chorreante de mi hermana.... ella seguía con su juego y yo apreciaba con delirio cómo sus dedos frotaban con fuerza su clítoris.... de pronto Laura bajó su otra mano y su dedo índice buscó la entrada de su agujerito... parte de su dedo se hundió en su almeja... eso la hizo convulsionarse de placer y de un empujón con su espalda contra el respaldo de la cama todo su cuerpo se movió hacia delante... su culo se elevó de la cama y sus piernas se extendieron más hacia mí....

quedó completamente tumbada en la cama, suspirando entre delirios de placer.

Yo no me había movido de dónde estaba, con lo que mi nariz estaba ahora casi rozando su coño... tuve que forzar la vista intentando ver la punta de mi nariz para poder apreciar de nuevo con claridad su chochito.. el olor de sus flujos me llegó más claramente que nunca.

Laura parecía no estar allí.... se había abandonado completamente a la paja que se estaba haciendo.....

- Mmmmmh.... hhhh..... aahhhhh.... - era lo único que escapaba de su garganta mientras su dedo entraba y salía del agujero de su coño.

Yo recordaba la orden tajante que Laura me había dado.... nada de tocar!

Pero en el estado que se encontraba mi hermana quise pensar que ni se daría cuenta. Mis manos se deslizaron lentamente hacia arriba hasta que hicieron contacto con el interior de sus muslos.

Laura notó al instante mis manos sobre sus piernas y los movimientos en su coño cesaron al momento.

Yo levanté la barbilla y miré hacia arriba... pude ver entre sus dos tetas apuntando al techo, su cara.... la tenía prácticamente deformada por una mueca de placer... la lujuria que desprendían sus brillantes ojos me paralizó.

Pero enseguida la cabeza de Laura volvió a caer como desfallecida sobre la almohada mientras de su garganta escaba un leve quejido y sin mediar palabra sus dedos volvieron a chapotear en su húmedo coño... siguió masturbándose de una manera frenética mientras mis manos se acercaban más y más a su coño y mientras yo disfrutaba del contacto de su tersa piel.

Mis dedos tocaron el borde de su vagina y tal y cómo la ví hacer a ella hacía unos momentos hice fuerza presionando hacia los lados de su coño para que su almejita se abriese más aún y poder apreciar todo lo que estaba ocurriendo.

Laura seguía masajeando con fuerza su clítoris que estaba erecto y rojo, mientras el dedo índice de su mano izquierda entraba y salia de su gruta.

De pronto el dedo salío de su coño, y al estar yo tan cerca de ella lo sentí rozar contra mi cara, lo noté mojado, completamente cubierto de flujos.

Abrí los labios y lo atrapé en un rápido movimiento... empecé a chuparlo con delirio.... Laura me dejó hacer y mantuvo durante unos segundos el dedo en mi boca hasta que se lo limipié completamente... entonces lo retiró de mis deseosos labios y lo llevó de nuevo hasta su coño... volvió a metérselo, sin dificultad alguna ya que estaba mojado por mi saliva y además el estado de su coño también ayudo a que entrase sin problemas...

- Aaaahhhh..... siiiiii.... siiiiii....mhhhhhh - dijo ella arqueando su espalda y elevando su coñito por encima de mi cabeza-

Estaba claro que mi hermana estaba a un paso de pegarse una enorme corrida.

Y de tan absorto que estaba en ese espectáculo casi me olvidé de mi propio placer, pero mi polla a punto de reventar en un salvaje orgasmo me recordó lo que debía hacer.

Mientras Laura se corría patas abajo chillando entre dientes y con su coño subiendo y bajando ante mí, yo me incorporé quedando de rodillas ante ella y me agarré la polla en el momento que ya empezaba a correrme.

Tuve el tiempo justo para apuntar mi capullo palpitante hacia ella.... los contínuos chorros de semen caliente y blanco la bañaron por completo.

El primer chorro aterrizó sobre su vientre y al notarlo, Laura pegó un respingo como si el líquido le quemase la piel, varios embites más de mi corrida cayeron sobre su vello púbico dejándolo pringado y pegajoso... los últimos restos ya con menos fuerza fueron a parar a sus muslos y entre sus piernas...

De pronto Laura bajó su coño otra vez hasta la cama... su cuerpo se relajó y cayó rendida... sus piernas se estiraron a mi alrededor y quedó completamente espatarrada sobre la cama.

En esa posición me dediqué a contemplarla largamente mientras que ella acababa de recuperarse de semejante corrida. Sus brazos descansaban ahora a los lados de su sudoroso cuerpo... bajo su coño pude apreciar la enorme mancha de sus flujos mezclándose con las gotas de mi semen que chorreaba de entre sus piernas... su ombligo se había convertido en un pequeño lago de esperma y todo su vientre estaba cubierto por pequeñas gotas blancas.

Me fijé de nuevos en sus tetas. Con el brusco movimiento de nuestros juegos uno de sus tirantes se había soltado de su hombro y se había deslizado por su brazo... la copa derecha de su sujetador se había bajado también un poco, lo suficiente para que un sonrosado pezón duro y tieso asomara por encima... en algunas partes de su sujetador había también alguna gota de mi semen que había conseguido llegar hasta allí en el primer chorro que disparé sobre mi hermana, y estaba mezclándose con la intensa sudada que empapaba el sujetador de Laura... ahora, gracias a esa humedad sobre su piel, pude ver transparentado también su otro pezón que no había conseguido escapar a la presión del sujetador.

Me maldije por no haber apuntado mejor a la hora de correrme.... me hubiese encantado mojarle su cara y su pelo con mi semen...

Laura buscó apoyo con sus manos sobre la cama, y sin juntar sus piernas se incorporó quedándo sentada.

Aún jadeaba... no se había recuperado del todo...

Me miró y luego observó su cuerpo... me hizo gracia que pareciera procuparse por el pezón que asomaba por su sujetador. Tiró del tirante del mismo y lo colocó de nuevo sobre su hombro, pero su pezón seguía apuntándome desafiante... con un movimiento de su mano acomodó su pecho a la copa del sujetador, ocultándo su pezón.

Al hacer esto su mano se llenó de semen... ella al notar el contacto del líquido en su mano se la miró con curiosidad... luego bajó la vista y empezó a darse cuenta de que la había bañado con mi corrida...

Bajó con su mano hasta su ombligo y con tres o cuatro dedos chapoteó en el charco de leche que allí se había formado.

Al retirar su mano un fino y blanco hilo de semen apareció ante su mirada...

- Buffff.... Carlos.... hemanito..... cómo me has puesto! - dijo con la respiración aún muy agitada- te has corrido tres veces en un momento y aún sueltas estas cantidades de leche!!!

- Sí - contesté sin saber muy bien qué decir-

- Joer, tú... te dije que mirases pero que no me tocaras.... y tú vas y te me corres encima!

- Bueno.... no dijiste nada sobre dónde podía correrme y dónde no... ya estás enfadada otra vez?... no te lo has pasado bien?

- Pasármelo bien? Dios mío Carlos!..... ha sido la paja más brutal que me he hecho en mi vida!!!! Ha sido magnífico!!!

Qué manera de correrme!!!!!

- Ya lo he visto.... yo tambien creo que ha sido estupendo.

Empecé a bajar de la cama y Laura al fin cerró sus piernas y se sentó a un costado.

- Oye... Carlos..... - me dijo- ... por lo que más quieras, ni una palabra de esto a nadie... me entiendes?... A NADIE!

- Tranquila Laura, tampoco a mí me conviene que nadie lo sepa....

Me fuí hacia la puerta y recogí mi pantalón y las bragas de mi hermana que estaban empapadas de la primera corrida.... Laura estaba agachada intentando recoger su ropa.

Se puso de pié y ví cómo por sus muslos se deslizaba mi semen en dirección al suelo.... su vello púbico brillante y mojado por mi esperma y su sujetador manchado de sudor y leche....

No lo pude evitar.... me agarré de nuevo la polla y mirándola empecé a moverla de nuevo.

Laura recogió su pantalón y sus deportivas y al levantarse se encontró de nuevo con su hermano cascándosela....

- Carlos!!! Otra vez?.... y ahora qué he hecho?

- Nada, Laura... no has hecho nada.... ha sido el ver resbalar mi leche por tus piernas... me ha puesto a cien!

- Es increíble!!! Pero no vas a parar nunca? te la vas a destrozar!!! - me dijo ella sonriendo - espera hermanito, espera.

Se acercó hasta mí, desnuda como estaba y se puso a mi espalda.... su brazo derecho rodeó mi cintura y me agarró la polla... yo dí un salto... no me lo esperaba.

- Laura! - exclamé-

- Qué pasa? No quieres que te la haga?... si estoy haciéndosela a mis ligues fuera de casa no veo porqué no puedo cascársela a mi hermanito.

Su mano empezó a subir y a bajar por mi polla que estaba nuevamente dura como un palo.

Con su brazo derecho me cogió por la cadera y me arrastró hacia ella... noté mi esperma frío sobre su vientre.. me lo estaba restregándo contra mi espalda!

Su vello púbico me acariciaba el culo y sus tetas sudorosas se estrujaban bajo su sujetador contra mí.

