Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.976 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.434.115 Miembros | 17.226 Autores | 83.708 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » BUSCANDO A MI PADRE ENCONTRE UN AMANTE
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 06-Feb-04 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Buscando a mi Padre encontre un Amante

Pablo 50
Accesos: 26.671
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 19 min. ]
 -   + 
Siempre quise saber qien era mi padre pero recien a los cuando tenia 18 años pude encontrarlo y recuperar el tiempo perdido, despues de 2 años de convivencia descubrimos que bien que no llevamos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

BUSCANDO A MI PADRE ENCONTRÉ UN AMANTE

Tengo 20 años, mi nombre es Anahí y vivo desde siempre en la Provincia de San Luis Republica Argentina.

Mi familia esta compuesta por mi madre, un medio hermano y el marido de mi madre, como se darán cuenta el actual marido de mi madre no es mi padre cosa que desde siempre supe pero mi madre nunca me dijo quien era mi padre a pesar de mi insistencia.

Cuando cumplí 12 años mi madre me contó su versión de los hechos por los cuales vine al mundo, me dijo que una noche de verano en una confitería conoció a un hombre mucho mayor que ella que al verla sola se puso a charlar y la invito a bailar, dijo que era muy elegante, alegre, distinguido y atento y que pasaron una velada excepcional.

Cuando finalizo la velada este hombre cuyo nombre mi madre recordaba y llevada muy guardado en su memoria y en su corazón y prometió decírmelo cuando finalizara la historia, la invito a continuar compartiendo la noche pero en un lugar mas tranquilo, ella acepto y fueron a una casa ubicada en las afuera de la ciudad como todavía hacia mucho calor el la invito a bañarse en la pileta y como ella no lleva traje de baño ambos se bañaron en ropa interior, total entre besos y caricias, terminaron haciendo el amor y que de esa unión quedo embarazada y nací yo.

Ella decidió quedarse sola y tenerme y además buscar a mi padre, cosa que hizo, fue a la casa el ya no estaba, le dijeron que se había ido a otro ciudad ya que en realidad no vivía allí sino que la había alquilado por un tiempo. En definitiva perdió el rastro de mi padre.

Me dio el nombre y el apellido aproximado porque no se recordaba bien y me dijo que yo era producto del amor porque ella se había enamorado a primera vista de aquel hombre y que no me había contado antes para que yo no creyera que ella era una mala persona y pudiera entender la situación.

Yo me sentía muy extraña con aquella historia y me propuse encontrar a mi padre, pero como los datos eran muy pocos decidí tomarme todo el tiempo del mundo.

Unos meses mas tarde vino a mi casa una amiga de mi madre que hacia mucho tiempo que no se veían y me entere que la amistad venia de la infancia, en un descuido de mi madre le pedí su dirección y fui a visitarla, le conté la historia que me había relatado mi madre y ella se comprometió para ayudarme.

Como a los 15 días de aquella conversación me espero a la salida del colegio y me dijo que había encontrado una persona con ese nombre y apellido que yo le di pero que no podía asegurar que fuera mi padre, también me dio una dirección en donde supuestamente vivía.

Pase 2 noches sin dormir, pensando que hacer a quien contárselo, que decir, como presentarme, si debía ir o no, hasta que tome coraje, ubique la dirección en el mapa de la ciudad y en ves de ir a la escuela me tome un taxi y me fui a ver si los datos que tenia eran validos.

Al llegar, vi una casa muy linda con un automóvil parado en la cochera, toque timbre y salió un hombre de unos 44 o 45 años muy apuesto vestido muy elegantemente y muy atentamente me pregunto que se me ofrecía, yo le dije que buscaba a una persona cuyo nombre era tal (no lo voy a decir por razones obvias), el me respondió soy yo.

Yo temblaba completa no sabia que decir, allí estaba parada frente a un hombre con mi guardapolvo blanco y mis útiles escolares entonces le dije:

Yo quisiera hablar con Ud.

