Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 10.464 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.962 Miembros | 17.495 Autores | 85.474 Relatos 
Fecha: 01-Sep-05 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

Mi esposo resultó bisexual

tureina
Accesos: 26.593
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 9 min. ]
 -   + 
una noche vezti ami esposo de mujer. se miraba precioso...bueno preciosa. lleve a mi jefe y el se lo cogio ante mis ojos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

MI ESPOSO RESULTO….

Comenzaré por contarles como conocí a quien hoy es mi esposo.

El se llama Juan… y es un hombre de esos que vistiendo como tal es muy atractivo, ya sea enfundado en un traje muy elegante y digno del mejor ejecutivo o bien, vistiendo sus vaqueros, botas y sombrero pero en fin es muy guapo y varonil aunque es delgado y no usa barba ni bigote pero es nada afeminado vistiendo como hombre pero si viste como mujer logra verse y ser muy femenina.

Sucedió un día x por el año de 1997 cuando por asuntos de negocios tuve que asistir a la oficina donde el trabaja (no diré tipo de oficina para guardar el anonimato) y note desde un principio como me miraba, como si yo le gustara pero,, tengo que aceptar que el a mi también me gusto desde que lo vi.

Pasaron 2 o 3 días y tuve que regresar a esa oficina y nuevamente lo vi pero ahora esta vez si me saludo muy amablemente y se presento a lo que correspondí y con una sonrisa le dije que hasta luego pues tendría que atender el asunto al que había asistido a esa oficina. No demore mucho y cuando ya salía me lo tope pues el iba también saliendo y se ofreció a darme un aventón al que gustosa acepte… y en fin ese aventón fue el inicio de una serie de salidas pues a raíz de esa ocasión y dado que nos caímos muy bien seguimos frecuentándonos.

Pasaron uno meses y nos hicimos novios, llevábamos una relación maravillosa, y al poco tiempo empezamos a tener relaciones sexuales que por supuesto disfrutábamos de mil maneras pues somos los dos de una mente muy abierta y a decir verdad no cualquier cosa nos asusta. Un día tuve la ocurrencia de contarle de mis cogidas con mi jefe, y que aun lo hacia de repente cuando la calentura me ganaba y de cómo cogía con el en la oficina cuando ya no había nadie, de cómo una vez le rasure su verga y también de cómo una vez el me rasuro toda mi panocha; todo esto se había dado en un juego de cartas y de cómo acabamos los dos desnudos y cogiendo como dos locos, jadeando de placer; me di cuenta que mientras le contaba esto el tenia su verga bien parada y lejos de enojarse me pedía que le contara todo con lujo detalles y con un brillo en sus ojos que yo no entendía me preguntaba con voz entrecortada que si la verga de el era grande y que qué había sentido, que si disfrutaba cuando me la metía.

En fin… pasaron dos años y dado lo bien que nos llevábamos decidimos casarnos. Hable con mi jefe y le dije que me iba a casar, que lo de el y yo era rico y placentero y disfrutaba mucho coger con el pero eso ya no podría ser pues ahora si seria una señora y quería empezar a ser distinta; el entendió y me dijo que lo que se me ofreciera estaba para servirme y que en el tenia ahora además de un jefe; un amigo. Me dio un fuerte abrazo pero se me pego tanto que siendo tan calenturienta como soy terminamos cogiendo de una manera salvaje pero rica ya que esa era la ultima vez que lo haríamos.

Llegando con mi prometido le conté lo que había pasado y este insistió nuevamente en que lo contara detalladamente lo que habíamos hecho y yo adrede le contaba haciendo énfasis en como se le paraba y como era esa rica verga que me acababa de echar, notando como se humedecía su pantalón al contarle.

En fin llego el gran día y nos casamos, llevábamos una vida rica y llena de sexo además de que era una relación agradable; salíamos los fines de semana a tomar la copa por ahí a un video-bar o solo salíamos a cenar y dar la vuelta por la ciudad a ver gente.