Laura lo hacía de maravilla, con suavidad pero firmeza al mismo tiempo.. no tuvo que trabajar mucho, mi corrida fué inmediata... nuevos chorros de mi leche aterrizaron sobre su cama empapándo más aún la manta mientras yo gemía de placer y oía a mi hermana reir....

- Ja, ja, ja!... es alucinante Carlos!!! No entiendo como puedes seguir corriéndote una y otra vez y continuar teniéndo tanta leche aún en estos preciosos huevecitos.

Su mano empapada en semen dejó de bombear mi polla y bajó hasta mis huevos acariciándolos con suavidad....

- Bueno... vale ya... - me dijo - esto ha sido más que suficiente por hoy. Hemos empezado por una tontería y mira cómo acabamos!

No sé que me pasa contigo Carlos, pero te aseguro que esto hubiera sido impensable para mí hace sólo una semana.

- Lo mismo te digo, Laura... pero déjame que te diga que ha sido maravilloso... de verdad, eres la mejor hermana que un chico pueda desear.

- Bueno.. vale, venga, sal de aqui... tengo que limpiar todo esto antes de que lleguen los papás a casa.

Y llévate mis bragas a lavar!

- Vale... lo haré.... oye quieres que te ayude con.. con todo esto? A limpiar me refiero... - le pregunté-

- No... déjalo, además tengo que ducharme.. estoy sudada y toda pringada... mira como me has dejado! - y me enseñó su mano separando los dedos para que viese los hilos de mi leche que corrían por ella-

- Ya, oye... lo siento.

- Bueno, no te preocupes, pero no esperes volver a hacer esto otra vez en mi habitación... no pienso volver a recoger tus corridas del suelo y de mi cama!

- Vale.. - le dije y salí de la habitación-

"No esperes volver a hacer esto en mi habitación".. pensé yo... pero mi hermana no dijo nada de volver a repetirlo en otro sitio.... todo llegaría.

Ese día transcurrió en adelante con absoluta normalidad.... Laura esta vez no se mantuvo distante y estuvimos bromeando y riéndonos juntos, pero sin hacer referencia a nuestros juegos matutinos...

Mis padres llegaron a la hora acostumbrada y se encontraron en casa a sus dos estupendos retoños.... nada les hacía sospechar de la tremenda sesión de sexo que horas antes mi hermana y yo disfrutábamos en su cuarto.

Por un momento me dió por imaginarme de nuevo la escena de Laura corriéndose como una burra en celo sobre su cama y de mí descargando mis huevos de leche sobre ella. Pero me lo imaginé con una pequeña variación: de pronto la puerta de la habitación se abría y aparecía mi madre!... me dió por reirme, pero luego pensándolo bien me dije a mí mismo que eso hubiese sido motivo suficiente para que mamá la palmase de un infarto.... en fin.... consideraciones sin importancia.... mis padres nunca podrían entender el vínculo sexual que se había creado entre su hija Laura y hijo peuqeño.

Por otra parte pensé que hubiese sido mucho peor que mis padres hubiesen tenido dos chicos en lugar de chico y chica... no, eso sí que no... me gustaba demasiado el coño de mi hermana o el de cualquier otra mujer como para pensar en hacérmelo con un tio.... se vé que estaba convenciédome de mi heterosexualidad.... y la imagen que cruzó mi mente de dos tíos dándose por culo no me gustó lo más mínimo.... definitivamente a mí me iban las tías... eso lo tenía claro.

Mi cabeza pasó a concentrarse en cómo afrontar el próximo paso a dar con mi hermana.... yo sabía que ella estaba ahora también por la labor, ella misma me había confesado lo bien que se lo pasó esa mañana, así que ya no tendría que inventar muchas más estrategias... probablemente el próximo paso lo daría ella misma.

Mi mayor problema era ahora que el día siguiente era Domingo... mis padres no trabajaban... eso en otra época era una delicia, ya que no tenía que ponerme a hacer nada en casa, pero bajo las circunstancias actuales era un fastidio... tener a mis padres todo el día en casa no era lo más ideal para poder acceder nuevamente al cuerpo de mi hermana.

Pero aún en Domingo mi astucia pudo conseguir una pequeña alegría.... quizás no tan intensa en emociones y novedades como la del pasado sábado, pero desde luego excitante y morbosa como ninguna anterior:

Despúes de pasar la mañana del domingo en familia y sin ningún aconteciemiento que resaltar, sobre las dos de la tarde mi madre nos llamó a la mesa..... yo había estado ayudándola a poner los cubiertos y las servilletas, y en un momento aparecieron mi padre y Laura.

Nos sentamos a comer como cada día.

Laura acababa de bajar de su cuarto... seguro que había estado escuchando música o entreteniéndose con algún libro, normalmente no salía los domingos por la mañana, lo hacía más bien al atardecer para encontrarse con su "amorcito" Alberto, que a mi entender lucía los cuernos más curiosos que nunca antes hubiesen adornado frente humana, que yo supiese nadie se la pegaba a su novio con su propio hermano....

Empezamos a comer y la charla versó sobre varios acontecimientos domésticos de la semana pasada y sobre el nuevo coche que se había comprado mi tío Pablo.

Era realmente aburrido, y tanto Laura como yo interveníamos más bien poco en todo aquello.

Que si era muy bonito ese coche, que si el de los vecinos era más modesto pero más acorde con su nivel de vida, que a saber de dónde sacarían el dinero, que si mi tia Julia trabajaba como una esclava para poder lucirlo, bla, bla, bla....

Giré la cabeza a mi derecha y allí estaba Laura igual de callada que yo y con el mismo semblante de aburrimiento y asqueo...

Al llevarse el tenedor a la boca unos granos de arroz de la paella cayeron sobre su blusa y luego a su regazo.

- Vaya! Maldita sea! - exclamó enfadada -

- Parece mentira que no puedas acabar una comida sin mancharte, Laura.. siempre igual, te voy a tener que poner un babero! - le dijo mi madre-

Yo miré hacia abajo mientras que mi hermana se limpiaba la falda con la servilleta... se tuvo que apartar un poco de la mesa y en el movimiento que efectuó con su servilleta ví alzarse unos centímetros su falda sobre sus rodillas.... hermosas rodillas pensé yo.

Ese día llevaba una falda a media pierna acompañada de una blusa blanca... estaba tan radiante y magnífica como siempre... pero su falda al sentarse a la mesa quedaba muy poco por debajo de sus rodillas.... mi cabeza empezó a darle vueltas a una loca idea.

Mis padres seguían enfrascados en convencerse mutuamente de lo hipócritas que resultaban ser todos nuestros parientes cercanos... para ellos como si no hubiésemos estado sentados a la mesa.

Revolví un poco los restos de mi plato de paella, y dejé los cubiertos sobre la mesa... mi mano izquierda descansó sobre la servilleta y rápidamente deslicé mi otra mano sobre el muslo de Laura.

La pillé justo en el momento de tomar otro bocado y se atragantó del susto....

- Cof.. cof. coooof.... - tosió Laura -

Mis padres la miraron...

- Te has atragantado? - preguntó mi padre, mientras mi mano descendía por su pierna buscando el borde de la falda -

- No, cof... no, no es nada.. cof, cof.. ejem.... es algo que he pillado picante - y tomó un sorbo de agua -

Mi mano ya había alcanzado el límite de su falda y empezaba a introducirse debajo de ella, noté el contacto con su piel.

- Picante? - preguntó mi madre - ... la paella no lleva nada picante!

Yo subía lentamente por su pierna y al mismo tiempo arrastraba en mi movimiento su falda hacia arriba.

- No sé, eso me pareció, por eso me he atragantado.. ya está.. ya estoy bien - contestó Laura

De pronto mi mano quedó quieta al encontrarme con su enterepierna fuertemente cerrada... noté un ligero temblor en ella.

Mis padres volvieron a su aburrida charla... habíamos acabado de comer y pasábamos ya al postre...

Yo mientras tanto intentaba llegar a lo que suponia para mí el final de la comida.... el fruto prohibido de mi hermana Laura.

Con mis dedos fuí apartando como pude el borde de las braguitas de Laura y le dediqué una mirada... ella me miró a su vez y creí adivinar sorpresa e interrogación en aquella mirada.

De pronto noté que separaba sus piernas.... mi tarea de apartar aquellas bragas de su coño se hizo mucho más fácil entonces....

En cuánto el camino estuvo despejado y el primero de mis dedos pudo entrar bajo su prenda todo el resto de mi mano siguió la misma ruta.

Laura seguía separando sus piernas... empezaba a estar despatarrada bajo la mesa... su rodilla izquierda tocó mi pierna... ya no se podía abrir más...

Yo seguía luchando contra aquellas tensas bragas pegadas a su piel, de manera que pudiese introducir mi mano debajo.... notaba su vello púbico y al seguir bajando y bajando pronto encontré una protuberancia mojada y tiesa... su clítoris estaba hinchado por la excitación.

La miré de nuevo y me llamó la atención su blusa... bajo ella pude ver de nuevo esos dos bultitos en cada una de sus tetas... sus pezones se habían puesto duros...

Laura suspiró....

- No quieres postre hijo? - me dijo mi padre -

Mi mano salió como una exalación del coño de Laura.

