Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.012 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.313 Miembros | 17.429 Autores | 85.006 Relatos 
Fecha: 30-Oct-04 « Anterior | Siguiente » en Gays

Sexo en la playa con dos policias

Catracho Caliente
Accesos: 11.928
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 9 min. ]
 -   + 
Un encuentro casual con dos policias cumplira mi fantasia de "tener sexo con dos hombres a la vez" y uniformados, !mucho mejor! Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Sexo en la playa con dos policías

En la costa atlántica de Honduras existen hermosas playas, pero pocas como las de la Bahía de Tela. Son bastante extensas, de arena blanca, con muchos cocoteros que ayudan a mitigar el candente sol y una mar bellamente azul, de aguas cristalinas y de poca profundidad. Es un paraíso idílico para turistas nacionales e internacionales, por lo que sus playas permanecen con mucha gente todos los días, pero especialmente los fines de semana. La ciudad más importante de la bahía se llama "Tela", que tiene una población distribuida entre mestizos y garifunas o "morenos" (mezcla de negro caribeño con indio).

Todo esto se los menciono para que se hagan un cuadro visual de lo hermoso del sitio en donde tuve esta experiencia, que ocurrió en abril de este año. La organización para la que trabajo me había enviado a Tela a participar en una conferencia sobre "Manejo de Áreas Protegidas". En la mañana del último día del evento y estando en la cafetería desayunando, vi que llegaron dos policías turísticos de la ciudad. Este grupo se formo en la ciudad de Tela para brindar ayuda y seguridad a los turistas que la visitan.

Ellos andaban en su "rondín" matutino. El lugar estaba lleno y en mi mesa había varias sillas desocupadas, por lo que les dije que se podían sentar en mi mesa. Ellos agradecieron el gesto.

Desde siempre me han fascinado las personas en uniforme, ya que la autoridad que representan es algo muy excitante, aparte del físico que muchos de ellos se cargan y sus uniformes… Son especial. El de estos policías es de color verde oscuro el pantalón y color caqui o crema la camisa y como casi siempre, sus pantalones les quedan muy ajustados y más que se los ponen a la altura del ombligo, hacen que hasta lo más pequeño parezca grande. Platicando un poco, supe que ellos tenían un año trabajando de policías en Tela, pero no eran de allí. Uno de ellos se llamaba Alex y el otro Lucas. Alex tenia unos 24 años de edad y es de raza "morena", midiendo un estimado de 1.75 metros de altura y era de complexión fornida. Tenía una preciosa boca, con labios gruesos y muy carnosos.

Cuando se reía enseñaba unos dientes muy blancos y bien formados. Su pelo era el típico para ellos, pelo "musuco" (ondulado) muy corto y negrísimo. El paquete que se le formaba entre los muslos era bastante visible y me tenía en suspenso. Se notaba muy bien, el área en donde tenia los "huevos" cayendo hacia abajo del cierre del pantalón, pero lo mejor era que se "veía" la forma de su verga dirigida a lado izquierdo. Palabra que me hacia respiran hondo, al imaginarme que cosa no se ocultaba en esa tela! El otro policía, Lucas era menor en edad, de unos 21, y de menor estatura. Era trigueño y de contextura mediana. Era el más conversador de los dos y el más alegre. Les dije que plan tenían ese día, ya que era sábado y hay mucha diversión en la ciudad.

Lucas mencionó que ellos iban a salir de fin de semana en la tarde y que tenían idea de ir a la disco "Iguana Verde", que es la más "inn" de Tela, pero que talvez no iban a estar mucho tiempo, ya que todavía nos les habían pagado la quincena. Yo les dije que podíamos vernos un rato en la noche y que podía invitarles a comer o tomar algo. Nos pusimos de acuerdo en vernos a las 9:00 de la noche en la disco. En todo esta conversación, yo no le quitaba la mirada a Alex, discurriendo mi mirada desde su cara hasta el "excitante" bulto en su pantalón. Yo se que el noto este "escaneo" que le hacia, pues vi que en una de esas, el me vio e instantáneamente se tocó el bulto y se sonrió. Yo no sabia que pensar, pero sentí un escalofrío recorrer mi cuerpo y luego una calor que quemaba y empecé a divagar en lo que podía darse esa noche. Después de que nos despedimos, salimos por una puerta angosta y yo aproveché que otra gente estaba entrado para pegarme mis nalgas al paquete de Alex y poder sentirlo más cerca de mi y creí sentir que el se apretó a mi también, para que yo tuviera una sensación más rica.