Un día que llegamos al video-bar donde tomaríamos… sorpresa! Estaba cerrado no se porque causa y desilusionados nos subimos al coche y nos fuimos pensando que hacer. En esas íbamos cuando pasamos por un bar que según yo sabia era para pura gente gay pero ya picados yo le insistí a mi esposo que entráramos ahí pues al fin que importaba si nadie nos conocía además nosotros conoceríamos otro ambiente, a lo cual sin oponer mucha resistencia que digamos acepto. Había un show de travestis en ese momento que a decir verdad estaban muy lindas y note como mi esposo estaba bien lelo viéndolas, todo embobado, además de que se notaba una exitación tremenda en su pantalón, yo no se si le gustaban esos travestis o el quería en ese momento vestir como ellos lo hacían en ese momento. El espectáculo terminó y como ya era algo tarde decidimos retirarnos y en el camino toque el tema y le dije que esos travestis se miraban muy bien pero con una sonrisilla picara le dije que pero para mi gusto él tenia mejores piernas y que enfundado en una ropa como esa se miraría seguramente mejor. El se puso rojo pero no dijo nada. Yo insistía y no quitaba el dedo del renglón por lo que le dije que si el seria capaz de vestirse de mujer, a lo que el rápido desvió el tema y no me respondió.

Llegando a casa, algo tarde como ya dije, empezamos a desvestirnos y mientras yo me quitaba las medias se las aventé y le pedí que se las pusiera, casi le rogué que lo hiciera pues él hacia como que no quería pero al fin acepto y debo confesar que se le miraban unas piernas preciosas pues son piernas blancas y no muy flacas y no muy gordas, mas bien normalitas, y por si fuera poco estaban depiladas pues dos dias antes en un juego de cartas apostamos a depilarnos lo que el vencedor quisiera y claro que le gane; nuevamente se le notaba esa erección que denotaba lo tanto que le exitaba. Por lo tarde que era no paso nada de relaciones sexuales mas el se acostó con mis medias puestas y yo le advertí que al siguiente día llegando de la oficina le prepararía una sorpresa y que no aceptaba excusas para nada, que estaba segura que le iba a encantar.

Al siguiente día llegue a casa como a las 7 de la tarde prepare algo de cenar y me metí a bañar rápido, luego salí prepare la sorpresa cuidando todos los detalles y le llame al celular. Me respondió y dijo que estaba en camino y ya mero llegaba a casa. Sonó que abren la puerta y bajo rápido y lo recibo con un beso (de esos de lengüita) y le digo que vaya a la recamara y ahí estaría su sorpresa. Ansioso sube para descubrir de que se trata y yo subo con el y cuando abre la puerta ups… que es esto dijo el. Es la ropa que quiero que me modeles tú para mi esta noche pues me he dado cuenta que te atrae eso y si no me equivoco te exita la ropa de mujer y hasta me atrevería a pensar que haz usado la mía cuando yo no estoy. Dijo que lo haría porque yo tenia razón y esa extraña sensación de atracción por la ropa femenina era algo que ocultaba para que yo no me molestara a lo que le respondí que lo amaba por ser el hombre que era y como era. Lo deje solo un momento para que se bañara y vistiera ahí mismo pues hay baño en la recamara. Salí pero después de un rato… regrese y quise ver por el agujero de la chapa que hacia. Vi como se ponía esa tanga negra de encaje que como era talla chica le apretaba su verga muy bien además de que el la acomodo hacia atrás como todo un experto, enseguida se puso las medias también de color negro y con liguero incluido siguió con el brassier también negro, precioso y lo relleno con unas almohadillas especiales para realzar el busto que también le había dejado, se puso el vestido de licra entallado color fiusha mas o menos como rosa obscuro y que quedaba entallado y arriba de la rodilla, en relidad corto, por ultimo se puso unas sandalias negras de tacon alto mías y que por suerte el no calza muy grande por lo que le quedaron esas, y remato con una peluca negra pelo al hombro que había yo comprado esa tarde para la ocasión y le sentaba de maravilla. Toque la puerta y abrí de inmediato y pude verlo (bueno verla) como se miraba preciosa, bueno solo le faltaba algo de maquillaje pero como no usaba bigote ni barba se miraba bien como quiera pero lo tome de la mano lo acerque al tocador y empecé a darle unos toques de maquillaje, labial, polvo angel face de ponds, delineador para ojos y rimel. Cuando termine me quede impresionada de lo bien que se miraba, estaba preciosa, lo voltee para que se mirara al espejo y pelo los ojotes como impresionada de lo bien que lucia y además mire hacia abajo y note que tenia una erección.