- Sí... cogeré un kiwi - dije,y mi mano pasó a la servilleta y de ahí a la fuente de fruta sobre la mesa-

Noté que Laura no dejaba de tocarme con su rodilla... no habia hecho el más mínimo esfuerzo por cerrar sus piernas.

Me comí plácidamente mi postre y al acabar, mis manos llenas del jugo del kiwi bajaron a buscar la servilleta que había puesto sobre mis rodillas... pero nunca llegaron a tocarla, me dirigí de nuevo a las piernas de Laura.... sus bragas no ofrecieron esta vez tanta resistencia, estaban un poco dadas de sí por la anterior intrusión... noté cómo le dejé las piernas pringosas de zumo de kiwi y mi dedo corazón busco enseguida su clítoris.... el jugo de kiwi y los fluídos de Laura se fundieron en uno sólo.

Mis padres seguían enfrascados en su conversación y el hecho de tenerlos allí delante a escasamente un metro de dónde yo le acariciaba el coño a mi despatarrada hermana me hizo ponerme a cien. Si tan sólo pudiesen imaginarse lo que ocurría bajo la mesa!

Me entretuve unos instantes en masajearle aquella deliciosa parte de su mojado coñito, pero mi intención era llegar a otro lugar.... mi mano siguió bajando y buscó su pequeño agujerito.... de un sólo movimiento mi dedo la penetró....

Laura saltó literalmente de su silla y con un elegante movimiento se colocó la falda correctamente... pareció algo muy normal... todas las mujeres que visten falda lo hacen al levantarse de una mesa.

- Bueno... voy a empezar a recojer - dijo -

Mi madre se levantó a su vez.

- Quieres café, Juan? - dijo dirigiéndose a mi padre -

- No, déjalo, voy a ver si me tumbo un rato... no podré dormir si me tomo un café ahora - fué su contestación -

Y así terminamos la comida... la mesa se recogió, mi padre pasó al sofá a hacer la siesta y mi madre a ver la tele.

Laura coincidió conmigo en el descansillo de la entrada:

- Estás chalado? - me susurró -

Yo la miré y no dije nada.... sólo pude sonreir.... empecé a dirigirme a la escalera para subir a mi cuarto.

Noté una palmada sobre mi trasero... me giré y ví a Laura riéndose.... eso fué todo por aquel dia.

Por la noche oí de nuevo a Laura en su habitación.... me dediqué a acompañarla en sus juegos sexuales y creo que llegamos a corrernos al mismo tiempo... genial!!!

Nuevamente era Lunes.... en plenas vacaciones nunca antes había ansiado tanto la llegada del Lunes.

Me desperté temprano, quizás porque imaginaba otra nueva orgía con Laura, pero al mirar el despertador de la mesita de noche comprobé que mi excitación empezaba a jugarme malas pasadas... eran las siete de la mañana.

Bueno... de momento no había nada que hacer, mis padres aún no se habían ido y Laura debía dormir plácidamente..... no se podía decir lo mismo de mi tiesa polla que como cada mañana pedía ansiosa su sesión de sexo.

Pero tenía que empezar a olvidarme de las sesiones masturbatorias con las bragas de mi hermana... al fin y al cabo había pasado a una fase infinitamente mejor y más placentera.

No pude volver a conciliar el sueño, mi erecto rabo me lo impedía así como el ruido que empezaron a hacer mis padres al levantarse y bajar a preparar el desayuno....








Por el sonido de sus pasos por la casa pude adivinar la rutina de cada día... hasta que al fin oí cerrarse la puerta de la entrada. Se habían ido. Tranquilidad de nuevo hasta las tres de la tarde.... y con muchas espectativas de diversión por mi parte hasta esa hora.

Pensé enseguida en Laura.... en todo lo que imaginaba hacer con ella ese Lunes, pero comprendí que no era plan el levantarme completamente empalmado e ir corriendo a su habitación... como mínimo no era elegante, aparte de que me enviaría directamente a la mierda en cuánto apareciese.

El grado de comprenetación era elevado pero no para llegar a esos extremos.

En consecuencia hice de nuevo todo lo posible para volver a quedarme dormido, así, las horas, hasta que tuviésemos que levantarnos, pasarían más rápidas.

Creo que lo conseguí.. o eso me pareció cuándo oí golpear la puerta de mi habitación....

- Carlos?

- Mhhhh? qué?.... - y miré de nuevo el despertador-

Las ocho menos cuarto?..... no hacía ni diez minutos que mis padres se habían ido... decididamente no conseguí dormir todo lo que yo deseaba.

- Carlos!!!

- qué?, ¿queeeé?... eres tú Laura?

- Si.

- Pasa - le dije -

Laura entró en pijama en mi habitación y decididamente no me pareció nada atractiva en esta ocasión.... llevaba el pelo revuelto y las anchas prendas apenas dejaban adivinar sus pechos.

- Vamos!... sal de la cama y vete a la ducha... tenemos cosas que hacer!

- mhhhhh.... qué?... pero qué dices?... si no son ni las ocho aún!!!

- Vamos hazme caso.... venga!

Me desperecé largamente y salté sobre el frío suelo... estábamos en penumbra y Laura salió al pasillo..... yo la seguí.....

- Ya andas de esa guisa? - me dijo riéndose -

La miré y ví que señalaba el bulto de mi pijama....

- Tranquila, esta vez no es por tí... me pasa cada mañana.

- Bueno, bueno... intentaremos cambiar eso luego, ahora coge algo de ropa y ves a darte una ducha a ver si te espabilas.... yo iré al baño de abajo. - y me dejó allí plantado mientras bajaba las escaleras -

¿intentaremos cambiar eso?.... a qué se refería?.....

¿al baño de abajo?.... pero si nunca lo usábamos para asearnos!

Qué raro era todo aquello... qué tramaba mi hermana?

En fin.... cogí unos calzoncillos, pantalones de deporte y una camiseta.... me fuí al baño y después de descargar mi hinchada vejiga no sin esfuerzo por intentar apuntar bien con aquella empalmada, me pegué una ducha.... una vez vestido bajé a la cocina.

Laura no estaba por allí.... así que me fuí a la nevera y empecé a beber un poco de zumo de naranja directamente del tetra-brik, otro signo de rebeldía hacia mi madre que tanto odiaba que yo hiciera eso.

De pronto oí la puerta del baño y acto seguido a mi hermana subiendo hacia el piso de arriba.

- Carlos... estás en la cocina?... sube! - me dijo -

Bueno... eso hice.

Llegué hasta mi cuarto y miré por dónde andaba mi hermana.... pasé a su habitación y allí tampoco estaba.... dónde se había metido?

- Laura?

- Estoy aquí - sonó una voz desde el cuarto de mis padres -

Me fuí hasta allí y encontré a Laura buceando bajo la cama de mis padres.... estaba de rodillas y con todo el tórax bajo la cama.... llevaba puesta una camiseta.... y nada más!!!!

Pude ver su culito asomar por detrás del borde de la camiseta y me apercibí de que llevaba también puestas unas de aquellas braguitas tanga que se clavaban en su rajita.

Vaya!... eso era nuevo!!!.... qué estaba tramando?... empezaba a sentirme excitado y a la vez un poco desconcertado... quizás no me gustaba mucho la idea de que Laura hubiese tomado la iniciativa.

De pronto salió de debajo de la cama arrastrándo con ella una maleta.... mi madre las guardaba bajo la cama para que no ocupasen sitio por la casa.

- Pero qué leches haces?... - le pregunté -

- Nada, nada... espera un momento, quiero enseñarte algo.

Cogió la maleta y la deslizó completamente fuera de la parte baja de la cama.... yo estaba detrás de ella y su culito respingoneaba ante mí... guau!.. vaya imagen!

Quitó los cierres metálicos de la maleta y desabrochó las correas que la mantenían cerrada.... alzó la tapa y la maleta quedó abierta ante nosotros... mi curiosidad aumentaba por momentos dado que no tenía ni idea de lo que iba el juego, aunque por la vestimenta de mi hermana ya podía imaginarme algo.

Laura apartó su mojada mata de pelo moreno de su cara y empezó a revolver en el interior de la maleta... empezaron a salir toallas, mantas, ropa de abrigo de invierno y al final, al fondo aparecieron varias cajas de zapatos....

Las sacó y empezó a abrirlas comprobando su interior.... zapatos y más zapatos.... qué si no?

De qué iba aquello?.... estaba chalada de remate o qué?... no me parecía muy normal el estar revolviendo las maletas de mis padres a las ocho de la mañana en su habitación!!!

- Estaba por aquí, estaba por aquí, estoy segura - decía entre dientes -

Yo estaba alucinando y asistía incrédulo a aquella majadería de mi hermana.

- AQUI!!! - chilló de pronto -

- ¿qué? - le dije yo - ¿que has encontrado?.. osea.. qué es lo que buscas?

- Nada.. nada.... espera... - y se guardó algo en sus manos -

- Siéntate un momento, tengo que hablar contigo...... - me dijo -

Yo empezaba a estar cansado de todo aquel lío.. pero le hice caso y me senté en el borde de la desecha cama que mis padres habían abandonado hacía unos momentos...

Laura se puso de pié y dejó un objeto sobre la mesita de noche... algo envuelto en un paño... no supe lo que era.

- Carlos... yo, yo tengo que hablar contigo sobre todo esto que hemos estado haciéndo...