Ya en la noche, fui a la disco a la hora acordada y ellos no habían llegado. Estuve allí como dos horas y nada de Alex y Lucas. Que deprimente!!. No había pensado tener algo con alguno de ellos, pero tenia la leve esperanza de conocerlos mejor y poder luego comunicarnos y planificar algo bueno. Las hora que pase allí no fueron tan malas, ya que había mucha gente joven bailando y bebiendo y de vez en cuando me escabullía al urinario, que era bastante largo, como de unos 4 metros en donde bien cabían unas 10 personas juntas y era hermoso poder ver ese montón de hombres allí, con un "jardín" de vergas, de todos los tamaños (aunque dormidas, claro esta!), formas, colores. Era calenturiento!!.

Me estaba encendiendo demasiado, pero pensé que era muy tarde para querer hacer un nuevo "ligue", por eso decidí irme a la segunda planta, reservada para beber y poder tener una mejor vista de la pista de baile. Como a las 11:30 de la noche, los mire llegar a los dos. ¡Mi corazón dio un vuelco!! Y empezó a latir bastante deprisa. Iban bastante informales, con pantalones azulones y camisa deportiva, pero se miraban muy, muy bien. Hasta miraba muy guapo a Lucas también!.

Cuando nos reunimos ellos se disculparon de la tardanza, pero habían tenido que trabajar hasta hace apenas unas 3 horas hace, ya que había poco personal disponible, pero el solo su presencia allí, era mas que suficiente disculpa. Entre baile y algunas cervezas y "boquitas" dieron las 2 de la mañana. Yo había aprovechado para conocerle la verga a mis dos compañeros (en el urinario) y eran como me las imaginaba, grande y regordeta la de Alex y pequeña y delgada la de Lucas. Fui más valiente y ya que estaba sentado al lado de Alex, aproveche para rozarnos las piernas. El se dejó sin problema, pero no me permitía avanzar mucho.

Pensé que ha pesar de ello, había sido una buena desvelada y había obtenido lo que quería, sin embargo, lo que paso después me hizo sentir que fue la mejor "desvelado" de muchos años!. Al terminar la fiesta, nos fuimos los tres, ellos a dejarme al hotel y luego se irían a sus casas, aunque les tocaría caminar mucho, pues no había taxis a esa hora. Como el hotel en el que me hospedaba estaba a apenas a unos metros de la playa y por lo fresco de la madrugada, ellos me dijeron que fuéramos a bañar. Bañar?, a las 3 de la madrugada?. Entre el temor a lo desconocido y el éxtasis de la experiencia, me arriesgue.

Les dije que me pondría una calzoneta y los acompañaría. Ellos accedieron y se fueron a la playa. Yo llegué a los pocos minutos y los encontré sentados en la arena, en calzoncillos "eróticos" para mi punto de vista, ya que son tipo "tanga". El lugar estaba completamente desolado y oscurísimo, ya que no había luna y solo se notaba claridad de los postes de luz que estaban a unos 100 metros. Nos metimos al mar y el agua, estaba cálida pero refrescante.

Ya en el mar, Alex me dijo que había notado como yo lo había estado viendo y las caricias que le hacia abajo la mesa, en la disco, pero que a ellos los conocían muchas personas en Tela, por el tipo de trabajo y que por eso, el no podía actuar. Me contó, que cuando el estuvo en la academia de policía, tuvo relaciones con varios tipos como yo y que eso le había gustado. Principalmente que se le ‘mamaran" y que si yo quería hacerlo, que lo hicieran allí en el mar. Lucas se había quedado en la orilla de la playa tomándose una cerveza. Cuanto había ansiado ese momento, desde que lo conocí!. Nos fuimos a la orilla y yo estaba nervioso por lo que pensaría Lucas, ya que a él no le había insinuado nada, pero Alex me dijo que ya lo habían hablado y que Lucas le dijo que nos acompañaría, pero no haría nada, porque el nunca había tenido ago así. Bueno, me dije, a quien quiero es a Alex y basta!.

