Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.768 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.974 Miembros | 17.495 Autores | 85.474 Relatos 
Fecha: 29-Ago-05 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduros

El Portero de 60 se lo monta con mi mujer (2)

SaMu
Accesos: 30.205
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
Mis fantasias podian llegar a hacerse realidad... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Dar las gracias a todos los que me animasteis con vuestros correos y comentarios a seguir escribiendo una segunda parte, va por vosotros y espero que lo disfrutéis…

Luis

Me desperté antes de que sonara el repelente sonido de la alarma del reloj, escuchando correr el agua de la ducha, me levante y fui directo al baño… A pesar de llevar bastantes años casado, mi mujer sigue gustándome muchísimo, y el ver la silueta desnuda a través de la mampara del baño me hizo ponerme a mil, no es muy guapa pero si una chica como se suele decir resultona, mide alrededor de 1,70, sus pechos, a pesar de la talla 100 que usa si te descuidas te sacan un ojo, el culito muy redondito como me gustan a mi pero durito de ir todos los días al gimnasio… Me quite la camiseta que es con lo único que duermo y me metí en la ducha con ella, que me recibió con un beso, mi polla ya estaba a media hasta, pero la mire y me puse a recordar como el portero se la estaba follando el día anterior en el salón, la mamada que le hizo fue también espectacular, así que le pedí que me hiciera una a mi, por supuesto ella se negó como de costumbre…

Cariño, cómemela un poquito aquí en la ducha.

Sabes que no me gusta

Venga no seas tonta y piensa en lo que tu quieras mientras me la comes…

Fue decirle esto y la muy puta se puso de rodillas y empezó a meterse la polla en la boca hasta los huevos con verdadera ansia, esta claro que estaba pensando en la polla del portero y en lo que disfruto el día anterior de ese madurito sesentón. Lo que no sabia ella es que también yo estaba fantaseando con el portero. Después de un buen rato comiéndome la polla yo no aguantaba mas, mire hacia arriba y el agua caliente me chorreaba por la cara lo que me termino de excitar del todo y empecé a convulsionar mi cuerpo… Mi mujer tragaba toda la leche relamiéndose las comisuras para que no se desperdiciara ni una gota, mientras yo a duras penas conseguía mantenerme de pie pues las piernas me temblaban del placer que había sentido.

Terminamos de ducharnos y salimos de nuevo a la habitación a vestirnos, ella estaba un poco cortada por lo puta que se había convertido y quizás con miedo por si le preguntaba porque ahora ya no le daba asco comérmela…

Todavía no me puedo creer mi vida lo bien que me la comiste, ¿ ves como no es tan asqueroso como siempre me decías?...

Tienes razón, pero no te acostumbres…

Quería dar un paso hacia delante e intentar tantear el tema del portero, para ver que decía, pero no encontraba la forma ideal de formular la pregunta…

Cariño tengo que confesarte que últimamente tengo fantasías…

¿ Que tipo de fantasías?

Que veo como te folla un tercero y eso me excita muchísimo

Mira que eres guarro y bruto…

Y lo mas gracioso es que el que te folla me gustaría que fuera madurito y con experiencia…

Ella se puso roja y aparto la mirada, termino de vestirse rápidamente y salio de la habitación…

 

Clara

Mientras me vestía no podía creer lo que estaba escuchando, como es posible que mi marido pudiera saber o sospechar que el día anterior estuve follando como una loca con el portero… Me quite esa idea de la cabeza, pues era imposible que el pudiera saber algo y estar tan tranquilo, ahora empezaba a invadirme el morbazo de saber que a mi marido le gustaría verme follar con un maduro, y empecé a mojarme pensando en como seria que me estuvieran follando los dos a la vez… Salí hacia el trabajo, pensando solo en que se pasaran rápido las horas para volver a encontrarme con mi Genaro que tanto me hizo disfrutar el día anterior, no me podía quitar de la mente esa cara bonachona, esas manazas inmensas, esa barriga prominente y todo ese cuerpo tan velludo y duro a pesar de los años…

Por fin llego la hora que tanto deseaba desde el momento en que el día anterior salio por la puerta de mi casa el portero, dejándome rota y en éxtasis, tirada sobre el sofá… De nuevo podría disfrutar de su fuerza y experiencia.

Pase por la portería y allí estaba el con una sonrisa picara pero muy cariñosa y bonita, hoy llevaba puesto un pantalón de pana que le marcaba el paquete y un polo de una marca conocida que le quedaba muy ceñido remarcando su maravillosa tripa. Le hice una señal con la mano indicándole que subiera a mi casa.

Según entramos en casa se me abalanzo agarrandome por detrás y sentí en mi culito durito y redondito su polla dura, mientras que con sus manazas me agarraba los pechos y con las yemas de los dedos acariciaba suavemente mis pezones que a esas altura ya estaban muy empitonados, sentí sus labios besarme el cuello lo que hizo que un escalofrió recorriera todo mi cuerpo, instintivamente eché la mano hacia atrás para agarrarle la polla, el me giro y empezamos a comernos la boca con pasión, su lengua entraba hasta adentro y se entrelazaba con la mía como en una lucha de titanes.