Oh , NO!!... esto sonaba nuevamente a discurso anti-sexo..... y para eso este madrugón, la ducha y la escenita de la maleta?.... madre mía!!!

- Y ahora qué te pasa?... - le pregunté malhumorado -

- Bueno... ya sabes, quería hablarte de lo que hicimos el sábado.... en mi habitación...

- sí?

- Sí, verás.... sabes de sobra que me lo pasé bien... a tí ni te lo pregunto, me consta que así fué, pero yo he estado leyendo un poco sobre esto, me he estado informando.... bueno, mira... esto que hacemos es algo que realmente no está nada bien... es algo repudiado por la sociedad y penado legalmente.. se llama incesto y es cuándo miembros cercanos de la misma familia hacen el amor entre ellos, bueno, entre padres e hijos o entre hermanos consanguíneos....

Repudiado?... sociedad?... penado legalmente?.. incesto?... pero, pero... de qué iba este rollo me preguntaba yo?.. pero no dije nada... la dejé seguir...

- Bueno... luego está también lo de Alberto.... verás... es mi novio, ya lo sabes, pero está empezando a pasarme algo raro con él... ya no es cómo antes, bueno, no me refiero a él, no me refiero a su personalidad ni nada de eso, me refiero a que cuándo lo hacemos ya no es lo mismo... antes me lo pasaba muy bien, pero ahora disfruto más masturbándome y ya ni te cuento cómo me lo pasé el otro día contigo!!!

Yo ya no entendía nada de nada......pero me sentí muy halagado por esa observación..... Alberto encima de ser el cornudo más curioso del planeta era un inepto tratándo a mi hermana... tal y cómo yo conocía ahora a Laura podía asegurar que más de uno se hubiese dejado matar por poder pegar el último polvo de su vida con ella.... y aquél puto imbécil de Alberto no se lo sabía montar... o bueno, mejor dicho... no la sabía "montar".... qué triste!

- Bueno, lo que quiero decirte es que estoy dispuesta a seguir haciéndo cosas contigo.... ya sabes... a seguir enseñándote cosas y a mirarte y a que tú me mires, pero hay una cosa que me dá miedo... no quiero que ocurra algo que pienso puede llegar a ocurrir si seguimos así....

- Y bien? - pregunté yo alzándo los hombros interrogándola con la mirada-

- Verás... yo ya lo he hecho con Alberto... es decir... lo que te conté de que le hacía pajas para no follar con él pasó hace algún tiempo... pero ahora ya lo hacemos... vamos, que ya no soy virgen!

Lo que te quiero decir es que no podemos llegar hasta ahí... podemos hacer muchas cosas juntas, pero por la información que he podido encontrar sobre el incesto, éste realmente no lo es hasta que hagamos eso.. hasta que tu me penetraras.... con tu pene, naturalmente, no como ayer bajo la mesa.

Por cierto... me hiciste pasar un mal rato desgraciado!

- Pues yo creo que te gustó... - le contesté -

- Bueno, bueno... dejemos eso, déjame acabar.... yo he estado pensando en enseñarte un par de cosas más.... hoy.

Por eso te he despertado y te he traído aquí....

Estupendo!!! pensé yo.... laura había tomado definitivamente la iniciativa!!!

- Vale!! Muy bien!!! ¿qué hacemos hoy?..... estás estupenda con sólo esa camiseta y llevas esas braguitas tanga que tanto me gustan...

- Espera, espeeeeera.... - me dijo - antes unas normas....

- Bufff... ya estamos!!! - resoplé yo -

- Sí, ya estamos... mira.... el sábado yo te dije que no me tocaras... y lo hiciste... me estuviste tocándo el coño!

- No es verdad!!!... no lo hice!!!.... sólo te lo abrí para que pudieras tocártelo mejor!

- Sí... pero ayer me metiste tu dedo mientras comíamos, so guarro!

- Bueno... ayer sí... - dije bajando la mirada -

- Bueno... pues ahora tenemos nuevas normas.... yo te toqué.. te hice una paja.... tú tambien vas a poder tocarme... lo de correrte sobre mí tampoco estaba previsto, pero me encantó... así que no hay problema por eso... pero lo que no puedes hacer, Carlos, bajo ninguna circunstancia es metérmela.... me entiendes.... eso NUNCA!... no va a pasar, ni ahora, ni nunca.... yo soy dueña de mi cuerpo y quiero reservar eso para Alberto.... no quiero que lo hagas y si en algún momento veo que intentas hacerlo jamás me volverás a poner una mano encima... está claro?

- Está claro....

- Seguro que me he explicado?

- Como un libro abierto... de verdad... te he entendido... - le dije-

- Carlos.... de verdad que no lo vas a intentar?

- Joder Laura!!! Cómo quieres que te lo diga? De rodillas y jurándotelo?

- No... de todas maneras no me fio de tí... por eso estamos en el cuarto de los papás...

- Y eso qué tiene que ver? - le pregunté intrigado -

- Mira..... quiero enseñarte algo....

Laura se giró y cogió aquel objeto de la mesita de noche... lo puso sobre su mano y empezó a desenvolverlo del paño que lo cubría... cuándo acabó de hacerlo y pude al fin ver de qué se trataba, me puse de pié de un salto y exclame:

- UNA POLLA DE PLÁSTICO!!!!

- Ja, ja, ja, ja..... sí... eso es... una polla de plástico, o mejor dicho.... un vibrador!!!

Se trataba de un consolador de tono rosado... era grande con nervaduras sobre lo que simulaba la piel de un pene erecto y lucía un enorme capullo tieso en su final.

El sólo hecho de verlo sobre las manos de Laura y mi propia sorpresa hicieron que en mi rabo entrara una cantidad desproporcionada de sangre hinchándolo soberanamente.

- Pero... pero.... de dónde has sacado eso?... -le pregunté-

- ja, ja, ja - seguía riéndose ella - no es mío... es de tu madre!

- De mamá?.... estás de coña!

- No!..... te lo juro!..... me lo encontré un día en su maleta mientras guardaba la ropa de invierno.... imagino que lo escondía aquí para que no lo encontrásemos y luego ni se acordó que lo tenía guardado en la maleta cuándo me mando recoger la ropa...

- Pero.... yo no sé... pero.... ellos usan eso?...... para qué?

- No preguntes! Me desagrada pensar dónde ha podido estar metido este trasto.... - dijo Laura divertida --

- Bueno.... ya... yo también me lo imagino... no es muy agradable pensar que mamá tenga que usar algo de "eso"....

- Seguro que lo usan juntos.... no creo que sea un "juguete" exclusivo de mamá... ya sabes lo que quiero decir.... papá debe de.... bueno, debe de hacer cosas con esto... se lo debe de meter a mamá mientras hacen el amor.... supongo que debe de ser algo para no caer demasiado en la monotonía... deben de estar hartos de hacerlo de mil maneras....

- vaya!..... - dije asombrado- nunca lo hubiese pensado!!!...... pero.... porqué me lo enseñas?... porqué todo este discurso y ahora el asunto este de la... del ... de la cosa esta...

- Consolador... esto es un consolador.... y con vibrador incluído... luego te lo enseño.... - me dijo Laura - y te lo doy precisamenete por lo que te he dicho antes.... mira... el sábado cuándo estabamos en mi cuarto y mientras yo me hacía una paja tú me metiste mano... sabías que no debias hacerlo, pero lo hiciste.... y yo no lo pude evitar... estaba demasiado agusto en ese momento para parar... pero seguro que si seguimos con esto llegará el momento en el que tengas ganas de metérmela. Bueno... para esto te doy este chisme.... quiero que juegues con él en mi coño...... pudes metermelo y hacer lo que quieras... pero tú NO PUEDES FOLLARME.... está claro?

- Que sí.... ya te lo he dicho antes... me he enterado perfectamente!

- Bien... pues toma... cógelo. - y dejó el consolador sobre mis manos-

Yo lo cogí y lo sopesé un momento... era más ligero de lo que pensaba y no tenía tacto a plástcio... era suave, parecía realmente de piel humana... intenté doblarlo y cedió a la presión de mis manos... firme pero flexible... bien....

Lo que me llamó la atención era su tamaño... era más grande que mi polla, eso seguro, y además mucho más grueso.....

- Oye... Laura... esto es... este consolador es muy... muy grande...no?.... te lo puedo meter sin lastimarte?

- Ja, ja ,ja!!! - rió ella de nuevo - claro que sí hermanito!!! No es la primera vez que vaya a entrar en mí.... ya lo he usado yo sola un par de veces..... además la polla de Alberto tampoco está nada mal... bueno, quizás no tanto como esa, pero no mucho menos.

Yo volví a mirar aquella cosa y me fijé en su base... redonda y dura... era como un plato que cerraba la parte final del consolador dónde empezaban a aparecer una réplica de los huevos de un tio... pero no del todo sólo el abultamiento final...

Toqué la base mientras con mi otra mano mantenía el consolador ante mí... la base giró y aquel chisme empezó a emitir un zumbido y a moverse!

- BZZZZZZZZZZZZ...... BZZZZZZZ.... BRRTZZZZZ

- Oye!... deja eso y atiende! - me dijo Laura -

Alcé la vista...... madre mía!!!!!! Mi hermana acababa de quitarse la camiseta. Estaba frente a mí con los brazos en jarras mirando desafiante con tan sólo el tanga cubriéndole el coño.