Si te escucho, pero se breve porque estoy partiendo para una reunión de trabajo y estoy un poco retrasado.

Mire señor Ud. perdóneme pero según los datos que tengo existe la posibilidad que Ud. sea mi padre.

El me miro fijamente a los ojos, luego levanto la cabeza mirando al cielo, se sonrío y meneando la cabeza me dijo: Mira niña no se a que datos te refieres pero yo soy soltero y no tengo hijos, además he sido muy cuidadoso en mis relaciones, así que te ruego verifiques esos datos.

Por mis nervios y al ver el gesto serio de aquel hombre me puse a llorar, el sin sacar la vista de mis ojos me dijo; Ven pasa a mi casa y tranquilízate.

Nos ubicamos en la sala, me senté en un sillón muy amplio y mullido que allí había, el llamo a una persona que creo era su empleada le pidió algo y enseguida regreso con un vaso con agua que me ofreció.

El permanecía de pie frente a mi con las manos dentro de los bolsillos de sus pantalones, luego tomo el vaso que yo tenia entre mis manos y sentándose en el sillón que estaba en frente me dijo.

Ya estas mas tranquila.

Siiiiii.

Bueno, haber, quien eres.

Le di mi nombre y apellido y le mostré mi documento de identidad, el lo miro y dijo.

Cuales son los datos que tienes para asegurar que yo soy tu padre.

Le conté la versión de mi madre tal como ella me lo había dicho, agregando los datos conseguidos por su amiga, mientras el seguía atentamente mi relato, me pregunto varias veces el nombre de ni madre y de su amiga, las fecha, mi edad, el día de mi nacimiento, ect. Y luego me dijo.

Míra señorita, creo que estas en una situación arto difícil, los datos que tienes son muy pocos yo creo que casi nada, no recuerdo nada de los que tu dices, como te imaginaras no todo los días salgo de mi casa para ir a trabajar y me encuentro con una niña que dice que soy su padre, a decir la verdad es la primera vez que me ocurre, pero me has conmovido con tu historia y me ofrezco humildemente para ayudarte en tu búsqueda. Ahora te pido me perdones pero como ya te dije antes me esperan para una reunión de negocios, si aceptas mi ofrecimiento deja tus datos a mi chofe, el te dará una tarjeta con mis datos y luego de dejarme a mi te llevará a donde tu le indiques.

Llamo al chofer le dio las instrucciones, subimos al automóvil y realizamos el camino sentados ambos en la parte trasera, uno al lado del otro, mientras el leía papeles que extraía de su maletín, hasta que llegamos al centro de la ciudad donde el se bajo no sin antes preguntarme si aceptaba la propuesta que me había echo, yo respondí que si, me extendió su mano, me sonrió y me dijo, estamos en contacto y se fue.

Yo estaba mas tranquila, si bien no tenia mas datos que antes, ahora tenia una persona que se había ofrecido a ayudarme, que perecía sincero y que me había tratado muy bien.

A los 2 días, al salir de la Escuela, me encuentro con el chofer quien me dijo:

El señor quiere hablar con Ud. señorita, esta Ud. dispuesta?.

Siiiiiiii le dije yo.,

Tomo el celular, marco un numero y cuando estuvo la comunicación me lo paso, del otro lado reconocí la voz inmediatamente que me dijo:

Anahí necesito hablar contigo si puedes venir ahora mi chofer te traerá hasta mi oficina, sino puede ser hoy, fija tu el día y la hora y arréglalo con mi chofer.

Puedo ir ya.

Bueno te espero entonces.

Llegamos al lugar y entramos a una oficina, el estaba sentado en un sillón grandísimo tras un escritorio de muy fina madera, de costado hacia, mi frente a una computadora. Me miro, sonrió y dijo: Ya estoy contigo por favor toma asiento. Luego de unos instantes giro sobre si mismo y mirándome me pregunto como estaba, se paro y se ubico frente a mi y me dijo:

Bien Señorita he estado pensando la forma de ayudarte y creo que lo mejor sería hablar con tu madre, porque me imagino que ella esta al tanto de lo que estas haciendo.

