Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.240 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.088 Miembros | 17.516 Autores | 85.520 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » MI TIA FERNANDA... LA MADRE DE MI PRIMA...
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 15-Mar-05 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Mi tia Fernanda... la madre de mi prima...

demyan
Accesos: 65.697
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Les cuento como me folle a mi Tia Fernanda, madre de mi prima del mismo nombre a quien me folle antes. Sin proponermelo me folle a la madre y a la hija. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Bueno, en esta ocasión les relatara como empecé a follarme a una de mis tías, casualmente madre de mi prima Fernanda, a quien pueden recordar de mi primer relato.

Esto paso hace poco menos de dos años. Como alguno puede recordar, mi prima Fer vive en otra ciudad, así que en unas vacaciones fui a la ciudad de ellos a visitar a la familia, ya que tenía mucho tiempo que no iba. Me quede dos semanas en aquella ciudad y claro, me quede en la casa de mi prima y mi tía. No iba a desperdiciar la oportunidad de cogerme a mi prima en todas las ocasiones que pudiera.

Para ese entonces, mi tío, el padre de mi prima y esposo de mi tía estaba enfermo de hasjaimer (espero que así se escriba). Ya tenia muchos años enfermo, y sinceramente estaba muy mal. Cuando lo vi parecía robot, tieso y con los temblores de sus brazos, estaba claro que no estaba nada bien. Casi sin querer pensé que era seguro que ya no se cogía a mi tía, y al verla a ella pensé que era una lastima porque aun estaba sabrosa.

Mi tía, es decir la madre de Fer, es muy parecida a ella: es bajita, de tetas grandes, culo parado y facciones finas. Para ese entonces estaría entre los 35 y los 40 años. Su cintura no era tan marcada, supongo que por la edad, pero aun tenia lo suyo. Y por casualidad, las dos, madre e hija se llaman igual: Fernanda.

Fue un viaje muy productivo, al menos para mí. A los 5 días que llevaba en la ciudad aquella, ya me había cogido dos veces a mi prima, en la sala y en la cama de mis tíos. Como ya dije, mi tía y mi prima se parecen mucho, y como ya me cogía a mi prima no podía dejar de pensar como seria mi tía en la cama, y cuanto tiempo haría que no se la cogían como debe. Lo que paso con ella ocurrió en el quito o sexto día de estar en su casa.

La casa es pequeña, de dos plantas. En la planta baja esta la sala, el comedor, la cocina y el baño, y en la planta superior están las recamaras y otro baño. No recuerdo bien porque, pero el baño de arriba estaba fuera de servicio, así que solo quedaba el de abajo. Yo dormía en el sofá de la sala, que estaba frente al baño y muy cerca de las escaleras, así que escuchaba muy bien cuando alguien bajaba a usar el baño. De hecho, un día antes de comenzar con mi tía, me cogí a mi prima cuando bajo al baño en la madrugada dentro del baño, en el lavamanos. Bueno, pero esa es otra historia.

Desde que comencé a ver a mi tía como mujer y no como tía me iba atrayendo más. En las pocas ocasiones que nos quedamos solos no perdía oportunidad de acercarme a ella y rozar su cuerpo, o tomarla de la cintura con el pretexto de pasar y pegarme mi cadera a su trasero, además de quedarme viéndola fijamente el culo o las tetas. Ella se daba cuenta de eso, pero yo no le quitaba la mirada y era ella la que se apenaba. Una vez platicando con ella a solas, saque el tema de las parejas y el sexo. Ella me pregunto si tenia novia, a lo que le dije que si, pensando en su hija, claro. Después me pregunto si tenia relaciones con ella a lo que también dije que si. Platicamos un rato y ahora le tocaba a ella responder preguntas, así que le pregunte si un hacia el amor con mi tío. Ella se puso roja y me dijo que eso no se preguntaba, le replique que yo le había hablado de mi vida sexual, ahora era su turno. Termino diciendo que tenía más de un año que tenia sexo. Después de eso la charla me fue más sencilla y conseguí sacarle que me confesara que a veces se sentía ansiosa y se había masturbado un par de veces. Yo no pedir ocasión de insinuármele, y entre broma y broma le dije que si quiería recobrar la practica yo estaba a sus ordenes. Le dije que era una mujer muy guapa y que aun podía hacer feliz aun hombre en la cama. Ella se apeno mucho y cambio el tema de inmediato, pero ya había dado yo los primeros pasos para conseguir lo que quería de ella.