- Vaya tetas!!!!!!! - me salió del alma, no lo pude evitar, casi lo dije chillando -

El consolador cayó de mis manos....

- Vamos apaga eso y dime si te gusta lo que tengo que enseñarte..... - me dijo ella -

Me agaché sin apartar los ojos de sus tetas y tanteé el suelo hasta dar con el maldito chisme aquel.... giré la base y el zumbido cesó...

- Bueno... y qué me dices?.... te faltaba por ver esto...no? - y diciéndo eso sus manos agarraron sus enormes y firmes tetas y las estrujaron por la base juntándolas con fuerza -

- Guauuuu!!... preciosas! Laura, preciosas!!!!..... vaya pezones!!!.... siempre que te los veo así de duros me pones a tope!!!

Realmente eran preciosas... jóvenes, blancas de no haber tomado nunca el sol en comparación con el resto de su bronceado cuerpo, con unos dulces pezones sonrosados apuntándome directamente.... eran unas tetas de revista Playboy.... eran como dos misiles apuntando al cielo.... deliciosas, grandes, de aspecto suave, tersas y firmes....

- No me los habías visto hasta ahora... no me vaciles....

- Sí que te los había visto... el otro día se te escapó uno de ellos en la cama y te los he visto muchas veces transparentados....

- Muy bien.... pues ahora los vas a ver más de cerca.....

Laura se acercó... yo permanecía sentado, mis piernas juntas.... ella llegó andando hasta que sus piernas tocaron mis rodillas.... se agachó y separó mis piernas con sus manos... en ese movimiento sus pechos bailaron un momento ante mi cara....

Sus piernas se acercaron más a mí... ahora las mías estabn rodeándola... ella volvió a hacer aquello con sus manos... se juntó sus tetas y las llevó delicadamente hasta mi cara....

- Cómetelas! -me ordenó-

Mi boca se alzó al instante y atrapó su pezón derecho.... noté la dureza del mismo sobre mi lengua... empecé a mamársela con delirio... mis inexpertos movimientos llevaron a rozar mis dientes contra su seno...

- Ay... ten cuidado!.... con calma, con caaalma... - me dijo tranquilizandome mientras sus manos se deslizaron hasta mi nuca y apretaban mi cabeza contra sus tetas -

Pasé de una a otra varias veces... empezaba a notarlas mojadas y brillantes de mi saliva, mis movimientos iban adquiriendo algo de ritmo y empecé a intentar atraparlas las dos al mismo tiempo.... mis manos subieron hasta sus pechos y empecé a acariciárlos por abajo empujándolos hacia mi boca completamnete abierta... si hubiese podido me las huebiera comido.. me las hubiese tragado enteras.







Como pude miré hacia arriba para ver la cara de Laura.... sus ojos estaban cerrados y su cabeza echada hacia atrás... estaba pasándoselo bien.

Yo continué un rato jugando con sus pezones y deleitándome con la dureza de los mismos. Mis labios se cerrabn sobre ellos, los succionaban para luego dejarlos escapar con un chasquido, pronto me di cuenta de que la presión sobre los pezones de mi hermana hacía que ella se retorciera y suspirase.... mordí suavemente su pezón derecho.

- Mhhhhhh - dijo Laura contoneándose -

Mis manos habían bajado hasta su firme culo y yo mantenía sus prietos glúteos presionándolos hacia mí sin dejar de mamar aquellas hermosas tetas.

En un momento mis dedos se deslizaron bajo los elásticos laterales de sus bragas y de un tirón se las bajé.... Laura dió un respingo y se apartó de mi:

- Oye, oooye..... no tan deprisa!... - exclamó mientra sus bragas volvían a su lugar original -

Estiró tanto de los elásticos hacia su cintura que la enrepierna se le debió clavar salvajemente en su coño... me dí cuenta de que gozaba de ello.

- Ya has visto y hecho muchas cosas por hoy.... y yo no he tenido ninguna satisfacción a cambio - me dijo mi hermana posándo en actitud provocadora ante mí -

De pronto entendí lo que quería decirme... yo aún estaba completamente vestido....

Me levanté rápidamente de la cama.... y mis pantalones y slips no tardaron ni un segundo en estar en el suelo..... mi polla se erguía completamente erecta ante ella apuntándola desafiante...

Me llevé la mano a mi rabo y lo cogí fuertemente... deslicé un poco la piel hacia atrás de manera que mi capullo asomase sin trabas ante la mirada interesada de mi hermana.... sobre la superficie de mi glande se advertían restos de semen... algo ya se había escapado de mi polla mientras mamaba las tetas de Laura.

- Te refieres a esto? - le pregunté sacudiéndomela ante ella -

- A eso exactamente - contestó - precisamente a esto! - y su mano izquierda atrapó mis huevos sopesándolos y haciédnolos bailar arriba y abajo.-

Yo no pude contener un pequeño sobresalto... no estaba acostumbrado a que nadie me tocara los huevos de esa manera.. vaya!

Laura fué hacia la cama de nuestros padres y se encaramó en ella... se puso de rodillas y fué gateando hasta situarse en el centro de la misma... con sus piernas hizo retroceder la ropa de la cama quedándo tan sólo la sabana, todo lo demás fué a parar al suelo...

Yo la miraba alucinado.... durante esa maniobra su hermosos trasero bailaba ante mí enseñándome entre sus glúteos su preciosa raja cubierta por las braguitas tanga....

- Vamos, ven... sube, pónte detrás de mí - me dijo mi hermana -

Vaya, estupendo!.. pensé yo y empezé a subirme sobre la cama... pero de pronto una duda asaltó mi mente, me detuve y le dije:

- Oye... Laura... ¿aquí?... esto es la cama de los papás!

- Claro! - dijo mi hermana, divertida, mientras aún estando de rodillas separaba sus piernas y se inclinaba completamente hacia delante de manera que su culo quedó apuntando al techo.

- Vamos!... ven aquí!... ¿que hay de malo en hacer esto en la cama de los papás?... mira, la cama está revuelta y aún caliente... ellos habrán follado aquí muchas veces!.. no te dá morbo?

- Morbo? - contesté -

- Ay , Carlos, cálla de una vez y pónte aquí detrás..... - y dió una palmada a su trasero -

Le hice caso... al fin y al cabo la situación no invitaba mucho a consideraciones morales... me situé tras ella y le miré fijamente el coño... aquellas braguitas ejercían una enorme presión sobre su conejito... podía ver el relieve de su sexo sobre la ligera tela.

- Sepáramelas... Carlos, apártalas... - dijo ella adivinando dónde se posaban mis ojos -

Temblando acerqué mi mano hasta su culo... fuí deslizandola hasta tocar su coñito... mojado...; bien... mi dedo buscó, paso entre la tela de sus braguitas... más humedad... suavemente las aparté hacia la izquierda de su coño... tiré un poco más, intentaba formar un cordón con aquella tela y conseguí hacerlas subir hasta su culo, intenté que quedasen allí sujetas...

De nuevo ese olor delicioso me invadió... mire a su coño, ahora completamente desnudo ante mí... mojado y sonrosado, más bien rojo diría yo.... estaba muy abierto, Laura se había abierto más aún de piernas y alzaba su culo hacia mí mientras hundía su cara en las sábanas....

- Voy a enseñarte hoy cómo me gusta realmente hacerme una paja, Carlos...

Yo no decía nada... mi mano bajó para encontrarse con mi polla y acariciarla un poco... no me la podía menear, me correría enseguida.. tan sólo me la toqué un momento y luego subí mis manos de nuevo al coño de Laura....

De pronto ví aparecer su mano derecha entre sus piernas... buscó en seguida su clítoris y empezó a acariciarlo con pequeños movimientos circulares.....

- Mhhhhhh... lo ves Carlos?..... lo ves bien?..... ahhhhh

- Sí, sí, sí.... lo , lo veo - dije tartamudeándo -

- Vamos ábremelo bien! - me ordenó -

Mis dedos buscaron los laterales de su vagina... tiré de ellos hacia afuera apoyando mis dedos con fuerza... su coño se abrió más aún ante mí... podía ver estupendamente su agujero... estaba brillante por los jugos que desprendía y de pronto ví chorrear unas gotas de líquido de él y caer sobre los labios exteriores del coño de mi hermana.

Espectacular!

Ella seguía y seguía frotándo aquella hermosa protuberancia... empezaba a mover su culo lentamente ante mis ojos...

- Mhhhhhh... ahhhhhh... que bueno .......mhhhhhhh - mascullaba -

De pronto su mano se retiró..... quedó quieta un momento y la noté temblar de arriba a abajo....

- Laura?....

- Mhhpfffff....... ay!..... aparta esos dedos, estoy a punto de correrme, joder!

Mis dedos se apartaron como un rayo..... bajé hasta mi polla y le dediqué otra caricia.... a mí tampoco me faltaba mucho....

- Ven Carlos... túmbate entre mis piernas....

- Qué?.... cómo?

- Vamos... échate sobre la cama pero mirando hacia arriba.... vale, y ahora colócate entre mis piernas... mirando mi coño!

Eso hice... me tumbé y con varios movimientos me deslicé bajo su coño... miré hacia arriba y allí estaba aquel chorreante chocho... hermoso!

