Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.168 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.320 Miembros | 17.429 Autores | 85.014 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » ZOOFILIA » MI MASCOTA FUE EL PRIMERO
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 06-May-05 « Anterior | Siguiente » en Zoofilia

Mi mascota fue el primero

Jane
Accesos: 41.618
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 15 min. ]
 -   + 
Nunca hubiera imaginado que un perro seía el primero en mi vida...y mucho menos que esta experiencia la compartiría con mi mejor amiga... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Mi nombre es Jane y quiero contarles como gracias a una amiga íntima descubrí este mundo de la zoofilia He leído en las páginas de internet muchos relatos de chicas que tienen sexo con sus perros y esto me animó a escribir para contarles mi experiencia, que sin duda todas las que lo practican saben que es de lo más increíble e incomparable, bueno no tuve todavía relaciones con un hombre, pero según me han dicho muchas amigas hacerlo con un perro es tanto mejor, y yo estoy de acuerdo, por lo menos hasta ahora.

Todo comenzó hace algunos meses atrás, cuando fue mi cumpleaños, no les digo mi edad pero soy muy joven, creo que a esta edad a todas las chicas nos llama mucho la atención todo lo referente al sexo . Por eso que entre mis amigas todas de la misma edad, decíamos que se dice que a esta edad una pasa de niña a mujer, pero eso es solo un decir ya que sigues igual, me refiero al sexo, sigues virgen, por eso con mis amigas nos retábamos a ver quien se anima a llegar hecha una mujer a fin de año. O sea perder la virginidad, pero solo lo decíamos, porque hacerlo nada, casi todas habíamos tenido o teníamos novios, pero solo eran besos y alguna caricia y nada más. Nadie se animaba a dar el primer paso, es cierto que los chicos no perdían la oportunidad de insinuar el acostarnos con ellos, pero no les dábamos el gusto, uno por el temor a quedar embarazadas a nuestra edad, ya que un descuido basta, y los chicos no eran precisamente los que nos iban a cuidar, segundo por que los hombres se mueren por llevarla a una a la cama, pero una vez logrado, se la pasan comentándolo con todos sus amigos como si fuera un juego, yo he escuchado a varios muchachos hablar de que se cogieron a la tal y a la cual, parecía como una competencia entre ellos. La verdad parece que solo nos utilizan para jactarse de ser muy machos. No deben ser todos así, pero la mayoría y en esto están de acuerdo mis amigas.

Cuando llegó mi cumpleaños mis papás me hicieron una fiesta con mis amigos y parientes, fue en mi casa, estuvo muy bonita y me divertí, también tuve regalos, pero el regalo que realmente me marco es el que les voy a contar. Tengo una amiga , su nombre es Camila con la que somos cómplices en muchas cosas, ella sabe mis cosas y yo las de ella, aunque había algo que no sabia y se lo tenía bien guardado. A los pocos días de mi cumpleaños fui a su casa donde teniamos que hacer una tarea juntas. Su mamá salió por unas compras, y nos dejó solas, comenzamos a hacer la tarea, pero nos metimos a navegar en internet buscando paginas de sexo y fotos, la verdad es que eso me excitaba, y a Cami también pero para disimularlo nos reíamos de las fotos que veíamos, ohhhh! Que verga! Esta buena!!

En eso me pregunta ¿quieres ver algo diferente?, ¿qué es?

-quieres ver páginas de zoofilia?

-¿qué?

-ya vas a ver

y diciendo esto me mostró unas fotos de mujeres cogiendo pero con perros. Ver eso me sorprendió y me causo aversión, no podía imaginar que una mujer pudiera dejarse penetrar con un perro, no me parecía normal, se lo dije a Cami, y me respondió

-no te imaginas la cantidad de chicas que hacen esto

-¡serán pervertidas!

-no, son chicas como nosotras,¿quieres leer sus relatos?

Y diciendo esto entro a unas páginas donde había relatos de zoofilia y leímos algunas, una era de una mujer mayor pero las otras dos eran de chicas jóvenes que mencionaban que hacerlo con sus perros fue la experiencia mas excitante. A pesar de que no terminaba de digerir el hecho de saber que mujeres gozaban con sus perros, leer sus relatos y como lo describían hicieron que termine excitada y con la concha mojada.

