Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.156 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.449 Miembros | 17.435 Autores | 85.078 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » RELATO ERÓTICO LEIDO POR MI MADRE (1)
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 12-Jul-04 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Relato erótico leido por mi madre (1)

Alexander
Accesos: 35.742
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
Inventando un relato para conseguir alguna mujer madurita, un joven se encuentra con una sorpresa... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Un día, leyendo esta pagina, me decidí a escribir mi propio relato. 100% verídico. Según yo era un relato muy candente que sacaría una alta puntuación, sin embargo, luego de verlo publicado me dí cuenta que no había sido del gusto de los lectores. No me desanimé y escribí uno que también fue real, aunque cambie varias cosas e invente otras tantas. La reacción de los lectores fue la misma. Una que otra persona se animo a contestarme y a decirme que estaba bueno. Pero ninguna chica, que era mi principal objetivo.

Esta vez mi relato fue creado al limite de la morbosidad, una historia como muchas que se han escrito en estas páginas, de relaciones entre madres e hijos. Nunca jamas en mi vida, había tenido un pensamiento morboso con mi madre, todo fue producto de mi fantasía y de otros relatos leídos en esta misma pagina. Al pasar un par de días, vi que este relato superó todas mis expectativas. Muchos email me llegaron a mi correo, y conocí a muchas mujeres, pero solo por internet, de todas partes.

Hubo dos correo que me llamaron mucho mas la atención que el resto, ya que se trataban de mujeres mayores, de mi misma ciudad.

Una me felicitaba por mi relato y que me preguntaba si era real o había sido inventado. No le pude mentir, le dije que solo era producto de mi imaginación, pero que mi intención era encontrar a través de este relato, alguna mujer mucho mayor que yo. De ella me hice muy amigo y nos mandamos varios correos. Su nombre era Angela.

La otra era un poco mas osada, pero no paso mas alla de un par de email un poco candentes y terminó por aburrirme.

Angela era distinta. Se notaba que era de clase media alta, trabajaba en una empresa de cosméticos y que tenía un hijo de mi misma edad.

Después de varios email, me confeso que en mas de una oportunidad ella misma habría visto a su hijo, con otros ojos y no precisamente de madre. Me confeso que con su marido, la llama de la pasión se había extinguido hace tiempo y que ella siempre andaba con la hormonas revolucionadas.

Para hacer mas corta mi historia, después de muchas conversaciones, la convencí que nos juntáramos una noche , en una calle poco transitada, que fuéramos a alguna parte a conversar, sin ningún compromiso y si se daban las cosas ......

Ella accedió. Fijamos el día, la hora y el lugar. Esa noche me dirigí a la dirección indicada. Era una calle bastante oscura y muy poco transitada. Ella se había descrito como una mujer de 45 años, tes blanca, unos 75 kg. bajita, pero con un pecho y un culo bastante abundante, según me comentó en broma.

Me encontraba en ese lugar, fumando un cigarrillo, a la espera que llegara mi cita. De repente, veo un auto que se acerca despacio. Supe de inmediato que se trataba de ella. Me moría de ganas de estar con una mujer mucho mayor que yo. Siempre había sido ese mi sueño. Esa noche estaba decidido a todo.

Veo que el auto se acerca. Apago mi cigarrillo y al levantar la vista veo a mi madre que era la que venía en su auto. Me quedé paralizado. Me tenían estrictamente fumar, por un problema de asma que tuve hace tiempo. Nos miramos por unos segundo y ella se marcho.

Fue ahí cuando me di cuenta que la mujer con la que había estado escribiéndome era mi propia madre !!!!!. El mundo se me vino encima y el pánico se apoderó de mi. Comencé a caminar por calles sin ningún rumbo. Que había echo. Como volvería a mirar a mi madre a la cara. Que vergüenza sentía. Debo haberme fumado como 10 cigarros uno tras otro. Mis manos tiritaban y un frío invadió mi cuerpo.

Trataba de inventar alguna excusa, pero todo era demasiado obvio. Lo único que me salvaba era el nombre falso que le había dado. Pero yo sabía muy bien que ella sabía que era yo. Por que de otra manera se hubiese detenido ........

Nunca jamas me imagine que mi madre podría leer esos relatos...... ni siquiera cuando me dio su descripción ....cambio su nombre ... bueno esa era obvio.

 

Llegue a mi casa bastante tarde, ya todos dormían. Me dirigí a mi habitación, pero no pude dormir.

Al otro día me desperté muy temprano, sin embargo no salí de mi habitación hasta cerca de la hora de almuerzo. Mi padre al verme me echó bromas respecto a lo bien que tenía que haberlo pasado ayer, para despertar a esa hora.

Me di cuenta que mi madre no se encontraba en casa. A la hora de almuerzo, escuche que el auto de mi madre que llegaba nuevamente me encerré en mi habitación. Como a los 10 minutos mi padre entra y me dice que mi madre venía con un terrible dolor de cabeza y que se recostó, pero que había pasado a comprar almuerzo, a si que almorzamos solos los dos.