- Vale, hermanito.... ahora vas a ser bueno y me vas a comer el coño... eh?

Dios!... cómo me excitaron aquellas palabras... pero no tuve tiempo de pensarlo mucho.... de pronto su vagina empezó a bajar y aterrizó sobre mi boca.

Noté el contacto húmedo y caliente sobre mis labios... empecé a besar aquella raja olorosa... mi cara empezó a mojarse.

Laura empezó a moverlo y noté como se levantaba para quedar apoyada de rodillas sobre la cama... mi cara estaba entre sus piernas... miré hacia arriba y entre su vello púbico en primer plano pude ver a mi hermana sobándose con desenfreno las tetas.....

- Aaaaaahhhhhhh........ aaaaahhhhhh... vamoooos!....... sigue!......mhhhhhhh

Yo seguía besando y besando aquel coño, pero Laura casi me lo impedía.. estaba literálmente aplastándomelo contra mi cara.

- Venga... sigue!... mhhhhhh...... ahhhhhh...... la lengua, la lengua!!! - me chillaba Laura-

De pronto entendí lo que decía..... yo estaba allí como un tonto besándole el coño, pero no era eso lo que ella esperaba de mí...

Abrí mi boca y froté mis labios entreabiertos contra su coño... sus flujos resbalaron por mi boca y los chupé ávidamente... le separé el coñito con mi lengua y me entretuve en hacer dibujos con ella sobre su clítoris duro y respingón... eso pareció volverla loca!

Saltaba sobre mí.. se restregaba, se estaba masturbando con el roce de su coño sobre mis labios y mi lengua..... de pronto noté que se encorvava hacia atrás... su espalda se arqueó, sus brazos y manos resbalaron hacia atrás apoyándose en mis piernas.... me agarró la polla y empezó a masturbarme mientras seguía y seguía frotándome el coño contra la boca.

- No!.... Laura...... no hagas eso......mhhhh... me voy a.... a.... correr!!!!!! - dije casi gritando -

No lo puede contener un momento más... el contacto de las manos de mi hermana con mi polla hicieron el resto.... mis huevos empezaron a soltar toda su contenida carga de leche.... noté cómo caía sobre mi vientre y cómo salpicaba por todas partes.... Laura no hacía más que gritar mientras ella también se corría patas abajo.... su coño chorreaba flujos como un grifo abierto....

- Asiiiiiiií..... asiiiii... córrete.. hermanito!!!!...... Aaaaahhhh... córrete! - chillaba Laura -

Mis movmientos fueron a menos junto con los de mi hermana... ella cayó sobre mí, o mejor dicho por delante de mí.... quedó apoyada con sus codos sobre la sábana de la cama de mis padres mientras su coño aún reposaba sobre mi boca.... yo no quería dejar que aquello terminase, mi lengua buscó de nuevo su tierno agujero...

- Ah!... no!... para!... para!..... que acabo de correrme! - gritó Laura apártándose de mí pegándo un respingo - eso molesta ahora.. sabes?

Ví cómo su coñito se apartaba de mí.... me incorporé y me dí la vuelta para mirarla.... lo hice en el momento justo para ver cómo Laura se llevaba su mano cubierta de semen a la boca y chupaba uno de sus dedos... la degustación pareció agradarle y me miró con una cara de vicio descontrolada.....

Yo no daba crédito a mis ojos.... Laura estaba probando mi esperma!!!

- ¿Qué pasa Carlitos? - me preguntó adivinando mi sorpresa - ¿te extraña que me guste tu leche?... ¿no te gustan a tí mis flujos?.. pues también yo tengo derecho a saber qué tal sabes.... y te puedo decir que no está nada mal.... ha sido una corrida estupenda...

- Ya... ya... vale... si me parece bien - dije yo - pero no sabía que... bueno, no sabía que a las chicas os gustase... ya sabes... "eso".

- Ja, ja, ja!!!....... vas a aprender muchas cosas hoy!!... A Alberto le encanta correrse en mi boca y que me lo trague todo... no te preocupes, lo pienso hacer contigo también... esto era sólo para ver qué tal sabes.

- Bueno... y dime, qué tal? - le dije yo -

- Bien, hermanito, bien... eres de un dulce extraordinario!....

- Bueno.. si quieres la próxima vez que yo me .... me corra... puedo, bueno, puedo... apuntar para que caiga en tu cara... eso te gustaría?

- Ja, ja !!!!... apuntar?...... ja, ja!..... si mejor será que apuntes... me has dejado toda la espalda chorreando esta vez, mamoncete... pero eso no será necesario... ven, vamos a poner en marcha de nuevo ese aparato tuyo!

Y mientra decía esto alargaba su mano para coger de nuevo mi polla que empezaba a decaer despues de aquella fabulosa corrida...

Me coloqué de rodillas ante ella y completamente erguido.... Laura se apartó de un manotazo su larga cabellera morena de la cara y hundió su cabeza entre mis piernas y allí estaba yo a punto de recibir mi primera mamada de labios de mi hermana.

Su boca se recreó primeramente en cerrarse suavemente alrededor de mi glande... mi polla reaccionó al momento y la oleada de placer que me invadió dió lugar a que ésta se hinchase nuevamente...

Aún la tenía empapada de la anterior corrida, pero eso no pareció importarle a Laura quién despues de recorrer varias veces toda la longitud de mi rabo arriba y abajo con su lengua, de una sola vez la introdujo completamente en su boca.....

Empezó a succionarme hasta el último resto de leche que conservaba dentro de mi polla y al mismo tiempo me masturbaba ligeramente con su mano....

Sin dejar de chupármela sus rodillas retrocedieron y alzó su precioso culo nuevamente para poder introducir otra vez su otra mano entre sus piernas y acariciarse el coño.... empezó a gemir otra vez, pero sin poder articular palabra ya que mi polla ocupaba toda su boca.

Yo estaba en el séptimo cielo... notaba sus movimientos sobre mi rabo que crecía y crecía con cada una de sus succiones.... notaba de nuevo aquella maravillosa sensación que vaticinaba una nueva corrida.....

Justo antes de que descargase de nuevo mi cargamento de semen ella apartó su boca de mi polla.... se levantó y me miró con cara de lujuria.... la comisura de sus labios estaba brillante por los restos de mi esperma mezclados con su saliva.....

Yo pensaba que iba a morirme!!!..... justo ahora que estaba a punto de correrme en su boca!!!

- Carlos.... coje el consolador..... - me dijo mientras se estirazaba hacia atrás y quedaba otra vez tumbada sobre la cama esta vez con la espalda sobre las sábanas y mostrándome su coño abierto -

Abrió sus piernas todo lo que daban de sí de manera que el plano que obtuve de su almejita empapada era superior!

Corrí rápidamente al lateral de la cama a buscar aquel puñetero chisme.. lo encontré casi bajo la cama.....

Ya con él me situé entre las piernas de Laura para hacer lo que fuera necesario...

- No... hermanito, no.... ven, colócate boca abajo sobre mí.... colócame tu polla en mi boca.... y mientras clávame eso en el coño.

Tardé unos segundos en conseguir imaginarme esa nueva postura pero una vez lo hube entendido hice lo que Laura me decía y torpemente me coloqué de aquella manera... mi verga golpeó varias veces su cara hasta que conseguí acomodarme....

- Vale... Carlos... esto se llama un sesenta y nueve, y lo bueno de esta postura es que tú me puedes manejar el coño agusto mientras yo te la puedo comer.... vamos, méteme el consolador, pónlo en marcha y chúpame el coño.... yo me encargo de tu pollita.

No acababa de decir ésto cuándo noté mi polla entrar en su boca.

de nuevo aquella sensación de placer mientras Laura me la chupaba con maestría.....

Yo me dispuse a hacer lo que se esperaba de mí.... acerqué aquel aparato a su coño y mientras con una mano atrapaba sus labios y los separaba (ya tenía un cierto tacto en aquel menester) con mi otra mano apuntaba el capullo de aquella inmensa polla al agujero caliente de Laura.

La humedad de la vagina de mi hermana no ofreció muchos impedimentos a que aquel vibrador fuese hundiéndose en su coño mientras ella levantaba su abdomen ligeramente de las sábanas.....

Poco a poco lo fuí introduciéndo.... pensaba que no entraría todo, pero me equivoqué... al cabo de un momento lo que simulaba el comienzo de los huevos del consolador ya estaban tocando la base del coño de Laura..

Entonces y sólo entonces pensé en el interruptor que lo activaba...... lo accioné e inmediatamente noté la vibración a través del pubis de Laura.

Ella reaccionó con brusquedad..... sus labios dejaron por un momento escapar mi polla......

- Aaaaaah!!!!!.... Cabrón!!!!!!....... chúpamelo, vamos!..... cómemelo!!

Yo accedí a sus ordenes al instante.... mi lengua busco ávidamente su clítoris y no tuvo muchas dificultades en hallarlo.... estaba tieso como un palo bajo su envoltorio mojado y tierno de piel.

Mientras mi lengua se entretenía con aquel dulce botón podía sentir el ir y venir del consolador que yo empujaba y sacaba repetidas veces de su coño. Lo notaba salir mojado y caliente y mi labios depositaban una y otra vez saliva sobre él para facilitar su paso por el conejito de Laura.