Al escuchar llegar a su mamá, mi amiga salió de las páginas y puso en la pantalla la tarea que teníamos que hacer. Al preguntarnos su mamá de que si ya habíamos terminado le dijimos que ya nos faltaba poco. Lo cierto es que no habíamos hecho casi nada y tuvimos que terminarlo a la rápida.

En mi cama no podía dejar de pensar en las fotos que había visto y en los relatos que habíamos leído, ¿será posible que sea más rico que con un hombre?, aunque yo no tenía ninguna experiencia sexual, solo las masturbadas que me daba nunca me hubiera imaginado la posibilidad de tener a un perro como amante. Pero recordando lo leído me excitaba y para bajarme la calentura termine masturbándome con el mango de un cepillo que uso para el caso.

Para el sábado los papás de Cami tenían una fiesta, por lo cual mi amiga me pidió que me quedara en su casa para acompañarla, no era la primera vez, ya me había quedado algunas veces y ella también en mi casa, por lo que mis papás no pusieron ningún obstáculo. Esa noche después de que se fueron los papás de mi amiga, nos preparamos unos sandwiches y con refrescos de cola y galletas nos fuimos a ver una película en la tele, pero resulto aburrida, así que Cami propone que mejor entremos al internet .

Esta vez fuimos directo alas páginas de zoofilia, después de ver varias fotos, me mostró algunos videos, donde se veía claramente cómo el perro metía en la chica sus tremenda verga y ellas parecían gozarlo realmente ya que gemían como si les gustara. Así estuvimos viendo por buen rato, esto me ponía excitada y creo que mi amiga se dio cuenta porque me pregunto

-¿te hace excitar viendo esto?

-un poco, ¿y a ti?

-si, estoy mojándome

Y nos reímos por lo nerviosas que nos ponía esto. Ella me miraba como si quisiera preguntarme algo sin atreverse

-¿qué?

-¿te atreverías a hacerlo con un perro?

Me quede con la boca abierta

-¿estas loca?

-no, ¿pero de verdad, no tienes ni siquiera curiosidad?

Curiosidad si tenía, desde que me enteré de que una mujer podía tener sexo con un perro no podía dejar de pensar en eso, aunque eso me hacia sentir mal, ya que me preguntaba ¿no tendré algo de pervertida?, ¿y por que al pensar en esto me excitaba?

-tengo algo de curiosidad, pero de pensarlo a hacerlo es otra cosa no?, ¿y tú te atreverías?

-Pienso que un perro como hemos leido no se lo cuenta a nadie, no te traiciona, ni te exige nada, solo te hace disfrutar ¿no te parece que es mejor que un chico?

-en eso si, pero es un animal. Además ¿cómo sabemos que esto es verdad? No conocemos a nadie que lo haya hecho.

Mi amiga mirándome fijamente me dijo

-Te voy a confesar un secreto, pero me tienes que prometer que no se lo dirás a nadie, por lo que más quieras.

-bueno te lo prometo

Me hizo prometer por mar y por cielo a que no le contaria a nadie lo que me diría

-esta bien te lo prometo

-bien, yo conozco a una chica que tiene relaciones con su perro, y dice que todo lo que cuentan aquí es verdad.

-¿quien es? La conozco?

-si la conoces,

-ya, dime de una vez.

Se queda en silencio y bajito dice

-yo

-¿qué?

-yo tengo sexo con mi perro

La mire y me eche a reír, pensando que era una broma de ella, pero ella no se reía.

-¿es verdad?

-si, hace meses que lo hago

casi me caigo de espaldas, aquella confesión no me lo esperaba, me quedé con la boca abierta. Con razón me hizo jurar tanto pero no lo podía creer y se lo dije, Cami me contó que hace meses atrás había descubierto las paginas de zoofilia y como tenía perro quería comprobar si todo eso era verdad, escribió a algunas chicas que contaban sus experiencias para informarse y ellas le dijeron que todo era verdad, que de verdad se gozaba con un perro más que todo fue encontrar a una chica de su edad que tuvo su primera experiencia con su perro y ella lo animó y un día en que se quedó sola Sam su perro la desvirgó, aunque al principio eso la dejo confundida, su amiga de internet la ayudo y después continuo su relación con su perro ya que esto le producía mucho placer .