No mi madre no sabe que yo he hablado con Ud. pero si Ud. considera que es necesario yo trataré de convencerla.

Al llegara a mi casa estaba toda la familia, tuve que espera hasta después de la cena para hablar a solas con mi made, le conté todo lo que había echo, describiéndole detalladamente como era aquella persona, y lo que necesitaba de ella. Lo único que obtuve fueron negativas y cuestionamientos. Me sentí muy mal, no entendía porque mi madre que había sido muy buena madre no me quería ayudar.

Pensé en una alternativa y busque todas las fotografías de mi madre que pude encontrar de diferentes épocas, las puse en un sobre y me dirigí a la oficina de aquel hombre, como siempre el me atendió muy gentilmente, le conté lo que me había pasado y le mostré las fotos que había conseguido, el las miró atentamente por varias veces deteniéndose en aquellas en donde mi madre era mas joven y me dijo:

Ay algo que no entiendo, porque tu madre se niega ayudarte, pero bueno, tenemos una alternativa, no te ilusiones por lo que te voy a decir, pero hay algunas cosas de tu relato que me intrigan, por ejemplo tu edad, la fecha de tu nacimiento y otras. La única forma de verificar esto es por medio de un ADN, para lo cual necesitamos la autorización de tu madre o un pedido tuyo ante la justicia, si estas dispuesta te pongo en contacto con mi abogado, pero ten en cuenta que el resultado puede ser negativo o positivo.

Yo estaba ansiosa, emocionada, y un poquito feliz, tal ves había encontrado a mi padre o tal vez había encontrado en esa persona que estaba parada frente a mi a un verdadero amigo, por supuesto que acepte correr el riesgo.

Una vez concluidos los tramites judiciales fuimos a extraernos las muestras, allí nos explicaron que teníamos que esperar por lo menos una semana para tener el resultado.

Se me hicieron eternos los días y las noches, hasta que por fin un día sábado por la tarde llego a mi casa el chofer de aquel hombre y me dijo que venia a buscarme para llevarme a la casa de su patrón. Sin dudarlo le dije que si y lo acompañe en su automóvil, el se comportaba mas cortésmente conmigo, me hacia preguntas sobre las cosas que me gustaban, que tal andaba en el colegio y todas esas cosas, yo no le prestaba mucha atención y le contestaba con monosílabos pues tenia mucha ansiedad por saber el resultado del ADN.

Al llegara a la casa ingresamos y nos situamos en la sala en donde me haba recibido por primera vez, estaba sentada cómodamente en uno de los sillones, cuando se abrió una puerta e ingreso la persona que mas esperaba ver en los últimos cinco días, me miro, se sonrió y tomándome con una mano de la nuca, se acerco a mi y me dio un beso en la mejilla, y al retirar su mano acaricio mi mejilla. Era la primera vez que me besaba, y el contacto con sus labios y sus manos me estremeció.

Se sentó frente a mi y me dijo: Anahí te mande a buscar porque tengo el resultado del ADN y tal como te prometí quiero compartirlo contigo, en esos dos sobre que están sobre la mesa esta el resultado de la prueba y de la contraprueba, poder tomarlo y leerlos.

Yo acerque mis manos temblorosas al sobre que tenia mas cerca de mi, lo abrí, saque un papel doblado al medió, lo abrí y leí, separe la vista del papel, mire el rostro de aquel hombre y con gesto me hizo señas para que leyera el otro, repetí la operación y al terminar de leer el segundo papel levante nuevamente la vista y el seguía con la misma expresión, entonces me dijo:

Entiendes lo que significa el resultado.

No se, creo que si pero no estoy segura.

Allí dice hay un 99.99% de posibilidades que vos seas mi hija y yo tu padre, o sea que si aceptas el resultado tu búsqueda a terminado, se levanto, abrió sus brazos y se quedo mirándome con una sonrisa dulce que le iluminaba todo el rostro.