Mientras, ella me comía la polla sin cesar.... llegaba a veces a mordérmela suavemente incrementando mis sensaciones de placer... y tras varios minutos de continuo trabajo oral se dedicó a intentar introducírsela por completo en su boca....

Noté cómo se esforzaba en abrir más y más sus mandíbulas y notaba mi polla muy dentro de ella..... pareció tener varias convulsiones, no sé si por puro placer o por pequeñas arcadas que le sobrevenían al intentar tragárse mi polla....mi capullo debía de estar en aquellos momentos rozando la campanilla de su garganta.... durante unos gloriosos momentos noté como sus labios jugueteaban con mis huevos intentándo metérselos también en su boca.

Laura agarró con fuerza mi culo empujándome hacia su cara.

Mi polla traspasó el umbral de su boca adentrándose en su garganta justo cuando con un esfuerzo casi sobrenatural por su parte noté cómo mis huevos se calentaban por su saliva.

Se los había tragado también!

Toda mi polla estaba dentro de su boca.. parte de ella dentro de su garganta y su lengua tanteaba mis huevos mientras con un y otro embite enfurecido Laura se contorsionaba bajo mí.... la noté temblar,,,, mis manos no dejaban de meter y sacar el consolador de su coño aunque ya no fuese capaz de seguir chupándoselo. Estaba demasiado pendiente de sus juegos con mi polla..... no pude resistirlo más.... quise avisarla... quise decirle que se apartara o de lo contrario me correría dentro de ella.... dentro de su boca.... pero no pude.

Clavé furiosamente mi polla contra su boca mientras en varias acometidas me pegué la más salvaje de las corridas de mi vida.

Mi hermana quedó quieta durante un momento y luego empezó a retorcerse como una víbora intentando quitarse de encima aquella polla que le aprisionaba cortándole la respiración mientras le innundaba su garaganta con un torrente de ardiente leche.....

Noté como en uno de sus movimientos se pudo sacar mis testículos de la boca.. pero mi polla seguía allí clavada dada la presión que yo ejercía....

Yo me corría y me corría sin cesar.. mi polla soltaba más y más leche en su boca.. en su garganta....

Laura hizo un esfuerzo supremo y me apartó de ella.... mi polla salío de su boca aún corriéndose y lanzando más y más esperma.... estaba aún en lo mejor...

- Aaaaaaaaah....... cof........cof.... arghhhhh..... síiiiiiiiiii....... -gritaba Laura -

- Síiiiiiii..... mhhhhhhh... CABRON!!!! CÓRRETE EN MI CARA!!! VAMOS, NO PARES!!! CÓRRETE !!!!!!!

Y yo así lo hacía..... no podía verlo..... pero mientras agarraba fuertemente el consolador clavado hasta los topes en su coño me seguía corriendo sobre su cara... dos, tres o cuatro chorros de semen fueron a parar sobre su rostro......

Quería verlo!...... pero no podía moverme!!

Acabé de correrme.... me había vaciado por completo.

Pero Laura no había acabado...







Su boca atrapó de nuevo mi polla...... la sensación que me invadió esta vez no fué placentera.... mis nervios se crisparon de golpe y tuve que apartarme de ella..... caí de espaldas sobre su costado...

Cuándo pude levantarme pude contemplar una de las visiones más eróticas y cachondas que mi mente pueda recordar....

Laura se había incorporado a su vez y de su boca entreabierta manaba mi semen..... parte de él se derramaba por la comisura de sus labios y cuándo iba a caer sobre sus tetas ella se lo restregaba ansiosa por todos sus pechos....

Su pelo había recibido varias ráfagas y estaba pegajoso y empapado.... tenía que mantener un ojo cerrado ya que sobre su párpado se había formado un charco de leche.... duró poco pues sus dedos retiraron aquel depósito de esperma de allí para llevarlo a su boca y chuparlo con avidez......sus pestañas quedaron impregnadas a su vez.

Levantó la vista y me miró con cara de puta.....

Mi hermana se había convertido en la más espectacular y caliente de las zorras...

- Mhhhhhhhhh..... qué bueno....!!!! vaya pedazo de corrida, cabrón... casi haces que me ahogue!!!... he tenido que tragármelo casi todo...

Creo que me puse rojo de emoción..... Laura seguía recogiéndo de su cara hasta el último rastro de mi corrida y llevándolo hasta su boca... al fin su lengua repasó las comisuras de los labios buscando algo que chupar....

- Y ahora...hermanito.. déjame acabar algo.... - dijo ella -

Se tumbó hacia atrás y separó las piernas.... allí olvidado y bien clavado en su coño permanecía el consolador aún vibrando que yo momentos antes había abandonado.

Ella lo agarró con firmeza y comenzó a meterlo y sacarlo de sus entrañas....

Gritaba con locura y placer mientras yo observaba sin perder detalle....

Sus braguitas entorpecieron en varias embestidas su masturbación así que Laura se sacó aquel vibrador de golpe de su coño produciendo un sonoro ruido parecido al descorchar de una botella.

De un sólo movimiento alzó las piernas y se arrancó las bragas... pude ver su coño enrojecido entre sus nalgas....

Cayó de nuevo ante mí con las piernas abiertas y agarrando otra vez aquel inmenso juguete se lo introdujo de una sola embestida.

- Aaaahhhhhhh...... síiiiiiiii......

Allí estaba mi hermana metiéndose hasta lo más profundo de su coño aquella polla de plástico mietras yo volvía a masajearme la polla para conseguir otra erección....

En ocasiones tuve miedo de que el consolador se le escapase de las manos y desapareciera dentro de ella.. tales eran los embites que Laura se proporcionaba con aquel vibrador.

Mientras su mano libre pellizcaba con furia sus pezones erectos.

Laura estaba a punto de correrse... yo ya lo sabía... empezaba a conocer aquellos movimientos rítmicos de su pelvis que presagiaban aquella explosión de placer... pero entonces Laura se detuvo...

El consolador salió esta vez lentamente de su coño.....

- Mmhhhhhhhhhh...... aaaaaaaaaaaah.......joder, joder.... si sigo con este cacharro me voy a correr como una gilipollas.

Cuándo la punta del vibrador consiguió librarse del abrazo de los labios exteriores de su coño, tras él le siguieron ingentes cantidades de flujo que bañaron las sábanas.

Laura se apoyo sobre los codos para alzarse y mirándo como me tocaba mi, de nuevo, erecta polla me dijo:

- Carlos..... FÓLLAME!...... quiero que me la metas!

De golpe mis movimientos masturbatorios cesaron..... estaba claro que en aquel momento para mi hermana se habían desatado todos los infiernos de placer... a punto de correrse y con aquel sucedáneo de polla en su coño ansiaba el contacto del miembro de su hermano.

Aún ansiando aquello como nada en el mundo me repuse como pude para argumentar:

- Pero, pero.. Laura.... tú me habías dicho... antes... tú decías que no... que no debía, que no podía... las normas....

- A LA MIERDA!...... me oyes?..... a la mierda las normas..... folláme por detrás!.... por el culo!!!! Así no tendremos que romper esas jodidas normas!

Te he dicho que no me la metieras en el coño... pero te digo ahora que me la metas en el culo... me oyes?..... quiero que me des por culo!!!

Yo no podía entender lo que Laura me pedía... bueno, si lo entendía.. pero no me lo creía!

Pero antes de que me diese cuenta Laura ya estaba en posición.... de rodillas con su culo alzado lo más posible hacia mí y sus tetas casi tocándo sus rodillas sobre la sábana.. completamente encorvada, pero con las piernas juntas para que su culo se ofreciera abierto ante mí....

Miré hacia su coño... por encima de él contemplé el agujero prieto y cerrado de su culo...ya antes lo pude ver bien, pero hasta ahora no me atrajo de esa manera tan especial.... era de color oscuro rodeado por la intensa tonalidad rosada del resto de sus partes íntimas...

Por un momento me pregunté cómo me las apañaría para meter mi polla en un agujero tan pequeño.

Pero Laura se anticipó de nuevo a mis pensamientos... estaba impaciente por sentir su culo desgarrado.

- Vamos, Carlos.... chúpamelo.... empapame bien el agujero para que me la puedas meter....

Con dudas, pero sin más tardar estampé mi cara contra sus nalgas.... mi boca buscó su oloroso agujero y empecé a deslizar mi lengua sobre su ano empapándoselo en saliva.... empujé mi lengua varias veces contra él en un intento de meterle la lengua dentro, pero no lo pude conseguir, estaba demasiado cerrado.

Esas maniobras estaban consiguiendo volverme loco de placer, buscaba desesperadamente cómo entrar en su prieto trasero... mi lengua bajaba a veces hasta su coñito recojiéndo los restos de saliva que hasta allí se deslizaban y mezclándolos con sus jugos vaginales para luego volverlos a llevar con mi boca hasta su culo. Notaba que me iba a explotar la polla de lo dura que la tenía....llevé mi dedo índice a su agujero y apreté con mucha fuerza... conseguí meterle medio dedo.

- Venga, hermanito..... asíiiiii... asíiiiiiii... mójamelo bien!!!! - decía Laura entre sollozos mientras meneaba su culo contra mi boca y conseguía que mi dedo avanzara un poco más en su camino -

- Vamos.... pónte de pié y clávamela..... no puedo esperar más!!!! Vas a hacerme correr así!!!!