Me explicó los detalles de su primera vez, yo la escuchaba con la boca abierta y con la concha mojada porque escucharla de mi propia amiga lo que solo había leído me provocaba gran excitación. Al terminar me dijo, te juro que no me arrepiento

-¿quieres que lo traiga a Sam?

Yo ya estaba tan excitada que solo moví la cabeza afirmando

Ella salió y al rato volvió con Sam , es un perro ovejero alemán de mediano tamaño, cariñoso y muy bien cuidado. Ahora entendía porque mi amiga se esmeraba en cuidarlo tanto, claro era su amante.

Entro moviendo la cola yo mire al perro y aun me parecía que todo esto era una mentira.

-¿quieres vérselo? Me dijo Cami, y comenzó a acariciarle su lomo y le decía palabras cariñosas

-ven papito lindo, muéstrale tu cosita a Jane y metio su mano bajo la panza del animal, yo no sabia que estaba haciendo, después lo supe que lo estaba masturbando. Luego paro y me dijo

-ven acércate y míralo.

Yo mire y me quede sorprendida, se veia una gruesa verga roja colgando, era como de las fotos

-¿eso te lo mete? pregunte asombrada porque me parecía muy grande.

-si eso es lo que me hace gozar, ¿quieres agarrarlo?

Tenia miedo y ganas a la vez

-¿segura que no me muerde?

-no, le gusta que se lo agarre, vamos hazlo de una vez

Temblando de miedo meti mi mano y agarre aquella verga grandiosa, era la primera verga que agarraba y nada menos que de un perro. Solo se lo tome en la mano no hice nada más pero eso ya me tenía mojada.

Ella volvió a agarrar aquello diciendo te mostraré lo que hago cuando tenemos relaciones. Iba a ver lo que cambiaría mi vida. Lo hizo echar de espaldas, ahora su verga se veía bien parada, Cami se acerco y para mi gran sorpresa se lo metió en la boca, había visto aquello en las fotos, pero en vivo era diferente, comenzó a chuparle la verga lo hizo buen rato, después se paro y se fue a sentar en el borde de la cama con las piernas abiertas llamo a Sam y el fue directo a su concha y lo estaba lamiendo, mi amiga gemía de gusto aquello realmente parecía gustarle. Yo viendo todo eso mi excite mucho y comencé a masturbarme ahí mismo. Cami me vio y pregunto si quería probarlo, a pesar del miedo acepte, me dijo que me sacara el pantalón y las bragas y asi me hizo echar en la cama con los pies en el suelo. Casi pego un grito al sentir la lengua de Sam en mi concha sentí como una descarga que me hizo estremecer todo el cuerpo, después del susto ya que Sam seguía lamiéndome comencé a sentir delicioso, era mejor que las masturbadas que me daba, además era la primera vez que alguien me lamía la concha y me hacia sentir rico, no se que dije pero estaba como volada por la sensación hasta que con un grito me hizo que me corriera, era un orgasmo el primero que me sacaba alguien y ese alguien era ni más ni menos que el perro de mi amiga. Cami lo retiro de mi y yo me quede tendida en la cama como en un shock, de ahí pude ver que ella lo volvia a chupar , después me dijo que lo hizo para hacerlo acabar ya que no quería dejarlo con las ganas puestas. Y otra cosa que me dijo fue que ella se tragaba su semen. Realmente esa fue una noche de sorpresas para mí.

- ¿Te gusto como lame?

-Siii estuvo delicioso, no me imaginaba que fuera asi de rico, me hizo venir.

-me di cuenta de eso, por eso ya no seguí más.

-¿seguir como?

-llegar a la penetración, hoy no lo hice, aunque Sam quería, pero para ti es suficiente. Si de verdad te gusto, en la siguiente oportunidad puedes probar completo y gozar como nunca en tu vida.

-Quieres decir hacerme meter su verga?

