Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.396 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.643 Miembros | 17.595 Autores | 86.174 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » SEXO ANAL » LE ROMPÍ EL CULO A MI TIA
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 07-Jun-05 « Anterior | Siguiente » en Sexo Anal

Le rompí el culo a mi tia

bandido
Accesos: 81.822
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Como una mujer de edad pierde su virginida con su primo menor que ella. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Imaginario

Me llamo Nilda, tengo 53 años soy casada y tengo dos hermosas hijas ya mayores, soy Ing. Civil, y por razones de trabajo me mandaron a ver unos terrenos en otra provincia en donde tengo una tía a la cual no veía desde hace muchos años, y, decidí ir a verla para hospedarme ya que me quería ahorrar algunos viáticos. Fue así que luego de un largo viaje llegue a la casa de mi tía, ella se sorprendió al verme ya que, sacando la cuenta no nos veíamos desde hace casi 15 años, me sorprendió verla sola y le pregunte por mis primos, ella me contó que sus hijos mayores ya estaban casados y vivían no muy lejos de su casa pero cada uno ya con su familia y, que ahí ella vivía con Luis el ultimo de sus hijos.

Como era de tarde no salí de casa y ya casi al anochecer llego Luis, mi primo, venia de trabajar y mi tía nos presento, yo a él no lo conocía ni él a mí, y la verdad Luis es una persona muy amable y cortes tiene 28 años es muy atractivo, es alto, de cuerpo muy atlético y causa muy buena impresión, luego de una amena charla y de una rica cena Luis saco una botella de vino y sirvió para hacer un brindis por haber conocido a una linda prima (según sus palabras), y que a decir verdad a mis 53 años me conservo muy bien ya que a las reuniones que asisto me gusta atraer miradas y a mi esposo le gusta que mantenga mi bien torneado cuerpo (soy alta, delgada, cabello rubio unos pechos medianos pero redonditos, unas piernas largas que sostienen mi inmensa cola que es lo que más atrae las miradas de los machos y que mi esposo lo cuida como oro), mi tía nos acompaño un rato mas y se retiro a casa de una amiga.

Luis y yo seguimos platicando y sin darnos cuenta ya estábamos acabando la botella de vino, en eso decidí ir a descansar, Luis me acompaño hasta mi dormitorio y se retiro, me saque lo que traía puesto y solo me quede con mi hilo dental sin brasier y un polito transparente con el que duermo, antes de acostarme me dispuse ir al baño que esta frente a mi dormitorio y, al momento de entrar, encontré a Luis, de espaldas totalmente desnudo, él al voltear me quedo mirando sin saber que hacer y yo solo atine a bajar la mirada y al momento de hacerlo no pude evitar mirar el inmenso miembro que tiene Luisito y vaya que es muy inmenso, yo me voltee y salí hacia mi dormitorio, ahí me puse a reír no se por que, y luego Luis toco a mi puerta, pidiéndome permiso para pasar, yo le dije que pase pero si estaba cambiado, me dijo que si y entro al cuarto, yo estaba ya en la cama y cubierta totalmente para que no viera lo que ya había visto.

- Primita disculpa por lo que acaba de pasar soy un tonto y olvide que estabas en casa no quiero que pienses mal.

- No te preocupes Luisito son cosas que pasan, no tienes que preocuparte.

- Ok prima, pero ya me di cuenta lo realmente hermosa que eres. Me dio un beso en la mejilla y se retiro.

Ya en la mañana decidí ir a ver los terrenos por los que había venido, y Luis decidió acompañarme ya que ese día no trabajaba, yo le acepte, saco su auto y fuimos hacia allá, cuando llegamos fui a revisar los terrenos y en una de esas resbale y caí golpeándome las piernas, Luis corrió a levantarme y me llevo cargada hacia el auto me pregunto como estaba, yo le dije que bien que no era para tanto, así que nos retiramos y fuimos hacia casa, al llegar mi tía no estaba y dejo una nota diciendo que se iba a casa de uno de sus hijos que se quedaría a dormir allá y regresaba temprano para despedirme, ya que solo era para estar ahí un día y regresarme a casa, en eso Luis llamo por teléfono pidió unas pizzas y vinos, toda la tarde bebimos y la pasamos de lo mejor, Luis era muy detallista y me hacia sentir muy bien, ya de noche y yo algo mareada nos fuimos cada uno a su dormitorio, pero por las miradas que me dio Luisito y por lo mareada que estaba me dispuse a jugar un poco con él, yo estaba como la noche anterior solo con mi hilo pero esta vez era negrito y con mi polito que dejaba ver mis tetas, en eso llame a Luis, él vino al instante y le dije que como era el último día que estaría ahí quería tomar unas copas mas de vino, él salió y de inmediato trajo el vino que a mi me encantaba, yo estaba cubierta hasta el cuello con el cubrecama y no le dejaría ver nada por el momento, la verdad nunca había echo esto y no sé por que lo hacia, pero como solo se trataba de un juego y Luis me miraba picaramente quería jugar un momento con él, Luis me sirvió y me dijo:

- Salud primita por haber tenido el honor de estar al lado de una mujer tan bella como tu, pero estando echada así se te va a caer todo el vino.

