Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.560 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.116 Miembros | 17.520 Autores | 85.565 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » TARDE DE PLACER COGIENDO CON MI PRIMA
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 21-Mar-05 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Tarde de placer cogiendo con mi prima

alejandro
Accesos: 40.699
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 6 min. ]
 -   + 
Como me dedico a pasar toda una tarde cogiendo con una de mis primas, y como mi verga de mas de ocho pulgadas, extrena una concha completamente virgen. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Como les conté, para Navidad mis primas me regalaron una extraordinaria mamada, sin embargo no dejaron que yo les regalara algo parecido, quedamos en vernos en otra ocasión, la cual busque en mas de una ocasión, sin que se diera la oportunidad, solo reían, y decían no desesperes que ya te llegara, y así fue, en uno de estos días tanto Diana como Vero, me solicitaron el departamento para reunirse con unas amigos y realizar un trabajo de la universidad, Vero estaba vestida con una faldita de color azul, tanto mi primas como su amigos habían venido a hacer su trabajo de la Universidad, todos se sentaron a la mesa para trabajar, en un momento determinado Vero cruzaba sus piernas y dejaba ver a través de su falda corta, que tenia una tanquita color blanca, ella de vez en cuando metía su mano derecha entre sus piernas, para acomodarse la tanquita, ella tenia todos los encantos de las adolescente, en especial un hermoso culito y unos senos bien firmes, duros redondos y medianos. Terminado el trabajo se marcharon supuestamente a la casa de una compañera de la universidad donde había una fiesta, la cual iba a durar hasta muy tarde.


Tanto mis primas como sus amigos se marcharon a eso de las 5 de la tarde muy contentas, prometiendo volver al día siguiente. Una hora después sonó el timbre del apartamento, abrí la puerta para ver quien era y me di que Vero estaba de regreso, ella me dijo que se había olvidado un cuaderno y que venia a retirarlo, yo le dije que lo buscara en la sala, allí la deje mientras yo me iba a mi dormitorio.

Estando yo en mi cuarto me desnude por que quería bañarme, prendí el televisor en un canal codificado donde pasan películas pornográficas, justo en ese momento había una película súper caliente y yo me senté en el sillón para verla con comodidad, estaba muy concentrado, cuando de pronto Vero apareció en la puerta, de mi habitación para comunicarme que ya se iba, yo salí a atenderla completamente desnudo, pude notar una pequeña sonrisa en su rostro, pero no estaba sonrojada. ella consentía al punto que al llegar a la puerta de mi habitación la abrace sin disimulos y ella se dejo, le mire a los ojos y le bese la frente, ella se sonrío y yo procedí a besar levemente los labios, el segundo beso despertó el volcán dormido, ella se dejo besar y parecía no querer desprenderse de mí entonces acaricie el trasero y subí su vestido muy decidido, volví a su trasero, metí mi mano entre sus nalgas y la pantaleta buscando su coño, el que encontré ya mojado y receptivo a mis dedos, ella cerro las piernas resistiéndose falsamente, insistí y metí mi cabeza entre sus piernas y le lamí su cosita húmeda, luego le bese sus hermosos senos, se los mordía con ansias y por fin la penetre, un hilillo rojo manchaba la cama donde esto ocurría mientras ella gemía desesperada de placer, y vino uno y otro orgasmo, hasta que por fin me vine, le llene el vientre con mi leche y la bese con locura.

Ella se saco su falda, y quedo totalmente en tanga y empezó ella sola a masajearse el pubis, yo me estaba poniendo caliente nuevamente cuando se acostó en la cama de dos plazas, desde allí me dijo lo siguiente "primo, veo que su tronco es grueso y que esta duro, yo quiero que me lo hagas sentir en mi conchita" ante tales palabras, la bese en la boca, luego chupetee sus pechitos, podía sentir que su calor corporal iba en aumento, al mismo tiempo su bombachita blanca ya estaba toda mojada, no quise esperar mas, de un solo tirón le arranque en jirones la tanga, allí pude ver que su conchita era como un pimpollo que deseaba ser penetrado, acto siguiente sujete con mi mano derecha mi pene ardiente y la penetre con furia y pasión ella lanzo un gemido de gozo incalculable.