Yo no sabía muy bien cómo hacerlo, pero de inmediato me dí cuenta de que mi polla no alcanzaba la altura necesaria para taladrar aquel orificio.

Me puse de pié sobre la cama y agarrándome el manubrio y apuntándolo hacia abajo conseguí hacerlo coincidir con la entrada al culo de mi hermanita.

- Empuja!.... vamos Carlos.... métemela!!!! - chillaba Laura -

Empecé a forcejear con la entrada de su culo.. varias veces mi tiesa polla resbalo hacia los costados golpeándo sus nalgas.... pero al fin conseguí dilatar lo suficiente aquel agujero para que mi capullo se metiese dentro.

Yo ya no sabía ni dónde estaba... todo mi objetivo era meterle la polla hasta el fondo a Laura dentro de su culo....perdí el norte por completo, lo reconozco, ya no me acordaba de que fuese o no mi hermana quién estaba allí como una gata en celo ofreciéndome su culo. Todo mi mundo se concentraba ahora en un sólo objetivo y ese no era otro que romper aquel culo que tenía ante mí... follarlo, penetrarlo, desgarrarlo.... metersela hasta los huevos!

Ese fué el momento en el que Laura perdió el control de la situación y yo me hice su dueño y señor... era el amo y Laura sólo era un culo que follar.

Empujaba y empujaba, y una vez que mi glande desapareció de mi vista incrustándose en aquel orificio mis embestidas fueron mayores....

- Aaaaay... para!.... para!!... poco a poco!...... aaaahhhh

- chillaba ella -

Pero yo ya no la oía.... mis caderas empujaban con todas sus fuerzas para atravesar aquel angosto paso... notaba desgarrar cada centímetro de su culo y ella chillaba como una poseída....

- AAAAAAAHHHH.... CABROOOOOON... ME HACES DAÑO!!!!! NOOOOOOO

PARAAAAA..... PARAAAAAAA......

Demasiado tarde....

De una embestida se la clavé hasta el fondo..... mis huevos chocaron contra su coño....

Notaba a Laura desfallecer de dolor y placer...... de otra embestida se la saqué y la volví a clavar con más furia aún... su culo se dilataba por momentos.... Laura cayó hacia delante gritando de dolor...

- UAAAAHHH..... AAAAAAAAHHHHHHH.... HIJODEPUTA!!!!.... ME VAS A RAJAR!!!

Buscó desesperadamente un apoyo, pero al no hallarlo su cuerpo inerte fué a dar contra las sábanas dónde con cada embestida mía la lanzaba un poco más hacia la cabecera de la cama.

Seguía chillando como poseída.

Laura intentaba escapar de aquel dolor que mortificaba su culo.... sus brazos se alargaron y agarró fuertemente la cabecera de la cama en la cuál al fin encontró un apoyo... pudo erguirse un poco para intentar hacer un poco menos dolorosa aquella experiencia...

Pero mi polla empezaba a amoldarse a aquel estrecho paso, empezaba a entrar y salir con soltura y mis embestidas fueron a más.... ya estaba consiguiéndo follármela bien.... entraba y salía sin parar de aquel agujero cuándo noté una oleada de placer infinito recorriendo todo mi cuerpo....

Sabía que iba a correrme de nuevo, pero no quería hacerlo... aquello tenía que durar más...

Se la saqué de golpe.... un sonoro plop! de su culo me lo indicó claramente y miré hacia aquel agujero..... durante un segundo o dos quedó abierto ante mí.... le pude ver sus entrañas, pude ver su culo abierto en la medida exacta de mi polla que hasta ese momento se alojaba en él. No tardó mucho en cerrarse de nuevo... pero quedó ligeramente dilatado... sus nalgas estaban enrojecidas y Laura dejó de chillar por un momento en cuánto notó salir de ella aquella polla que la desgarraba.

Flexioné ligeramente las rodillas y agarré el consolador que descansaba sobre las sábanas... aún estaba vibrando....

Lo apunté a su coño y de un sólo golpe brutal y despiadado lo hundí hasta el mango en su interior.....

Todo el cuerpo de mi hermana se tensó de dolor y excitación....

- AAAAAAAAY.......NOOOOOO!!!!!...... para!!!......paraaaaaa!.... más por ahí nooooo..... cabrón.... paraaaa!!!!!

Pero sus gritos no hacían más que animarme a seguir mortificándola....

Mi mano presionó más aún aquel juguete dentro de su coño y con mi boca busqué de nuevo el agujero de su culo... lo rocié con una buena dosis de saliva para prepararlo para la embestida final....

Laura notó el contacto de mis labios y mi lengua de nuevo sobre su culo y por un momento pareció relajarse y disfrutar de aquella sensación unida al vibrador que le atravesaba el coño.

Pero en seguida debió de advertir qué significaba que yo le mojase el culo otra vez.... cuándo quiso darse cuenta e intentó huir hacia delante mi polla ya estaba en posición y apretaba de nuevo su prieto agujero.

- NOOOOOOOO....... espera!..... por los dos sitios a la vez nooooo!!!

CARLOOOOOOS.... no lo hagas!..... PARA CABRONAZO!!!

Sus gritos me animaron más aún y mi polla entró de nuevo salvajemente en su culito que ya había recuperado su tensión anterior.... nuevamente notaba desgarrar sus entrañas....

Pero esta vez la maniobra fué más placentera si cabe ya que la presión del consolador en su coño hacía aquella angosta cavidad más estrecha aún...

Laura sintiéndose penetrada por sus dos agujeros a un tiempo empezaba a dejarse llevar olvidando el dolor de su culo y abandonándose al placer.

- AAAAAAAAAhhhhhh......ahhhhhhhh....ah.....a...... siguee....siggg....

- su voz se fué apagando -

Pero todo aquello pudo más que yo.... la sensación de placer era sublime pero no podía contenerme más, miré hacia abajo para ver cómo mi polla se hundía sin compasión en el ardiente cuerpo de mi hermana.

Esa visión de mi rabo desapareciéndo dentro de su cuerpo y la vista del consolador sobresaliendo ligeramente de su rojo coño fueron la puntilla.

De un golpe formidable de cadera toda mi polla taladró de una sola acometida el culo de Laura..... ella gritaba como una loca mientras yo me corría otra vez, pero esta vez en su culo, dentro de su culo!!!!

- Ahhhhhhhhhhhh...... - exclamé -

- AAAAAAAAAAAAHHHHHH........JODEEEEEEER...... siiiiiiiiii.....siiiiiiiii....... maaaaaaaaaaaas - chillaba ella mientras se pegaba la corrida más intensa de sus dieciocho recién cumplidos años -

Su cara se estampó contra la cabecera de la cama mientras la sacudía enfurecida.....

Yo clavaba mi polla todo lo posible en su interior hasta que me derrumbé sobre su espalda..... permanecí allí un momento mientras mi respiración se sincronizaba con la de Laura... los dos jadeabamos intensamente... estabamos sudando.... la espalda de mi hermana cubierta de semen.....

Mi polla empezaba a desincharse dentro de su culo.... pero notaba la firme presión de su ano y el latir de su corazón en sus contracciones.

Temblando y sin fuerzas intenté levantarme..... mi polla salió de su culo lentamente, y al fin oí aquel sonido a mojado, como el chapoteo de un palo en el agua.... plop!.... se la saqué y miré a su enrojecido agujero.... chorros de esperma brotaban de su culo y se deslizaban por sus nalgas yendo a parar a las sábanas.... Laura seguía derrengada....estaba tumbada boca abajo como una muñeca inerte....

Se dió la vuelta y ví como su cara denotaba aún lujuria y placer....

- Dios..... Carlos..... Carlos.... ¿qué has hecho?...... joder, qué bueno... pero qué daño.... joder.

- me dijo entre sollozos y profundos suspiros -

- Me has follado por el culo!..... cabrón..... yo era virgen por el culo!

Sus palabras se clavaron en mí.. pero no por ello me enorgullecí de haber desvirgado analmente a mi hermana.....

- Yo.... Laura...... tú me lo has pedido!!! - le dije -

- Joder, Carlos....... mi culo..... cómo me duele!..... Alberto llevaba tiempo pidiéndome esto!..... y yo no quería... pero hoy... hoy.... tú..... joder.... me has hecho polvo..... ay.... ha sido increíble!..... ese dolor..... ha sido estupendo.... ay.... vaya corrida!

Casi no podía ni articular palabra...... y mejor que no lo hiciera ya que aquella fué la primera vez pero no la última que pude probar su culo..... sin embargo nunca ocurrió lo mismo con su coño que siguió siendo fuente de todo tipo de placeres excepto el de la penetración que estuvo vedado para mí.

En lo que se refiere a su culito nunca fué tan duro de penetrar como esa primera vez... creo que nunca nos lo volvimos a pasar tan bien ni nunca más nos volvimos a pegar una corrida de aquel calibre, pero Laura siguió durante años ofreciéndome una y otra vez su culo para ser follado.

Pero esa ya es otra historia.... la historia de mi hermana y yo de adultos..... algún dia os la contaré.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© kovaliov

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (267)
\"Ver  Perfil y más Relatos de kovaliov
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)