Yo me levante y corrí hacia el, nos confundimos en un fuerte abraso, sentía los latidos de su corazón en mi oído pegado a su pecho, sentí sus manos por mi cabeza, mi cabello, la espalda y llore, llore no se cuanto tiempo, me parecía una eternidad, separe mi rostro de su pecho, nos miramos fijamente por unos instantes, el tomo mi rostro entre sus manos y apoyo muy suavemente sus labios sobres los míos, era la primera ves que un hombre me besaba en los labios y ese hombre era mi padre. Me quede anonada mirándolo a los ojos, el acaricio varias veces mi espalda, me dio una palmadita en unos de mis glúteos, giro sobre si mismo con un brazo sobre mis hombros y al mirar hacia la puesta, estaban las dos personas que yo ya conocía, quienes a coro e inclinando su torso dijeron, bienvenida a su casa Señorita.

De mas esta decir que a partir de aquel día mi vida cambio rotundamente, en primer lugar me fui a vivir con mi padre, tenia una habitación para mi sola con todo lo que necesitaba, ropa, PC, equipo de música, TV, pero lo que yo mas disfrutaba era el cariño de mi padre y las atenciones del personal de servicios.

Así pasaron mis días hasta cuando ya contaba con 18 años y por mi falta de aplicación en los estudios había sido reprobada en varias asignaturas, mi padre que es muy bueno y me da todos los gustos me reprendió muy feo, fue la primera vez que lo vi tan enojado, yo estaba muy mal mas que nada por haber perdido la confianza del hombre que mas quiero en el mundo.

Me encontraba en mi habitación eran mas o menos las 11 de la noche y necesitaba hablar con el, pedirle perdón y una nueva oportunidad, salí de mi habitación y vi la puerta de la suya entre abierta y con luz, temerosamente me acerque, me asome y vi a mi padre en su cama casi sentado con su torso apoyado en la almohada, leyendo un libro. El me miró, yo me acerque a su cama y le dije:

Paaaaaaaaa, te pido que me perdones y te prometo que nunca mas va a ocurrir, voy a estudiar para superar las malas notas. Y me puse a llorar.

Yo también te pido disculpas hija porque me extralimite en mi reacción pero quiero que seas responsable con tus obligaciones.

Extendió una de sus manos y tomo las mías, yo me tire encima de el, y nos abrasamos, me acaricio todo el cuerpo, el me abrigo con sus colchas, y me quede dormida.

No se cuanto tiempo paso pero si recuerdo que mi padre me despertó para que me fuera a mi habitación, yo le pedí que me dejara dormir con el, a los que el me contesto: Bueno esta bien. A partir de allí comencé a dormir todas las noches con mi padre.

Una noche yo estaba como siempre, con mi cabeza sobre su hombro y mi cuerpo apoyado sobre su torso, una de mis piernas sobre uno de sus muslos, casi rozando su sexo. El había pasado uno de sus brazos por debajo de mi cuerpo y apoyaba una de sus manos en mi cadera.

De repente sentí que mi padre se movía e intentaba alejarse de mi, yo lo abrace y junte mas mi cuerpo hacia el suyo, el llevo su otra mano a su entre pierna, hizo un movimiento que no pude ver y luego saco su mano y la coloco al costado de su cuerpo. Yo corrí la pierna que tenia sobre el e hice contacto con su sexo que estaba caliente y duro. Espere hasta que su respiración fuera profunda y muy lentamente lleve mi mano hasta colocarla sobre su sexo, estaba caliente, grande y duro, apoye muy suavemente la yema de mis dedos y comencé a moverlos de abajo hacia arriba cuidando de no despertarlo. No se cuento tiempo estuve así, solo sé que me quede dormida.

Al otro día todo transcurrió normalmente pero recordaba lo ocurrido la noche anterior y no entendía porque el sexo de mi padre se ponía así, yo esperaba ansiosa que legara el momento de ir a la cama.