No pude mas y me puse de rodillas y le empecé a chupar encima del vestido esa verga rica que se dibujaba y empezó a crecer aun mas cuando le decía cosas como: mamacita que rica estas, te me antojas, como para meterte la verga, chuparte el culo. Le saque la verga y se la empecé a chupar directamente y empezó a soltar ese liquido transparente y pegajoso que junte en mi boca y luego me levante y le di un beso con ese sabor y le dije que sintiera a que sabia la verga, el me quería comer al sentir ese sabor y me pidió que le repitiera otra vez eso por lo que lo hice varias veces ese rato, luego lo avente en la cama lo voltee boca bajo y me le subí como si yo fuera un hombre y le empecé a tocar el culo con mi dedo, estábamos las dos calientes diciendo cosas eróticas, y en una de esas le dije que si le gustaría sentir una

verga de verdad a lo que en su calentura me dijo que si que le encantaría. Cosa rara pero lejos de molestarme por su respuesta me exité aun mas Yo le dije que si quería le podía decir a mi jefe; que la vestiría preciosa como estaba en ese momento y que él fuera y nos cogiera a las dos como mujercitas, yo estaba segura que mi jefe aceptaría pues era muy calenturiento y con tal de cogerme haría lo que fuera. En fin quedamos que al siguiente día trataría de convencer a mi jefe y si aceptaba yo lo llamaría para confirmarle la hora en que teníamos que estar listas en casa para recibirle.

Al siguiente día en una oportunidad que tuve pase al privado con mi jefe y sin mas y dada la confianza que había entre nosotros le conté lo planeado por mi esposo y yo. Le comente de cómo mi esposo se comportaba cuando le contaba de cuando cogíamos y además le dije que mi esposo como mujer lucia preciosa y no se iba a arrepentir por lo que después de un rato de diálogo aceptó.

Terminó el día y sin mas me retire rápidamente a casa y en el camino le hable a mi esposo y le dije que lo esperaba en casa como a las 6 de la tarde pues mi jefe llegaría como a las 10 y era necesario arreglarnos las dos para estar preciosas. Llegaron las 6 y llego puntual. Rápido le dije se metiera a bañar, salió y sobre la cama estaba tendida ya su ropa que yo le había escogido: un vestido ceñido color rojo, medias color natural, sandalias negras tacón mediano, y tanga y brassier negro de encaje y por supuesto la peluca. Se vistió rápido y enseguida empecé a maquillarle poco a poco hasta que al finalizar quedamos impactadas ambas de ver lo preciosa que lucia, mi esposo es alto y delgado por lo que con esa ropa si que lucia impresionantemente bella. Enseguida procedí yo a bañarme y le dije que se estuviera quietecita ahí viendo televisión mientras salía. Cuando lo hice le pedí que me ayudara a abrocharme el brassier y además me ayudara a escoger mi ropa alo cual accedió gustosa según note. Escogimos un vestido rosa pegado también pero mas largo que el de ella, medias, zapato negro de tacón, me maquille y listo. Nos sentamos a ver televisión y conversar de lo bien que ella lucia y yo a hacerle bromas de que nomás no se fuera por ahí a ejercer prostitución pues ella era solo para mi.

