Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.748 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.591 Miembros | 17.715 Autores | 86.905 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » TOCANDO A MAMÁ
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 02-Ene-02 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Tocando a Mamá

Espiga24
Accesos: 77.906
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 6 min. ]
 -   + 
Un simple toqueteo cariñoso e inocente con su madre desemboca en pasión. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Corría el mes de Mayo. Mi Padre se había ido de juerga a Madrid, a la Feria de San Isidro. Mi Hermana estaba estudiando en una academia privada para la Selectividad, y sólo quedábamos en casa mi madre y yo.

Yo tengo 16 años, delgado, de estatura normal y moreno. Y ella es más alta que yo, de 1.76 de altura, de 38 años, melena larga, delgadita pero con carnes y un pecho precioso, de medida 95 y muy bien formado, nada caido. Yo me llamo Manuel y ella Trini.

El fin de semana, como hacía calor y en la ciudad es aburrido, decidimos ir a nuestra casa de Verano en un pueblo de la Costa Norte de España.

El Viernes llegamos. Cenamos unas Pizzas y a la noche salimos a tomar algo. Y quisimos ver a las 9 la puesta de Sol maravillosa de todos los pueblos costeros.

Nos fuimos al puerto y nos sentamos en una escalera donde no hay casi nadie, viendo como se despedía el Sol, con alguna copita de más...; Miré para ella y la vi como a una mujer atractivísima. Tenía la mandíbula marcada y un cuello musculoso, que la hacían juvenil y atractiva. Ella me miró y me sonrió. Y, con confianza, bajé la mirada hasta su pecho. Ella llevaba una blusa y una chaqueta algo escotadas. Y me recreé la vista. Era notorio y mi madre miró para abajo para ver lo que yo miraba:

- ¿Qué miras, Lolo?

- A esto.- Y de repente, impulsivamente y sin pensarlo, dirigí mi mano hacia su pecho, y lo palpé por encima de su chaqueta, y lo notaba carnoso y duro.

Mi madre se levantó sorprendida pero no enfadada:

- ¿Pero qué haces?. Anda, vamos.

Y el Sábado decidimos ir a una playa lejana, con poca gente, pues hacía ya bastante calor.

Tenía una figura expléndida, alta, sin nada de grasa, y con un pecho de revistas, muy estilizado. No pude parar de mirarle en toda la tarde. Mientras dábamos un paseo a la orilla del mar, miraba su cuerpo, no le quitaba ojo, y la veía como a una mujer muy apetecible, olvidándoseme por completo que era mi propia madre, a la que llamaba mamá. Para mí era Trini, una guapísima mujer de 38 tacos.

Decidimos ir a las rocas, donde nos sentamos a tomar el Sol.

Otra vez la miré y mi mirada se clavó en su escote, precioso...

Ella dijo riendo: - ¿Pero otra vez, cielo?. ¿Dónde miras?

Y de nuevo le acaricié su pecho izquiero, palpándolo, y para disimular un poco le dije:

- Esque las tienes muy bonitas y me gustan mucho.

Esta vez duró más de los tres segundillos del puerto, y ella no protestaba. Ella bajó la mirada, quizá también por instinto, y se clavó en mi paquete, que ya abultaba a través de la Bermuda:

- ¿Y tú qué? ¿No te puedo mirar?

Astutamente le provoqué:

- ¿A dónde miras?

Y ella con su mano tocó un poco mi paquete. Y yo me dejaba por completo. Agarró el pene excitado y dijo riendo:

- ¡ Pero cómo lo tienes !. Mejor nos vamos.

Y mientras nos íbamos hacia nuestro sitio, le miré a su trasero, que se movía al compás de sus pasos, con unas carnes perfectas. Y, como había un cierto clima, le acaricié el culo. Ella puso cara de sorpresa, ye respondí:

- Esque no te lo había tocado, jejejejeje.

- Yo a tí te extrangulo, caradura, me dijo de broma mientras me agarraba y así notaba yo sus pechos en mi espalda.

Llegó la noche, y hacía mucho frío, y no teníamos hedredones a mano. Entonces, nos levantamos y sólo había una bolsa de agua caliente allí olvidada. Y dijo ella:

- Mira, dormiremos en mi cama, que sólo hay una bolsa y no tenemos que coger catarro por una tontería así. Además, eres mi hijo y no es tampoco nada del otro mundo que durmamos una noche en una misma cama. ¿Te parece bien?.

- Yo encantado.

Estábamos los dos cara arriba, y ella a mi derecha. Y se incorporó un poco para dejar puesto el despertador, que estaba en la mesilla de mi izquierda, y lógicamente puso su pecho encima del mío, mientras su pelo me acariciaba las mejillas, con lo que me excité enseguida.

- Quédate así, porfavor, mami.

- ¿Serás avispado?. Y seguidamente me mordisqueba la cara de broma, mientras me pellizcaba el vientre.

- Si, pero ¿A que no te atreves a besarme?. Eres muy liberal y moderna pero seguro que eso no lo haces.

- ¿A que lo hago?

Y acto seguido, me metió toda su lengua en mi boca. Era un morreo con mi madre !!!

Chupé su lengua como si fuera un caramelo y chocamos muy cariñosamente los labios, mientras ella acariciaba mi pelo.

- Huy, cielo, ..., hemos llegado muy lejos. ¿En dónde puede acabar esto?

- Mamá, lo estamos pasando bien, ¿No?. Además, quedaste en la Playa de enseñarme hoy tu pecho.