En la tarde salí y no la vi hasta que llegue cerca de las 7 de la tarde. Nos saludamos con un beso en la mejilla, pero muy cortantes ambos.

Ambos fingimos durante toda la semana. Ni ella ni yo, volvimos a tocar el tema.

El día jueves, al abrir mi correo, encuentro un correo de mi madre.

" Tenemos que hablar, el viernes, a las 21:00, en el mismo lugar "

Ese día en la tarde cuando llego mi madre, el trato fue igual como había sido durante toda la semana.

Llegó el día viernes. Era casi la hora señalada y me acerque al lugar y grande fue mi sorpresa que el auto de mi madre ya se encontraba ahí. Me acerque a este y me subí. Mi madre no me miró, solo puso en marcha el auto y salimos de la ciudad.

Luego de andar unos 10 minutos, comenzamos a hablar.

Alex .... que piensas ....

De que?

De nuestra ... digamos "cita a ciegas"

No se que pensar ..... nunca me imaginé que fueses tu

Y dime algo .... que hubiese pasado de haber sido otra mujer?

Lo mismo te pregunto yo, ¿ que hubiese pasado si fuera otro joven?

Nada ... solo hubiesemos conversado

No te creo

Un silencio nuevamente invadió el ambiente .....

Cuantas veces has hecho esto?

Nunca, era la primera vez ....... y tu?

También....... y no estaba segura de hacerlo. Fuiste tan interesante en tus cartas, que tenía la duda de ver como eras. La verdad no creo que hubiese pasado nada.

Para donde vamos

No se .....

Dime Alex , como es posible que te pueda atraer una mujer tan mayor?

Y a ti un joven como yo?

Me vas a responder todas las preguntas, con otra pregunta?

Disculpa, pero para mi tambien es muy incomoda esta situación

 

Ella manejo un poco mas y se detubo en una salida de la carretera. Se adentró un poco mas hasta alejarnos de la vista de los autos que pasaban.

Ella se bajo, y yo también. Nos apoyamos detrás del auto.

El cielo esta precioso

Si, mucho

Convídame un cigarro por favor.

No sabía que mi madre fumara. La situación era muy extraña. La mujer que siempre me había prohibido fumar, ahora estaba a mi lado fumando y yo con ella.

Mira Alex...... quiero .....

Que quieres mamá?

La verdad ......no se lo que quiero ...... yo a ti , te quiero mucho. No quiero que esta jugarreta del destino eche a perder nuestra relación........... La verdad yo estoy pasando por un muy mal momento con tu padre. Hace como un año que con tu padre no nos tocamos. Entre a esa página leí tu relato, y me quedaron claras tus intenciones de estar con una mujer madura, solo como una aventura. La verdad que me imaginé que yo podía ser esa mujer y eso me llevó a ..... bueno a esto...... nunca jamás se me paso por la mente que pudieras ser tu.............por favor te pido que no me juzgues...... yo siento que ya no atraigo a los hombre, estoy gorda, estoy vieja ......

Ella estaba apunto de llorar. La tomé abracé y ella me abrazó.

Nos quedamos en esa posición, ella apoyada en mi hombro, seguía lamentándose de su vida. Yo no sabía que decir. Sentía los latidos agitados del corazón de mi madre. La bese en la mejilla y ella hizo lo mismo. No nos dimos cuenta cuando nuestros labios se encontraron.

Era un beso extraño. Un beso suave, un beso de amor, de madre a hijo, pero en los labios. Nuestras lenguas comenzaron a acariciare lentamente. Sus manos acariciaban mis cabellos y mis manos en su cintura ............

Los besos no se detuvieron. Poco a poco fueron aumentando. Nuestras lenguas recorrían completamente la boca del otro. Mi verga despertó y se puso muy dura. Yo sabía que mi madre la estaba sintiendo. Quise moverme un poco para dejar de hacerle sentir mi verga, mas ella no me dejo. Un leve movimiento de su pelvis me indicó que no solo la sentía, si no que al igual que yo se estaba excitando.

Mi excitación iba en aumento.... algo me decía que debía cortar ese beso, pero mi cuerpo no respondía. Nuestros movimientos de pelvis fueron también aumentando, entregándonos placer mutuamente. Siento como su mano baja y me empieza a acariciar mi verga por sobre el pantalón. Yo no me atrevía aun a tocarla. Ella me baja el cierre y tomando mi verga entre sus manos comienza a masturbarme, sin dejar de besarme. El placer era indescriptible. Yo apoyado en la maleta del auto, reclino mi cabeza un poco hacia atrás y mi madre en ese momento baja hasta mi verga y desesperadamente comienza a darme una mamada espectacular.

Quise detenerla cuando ya no aguantaba mas, pero mi madre, dándose cuenta de lo que sucedería, no solo no dejó de chupármela, sino, que aumento su velocidad y termine por vaciarme dentro de su boca.

Ella se levantó y sin decir nada, solo me abrazó y yo a ella. Nos quedamos abrazados por largos minutos.

¿Vamos?

Vamos

Nos subimos al auto sin decir nada, casi durante todo el camino.

 

Ego_72b@hotmail.com



© Alexander

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Alexander
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)