-Si, pero no todo.

Después de asearnos, nos fuimos a al cama, allí continuamos hablando de Sam y mi primera experiencia con él, yo le preguntaba de todo, allí me explico lo del nudo que tienen los perros y por los que las perras se quedan coladas a los perros. Le pregunte si ella había experimentado eso, es lo mejor me dijo, quedarse colada con tu perro ya lo veras si lo haces. Y quedamos en que la próxima vez lo haríamos completo las dos y seria mi iniciación, como decia Cami sería la hembra de Sam.

Eso ocurrió después de una semana, en ese tiempo cada dia recordaba lo que me hizo sentir Sam con su lengua, y me preguntaba si eso fue con la lengua , cómo seria con la verga.

Llegado el sabado y para nuestra suerte sus papás volvieron a salir, era nuestra oportunidad, y asi fue. Llevamos a Sam al dormitorio, allí nos desvestimos y siguiendo las instrucciones de Cami acariciamos y preparamos al perro. Al igual que la primera vez, le chupamos la verga, nos hicimos lamer, esta vez Cami no dejo que me lamiera hasta terminar, me dijo que me pusiera de cuatro patas y coloco a Sam detrás de mi, el perro se subió en mi encima y me agarro fuerte por la cintura con sus patas y empezó a empujar, cami lo guiaba en eso sentí que Cami colocaba la punta de su verga en mi entrada, cuando quise decir algo de un empujón me metió media verga, yo lance un grito de susto y de dolor, Cami me decía calma, solo es un rato después pasa el dolor, pero siguió empujando llevándose mi virginidad por delante, pero como dijo Cami el dolor paso y comencé a disfrutar de aquella mi primera relación sexual aunque sea con un perro, perdí la nocion del tiempo que me estuvo cogiendo ya que yo estaba ida como quien dice en las nubes, solo veía lucecitas de colores como si estuviera delirando, aquí el bueno de Sam mi primer amante me saco dos orgasmos inolvidables los primeros con una verga. Sentí la mano de mi amiga sobre mi concha y el perro empujaba con más fuerza (después supe que puso su mano para que no me meta su nudo), hasta que de pronto senti como si una manguera estuviera dentro de mi concha, Sam estaba vaciándome su semen, era calientita y vaya que fue muy abundante, no imaginaba que fuera tanta, cuando se salió de mí el semen me chorreaba por los muslos, yo me derrumbe sobre el piso del cansancio y seguir gozando de la experiencia. Cuando mire a mi amiga ella estaba aferrada a la verga de Sam lo frotaba y se lo metió a la boca.

-ahora es mi turno, me dijo

se acomodó y Sam se monto sobre ella y al tiro se lo encajo, no tardo como conmigo, se veía que tenían experiencia entre los dos. Ahí me di cuenta de lo rápido con que se mueven los perros al coger, cami gemí y gritaba del gusto como seguramente yo grite igual, recuerdo que grite pero no recuerdo que dije, mi amiga decía

-asi mi amor, más tu perrita quiere más, ahhh

No podía creer que yo hubiera pasado por eso, más al ver la tremenda verga de Sam no entendía como me entro todo eso. Yo veía todo eso alucinada, de pronto Sam disminuyo sus embates y como que empujaba más de pronto mi amiga lanzo un gemido profundo y el perro siguió moviéndose pero más lento. Paro totalmente y más sorpresa se volteo sobre mi amiga y se quedo como lo hacen los perros colados cola con cola, el perro camino un poco arrastrando con él a mi amiga que caminaba hacia atrás con las rodillas y las manos parecía cómico y al vez excitante. Cami gemía como nunca, se veía que eso le gustaba, estuvieron asi como media hora hasta que se descolaron . Y mi amiga cayo en el piso, Sam se acerco a ella y todavía la lamio y ella gemia. Luego Sam se fue a echar a un rincón y a lamerse su verga, yo me preguntaba si le abra dolido de tanto cogernos a las dos, después supe que no era asi, que ellos se limpian asi su verga, y que podía cogernos tranquilamente a las dos. Nos fuimos a duchar y después nos fuimos a dormir porque estábamos cansadas, especialmente yo porque era mi primera cogida.

