Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.036 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.150 Miembros | 17.648 Autores | 86.441 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » CONFESIONES » EL DESVIRGUE 2
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 03-May-04 « Anterior | Siguiente » en Confesiones

El desvirgue 2

lobsang
Accesos: 5.457
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 6 min. ]
 -   + 
Cuando la conocí tenía 18 años, estudiamos juntos en un colegio nocturno ella era menudita pero tenía un angel muy especial... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Cuando la conocí tenia 18 años, era menudita 1,58 de estatura, su piel era blanca y muy suave, su pelo enrulado caía hasta su cintura, tenia el color de la miel, de buenas piernas y una excelente cola bien paradita y firme, sus pechos eran algo pequeños y el color de sus ojos variaba según el tiempo.

Estudiamos juntos en un colegio nocturno, yo tenia 22 años y estaba terminando mis estudios secundarios que en otro momento no había podido concluir.

Esa noche sonó el timbre de salida y como era habitual me dirigí, junto a un grupo de amigos/as a un restaurante cercano, a cenar. Fue allí donde por primera vez cambiamos las miradas y después siguieron una serie charlas entre todos los comensales, mas siempre estábamos atentos a lo que decíamos ambos. Cuando concluyo dicha reunión me ofrecí a acompañarla hasta su casa, ella acepto de buen gusto, caminamos y seguíamos conociéndonos, cada vez un poco mas, hasta que de pronto nos encontrábamos en el umbral de la puerta de su domicilio, fue algo mágico nos miramos a los ojos y ya sabíamos que algo nos pasaba a los dos. Al despedirme le robe un beso en la boca, ella me lo devolvió pero esta vez, al estilo francés, sentí por primera vez, sus labios carnosos y su lengua junto a la mía, el sabor de su saliva conjugándose entre sí, la abrace, ella tomo mi cintura y así estuvimos un buen tiempo, después me fui de allí, confieso con mi verga erecta recordando aquel instante.

Ese fin de semana decidimos salir juntos, primero fuimos a caminar, mas tarde a un Púb. y por ultimo terminamos los dos sentados en el banco de madera de una plaza, nos abrazamos y comenzamos a besarnos mas luego, mis manos comenzaron a estrechar toda su espalda para bajar hasta su cintura. Ella comenzó a besarme el cuello, desabrocho mi camisa y metió su mano en mi pecho tocando de momentos mis tetillas para concluir siempre con un beso profundo de lengua.

A esta altura mi peor inconveniente era mi verga que estaba súper rígida, comprimida por mis jeans, realmente era algo molesto, deseaba sacar mi verga de esa opresión y dejar que se extienda en todo su largo y grosor... Seguíamos así hasta que mi mano comenzó a recorrer el muslo de su pierna era hermoso sentir el calor de su piel, ya que llevaba puesta solo una pollera corta de jeans,

Entonces tome una de sus manos y se la lleve directo a la bragueta de mi pantalón, pensé que bajaría mi cierre, mas no fue así, solo se conformo apretando mi verga por arriba de mis jeans, me estaba matando, yo quería la completa libertad para mi miembro, pero aquella tortura me encendía mas y más. Así corrí mi mano tan suavemente hasta su entre pierna, ella gemía en mis oídos y lamía los lóbulos de mi oreja, seguí avanzando hasta que toque un pliegue de su bombachita, lo corrí un poco y uno de mis dedos comenzó a acariciar su vello pubico, baje en dirección a sus labios vaginales cuando logre sentir en mis dedos la humedad de esa hermosura, aparto con su mano la mia y me vi derrotado en aquel intento.

No me amedrento aquel instante y continué abrazándola y besándola pero esta vez me dije si no puedo por abajo, lo podré con lo de arriba y tuve éxito, levante su remera metí mi mano por debajo de ella, me deslice por debajo de su corpiño hasta que tome su seno con toda mi mano abierta, se la sobe un largo rato, sentí su excitación cada vez mas profusa, hasta que decidí, liberar sus senos de aquel sujetador y levantar su remera quedando expuestos sus senos a merced de mi boca, labios lengua y mi saliva que lubricaban sus pezones donde la punta de mi lengua jugueteaba con gran ahínco....

Asi permanecimos excitándonos mutuamente hasta que no aguante mas y volví a arremeter mi mano en su entre pierna, pero esta vez de un modo más directo tratando de llegar a su bulba, me volvió a contener y me dijo : - tene paciencia amor todo a su debido tiempo vayamos de a poco...

No estaba estaba dispuesto a esperar mas así que le dije: - vamos nena deja que te la acaricie un poco y después vamos por mas ....

Me respondió : no entendes verdad....?

Le dije : - que tengo que entender que estoy re- caliente igual que voz solo te la quiero tocar, meterte mis dedos y ....

Dejo de besarme, se aparto un poco, acomodo su corpiño, después bajo su remera, estiro su pollera me miro fijo, y me dijo : - por hoy esta bien apenas nos conocemos y creo que fuimos o por lo menos Yo hasta lo que más pude....

Me quede perplejo la mire, me incorpore y ella miro el bulto de mi verga en mi pantalón, se sonrió y así concluyo esa salida.

