Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.804 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.176 Miembros | 17.654 Autores | 86.452 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » NO CONSENTIDO » ENTRE LO CONSENSUAL Y LO FORZADO
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 15-May-04 « Anterior | Siguiente » en No Consentido

Entre lo consensual y lo forzado

TRIO
Accesos: 18.353
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Sexo con una secretaria, a la se que fuerza a hacer cosas que no quiere hacer... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Entre lo consensual y lo forzado. Violando a mi secretaria

"Desnudate"

Es curioso pensar que el día que contraté a Mariangeles apenas la miré a la cara. Su curriculum era bueno, la necesitaba urgente porque el asunto de zona franca venía cada vez más atrasado y los papeles se amontonaban, y parecía eficiente y bien dispuesta. Muy lejos, por cierto, de esta imagen de hoy, en una habitación de hotel en Colonia, un domingo a la tardecita, con una deliciosa brisa fresca entrando por los ventanales de la suite del ultimo piso. Muy lejos de esta morocha con el desprecio pintado en la cara, los ojos relampagueantes de furia mientras escucha mi orden.

"Desnudate."

Fue mucho después de ese contacto inicial que comencé a fijarme en ella. A notar que la secretaria nueva me despertaba algo mas que un interés puramente profesional cada vez que la veía con su ropa sexy; cada vez que atisbaba sus pechos firmes cuando se inclinaba a tomar una carpeta y mirar su escote era un deleite. O a darme cuenta que soñaba despierto con las delicias de sus caderas, de sus piernas torneadas, de sus labios húmedos.

"No quiero"

Siempre me excitó que se resistiera. Aun después de haberla tenido por primera vez, sobre la mesa del escritorio, forzada a tener sexo conmigo. Aun después de la noche de ayer, en que borracha y excitada, había sido incapaz de resistirse, incapaz de evitar que la desnudara, que le vendara los ojos, que la filmara haciendo el amor conmigo y con otra mujer .

"Desnudate ya"

Me excitaba pervertirla. Humillarla. Sentirla negarse y resistirse hasta que no podía mas y lentamente se iba entregando al placer. Jugar ese juego de dominación ......y ganarlo.

No sé en que tono habré dicho la última frase. No sé si por su cabeza pasó la posibilidad de perder su trabajo, el temor a que fuera violento con ella, la posibilidad de que yo exhibiera a su novio el video de ella en mis brazos, retorciéndose, gimiendo, gozando ......pero en la otra punta de la habitación se fue quitando sus prendas, una a una, sin intentar ser sexy, sin tratar siquiera de excitarme. Faltaba solo su ropa interior; extrañamente eligió sacar primero su bikini, y súbitamente me pareció excitante la idea de dejarla solo de soutien .....sus pechos se marcaban, los pezones translucían en la tela blanca de encaje. La hice detenerse y me miró, desafiante..

Me fui acercando, admirándola, y me paré junto a ella, sintiendo el olor de su pelo, la tibieza animal de su piel, la tersura de sus caderas en mis manos. La besé. Suave en los labios, profundo en la boca, antes de tendernos en la cama. Mis manos tocaron sus pechos tibios, y frotaron sus pezones hasta sentirlos duritos, erguidos, contra la palma de mis manos. Cerró los ojos fingiendo desinterés, y mi mano fue bajando por su cuerpo, entre sus pechos, por su vientre liso, sus primeros pelos .....hasta que comencé a masturbarla suavemente. Su cuerpo reaccionaba antes que su mente, de a poco fui sintiendo como sus muslos se tensaban, sus labios se entreabrían, sus piernas se abrían instintivamente, sus caderas se alzaban contra su voluntad.

"Por favor ...jefe por favor" susurró . "Basta jefe......basta...." pero su voz no sonaba muy convincente.

Metí un dedo y lo saqué empapado. Volví a hacerlo repetidas veces, muy lentamente, disfrutando excitarla, enloquecerla, desesperarla. Metí otro. Los saqué húmedos , brillantes .....extendí sus jugos por su clitoris mientras escuchaba sus gemidos suaves.

"Dame tus manos .....Voy a atarte a la cama"

Intentó torpemente negarse , sus brazos se movieron débilmente , pero los sujeté con fuerza, los puse sobre su cabeza, y até sus muñecas entre sí y al respaldo de la cama. Volví a acariciarla, a besarla , a masturbarla , a llevarla al borde del orgasmo.