-¿Te gusto no? Me pregunto Cami

-siii me gusto, no imaginaba que fuera asi, que me gustara, aunque me duele un poco

-es solo al principio, después ya no te duele, ya lo veras. ¿te das cuenta que ya no eres virgen?

-si, nunca pensé que un perro me quitaría la virginidad, pero ni modo, al menos fue agradable.

Asi nos pasamos hablando hasta quedar dormidas. Yo dije que este día nunca lo olvidare, Sam me hizo mujer, o como dice Cami, me hizo hembra.

Después de esa vez, cada que se podía teníamos relaciones con Sam. En la cuarta vez lo deje meterme su nudo, otra vez me dolió, pero como dijo mi amiga sentí esa sensación de estar totalmente llena y los orgasmos fueron más fuertes, además eso de quedarme colada con él fue alucinante. Aquí si me senti la perrita de Sam, como dice Cami somos las hembras perritas de Sam.

Pasaron cuatro meses, y yo tenía ganas de tener mi propio perro, se lo dije a Cami, ella estuvo de acuerdo y me ayudo a buscar un perro

-si quieres que ya nomás sea tu amante, no puede ser un cachorro, tiene que ser grandecito.

Yo estuve de acuerdo, porque no quería esperar, si queria perro era para cogermelo. Un día Cami me dijo que encontró un perro del tamaño de Sam de ceca a dos años que una de las amigas de su mamá quería darle en adopción ya que se mudaría a otra ciudad, viviría en un departamento pequeño por lo que no habría espacio para el perro. Fuimos a verlo y nos pareció de lo más lindo, se llamaba Rufo incluso a mi me pareció más lindo que Sam. Le hable a mi mamá para que me permita tener un perro, ella me dijo que lo hable con mi papá. Mi papá no quiso porque me dijo que si queria un perro lo mejor sería un cachorro para que se acostumbre ya que un perro grande le es difícil acostumbrarse y podría escaparse, tuve que rogarles mucho a mis papás para que acepten, al final cedieron con la condición de que yo me hiciera cargo del cuidado del perro, acepte el trato, pensando que si Rufo me daba buena atención yo lo cuidaría con muchas ganas. Un día fuimos a hablar con la señora, ella nos dio muchas recomendaciones sobre lo que le gustaba a Rufo, yo le hacia cariñitos para que se vaya acostumbrando a mi. Cuando llego a casa se sentía inquieto, aunque era dócil y obediente. Cuando vino Cami me felicito por haber logrado traerme al perro y me dijo que no tardara en enseñarle lo que sabíamos ya que se veía muy bueno y ya quería que se lo preste. Lo primero es que te tome confianza me dijo, debes ser muy cariñosa con él y hablarle como si fuera tu chico, asi lo hago yo con Sam.

El perro aunque seguía inquieto, ya se acostumbro a mí que le daba su comida y le bañaba y le preparaba su cama. Pasaron casi un mes y él seguía de tanto en tanto yendo a la puerta queriendo salirse al menor descuido. Mi papá me dijo que si seguía así, le buscaría otro hogar ya que para él era una molestia que al abrir la puerta el perro quería salirse. Yo le rogué que me dejara enseñarle a que no haga eso, que me había encariñado y que no me parecía justo que quisiera llevarlo a otra parte.

Cuando estaba a solas con Rufo le decia

-No hagas eso Rufo, mira que si sigues así nos separan y yo te prometo que conmigo pasaras buenos momentos, ya lo veras y diciendo eso le acariciaba su lomo y baje mi mano a su funda y le acaricie para ver que pasaba y para mi sorpresa comenzó a sacar su verga, lo deje ya que no quería entusiasmarlo todavía. Le conte eso a Cami.

-yo creo que Rufo esta con ganas de coger, por eso quiere salirse para buscar una hembra, Jane es tu oportunidad ya es tiempo que lo hagas.