Una noche después de haberme cogido a mi prima Fer en el baño, pasó lo que tenia que pasar con mi tía. Era de madrugada según veía en el reloj del video, cuando escucho que alguien baja las escaleras. Me despierto esperando que fuera mi prima de nuevo para poderme coger otra vez. Pero veo que es mi tía la que baja. Me sigo haciendo el dormido y la observo. Ella usaba camisón largo, de esos de tirantes y escotado al frente. Me pareció raro, pues como dije estaba seguro que mi tío ya no podía acogérsela, así que no entendía para que se ponía eso. Se metió al baño y yo no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad de cogerme a mi tía, después de todo ya le traía ganas.

Me parece junto a la puerta del baño y espere a que la abriera. Cuando escuche el sonido de la tasa me prepare, y a los pocos segundos va abriendo la puerta. En cuanto me ve se sobre salta un poco. Iba a decirme algo pero no le doy oportunidad. De un empujón la meto al baño y me voy sobre ella tapándole la boca con una mano. La llevo contra una pared del baño, quedando ella entre la pared y yo. Le quito la mano de la boca y de inmediato la beso con pasión. Aprovecho que quería decirme algo para meter mi lengua en u boca mientras mis manos le sobaban el trasero con fuerza. Ella me empujaba con sus manos e intentaba safarce. Tomos sus muñecas con mis manos y se las bajo poniéndolas a sus costados y sigo besándola. A momentos siento como me corresponde en el beso y a momentos trata de soltarse. Observo como cierra los ojos y se deja llevar y luego los abre y trata de safarce de mí. Dejo de besarla y de inmediato le hablo:

Yo: cállate que la puerta no tiene seguro y todos están dormidos, pero podrían despertar

Ella voltea a ver la puerta y ve que en verdad la puerta esta semi cerrada, apenas emparejada.

Ella respiraba muy fuerte, y por el forcejeo que tuvimos un tirante de sus hombros se había resbalado hasta su codo, dejando una de sus tetas descubiertas. Quiso zafarse de mis manos, pero yo no la deje.

Tía: suéltame

Yo: no quiero

Tía: ¿Qué vas hacer?

Yo: cogerte

Tía: ¿Qué? No seas pendejo

Termina de decir eso y le planto otro beso en la boca. Llego hasta su cuello y sus orejas que también beso y muerdo mientras le hablo:

Yo: tu eres la pendeja… ¿desde cuando no te cogen como se debe, heeee? Más de un año, tu misma lo dijiste.

Tía: eso no te importa pendejo

Yo: ¿no te cansas de ser la esposa que cuida al marido y la madre que atiende a las hijas? Pero desde hace mucho que ya no eres mujer. Te tuviste que masturbar dos veces para sentirte un poquito mujer.

Yo estaba súper caliente, mientras le hablaba había llegado hasta la teta que tenia descubierta y se le comía el pezón a mordidas y besos.

Yo: ¿quieres que te suelte? Órale cabrona, ya te solté. ¿Y ahora que?

Le había soltado las manos y las mías regresaron a su cintura y a su trasero sovandola y acariciándola. Mi tía se había quedado quieta y callada, solo la escuchaba suspirar muy fuerte mientras sentía como su teta se movía al ritmo de su respiración.

Yo ya no le dije nada a mi tía, ella se había quedado callada y quieta. Así que con una mano tote su otra teta y se la sobaba mientras le comía el pezón de la otra y con mi mano libre le sobaba el culo.

De un movimiento rápido, le saco el otro tirante que un tenia en sus hombros y hago que su bata caiga al suelo dejándola desnuda, solo en pantis pues no llevaba sostén. Usaba pantis de señora, no de abuelita, pero pues no se si me entienda o hayan visto de esas pantis grandes sin ser calzón de abuela. Bueno ella usaba uno así de color blanco.

La jalo hacia el lavamanos haciendo que ella quede frente al mueble y hago que se incline sobre el. Ella sigue callada sin decir nada, solo se dejaba hacer y yo tampoco le decía nada.