Le quite el polo y baje a besarle su pecho, fui recorriendo su tripa hasta que llegue al pantalón, quite rápidamente el cinturón y le saque la polla con unas ansias locas de comérmela, estaba súper excitada y tenia gotas de espermina en su gran capullo rosado, empecé dulcemente a recorrer toda su polla con mi lengua dando pequeños lametazos en el capullo, me sabia riquísimo, el no paraba de gemir y me agarro la cabeza para meterme toda la polla en la boca y comenzó a follarmela, me la metía tan adentro que no podía evitar dar alguna arcada lo que le parecía excitarle mas aun…

Trágatela entera zorrita y hazme disfrutar como nadie sabe hacerlo…

Ummm…. Ummmm….. si…gue….a … si…

Yo busque con mis dedos mi clítoris que en ese momento estaba humedisimo y empecé a acariciármelo con dos dedos mientras sentía la polla llegarme hasta la garganta, al poco tiempo tuve el primer orgasmo que me dio una descarga eléctrica que me recorrió mi cuerpo entero a la vez que sentía como su polla se hinchaba mas y empezaba a soltar chorros de leche calentita que tenia que tragar sin parar….

Nos sentamos en el sofá ya los dos desnudos y comenzamos a besarnos y acariciarnos por todo el cuerpo…

Quieres tomar algo Genaro…

Un café no estaría mal y si tienes cualquier cosa para mojar ideal…

Nos tomamos un café y unas pastas riquísimas de la pastelería de debajo de mi casa… Aproveche para comentarle lo que había pasado con mi marido en la mañana, el se sonrió y me dijo que estaría encantado de follarme con el viéndonos, la conversación subió de tono y su polla no fue menos… me senté encima de su polla que la sentí como entraba hasta que hicieron tope sus huevos, me agarro con sus manazas el culo y empezó a subirme y bajarme con gran maestría, mientras mis tetas subían y bajaban golpeando encima de su barriga….

Cabalgas como nadie… tienes un chocho riquísimo y cerradito, como se nota que tu marido no la tiene tan gorda como la mía…

Sigue follandome que me voy a correr otra vez… ahhhhhh… ahhhhh… muéreme los pezones que me corrooooooooo….

El comenzó a comerme mis pechos y tuve un orgasmo tremendo, el siguió bombeándome con fuerza…. Cuando termine de correrme me bajo al suelo y me puso a cuatro patas y comenzó a comerme el ojete, aquello nunca me lo habían hecho y sentía como su lengua entraba dentro dándome un placer que nunca antes sentí, después de un gran rato ya no aguantaba mas y le pedí por favor que me la metiera por el culo, el apoyo el capullo en la entrada y de un solo empujón me la metió entera, di un grito pues me dolió y sentí como un desgarro, el se quedo quieto y empezó a moverse lentamente, en seguida el dolor se transformo en placer y ahora era yo la que movía mi culo para que me follara mas rápido, su polla entraba y salía cada vez a mas ritmo hasta que sentí un liquido caliente en mi culo acompañado por un alarido de Genaro que saco en mi un orgasmo tremendo, me desplome en el suelo y el quedo encima mío con su polla todavía metida en mi culo, quedamos en esa postura por un buen rato saboreando el placer experimentado… Cuando de repente oí un ruido en la parte de arriba de mi piso, los dos nos incorporamos asustados y….

 

Luis

 

Como estaba disfrutando viendo follarse por el culo a mi mujer, mi polla estaba a reventar, cuando de repente Genaro dio un alarido cargando todo su cuerpo sobre mi mujer y corriendose vivo, el placer que sentía viendo aquello fue tal que el primer chorro de leche subió directo al techo, seguidos de varios chorros mas… Me quede sentado sin apenas fuerzas viendo como el portero quedaba tumbado sobre mi mujer, paso un rato y decidí irme a limpiar al servicio, pero cuando me incorpore con el codo di a la mierda del jarrón que mi suegra me regalo el día de mi boda y a punto estuvo de caer al suelo…

¿Quién anda ahí?

Estaba claro que me habían escuchado así que decidí bajar al salón, mientras bajaba las escaleras me abrochaba el pantalón y pensaba en lo que decir…

Muy buenas, tranquilos no os asustéis que soy yo…

Mi mujer se quedo blanca e intento taparse la desnudez con la ropa que estaba tirada por el salón y Genaro torpemente y muy nervioso se puso los calzoncillos… Yo con mucha tranquilidad y serenidad volví a tomar la palabra antes de que dijeran nada…

No pasa nada, ayer escuche y vi todo lo que paso, por eso esta mañana hice que me la comieras y te comente lo de mi fantasía…

¿De verdad que no te importa lo que ha pasado?

Bueno, lo único que siento es que me hubiera gustado intervenir yo.

Se acerco mi mujer me dio un abrazo y un besazo en los morros. Genaro no salía de su asombro y empezó a vestirse con la intención de marcharse, pero mi mujer le agarro por la mano y le dijo que estaban en deuda conmigo y que subiéramos a la habitación…

Lo que ocurrió ese día fue algo increíble pero esa historia queda para otro momento…

P.D.- Dejo en vuestros comentarios y valoraciones la posibilidad de terminar la historia con un tercer relato…Saludos… SaMu.



© SaMu

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (9)
\"Ver  Perfil y más Relatos de SaMu
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)