Ya en la playa, Alex se recostó en la arena y arqueo sus piernas. Yo comencé a besarle los fornido pechos de donde salían unos vellos en forma de cortos colochos, similares a los de la cabeza (e iguales a los que estaban en la otra cabeza también!), le lamía las puntas de las chiches (tetillas) y con mis manos acariciaba sus varoniles brazos, su cara, su pelo… Bajé hasta su pene y testículos, acariciándoselos y sobándolos, no quería avanzar muy rápido, para gozar mas el momento. Su verga era lo esperado, flácida, talvez de unas 3 pulgadas, pero en este momento, ¡ tenia unas 71/2 pulgadas de vibrante y caliente carne dura! , de un grosor mayor que el círculo que hacen al unir mis dedos índice y pulgar, faltaban como 1 pulgada para cerrar el círculo, así de gruesa!!.

El tamaño que doy lo mido aproximadamente, con la "cuarta" de mi mano, la que ya tengo graduada. Por fin me atreví a comerme tal "chorizo". Empecé mamando en círculos la punta de su pene, suavemente le pasaba mi lengua por el orificio donde sale el orín, chupándoselo. Este es como una pequeña boca, con sus diminutos labios, pero en el caso de Alex, su cabeza era grande, no exagerada, pero de muy buen tamaño y sus ‘labios" eran suficientemente grandes como para que la punta de mi lengua entrara. Eso la causaba una gran excitación a Alex, ya que escuchaba sus sonoros quejidos de placer y que me decía "Hacélo así", "que rico lo haces, papi", "dale, dale, metétela más adentro" y cosas por el estilo. Y le hice caso. Empecé a introducirme su pene en mi boca, de pulgada en pulgada , disfrutando cada una de ellas hasta llegar a la base y en ese momento sucedió lo inesperado. Lucas, que ya nos habíamos olvidado de él, estaba completamente absorto de nosotros. Estaba viendo todo lo rico que estábamos haciendo y se había quitado en calzoncillo y se paro frente a mi con una hermosa verga oscura en la mano, de unos 6 pulgadas y del mas o menos 11/2 pulgada de diámetro el grosor de la misma. Estaba "pajeandose" frente a mí y me dijo que ya no aguantaba, que todo esto lo tenía "caliente" y que quería metérmela y acabar en mi culo. Guauuuuuuu!. La cosa se duplicaba!!.

Yo le dije que si lo podía hacer y Alex, se rió de el y le dijo ¡ Vez, como yo te dije que no te ibas aguantar! ¡ Cógelo por el culo, pero ya y no me le interrumpas, ya que a mi me tiene todo encandilado! ¡Cogételo!. Yo quise chuparsela un poco, pero me dijo que esta vez no, que no estaba preparado, pero si que quería mi culo, que así como estaba arrodillado, chapándosela a Alex, lo había "puesto a mil" ver mis nalgas levantadas y redonditas y procedió a tocármelas y decir " y como me imaginaba, muy duritas también, mejor que las de mi novia". Lucas entonces procedió a buscar en su pantalón un condón y se lo puso, luego se puso atrás de mí y echando un poco de saliva a la punta del condón y otro poco a mi "hoyito", me la introdujo.

