Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.168 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.173 Miembros | 17.654 Autores | 86.452 Relatos 
Fecha: 29-Abr-05 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

Morbo con un travesti y mi mujer

amalia
Accesos: 31.257
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Fantaseabamos con tener una aventura con un travelo, y salimos a buscarlo una noche en que habiamos tomado de mas. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Somos un matrimonio, yo con 43 años y mi mujer con 38, mido 1,70 y soy normal tirando a majete y mi mujer mide 1,58 y es una hembra muy linda, morenita, con caderas anchas pechos grandes, vientre plano un culo gordote y duro y una cara muy graciosa y picara.

Últimamente nos pone fantasear y contarnos como follabamos con nuestras anteriores parejas, siempre he sido celoso pero me pone a cien el escuchar lo que me cuenta, se que se excita al contarlo por que su aliento huele de una manera especial, como mas fuerte y sensual, ¡serán las feromonas1, ella dice que cuando me excito el mió huele también fuerte y que la enloquece. Abro un paréntesis para comentar que los olores me enloquecen, me gusta que las mujeres huelan bien, a perfume caro y suave, pero si a eso le añades un día de trabajo y el calor que ha pasado en el coche volviendo a casa ya me muero de gusto, ¿no habéis olido el sexo de una nena en ese estado? , es de locura no?

Cierro el paréntesis. Como comentaba me encanta que me cuente como se lo hacia con un novio que tuvo y que dice la tiraba en el suelo para montárselo, me comentaba mientras le comía las Tetis y le metía un dedo en su chocho (que por cierto esta totalmente depilado) que este tipo la lamía su chocho con una lengua enorme y que tenia una polla descomunal y gordísima, esto me jode un poco ya que yo la tengo grandecita pero no de ese tamaño tan brutal.

Pues bien estábamos en esas y de pronto me dice, muy cerquita de mi boca, con lo que su aliento hacia que me enloqueciera, ¿te gustaría verme con otro tío verdad? , joder claro que le conteste que si, que me encantaría, que me gustaría ver como la enculaba y tal y tal, pero depuse de correrme como un becerro y pensarlo fríamente le dije que para follar estaba bien pero que ni en sueños la dejaría.

Me desperté por la noche pensando en el temita y duro como un garrote, ¡coño seria la de Dios! , Pero claro pensé, un tío que se la folle en mis narices no me apetece ni mijita pero y por que no un travieso? , siempre me han resultado bastante tentadores , es curioso pienso en tíos y se me revuelve el alma y pienso en travelos y como que me da morbazo , así que la otra noche después de cenar fui a por mi mujer, la coji en brazos y me la lleve al salón ,me senté en un sofá con ella encima y empezamos a morrearnos, mira que morrea bien la cabrona, me chupa la boca como si fuera un caramelo y me lame en la parte del bigote para que huela su saliva durante rato , es un olor que me quema por dentro, y mientras ella me lamía y yo la metía un dedo en el culo y se lo daba a chupar,me comento , ¿oye lo de que me folle a otro continua en pie? , por que si es que si hay un compañero en la empresa que no me seria difícil ligarme.

Coño pensé, mira que me ha salido puta, seguro que se lo ha tirado y yo sin saber nada El caso es que me comento que la decía de todo y que a ella la ponía un poquito mojada, si era como ahora era mucho por que tenía el chocho a tope.

Le dije que despacito, que me parecía un poco rápido y que no lo tenía claro pero que a lo mejor si empezábamos por una tía se me quitarían los celos.

Me miro incrédula y me comento que si lo que quería era que se montara un bollo para calentarme y que luego me follara yo a la otra, que iba dado.

Me empezó a lamer la polla y a metérsela entera en la boca, entonces me arme de valor y le dije: ¿y a un travieso? , se saco la polla de la boca, me miro y me dijo: eres más cerdo de lo que pensaba, ¿quieres que me folle un travestí? , le dije que si que podía ser divertido y que eso no me causaría celos, y me respondió: Bueno pero solo si eres tú el que se la pone gorda y te lo morreas delante de mí.

¡Que hija de puta la pendeja esta!, me estaba diciendo esto con mi polla en su mano y hablándome de cerca para que oliera su boca, así que le dije que si, que cuando y me dijo: mira como estas, así que no voy ha hacer que te corras, con tu calentón y con el mió nos vestimos, nos vamos a donde estén esos tipo, o tipas, o las dos cosas y nos traemos uno a casa.