Esa noche mi padre estaba como siempre mirando televisión , yo me senté a su lado lo abrace y le dije que me iba dormir pues estaba muy cansada el me dio un beso en la boca como siempre, me dio las buenas noches y siguió atento al noticiero de la TV.

Al cabo de unos 15 o 20 minutos el ingreso al cuarto, se saco toda la ropa quedando solamente con el slip, se acostó a mi lado, adoptamos la misma posición de siempre, apago la luz y al ratito respiraba profundamente señal que estaba dormido, yo comencé a bajar lentamente mi mano hasta llegara a sus genitales, apoye suavemente la yemas de mis dedos sobre su sexo y lo encontré mas pequeño y blando que la noche anterior, comencé a mover mis dedos suavemente y grande fue mi sorpresa cuando comenzó a crecer su tamaño y consistencia, en ese momento mi padre realizo el mismo movimiento que la noche anterior, yo saque mi mano para que el no la notara, cuando hubo terminado, yo volví a buscar aquel juguete nuevo que tanto me atraía, lo acaricie todo, siempre por sobre el slip y durante un largo rato, de ves en cuando mi padre hacia movimientos suaves, pero yo seguía acariciando suavemente desde abajo hacia arriba. No se cuanto tiempo estuve así, solo se que el sueño me venció y me quede dormida nuevamente.

Al otro día todo fue normal, solamente que yo había comprobado que el sexo de padre respondía a mis caricias, eso me ponía muy contenta, ansiosa, y me causaba una cosa que no podía definir.

Llegó la noche siguiente, me fui al cuarto me coloque una musculosa que apenas me tapaba la cola y una tanguita, baje a darle las buenas noches a mi padre que estaba con unos papeles de su trabajo, el me miró de arriba hacia abajo, yo hice como sino lo notara, le di un beso, gire sobre mi misma y me retire, mire el espejo que había en esa habitación que me devolvió la imagen de mi padre observando mis piernas y mi trasero.

Me acosté esperando que el llegara, esta vez tardo un poco mas que la noche anterior y cuando lo oí entrar me hice la dormida espiando con un solo ojo sus movimientos, el se desvistió, yo lo primero que observé fue su entrepierna, esta ves su slip estaba mas abultado, se sentó en la cama a la altura de mi cara, introdujo sus manos en sus caderas y se bajo el slip giro sobre si mismo quedado frente a mi su pene totalmente erecto color marrón oscuro, con la punta roja casi violeta apuntando hacia arriba, todo mi cuerpo se estremeció, mi respiración se acelero, sentía como si una electricidad recorriera todo mi cuerpo y no pude evitar moverme y girar mi cabeza para el otro lado.

El se metió en la cama y me busco para adoptar nuestra posición preferida, yo estaba un poco inquieta y estuve a punto de rechazarlo, pero algo en mi interior me llevo a cruzar mis brazos alrededor de su cuello y a pegar ni rostro en su pecho.

No se cuento tiempo paso, pero cuando recobre la compostura mi padre respiraba como si durmiera profundamente, acerque mi muslo a su entrepierna hasta que hizo contacto con su caliente y duro pene, como una autómata baje mi mano y la apoye, el calor y la suavidad de la piel me atrajo, lo recorrí completamente hasta llegar a la punta que estaba un poco húmeda, repetí este movimiento varias veces hasta que mi padre comenzó a hacerme caricias suaves en mis glúteos, yo respondí rodeando con mi manito todo su pene y apretándolo.

El se colocó de costado quedando yo apoyada en mi espalda, bajo mi tanguita dejándolas en los tobillos, levanto la musculosa y me la saco, quede completamente desnuda, sentía un calor tremendo en todo mi cuerpo, las mejillas me ardían, mi sexo estaba completamente mojado, me era difícil respirar.

Mi padre apoyo sus labios sobres los míos recorriéndolos con la punta e su lengua, toque con mi lengua la suya, eso me gusto, separe mis labios permitiendo que su lengua se introdujera en mi boca y nos confundimos en un apasionado beso.