Quedamos en que lo haría a la primera oportunidad de quedarme a solas con él, eso ocurrió después de casi dos semanas, mis papás salieron a casa de sus amigos tardarían como tres horas. Como sabia que saldrían esa noche, por la mañana le di un baño para estar preparándolo. Cuando se fueron cerre bien las puertas como me dijo Cami, y me lleve a Rufo a mi dormitorio, allí de solo pensarlo yo ya estaba excitada, me desvestí y comence a acariciar a mi perro, me tumbe en la cama y lo llame para que me lamiera pero no vino parecía que no le interesaba, eso me dejo confundida ya que Sam cuando te ve asi viene casi corriendo. Pero recordando lo que me contó mi amiga sobre su primera vez, tal ves Rufo no entendía lo que le estaba pidiendo que me haga, asi que comence a masturbarme y mis dedos mojados por mis fluidos se lo acerque a su hocico, él los olio y lamió mis dedos, otra vez unte mis dedos y lo fui acercando a mi cuerpo, parece que se dio cuenta de donde venia ese olor y ese líquido, entonces acerco su hocico a mi concha y guau! Su lengua lamió mi rajita haciéndome gemir, no quería que me haga terminar todavía por lo que me levante y arrodillándome me metí bajo sus patas y le di una buena mamada para que termine de sacar su verga que lo tenia muy buena, como la de Sam o tal vez mejor. Luego me coloque en posición de perrita

-ven Rufito, ahora móntate a tu hembrita

y mi perro, se subio a mi espalda, me agarro con fuerza con sus patas como para que no me escape y se movía desesperado, pero no acertaba se movía tanto que no podía ayudarlo

-tranquilo chiquito, tranquilo, no te muevas tanto que mami te ayudara

en una de esas pude tomar su verga y acomodarlo en mi entrada y zaz! De un golpe lo metió todo, era muy brusco, tal ves porque era su primera vez con una mujer, felizmente yo ya estaba preparada asi que aguante sus arremetidas que me hacían mover todo el cuerpo apoye mi cabeza en el piso para no caerme, la verdad es que estaba recibiendo una cogida fenomenal, cuando me metio su nudo me sentí en las estrellas, nos quedamos asi pegados casi cuarenta y cinco minutos en los que me hizo venir varias veces, me arrastró por mi cuarto, me hizo gemir y gritar. Al terminar me quede realmente agotada, me quede en el piso por buen rato recuperando fuerzas, después tuve que limpiar el piso que felizmente es de cerámica y fácil de limpiar, antes de irme a duchar abrace a mi perro

-ay Rufo, me has cogido, ya soy tu perrita, ¿te gusta?. Y como diciendo que si me lamio la cara, le di un beso y me fui a duchar contenta y feliz.

Llame a Cami y le conté lo ocurrido, ella se puso contenta. Yo mucho más ya que ahora tenía a mi amante en mi propia casa.

Y parece que realmente a Rufo le hacia falta una perrita para coger ya que desde ese día ya no se paro en la puerta queriendo salirse, claro para que, si tenía en casa a su perrita sola para él.

En la siguiente ves que mis papás salieron a otro compromiso, Cami vino a acompañarme, aunque la verdad vino por Rufo la muy pícara. Esa noche Rufo pudo cogerse a dos hembras. Cami estaba alucinada y me decía que yo era una suertuda por haberme cogido a dos perros y ella solo a Sam y siendo que ella comenzó primero. Pero esa noche se dio el gusto y mi perro no me hizo quedar mal, le dejo bien satisfecha. Ahora cuando se puede y se presenta la oportunidad nos cogemos entre las dos ya sea a Sam o a Rufo. Todavía no lo hemos hecho con los dos juntos, porque no sabemos como llevar el otro perro a la casa de una de nosotras, además que podrían pelearse, para que eso no pase estamos haciendo que se conozcan llevándoles a pasear juntos. Pero deseamos tenerlos a los dos juntos con nosotras o sea los cuatro juntitos, a ver que pasa. Ya les contare en otra historia como fue.

Por ahora esta es toda mi historia, espero que les guste ya que a mi me gusto y me gusta cuando sucede.

Deseo entablar amistad con chicas que tienen sexo con sus perros, también aquellas que les gustaría experimentarlo.

La dirección de mi correo es:

lassiejan@yahoo.com



© Jane

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (16)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Jane
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)