Uffff pense, ¿y ahora que hago? , me he metido en un lió, estoy cachondo perdido, mi mujer es una zorrita y yo voy a ser carnudo y maricon, si la digo que no se descojona de mi y si la digo que si puede ser el comienzo de una relación muy jodida, esta va a querer mas y mas y se acabara follando hasta al portero.

Así que le dije que si, que no tendría valor, - mira que soy tonto- , nos vestimos con vaqueros y unos polos, ella con tacones y enseñando unos deditos de dulce , y nos fuimos a la zona de la Castellana con el museo de ciencias , yo recordaba que cuando estaba en la facul íbamos a verlos por esa zona , llegamos y a la primera vuelta vimos a uno que era grotesco, tetas enormes, cara de tío y como 1,80 de altura ,no nos mojonada, dimos otra vuelta y vimos a una travestí rubia, como de 1,70 , guapa de cara , en bragas y con top , piernas de locura, manos grandes y uñas largas y pintadas, es decir molaba.

Mi mujer me dijo que parara, y bajo la ventana.

- Hola parejita nos dijo, ¿Qué queréis biberón y teta?

¡Que jodia, una frase y me había puesto a cien!

Mi mujer le dijo que queríamos probar algo nuevo, que yo quería verla mamando una polla de otro y que yo seria el mamporrero.

¡Que lenguaje tenia mi mujercita!, menuda lengua.

L travelo se descojono y nos dijo que en su casa y que 150€ por mucho rato, de modo que aceptamos, mi mujer se bajo y se metió detrás y Andrea –así se llamaba- delante conmigo.

Vivía en una calle de chueca, en un piso muy mono , nos puso una copa y se quedo en pelotas, así como si nada, y tenia un cuerpo lindo de tía, y una trompa de elefante que le daba 100 vueltas a la mía, gorda ,venosa y rotunda.

Mi mujer se acerco a Andrea y de un saltito se la colgo del cuello y la morreo a tope, la travelo la tomo por la nalgas y la cargo como a una nena pequeña, se sentó en un sofá con mi chica encima y me dijo que fuera.

Mi mujer me dijo, ahora tu parte, chupale la polla a nuestra amiguita, no me decidía, y Andrea muy fina me cogio de los pelos y tirando a tope y mirándome a la cara me dijo, ¿no ha oído a mi chiquita? ¿Por qué va a ser mía sabes cabronazo?, así que a chupar maricon.

Pues dicho y echo, me puse a cien con su actitud, me agache se la olí y esa fue mi perdición, olía a choto, a hembra, a hombre, a diosa, de locura y me la trague como una ramera hambrienta. No quería dejar de chupar semejante golosina nunca, era mi tesoro.

Mi mujer hipnotizada mirando y diciendo, mira que puta tengo en casa, mira que puta es mi marido, Andrea diciendo, así maricon así se chupa, y yo dale que dale a esa polla enorme y deliciosa.

Axial llevábamos un buen rato cuando Andrea me quita de un empujón y dice, ahora tu zorrita, ahora tu, y espatarra a mi mujer en el suelo, una pierna en cada mano, bien separadas, casi partiéndola, y esa cosota en la entrada de su coño, de pronto un empujón seco y la lleno de carne, se la follaba a lo animal, con una fuerza salvaje, mi mujer berreando como una puerca, pidiendo mas, gritando follame ,follame, y yo como un memo sentado en el suelo y mirando el espectáculo. Se la follo una hora , se la saco , se levanto, la cargo en sus hombros y me dijo, prepara una tortilla que me voy con esta putita al cuarto que me apetece estar a solas con ella , mi mujer me miro con una cara de vicio y suplica bestial, pero no me atreví a decir nada, ¡me acojonaba esa travelo! , y empecé a escuchar el polvo mas salvaje que se pueda oír , yo haciendo una tortilla y mi mujer gritando que no podía mas, que la dejara, que la iba a matar y a partir en dos.

Cuando salieron después de dos horas mi mujer no se tenia en pie, Andrea se descojonaba de entregarme semejante trapo y yo la pague la pasta.

Nos fuimos, por que Andrea nos largo.

En el viaje de vuelta a casa, mi mujer me llamo de todo, me insulto, y me dijo que era una mierda, y que la había convertido en una zorra por tres horas, que iba a enseñarme a ser una puta si eso era lo que quería y que no entendía como no había entrado a ese cuarto a rescatarla.

Después de esto nuestra vida como me temía ha cambiado, no se si a mejor o a peor pero que ha cambiado es una verdad como una casa.

Si queréis comentarme algo hacerlo al mail

miguel331@ozu.es



© amalia

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de amalia
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)