Sentí una mano de mi padre a la altura de las rodillas que suave y lentamente comenzó a ascender por la parte interior de mi muslo hasta llegar a la entrepierna, de un solo movimiento me deshice de mi tanguita que habían quedado en mis tobillos y separe lo mas que pude mis piernas ofreciéndole mi mojada conchita, introduje una de mis manos entre nuestros cuerpos y me apoderé nuevamente de su erguido pene, mientras seguíamos besándonos.

El me besaba todo el rostro, ojos, frente, labios, mentón y el lóbulo de mis orejas, me beso el cuello, rozo uno de mis pezones con la punta de su lengua, que para ese momento ya estaban duritos y paraditos, se introdujo completamente en la boca una de mis tetitas. Sentí como un dedo de su mano que estaba en mi entrepierna acaricia ni ano y subía recorriendo toda mi conchita hasta llegar al clítoris acariciarlo con movimientos circulares y suaves, no me pude contener mas y exclame un aaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh.

No se en que momento mi padre estaba con su cabeza entre mis piernas y sentí su lengua acariciarme el clítoris, hasta que introdujo la lengua en ni agujerito y comenzó a moverla, yo apoye mis manos sobre su cabeza y mis pies sobre la cama y comencé a mover mis caderas, todo mi cuerpo temblaba, estaba bañada en traspiración, la vista se me nublaba, tenia las piernas bien abiertas para que el hiciera lo que quisiera, mordí mis labios, contuve la respiración, levante la cabeza de la almohada, sintiendo como si mi cuerpo fuera atravesado por una descarga eléctrica, solté el aire y exclame aaaaaayyyyyyy papito, aaaaaayyyyyyyyyyyy papito, aaaaaaayyyyyyyyyyyy paaaaaaaa,

Mi cuerpo cayo pesadamente en la cama, cerré mis ojos y escuchaba como si sonaran mil campanitas al mismo tiempo, sentí los labios de mi padre en los míos e instintivamente los abrí dejando que su lengua se introdujera en mi boca, el se recostó sobre su espalda me abrazo y pego mi cuerpo al suyo introduciendo uno de sus fuetes y musculosos muslos entre mis piernas.

Yo apoye mi cara sobre su pecho con mi cuerpo casi en perpendicular al suyo y mis piernas recogidas casi en posición fetal, sentía sus caricias suaves por mi rostro, espalda, brazos, glúteos, muslos, ombligo, senos. Permanecía con los ojos cerrados tratando de alargar en el tiempo ese momento, había tenido mi primer orgasmo con un hombre, lo había disfrutado y no quería por nada del mundo salir de aquel estado genial.

Mi padre movió su cuerpo deslizándolo hacia arriba, abrí los ojos y me encontré con su pene prácticamente en mi boca, lo tome con una de mis manos, lo acaricie y le pase la lengua por la punta, su sabor amargo y salado me produjo un poco de rechazo pero lo hice una y otra vez hasta que mi padre separo sus piernas yo coloque todo mi cuerpo entre ellas, encendió la luz del velador, por fin pude ver la pene de mi padre, como una autómata me lo introduje en la boca, levanté la vista y encontré sus ojos mirándome fijamente y en su rostro enrojecido y una sonrisa entre cómplice y de satisfacción, saque la lengua la apoye en bese del pene muy cerca de testículos recorriéndolo en toda su extensión hasta llegar a la punta, lo hice varias veces, me lo introduje en la boca, el apoyo sus manos en ambas mejillas y suavemente dirigió mis movimientos, primero circulares, luego de arriba hacia abajo, levante la vista y sus ojos ahora estaban cerrados mientras mordía sus labios y movía sus caderas, de repente exclamo Uuuuuuuuuuuuuuffffffffffff, aaaaaaaaaaayyyyyyyyyy hiiiiiiiijiiiiiiiiiitaaaaaaaa, me tomo por las axilas y me puso de espaldas a su lado.