Mientras mi verga le bombeaba pasión a su vaginita la monte hasta quedar muy fatigado, después le pedí que se diera vuelta y le aplique una crema especial para dilatar su culito angelical, le metí primero un dedo y ella gimió de dolor, cuando le metí el segundo dedo su quejido ya era de placer, una ves dilatado su ano me puse cómodo por detrás de ella y la penetre analmente, allí su gozo fue mayúsculo, allí ella me confeso lo siguiente "primo, yo regrese, hoy por que anoche vi como mi papa culeaba a mi mama y yo quería sentir lo mismo" pero ella me dijo que los había estado espiando, la forma en que me lo dijo medio que me arrechó un poco, luego me narró lo que había visto, me quedé estupefacto, y se me paró la verga, ya no la veía rara ni menudita, la estaba viendo riquísima, le pregunté si se había lavado las manos para que me la toque, ella dijo que sí y que estaba ansiosa de sentirla entre sus manos, es asi que la tomó con sus manos y comenzó a acariciarlo y a frotarlo, se olió las manos y me comentó ""me metiste la pinga por el culo"" yo le dije que sí (recordé que aun no me había bañado, que si queria lo hacia) ups, pero ella me preguntó si podìa metérselo a la boca, le dije que primero me iba a bañar, pero ella se lo metió a la boca en ese mismo momento y me lo chupaba, parecía que quería lavarlo con su saliba, mi pinga estaba más dura y grande que nunca y le pregunté si ya había tenido relaciones sexuales, ya que hace rato habia salido un hilito rojo de su vagina, y habia manchado la cama, y ella me dijo que estaba virgen, le pedí que se sentara sobre mi poniéndome la concha en mi cara, es asi que comencé a lamerle la conchita, era una delicia, luego cuando estaba mojadita, le dije que se entara sobre mi pinga y que trate de metérsela, ella obediente se la puso en la aberturita mientras que con mis dedos le abría sus labios vaginales y ella se lo metía poco a poco, centímetro a centimetro comencé a comerme su concha, ella no paraba de moverse como una víbora y a abrirse cada vez mas.


Recorrí con mi lengua por toda su concha, empezó a acabar y me gritaba que se la meta, "¡cojeme por favor!" gritaba me levante de la silla y la di vuelta, y abrí sus nalgas y empecé a chupar su ano, ¡no hagas eso! me decía mientras tenia otro orgasmo y ella misma con sus manos abría su nalgas mientras yo le metía dos dedos en su vagina, la di vuelta y la lleve al diván, paso sus piernas por mi cintura y mientras caminaba me besaba como si me quisiera arrancar la lengua, le pregunte si quería seguir acabando, y me dijo que solo quería mi verga adentro.


La recosté en el diván y abrí sus piernas, le dije que se la iba a meter solo si se quedaba quietita, me lo prometió, tome mi verga y solo metía apenas mi cabeza, con mi mano en mi verga recorría toda su rajita, ella intentaba comérsela toda, a lo que yo no la dejaba, hasta que empezó como a llorar y a pedirme que la coja, que se la metiera toda porque se iba a morir y no podía dejar de acabar, le dije que siga quieta y se la metí con fuerza toda.


Estaba jugosa, hermosa, empezó a moverse y le recordé que ella me dijo que no se iba a mover me quede con mi verga adentro sin moverme y ella empezó a gritar de otro orgasmo, mientras se aferraba a mi cabello como queriendo arrancarlo, cuando vi que se le terminaba el efecto empecé a bombearle con fuerza y recorriendo toda mi pene dentro de su concha empezó a acabar nuevamente.


Una vez que termino me dijo, estoy para lo que quieras hacerme y le pregunte si estaba segura, me dijo que si, la di vuelta y comencé a chuparle el culo y a ponerle mucha saliva mientras ella lo abría, era muy chiquito, "ni se te ocurra" me dijo, pero yo ya tenia mi cabeza en la puerta de su ano, quiso salir y la tome de su cadera y con mucho dolor para mi, logre meter la cabeza, "uy que lindo que es" me dijo, y mientras con sus manos apretaba un almohadón de su diván y mordía el apoya brazo del diván me gritaba que le dolía mucho pero que no parara.

Una vez adentro la cabeza suavemente empecé a meterla toda muy despacito, a lo que le dije que ella era ahora la que se iba a mover y a comérsela toda, empezó a moverse en circulo y a meterla y sacarla, yo no daba mas, nunca imagine comerme un culo así tan delicado, me grito que le metiera los dedos en concha que iba a acabar de nuevo, le dije que no y empecé a cojerla por el culo con mucha fuerza el ultimo envión fue el que me hizo quedarme dentro suyo y acabarle en el fondo de su ano, mientras ella otra vez acababa.

Nos quedamos haciéndonos mimos en el diván hasta que me dijo que ahora era el turno de ella, la hice arrodillar en el piso y le dije que solo debía hacer lo que yo le dijera, mi verga estaba entre dormida y le dije que la haga parar, me dijo que no le iba a costar mucho, La tome de la nuca y le puse la cabeza en a boca en segundos estaba lamiendo como un helado desde el tronco hasta la punta, una vez que llegaba a la punta se la metía en la boca, mientras yo pellizcaba sus pezones, ella comenzó a chuparme los huevos mientras con su mano no dejaba de masturbarme, hasta que le pedí que se la metiera toda en la boca y me pajeara con su boca, lo hizo con tanta delicadeza que le dije que no parara, que iba a acabar.


Quizo salir y la tome de la nuca la apreté contra mi verga y comencé a acabarle, ver mi leche en sus labios y en su mentón chorrearse me calentó mas todavía, y si decirle nada comenzó a limpiarse con la lengua mi leche y a dejar mi verga como si estuviese lustrada, no sin antes decirme que era riquísima. Fueron 8 orgasmo los que tuvo segun me dijo, y me pidio que no deje nunca de cojerla

Vio el relo, , es tardisimo primo, Diana va a pensar que ya no voy, no te preocupes, le respondi, nos arreglamos y te llego hasta la puerta de la casa de tu amiga, alguna excusa le inventamos si nos pregunta...



© alejandro

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de alejandro
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)