Mi ano se resistió a la penetración, claro, no lo habíamos preparado. Yo contuve mucha saliva en mi boca y me la introduje bien adentro del orificio y así, después de unos minutos de entrar y sacar unas 2 pulgadas, Lucas me la metió de un solo!. Eso hizo que dejará por un momento de chuparsela a Alex y aguantar el dolor que me causo. Rico dolor!, que paso rápido, ya que por su tamaño normal, no paso a más. Alex aprovechó el momento para recostarse en una palmera y que yo pudiera quedarme en posición de "torito" para recibir con mayor equilibrio, los empujes de Lucas, que ya había agarrado el ritmo y lo hacia muy sabroso. Con esos movimientos circulares de cadera que hacen que tu culo se revolotee también!. Después de 1-2 movimientos de estos, procedía a meterla hasta el fondo, luego casi la sacaba y la metía con furia, Era una locura!!. El embistiéndome, y el otro atragantándome con su paloma de ensueño y yo acariciándole sus hermosas y paradas nalgas y jalándolo hacia mí, para sentir mejor la sensación.

Mi adrenalina estaba en su máximo!!. Algo que tanto ansiaba, se estaba realizando!. Dos varoniles policías me estaban cogiendo!!. Y de que forma!. Quien diría que un sueño tan deseado, como lo era tener sexo con dos hombres al mismo tiempo, lo cumpliría ese día!. Lucas estuvo dentro de mí por unos 5 minutos y eyaculo.

Alex, instantes antes le había dicho a Lucas que se aligerara, que quería su turno para "meterme el garrote". Terminando Lucas, Alex me dice que me recueste en boca arriba y que levante las piernas. Haremos el "armas al hombro’. Una de las posiciones favoritas, que te mete todo, todo!!.. El terreno ayuda para tener esto, ya que donde estamos es inclinado y yo quedo no completamente horizontal, sino que con la cabeza, mas alta que los pies. El procede a meterse entre mis piernas y tantea con sus gruesos dedos, buscando mi orificio, al encontrarlo, lo soba un poco y me introduce varios dedos, parece que quiere asegurarse de que puede resistir lo que se avecina!. Mi ano, esta bastante dilatado y por lo menos la gran cabeza de Alex puede entrar si dificultad. De un solo, me mete la mitad de su pene (con condón, por supuesto) y me hace dar un respingo y un grito, no tanto por lo largo, sino por lo grueso.

Mi ano tiene que acomodarse a una verga mayor. Alex sigue por unos instantes sacándola y metiéndola hasta la misma profundidad y en una de esa, le da hasta el fondo. 18 centímetros entran en mi adolorido culo de un pencazo. Dolor indescriptible y me saca algunas lágrimas. Lucas, le dice que no siga, porque me va a romper el ano. Alex me pregunto de que si la sacaba. Yo le dije que no, que la tenga un ratito allí, sin moverla. Mi culo se acostumbro pronto y le digo que siga. Ni corto, ni perezoso, Alex la saco hasta la entrada y de nuevo le dio de un solo. Salvaje el hombre!!. Pero el dolor se había suavizado y podía más el sentimiento de placer que me embargaba. Placer al por mayor, ya que un pene grande y grueso, roza con mas nervios que otros menores.

Alex era como decir "un bruto" para hacer el amor. Solo le gustaba meterla y sacarla, mientras que Lucas, había sido más especial en su forma de hacerlo. Sin embargo, disfrutaba más las embestidas salvajes que me estaba propinando Alex. Y vaya que las goce tanto, que eyacule en medio de la situación y con mi esperma, moje el cuerpo de Alex. Yo no cabía de la emoción y de la lujuria del momento!. Yo ya me sentía satisfecho, pero Alex seguía dándole y dándole. El hombre duro en mi no menos de 15 minutos y probo la posición de ponerme de "torito", alzando una pierna y al final, me puso boca abajo y me culio así, allí sentí los calientes chorros de su semen entrar en la profundidad de mi ano.

Como ya iban a ser las 4 A.M., les dijo que podían quedarse en el hotel hasta que amaneciera y así hicieron, allí se quedaron a dormir hasta las 9 de la mañana. Como sabia que no andaban mucho dinero, les di algo para que la pasaran ese día. Todos quedamos satisfechos con lo que había pasado y me invitaron para que nos viéramos dentro de dos semanas, para salir otra vez y que podían invitar otros amigos para esa ocasión (¡!). Pero eso lo dejo para contarlo después.



© Catracho Caliente

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Catracho Caliente
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)