En esas estábamos cuando sonó el timbre y me levante rápido… era mi jefe. Lo pase y le presente a… Reina, así se me ocurrió llamar a mi esposo pues eso era lo que parecía. Mi jefe quedó impactado según note y mas tarde me lo dijo. Nos sentamos a tomar una cerveza a la vez que le pedí a Reina que trajera una botana de la cocina a lo cual accedió y mientras estaba yo con mi jefe le pregunté que qué le parecía mi esposo o mejor dicho Reina, a lo cual dijo que estaba bastante buena y preciosa.

Reina regreso y seguimos charlando, ella trataba de hablar despacio tratando de disimular su voz para hacerla parecer mas femenina. Ya un poco mas en confianza los 3 charlando le señalé a mi jefe donde estaban los apagadores y le dije que apagara algunos focos para estar mas cómodos. Mientras el lo hacia le pregunté a Reina como la estaba pasando pero… era obvio que estaba exitada pues se lo notaba por mas que intentaba ocultar ese bulto en su vestido. Regreso mi jefe y me levante y lo saco a bailar. Bailamos 2 melodías y le sugerí que sacara a bailar a Reina que estaba que se pelaba a lo cual dijo que el también quería.

Lo deje parado y fui y levante a Reina y se le lleve hasta donde el estaba y empezaron a bailar varias hasta que salio una canción romántica y ellos se quedaron mirando y empezaron a bailar con los cuerpos pegados y como sus vergas estaban erectas chocaban en el pantalón y el vestido. Mi esposo intempestivamente y ante mi asombro empezó a sobarle por arriba del cierre y luego le saco la verga a mi jefe y se la empezó a sobar, yo miraba exitada pues ver a mi marido vestido de mujer y las cosas que hacia me tenian muy caliente y esa mujer preciosa era mi esposo. no pude mas, me levante y me acerque a ellos y le dije a mi esposo: Anda Reina, no te detengas se que lo estas deseando, chupa esa verga que tanto haz deseado cuando te platico de ella, eres una puta y no te hagas. Sin mas se agacho y se le empezó a mamar de una manera muy desesperada, muy golosa y se notaba que lo estaba disfrutando lo mismo que mi jefe y yo… yo estaba super exitada de ver esa cuadro, quien lo dijera mi esposo era ahora también mi esposa y además le gustaba también la verga tanto como a mi. Me agache y empecé junto con ella a darle una mamada a mi jefe por un rato hasta que le quite el vestido a ella quedando solo en ropa interior, y mi jefe se quito los pantalones y pues yo el vestido para estar mas parejos todos. Le dije a mi esposo que se inclinara en el sillón y enseguida empuje a mi jefe que se la puso en el culo pero solo la frotaba sin meterla y mi esposo gemía como deseando que ya se la encajaran, así estuvieron un buen rato hasta que ahora era mi turno me puse igual empinada y mi jefe llego por detrás y sin decir agua va me la metió de un golpe hasta fondo y se me fue toda pues ya estaba bien mojada. Era delicioso y se escucha el sonido del chocar de la piel, mi esposo se tocaba a mi lado y se quedaba viendo como me la metían… le pregunte si quería hacerlo a lo que sin responder se levanto y se acomodo como yo. Mi jefe me la saco y se acerco a el y siguió frotando su verga en el culo de el, yo acerque una crema y le unte en su verga y a mi esposo en su culo para que fuera mas fácil. Se repente solo se la fue ensartando poco a poco hasta que ya la tenia toda dentro y empezo a moverse de una forma muy erotica como toda una puta. Era muy erótico lo que estaba viendo yo. Mi esposo vestido de mujer y cogiendo con mi jefe. Estuvieron un rato hasta que todos juntos explotamos, mi jefe cogiendo a mi esposo, mi esposo en mi boca y yo masturbándome al no poder aguantar la calentura que lo que veía me estaba provocando.

Obviamente después de un rato y reponer baterías mi esposo se cogió a mi jefe quien también disfrutó pero eso será cuestión de otro relato.

 

Saludos

ADRIANA



© tureina

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (12)
\"Ver  Perfil y más Relatos de tureina
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)