Me incorporé sobre ella y rocé mi sexo contra su cara, contra sus labios. Se negó a mis deseos, apretándolos, y entonces presioné gentilmente su nariz con mis dedos. Incapaz de respirar, abrió los labios y mi sexo se deslizó en su boca húmeda y caliente. Me gustaba sentir como me chupaba la pija, enroscándole la lengua, llenándola de saliva, con un ritmo lento. Verla entrarla y salir de sus labios apretados, y escuchar sus gemidos entre mi pija que le llenaba la boca.

Sin desatarla la puse boca abajo en la cama. La cara hundida en la almohada. Las piernas bien abiertas. Al máximo. A cuatro patas. La acaricié desde el ombligo hasta el culito, lentamente, sabiendo que iba a disfrutar de su cuerpo, que iba a violarla.

Empecé a pasar manteca en su culito. "La cola no! .... Por favor...la cola no!" suplicó, pero yo ya había llegado a un punto sin retorno. La aferré por las caderas. Presioné contra su orificio y gimió. Presioné otra vez y gritó. Un tercer intento y estaba dentro de ella. Comencé a cogerla por el culo. Mi pija resbalaba en la manteca ardiente, derretida por el calor de su cuerpo, que la lubricaba y me hacia llegar al fondo de su cuerpo. La piel de sus nalgas quemaba mis muslos. Sus pechos colgaban y se sacudían con cada embestida. Los manosee. Los apreté como ofreciéndolos. Pellizqué sus pezones erguidos mientras sentía mi verga dura, caliente, gruesa dentro de ella.

Deslicé una mano entre sus muslos y la masturbé, para que cada contracción de su conchita empapada apretara mi pija dentro de su cuerpo. Seguía dándole por el culo. Cada vez mas fuerte, mas rápido, más duro..

De quien sos? Pregunté y solo gimió.

De quien sos? Repetí, dandole palmadas en las nalgas carnosas, blanquísimas....excitantes...

"Tuya......tuya...." jadeó

"Sos mi hembra?"

"Si .....soy tu........ahhhh...hembra.......tu hembra!"

"Sos mi puta?" insistí sin dejar de azotar sus nalgas duras y tibias

"Si..........si........soy......tu........aaaaaaaa...puta...tu puta! Cogete a tu putita!" gritó , mientras la aferraba por el pelo y se lo sostenía bien tirante hacia atrás.

La cogí así, castigada, dominada, violada, hasta que sentí que ella acababa, que llegaba al orgasmo y aceleré el ritmo de mis embestidas. Gimió, gritó, se arqueó, y quedó rendida en la cama.

Salí de su cuerpo. Afloje su soutien, y la di vuelta en la cama.

Coloque mi pija entre sus tetas sudadas, y comencé a masturbarme entre ellas. A centímetros de su cara. Deslizándome arriba y abajo entre los pechos tibios, carnosos. Rozando la cabeza de mi pija a punto de estallar contra sus pezones.

"Abrí la boca ........ Me excita ver mi semen chorreando entre tus labios hacia tus pechos..."

No ..... por favor ......acabame en las tetas. En la boca no! En la boca no!!!.....

Le pellizqué un pezón y la tomé del pelo, obligándola a quedarse quieta

"Abrila!!"

Obedeció, y su lengua se movió lentamente ...de lado a lado.....

"Aaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh.........ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh"

Tres chorros de leche. Caliente. Bien caliente. Y espesa. Bien espesa . Corriendo por sus labios. Tomé un poco de sus mejillas con mis dedos y los metí en su boca.

"Tragátela toda, puta......"

MMMMMMMMmmmmmmmm mmmmmmmmmm mmmmmmmmmmmm

Toda! Toda!

Mmmmmmmmmmmm

Uffffffffffff

Me apreté contra su cuerpo...contra sus tetas puntiagudas. Excitado con su imagen, con su boca lechosa, con sus ojos brillantes.

Solté sus ligaduras con delicadeza. Me senté a su lado en la cama, y le hice una caricia en el pelo pegado a su frente.

Ella mi miró fijamente , y dijo...............


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© TRIO

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de TRIO
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)