Paso una se sus manos por mi cara acomodando mis cabellos, seco la transpiración de mi rostro con la punta de la sabana, me miro, se sonrió y llevo su boca a una de mis tetitas jugo con sus lengua en la punta de mis pezones, se metió entre mis piernas, yo las abrí al máximo levantando las rodilla, la punta de su pene rozó mi concha que manaban abundante flujo que corrían por toda mi entre pierna hasta llegara a mi ano, el apoyo sus manos sobre la cama a ambos lados de mi cuerpo, balanceo su cuerpo haciendo que el pene recociera varias veces todo el canal de mi sexo, al final de esa danza, sabiamente su pene quedo en la puerta de entrada de mi conchita, me miro fijamente mordiéndose los labios como preguntándome si quería, si lo dejaba entrar, yo levante mis brazos, rodee su cuello, levante el torso de mi cuerpo, mire hacia mi sexo y vi ese pedazo de dura carne dispuesta a introducirse dentro de mi y lo bese en la boca.

El empujo suave lenta pero firmemente introduciendo su miembro centímetro a centímetro sin para de penetrar, yo sentía como se me ingresara una brasa, hasta que sentí un dolor agudo, me solté de su cuello mordí mis labios para aguantar el dolor y grite aaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyy paaaaaaaaaaa,, el no paro en ningún momento de empujar hasta que sentí como sus huevos chocaban contra mi ya mojado culito, comenzó a moverse en forma circular, primero para un lado y luego para el otro, eso hizo que yo me olvidara del dolor y del ardor porque comencé a sentir placer por el masaje que esos sabios movimientos realizaban a mi clítoris. Así permanecimos por un largo.

Sentí todo el peso de su cuerpo sobre el mío y sus manos en mis piernas guiándolas para que las cruzara a la altura de su cintura, introdujo una mano bajo mis glúteos y me acaricio el ano con la yema de uno de sus dedos, mientras nos besamos con toda pasión y mucho amor, yo movía mis caderas para disfrutar el placer que me producía el roce del pene en mi interior, ya no había dolor y ardor solo, placer. Permanecimos así por un periodo de tiempo que me pareció eterno, hasta que mis piernas no resistieron más y apoyé nuevamente mis pies sobre la cama.

Mi padre separo su torso del mío y comenzó a sacar e introducir suavemente pequeñas porciones de su pene, para ir incrementado la frecuencia de sus movimientos y la porción miembro hasta llegar a sacarlo casi todo para volver a introducirlo, yo acariciaba su espalda bien formada y musculosa llegando con mis caricias hasta sus glúteos, miraba fijamente los ojos de mi padre y mi entrepierna, observado como el dividía su atención en devolverme la mirada, y contemplar como su miembro salía y se perdía en mi conchita, sintiendo como sus testículos golpeaban en mi culito.

Me uní a sus movimientos hasta que los míos se hicieron incontrolables y me di cuenta que por las sensaciones que recorrían mi cuerpo, mi respiración, los latidos de mi corazón, se aproximaba otro orgasmo, esta vez provocado por el duro y viril miembro de mi padre, el también lo percibió y colocando un brazo debajo del cuello y otro a la altura de cintura por debajo de cuerpo apoyo su torso contra el mío mientras me besaba y aceleraba el mete y saca, yo jadeaba emitiendo quejiditos de placer, el apoyo su cabeza en la almohada pasando su lengua por mis orejas mientras me decia:

Estas por acabar hijita Asiiiii Hijita, asiiiiiiiiiiii mi Reina, Regálame tu orgasmo mi amorcito, mi Niñaaaa.

Cerré mis ojos y me concentre para disfrutar plenamente de esas sensaciones nuevas para mi, mientras baja mis manos hasta los glúteos de mi padre y los apretaba fuerte contra mi pelvis separando bien las piernas para facilitar el mete y saca hasta que le rogué:

Seguí papitoooooo, no pares por favor, seguí mi amor, seguiiiiii por favor, no te detengas paaaaaaaaaa,

El complaciendo mi pedido siguió mientras mis orgamos se repetían, dos, tres, no se cuentas veces.