En esa semana nos encontramos como siempre en el colegio, después de salir de allí la acompañaba hasta su casa todas las noches y siempre terminábamos manoseándonos y besándonos hasta quedar ambos supercalientes. Yo ya no aguantaba mas tenia que culiarla lo mas próximo posible, fue así que una noche salimos a bailar a una disco, cuando la pase a buscar estaba espléndida,

recuerdo llevaba puesto una minifalda color negra, un hermoso TOP, y unos zapatos de taco muy buenos, además traía puestas unas medias panty color piel, que estilizaban mejor sus hermosas piernas.

Estábamos en la disco disfrutando de la noche, habíamos tomado algunos tragos, la tome de la mano y la lleve a los reservados, nos acomodamos en uno de los sillones comencé a besarla por el cuello, sabia que eso la excitaba mucho, y con mi mano acariciaba sus pechos, ella me besaba acariciando mi pelo, comencé a bajar mi cara para poder succionar sus pequeños pechos, sentí como tenia erecto sus pezones se los lamí , hasta mas no poder. Tome una de sus manos y se la puse arriba de la bragueta de mi pantalón, ella volvió a apretar como lo hacia siempre, salvo que esta vez, tome la iniciativa y yo mismo baje mi cierre, y le metí su manita adentro, cuando sentí el calor y la presión de sus dedos en la cabeza de mi verga , exclame de placer ella advirtió mi calentura y siguió explorando con sus dedos y mano hasta llegar a mis huevos, los tomo a ambos y me los apretó muy fuerte, me plació que hiciera eso, pero a la vez me dolió, estábamos tan excitados que no nos importaba nada en aquel momento.

Seguimos así tocándonos yo acariciaba sus piernas, seguía el camino hacia su entre pierna y de allí al fondo donde se encontraba su hermosa conchita, ella estaba encendida jadeaba en mi oreja mientras yo restregaba mis dedos en lo húmedo de su vagina, no tenia contacto directo con su propia piel, porque me lo impedían sus medias de nylon tipo bombacha, era la red que contenían a mis dedos desesperados por hundirse en su magnifica y húmeda cavidad.

No tomamos en cuenta ni la hora hasta que de pronto alguien de seguridad del local nos invito a que dejáramos el mismo ya que estaban por cerrar.

Salimos de allí súper excitados no dejaba de abrazarla, mimarla, besarla ella también me hacia sentir lo mismo, seguíamos caminando por la avenida, y observe la puerta de acceso a un albergue transitorio, no lo pensé dos veces ni siquiera se lo consulte a ella, la tome de la mano y ingresamos a aquel hotel.

Una vez que accedimos a la habitación ella me dijo.- si estoy aquí es por que te quiero y te deseo solo te pido una cosa sé suave con mi cuerpo hoy te voy a entregar mi virginidad; la mire fijo y la bese nos acostamos en la cama, mientras nos íbamos sacando las ropas, al fin desnudos los dos, comencé con mi faena, lamí su cuello para seguir bajando con mi lengua hasta sus pechos y de allí hasta su vagina la cual comencé a lamer profusamente deteniéndome, en su clítoris el cual estimulaba también con mis dedos, sus jugos vaginales se entremezclaban con mi saliva, sentía como su agitación se aceleraba ella con sus manos atendía mi verga y mis testículos, luego de un tiempo así, me incorpore y tome su cabeza con mis manos llevándola hacia mi verga erecta sin mediar ella supo metersela en su boca para una vez allí chuparmela y como venia muy cargado de leche eyacule en su boca, ella tragaba mi semen aunque por las comisuras de sus labios chorreaba un hilo de semen. Acto seguido la puse boca abajo muy suavemente, la observe tenia la colita mas paradita que nunca, se la abrí como si fuese un libro y comencé a lamer todo esa belleza de culito, con mis dedos, comencé a penetrarla por su vagina súper lubricada y ella en cada metida, reculaba un poco ante el dolor, trataba de ser delicado pero ya volvía a estar excitado de nuevo y mi verga erecta deseaba perforar esa argolla, fue así que me puse por detrás, tome con ambas manos sus caderitas,

Introduje apenas mi miembro en los pliegues de sus labios vaginales y de apoco me fui abriendo paso en su interior, ella gimió al principio mas después, quiso detenerme, ahí mismo se la metí del todo y comencé a bombearla enloquecidamente, tome con una de mis manos, sus cabellos y con la otra mantenía su cintura así sentí como ella se corría, y me pedía que la rompiera toda, separa la mano de la cintura y con mis dedos empecé a dilatar su ano, ella gozaba y me seguía pidiendo que la rompiera toda, cambie de posición de costado pero por la espalda la seguí culiando por la vagina , mientras lubricaba profusamente su ano con sus propios fluidos vaginales y su misma sangre así, en una maniobra se la saque y puse mi verga en dirección a su culo, estaba tan estrecho, que me placía estar introduciendo mi verga por aquel agujero, ella gimoteo y cuando logre meter toda la cabeza, grito trato de apartarse, me le monte encima por detrás y de un empujón entre de lleno en su orificio, ella esgrimía no se que, ya que su cara daba de lleno con la cama, mientras la penetraba iba cada vez mas al fondo, hasta que sentí como sus manos comenzaban a tocar mis testículos, signo de que estaba ya disfrutando y gozando de la penetración, todo termino cuando le eyacule en su estupendo estuche de cuero...


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© lobsang

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de lobsang
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)