- ¿Yo? ¡ Mentiroso !. Eres un tramposo.

- Porfavor... !, que ya los toqué.

- ¿Pero tanta ilusión te hace?. Hummmmmmmmmmmm.

- Venga, mami, que mis amigos ven a sus madres al salir de la ducha y lo ven como algo normal y natural.

- Bueno, tampoco veo nada malo en ello. Y así a ver si dejas de mirarme todo el día, jejejeje

Se desabrochó un poquito su pijama y se sacó el sostén, y su blanco y redondo pecho quedó al aire, con ese pezón rosado precioso. Y sin permiso, se lo acaricié lentamente y con ternura, y ella cerró los ojos.

- Bueno, ya me conoces a mí. ¿Y yo qué?. Tendré que conocerte a tí. Hace ya seis años que no veo tus partes. Me pica la curiosidad para ver cómo han crecido.

Me saqué la verga, que estaba a punto de explotar. Y llevé yo su mano hasta mi pene. Ella comprobó su dureza, y yo le toqué otra vez su pecho, jugando con su carne, apretándolo suavemente con mis dedos. Seguramente por instinto o por su excitación, mamá me estaba acariciando la polla, y le supliqué.

- Porfavor, no pares. Sigue así, mami.

- Pero si está durísima y ardiendo. Oye, que ya sé hasta dónde quieres llegar...; y echó una sonrisa picarona y maliciosa, desviando su atención a mi pene pues seguro que le encantaría ver cómo eyaculaba su hijito.

Y de repende eché un chorro que me llegó hasta el pecho.

- ¡ Hala, Lolo ! Casi hay medio litro.

- ¿Ahora puedo llamarte cariño, Mama?

- Durmamos, cielo, y si se lo dices a alguien puedes rezar, ¿Eh?

Al día siguiente, le dije:

- Como hoy nos iremos y tardaremos muchísimo en estar juntos solos, tú y yo, porfavor, ¿Podríamos ducharnos juntos? (como despedida).

- Pues mira, por mí no hay problema. Nos hemos permitido una aventurilla para conocernos mejor, cielo. Total, nos conocemos cada poro. ¡ Venga !

Nos metimos en la ducha.

- Hala, cómo estás ya, ¿Eh?. Me tocó un hijo fogoso. La verdad, no saliste a tu Padre, Lolo.

Yo rocé mi pene muy erecto todo lo que pude con ella, pegándolo a su rajilla del culo, pero ella me decía:

- Venga, Manuel, salgamos que estoy ya asustada de lo que podría o incluso puede llegar a pasar.

- Bueno, salgo pero si nos secamos juntos.

- Chantajista !

Estaba cerquísima de mi madre, piel con piel, con sus dos preciosos globos pegados a mí, y ella con su pelo largo y rizado húmedo. No pude más, y le besé su cuello.

- Huyyyyyy, quieto, cielo, no me excites.

Me puse en cunclillas y le llegué hasta su mentón, que se lo mordisqueé, y ella no paraba de suspirar, notando yo así más cerca sus pechos.

Pero yo le toqué su vagina, tocando sus ya húmedos labios y le besé un pecho.

- Ven, cariño, sequémonos en la cama.

Húmedos todavía, yo me tumbé cara arriba, y ella encima mía, me iba secando. Llegó a mi polla, y la secaba con la toalla, mientras me miraba con sus pechos al aire y todo su explendor recién salido de la ducha.

No pude más, me incorporé y la besé como un amante, con pasión, intercambiando saliba y chupando su lengua y sus labios y tiré la toalla. Su mano acariciaba ya mi polla desnuda. Bajé mi lengua hasta su cuello y acaricié con las dos manos su pecho.

- ¡ No puedo más, Manuel !

Se puso encima mía y rozaba su vagina con mi glande, que casi entraba solo.

- ¡ Mamá !. Eres preciosa.

Sus pechos se movían con el vaivén y se los volví a tocar, y dirigía su movimiento, hasta que conseguí metérsela del todo...

- ¡ Mamá, lo estamos haciendo !!!!!

- Manuel, relájate, disfruta, cariño. Y aguanta, no te vayas enseguida.

Mi pene entraba y salía sin problema. Y encajaba a la perfección con mi madre.

La agarré de los hombros y la atraje hacia mí. Nos unimos del todo y nos dimos un morreo tremendo, mientras tocaba yo su culo y así ponía yo el ritmo.

- Ahhhhhhhhhhhh, sigue Lolo, porfavor, ..., sigue. Así, bésame el cuello, cielo...

- Mamá, te quiero. Ahhhhhhhhhhhh

Y de repente, la abracé mucho más hacia mí y eyaculé con todas mis fuerzas dentro de mi madre, mientras le tocaba su melena y le besaba otra vez en sus labios.

- ¿Qué tal lo hice, Mamá?

- Mira, si tu padre aprendiera a besarme así, sería yo más feliz. Pero será nuestro secreto, ¿Vale?. Amo a tu Padre, y esto sólo ha sido una aventura.

Y me besó de nuevo.

No lo pudimos hacer más, porque no estábamos solos y no surgió de nuevo la magia. Pero pasados nueve meses, mamá dio a luz una niña. Pero jamás me dijo si era de mi Padre o mía. Ni lo sabría ella, porque aquel Lunes folló con mi Padre como una descosida.

FIN

Si a alguien se le ocurre alguna situación muy morbosa dentro de el Amor Filial, si quiere, que me la resuma y le daré forma. Muchas gracias.

espiga24@mixmail.com


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Espiga24
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)