- No te preocupes Luisito solo que estoy como anoche y no quiero cambiarme de nuevo.

Luis se echo a reír y yo también, ya los dos estábamos mareados y él no paraba de mandarme halagos y piropos muy lindos. y decidí comenzar con el juego

- Sabes que primo la verdad ya estoy teniendo algo de calor así que me voy a levantar y me voy a descubrir un poco.

- Lo que tu quieras prima estas en tu dormitorio.

Me recosté en el espaldar y me descubrí hasta la cintura él se quedo inmóvil al ver mis tetas a través del polo yo solo le sonreí.

- Y como estas de tus piernas prima ya estas mejor.

- Si algo pero estoy notando que se están poniendo algo rojas.

- Acá tengo una crema, eso te aliviara un poco.

En eso saco una crema de su velador y me la trajo. Yo saque una de mis piernas y se la mostré, él se puso de mil colores al verme así, y a mí me encantaba este juego, es mas me excitaba.

- Hay Luisito por favor échame un poco de crema en la pierna no seas malito.

El se unto la crema en sus manos y comenzó a frotarme la pierna yo me puse de costado y le mostraba mis glúteos y miraba como el hilo dental se perdía por entre mis nalgas, él estaba de lo mas excitado y su respiración era muy acelerada, en eso saque mi otra pierna y me subí un poco más el polito.

- Acá en esta pierna también para que no se llegue a hinchar.

- No te preocupes primita yo lo haré lo mejor posible.

El no paraba de mirar mi culo y ya mis jugos salían por mi hilo dental, estaba muy excitada y él lo notaba, en eso le di la espalda y me subí el polo hasta la cintura mostrándole todo mi culo.

- Luisito frótame bien para que no se note nada por que sino mi esposo va a pensar que he echo algo malo.

- Hay primita tu esposo debe ser el hombre mas privilegiado al tener una mujer como tu todas las noches.

Yo me sonreí y movía el culo para que vea lo excitada que estaba, en eso el metió una de sus manos por el medio de mis piernas, yo respire profundo me voltee y le dije.

- Tu crees eso Luisito pero ahora el privilegiado vas a ser tu.

No me aguante mas y nos confundimos en un beso en el que nuestras bocas se juntaban con mucha pasión. El me quito el polo y se abalanzo sobre mis tetas comenzando a mordisquear mis pezones uno por uno, yo gritaba como una loca y masajeaba su espalda tratando de quitarle el polo que traía puesto así fue bajando hasta mi cintura y besando cada parte de mí, llegando a mi chochito que estaba súper lubricado me saco el hilo y me chupo el chocho como nunca lo había echo mi marido (ya que solo con él es el único hombre que he estado) su lengua jugaba con mi clítoris y la metía y sacaba como una serpiente, me vine dos veces consecutivas como hace mucho no lo hacia, Luis se puso de pie y se saco el polo, yo me recline hacia su pecho y comencé a besarlo por todo su entorno bajando hacia su inmensa polla ahí le baje la cremallera y se lo saque pasando mi lengua por todo lo largo de su polla me la trague toda y se la chupaba cada vez más rápido sin dejar de mirar su carita y ver la satisfacción que yo le brindaba y lo loco que lo volvía.

- Te gusta papi, dime si te gusta mi amor.

- Si mi amor nunca me habían chupado la verga como tu, eres una verdadera hembra lo feliz que debe ser tu marido a tu lado.

- Ahora soy toda tuya, soy tu hembra mi vida hazme tuya toda esta noche.

Fue así que me echo a la cama me abrió de piernas y agarrando su polla me la fue introduciendo poco a poco yo sentía ver las estrellas su herramienta era superior a la de mi marido sus movimientos se fueron haciendo cada vez más violentos y los dos sincronizábamos nuestros cuerpos con nuestros movimientos, eso me volvía loca y su boca era un manjar al que no dejaba de besarlo así me vine por tercera vez mientras que el seguía completamente entero, para mí era mejor así lo tendría mas tiempo para mi, lo tire a la cama me puse encime de el y comencé a cabalgarlo él no dejaba de mirarme y con sus manos masajeaba mis tetas ahora era yo la que le estaba haciendo el amor, me movía de atrás hacia delante y movía mis caderas en círculos él no aguantaba mas me saco de encima de él y comenzó a masajear su polla para venirse.

- Ven acá mi amor por que no me quieres dar tu leche - le dije.