Le bajo su panty a la mitad de los muslos y le meto dos dedos en su concha hasta el fondo para comenzar a masturbarla así. En cuanto sintió mis dedos adentro reacciono:

Tía: noooooo… espérate

Yo: ni madres, ahora te jodes

La empujo hacia abajo y hago que se quede en la misma posición, me bajo los pantalones de la pijama con todo y mi ropa interior. Ya tenía la verga bien dura y parada. Le saco los dedos de la concha y rápido sin decirle nada, le meto mi verga de un empujón hasta el fondo. Soltó un grito, que tuve que callara tapándole la boca.

Yo: mejor cállate cabrona… acuérdate que la puerta esta abierta y te puede oír

Tía: ciérrala…

Yo: ahora te jodes, ya te la metí y no te la voy a sacar

Diciendo esto comienzo a bombearla y ella solo puede ahogar sus gemidos y suspiros, lo cual me exito mas. Además, en ese momento recordaba como la noche anterior me había cogido a mi prima, a la hija de mi tía en el mismo baño y en la misma posición, y ahora me estaba cogiendo a la madre. Eso me puso a mil y me la follo más rápido y fuerte. En el baño solo es escuchaba sus gemidos ahogados, mi respiración y el ruido de mi pelvis cuando golpeaba sus caderas al cogérmela. Yo estaba apunto de venirme y le hablo:

Yo: ¿ya te operaste cabrona?

Tía: si… s.. sii

Con eso dicho la bombeo más rápido y termino de venirme dentro de ella, le dejo toda la concha escurriendo leche. Me salgo de ella, tomo un trozo de papel me limpio y me salgo del baño. La deje inclinada sobre el lavamanos semidesnuda y escurriendo leche por la concha. Me salgo del baño sin decirle nada y me voy a acostar al sofá.

Como a los 10 minutos ella sale del baño con su camisón, apaga la luz del baño, pasa junto a mí sin decir nada, ni siquiera voltea a mirarme y sube a su cuarto.

Al día siguiente todo parece normal, excepto que ni me habla, valla ni siquiera me dirige la mirada. Como de costumbre hay un momento en la mañana en el que nos quedamos solos y aprovecho para hablarle:

Yo: ¿te gusto lo de anoche?

Tía: lo de anoche estuvo mal

Yo: no te pregunte eso, te pregunte si te gusto

Tía: eso no importa, ya no va a volver a pasar

Yo: entonces si te gusto

Ella se quedo callada, mientras hablábamos se hacia la tonta y no me miraba. Estaba en la cocina según ella acomodando los platos del desayuno. Yo estaba sentado en la mesa frente a ella, pero ella me daba la espalda. Me levanto y me acerco a ella, la tomo de la cadera y le doy la vuelta, le planto otro beso en la boca tomándola de la cintura. Ella solo me tomo de los hombros pero no se resistes. La cargo desde el trácelo y la llevo a la mesa, la siento sobre ella y sigo besándola. Le levanto la blusa que llevaba y luego le suelto el sostén dejando sus tetotas al aire. Me dedico a besarle y comerle los pezones, y ella solo se hecho hacia atrás dejándome hacer. Me detengo porque calculo que mi tío no tardaría en regresar de haber acompañado a mis primas a la parada del camión. Pero le digo a mi tía:

Yo: ya vez como si te gusto

Ella seguía callada sin decir nada.

Yo: mejor arréglate que no tarde en venir mi tío. Pero mañana en la tarde te atiendo bien.

Ella se puso de pie, se acomodo la ropa y regreso a arreglar los platos del desayuno. Al día siguiente en la tarde nos quedaríamos solos porque mis primas salían tarde de la escuela y mi tío iría a hacer un encargo. Así que tendría mucho tiempo para cogerme otra vez a mi tía sabrosa, y como ella no decía que no, pues sabia que terminaría aceptando.

Así fue como en ese viaje me cogio dos veces a mi tía, la mama de mi prima. La primera en el baño y la segunda en la su propia cama, y en esa ocasión ella coopero en todo y lo disfruto tanto como yo. Después de ese viaje, la volví a ver dos veces mas, en otra visita que hice por un cumpleaños de la familia, donde me la cogi otras dos veces, y en un viaje que ella hice a mi casa en otras vacaciones donde me la cogi de nuevo, pero ahora una sola vez. Claro que en esos viajes también puede cogerme a mi prima. Al final me pude coger a madre e hija por igual, ninguna sabe que me he cogido a la otra, pero con que yo lo sepa basta y sobra.



© demyan

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de demyan
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)