De repente mi padre de un solo movimiento giro sobre si mismo quedando de espalda y yo sobre el, levante mi torso y quede sentada y profundamente penetrada, sentía como si todas mis viseras estuvieran inflamadas. Acaricio con ambas manos mis tetitas CON suavidad y dulzura llevándolas luego debajo de mis glúteos me levanto hasta que la punta de su pene quedo en la entrada de mi conchita dejadome caer para que entrara hasta el fondo, apoye mis manos en su pecho y comencé a cabalgar rápidamente sobre su erecto y duro miembro, rodeo mis caderas para acompasar mi cabalgata hasta decir:

Asiii amorcito, sácame la leche, te voy a llenar la conchita de leche hijita, mi amorcito.

Siiiiiiiiiii papito dame tu leche quiero sentirla adentro. acabemos juntitos paaaa.

Ahora mi amorcito ahora mi reina ahora siiiiiiiiiiiii. Te te doy mi leche pequeñita miaaaaaaa.

Arqueo su cuerpo y sentí oleadas de algo caliente que se mentían dentro de todo el cuerpo.

Nos abrasamos, nos besamos, nos acariciamos, gemíamos, nuestro cuerpos estaban bañados en transpiración que salía a borbotones por nuestros poros, El bajo sus manos hasta mis muslos los extendió sobre los suyos los que luego separo apenas para que mis piernas quedarán entre las suyas. Su pene se comenzó a relajar lentamente a retirase de mi, el metió uno de sus dedos entre mis glúteos y recorrió ese calito hasta encontrar mi ano y masajearlo haciendo leve presión, mientras con la otra mano acariciaba mi espalda, cabeza, cabellos rostro, glúteos, muslos.

Así permanecimos no se cuento tiempo, volví a la realidad cuando su pene se salió por completo de mi y mi padre me mostraba una de sus manos con los dedos llenos de sangre. Hijita te rompí la conchita, vamos al baño, quiero ver si te sale mucha sangre.

Me baje de la cama y mis piernas no me respondieron el me tomo de la cintura y me acompaño al baño, encendimos la luz y al mirara mi entre perna vi correr un hilo de color rojo claro y brilloso por ambos muslos llegando hasta las rodillas, me senté en el bidet, abrí la lleve del agua mientras mi padre preparaba la ducha, nos mentimos en la ducha enfrentados, el tomo una esponja y la paso por todo el cuerpo, yo hice lo mismo con el, no secamos, el me dijo: Espérame aquí voy a cambiar la cama.

Regreso y me pregunto:

Estas bien, te hice daño bebe.

Estoy bien y no me hiciste daño, mira si ya no me sale sangre.

Hay hijita que hemos hecho.

Me has convertido en mujer, me has hecho tuya y quiero seguir siendo tuya.

Pero mi amor soy tu padre.

Y que hay con eso. Yo te quiero mucho y ahora te quiero mas.

Bueno mi amor vamos a la cama, mañana lo hablamos o mejor lo hablamos y lo repetimos si es que te gusto.

Si me gusto y lo podemos repetir cuantas veces quieras, total ya soy tu mujer.

Nos miramos, nos abrasamos, nos sonreímos y nos acostamos, apoye mi cabeza sobre su hombros rodee sus cuello con mis brazos y entrecruzamos nuestras piernas, nos dimos un beso rozando nuestras lenguas y nos quedamos dormidos.

Me despertó la alarma del reloj, mi padre ya no estaba en la cama, al levantarme encontré una papel sobre la almohada que decía:

 

 

Guarde el papel entre mis cosa y me fui al colegio.

Así fue que buscando a mi padre encontré al mejor amante.

Pronto les cuentos lo que paso la segunda noche de sexo entre mi padre amante y yo y como poco a poco fuimos soltándonos para disfrutar de nuestro gran amor.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (7)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Pablo 50
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)