Le agarre la polla y me la lleve a la boca se la comencé a mamar rápidamente y de un solo golpe soltó toda su leche que estaba muy calientita me la trague toda y nos comenzamos a besar, su lengua recorría toda mi boca y me dejaba sin respiración, en eso me puso en cuatro, de perrita, y él se puso debajo mío yo le chupaba su polla y el se comía todo mi chocho dándome de chupadas hasta la entrada de mi culo, en eso su polla se comenzó a armar de nuevo y ya no cabía dentro de mi boca, me volteo y me llevo al piso ahí estando en cuatro patas me volvió a meter su polla y sus bolas golpeaban contra mis nalgas.

- Así papi sigue así que rico mi amor no acabes sígueme dando mi amor - le decía.

- Que rica papayita tienes mi vida nunca me había comido una como la tuya tan estrechita mi amor eres una verdadera hembra.

Así me puso de pie y mis tetas las puso contra la pared poniéndose él detrás mío y comenzó de nuevo a follarme. Era toda una bestia no pensé que aguantara tanto, era la primera vez que me sentía una mujer. Luego paro y comenzó a besarme toda la espalda mientras uno de sus dedos jugaba con mi clítoris y su lengua llego hasta la entrada de mi ano ahí se detuvo besándolo fuertemente mi marido nunca lo había echo, es mas nunca intento nada por ahí, el abrió mi culo con sus dos manos al ver que yo trataba de juntar mis nalgas fuertemente para que no siga pero fue inútil ya uno de sus dedos entraba por mi culo y sentía algo de dolor.

- Nunca te han metido nada por ahí mi amor, verdad.

- No Luisito y no intentes nada por favor mi marido nunca ha tocado eso, todo lo que tu quieras mi vida pero nada por ahí mi bebe.

- Esta bien cariño lo que tu digas.

En eso me llevo a la cama y me puso las piernas en sus hombros clavándome fuertemente sintiendo toda su polla dentro de mi chocho yo me corrí de nuevo y mis jugos salían como chorros de agua, luego nos echamos frente a frente sin parar de besarnos y me metía toda su herramienta mientras con sus manos masajeaba mi culo metiendome un dedo por el ano, era una sensación diferente pero no desagradable yo trataba de moverme para sacarlo de mi huequito pero era inútil así que no puse resistencia, ya su dedo salía y entraba de mi culo como si nada en eso me volteo y me puso de espaldas y puso su polla en la puerta de mi culo me volteo la cara y me besaba mientras su polla buscaba entrar en mi agujero y uno de sus dedos jugaba con mi clítoris, y fue así que luego de un momento a otro logro penetrarme el culo lo fue haciendo lentamente mientras yo aguantaba el dolor y el no paraba de besarme.

- Haaaayy papi que has echo ya me rompiste el culo mi amor haaay... mi vida hazlo despacito papi no quiero que entre toda tu polla me va a destrozar mi amor.

- Que rico culo tienes mi vida todo entra ajustadito mi amor todo tu culo es mío mi vida todo.

- Si papi todo es tuyo tu eres el primero que me rompe el culo cariño pero no lo metas todo mi amor.

Todas mis suplicas fueron en vano por que de un momento a otro me penetro totalmente y sentí como desfloraba todo mi culito, comenzando a bombear fuertemente yo sentía que me partía en dos.

- Hay papi haaaayyyy... que malo que eres te dije que no la metas toda ya me jodistes el culo mi amor.

- No mi vida no te iba dejar ir sin que me entregues el culo que rico culo tienes mi amor.

En eso me puso en cuatro y siguió perforándome el culo yo sentía dolor pero era un dolor placentero yo ya quería que acabe pero el no terminaba, así que luego se sentó en el piso y me puso de cuclillas y era yo la que tenia que brincar sobre su polla y la verdad era increíble como entraba toda ella en mi culito, no sabia como mi culo se tragaba todo eso así que luego de un buen rato sentí como brotaba toda la leche dentro mi culo sentía toda su lechecita dentro de mi y por fin termino yo me tire de espalda sobre su pecho y el me besaba apasionadamente.

- Que rico mi amor es la noche más fantástica que he tenido eres la mejor hembra que existe nunca había tenido una noche como hoy.

- Que feliz me has echo papi. No pensé nunca tener nada por atrás y no me arrepiento de haberlo echo contigo mi vida. Nunca olvidare este momento mi amor.

Saco su polla de mi culo y cuando me levante pude ver que salía un poco de sangre y es que de verdad me había dejado el culo desflorado. Esa noche lo hicimos dos veces mas pero ya nada por el culito, hasta que dio el amanecer al escuchar que llego mi tía el se fue a su dormitorio y luego de un rato me bañe y salí a despedirme, mi tía me despidió y Luisito me llevo hasta el terminal todo el camino nos fuimos besando y él aun quería hacerme el amor otra vez pero la verdad yo estaba destrozada así nos despedimos quedando en venir a visitarlos mas seguido. Llegue a casa y le comente a mi esposo que había sido un lindo reencuentro con la familia.

La verdad nunca pensé que mi primito que podría ser mi hijo seria quien me rompería el culo y quien me dejo muy satisfecha yo la verdad necesito ir a ver mas seguido a mi tía.



© bandido

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de bandido
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)