Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.112 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.151 Miembros | 17.527 Autores | 85.617 Relatos 
Fecha: 31-Ene-04 « Anterior | Siguiente » en Zoofilia

desvirgada por un perro

Anónimo
Accesos: 109.237
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
Una chica cuenta como es desvirgada por un perro, ayudada por sus hermanos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Cuando eramos niños, mi familia vivia en un pequeño pueblo del interior, en una casa aislada, una granja. Mis hermanos mayores tenian un año mas que yo, que tenia unos 8 cuando empece a interesarme por las diferencias entre chicos y chicas.

Mi padre tenia una granja de vacas lecheras, que trabajaba junto con un peon, y mi madre se dedicaba a las tareas de casa. Al ser yo la mas pequeña, siempre habia sido la mas mimada, y mis hermanos, de 9 y 10 años, intentaban esquivarme continuamente, porque yo solamente queria estar con ellos. En una granja, bastante distancia de los vecinos mas cercanos, hay pocas cosas que hacer, pero para unos niños es muy facil divertirse.

Mis hermanos y yo nos bañábamos juntos, desnudos, en una piscina de riego, todavía eramos muy niños y no nos avergonzábamos unos de otros. Empezo a llamarme mucho la atención las diferencias entre sus "pililas" y mi "rajita". Mi padre se reia cuando me veia mirarles muy fijamente, y decia que seguro que salia "un poco lanzada". El peon, un chico de unos 23 años, era increíblemente fuerte y alto. Nos gustaba mucho tenerle en casa, porque nos llevábamos muy bien.

Un dia observe un movimiento anormal en la granja. Iban a traer un toro para montar a una vaca. Todavía no se hacia la inseminacion artificial, y dos o tres veces al año traian toros para dejar preñadas a algunas vacas. Fui con mis hermanos al establo, donde habian dejado al toro con una vaca en celo en un cerrado. El toro la olia, mientras ella levantaba el rabo, y vi como una cosa larga asomaba entre sus piernas. Era como un brazo con el puño cerrado. Yo nunca habia visto una verga en erección, asi que me fije un buen rato en aquello. Cada vez salia mas y se endurecia. El toro termino montando a la vaca y, ayudado de su dueño, la ensarto de un par de enculadas. Mi padre y nuestro peon hicieron algunos comentarios sobre la clavada, diciendo que menuda desvirgada habia tenido esa ternera, por lo menos de 40 cms... El dueño del toro decia que era muy buen semental, descargaba mucha leche y casi seguro las dejaba preñadas en la primera o segunda monta.

Mi padre, que era un duro hombre de campo, nos vio y nos dijo que nos acercaramos a mirar, que ya era hora de ir viendo como se comportaban un macho y una hembra. Mis hermanos miraban tan alucinados como yo, como el gran pene entraba y salia entre bufidos del toro y salpicando liquidos. Cuando el toro la saco, le colgo casi dos palmos durante un momento, mientras la vaca expulsaba un liquido blanco, que luego supe que era el semen, por el coño. Yo enseguida me di cuenta de que eso no era como lo que mis hermanos y mi padre tenian entre las piernas. Era diferente. Yo habia visto a mi padre en bolas alguna vez, e incluso habia visto al peon meando, asi que sabia que la polla de los chicos no era asi.

Poco después me fui a jugar com mis hermanos y uno de nuestros perros. Yo estaba intrigada y les pregunte si lo del toro era normal. Ellos tenian menos idea que yo, pero dijeron qu elos chicos la tienen de otra forma, y los hombres tambien. Les pregunte la razon por la que el toro le hacia eso a la vaca. Mis hermanos se rieron y me dijeron que era para dejarla preñada, para tener terneros. Me dijeron que todos los animales lo hacian, y que nuestros padres tambien lo habian hecho. Consistia en que ellos metian su pirula en la rajita y se movían mucho dentro, como el toro. Habia que dejar una semilla dentro para que nacieran niños o terneros. Dijeron que nuestros padres tambien lo hacian, que por eso habiamos nacido nosotros. El menor nos conto que los habia pillado una vez haciendolo, pero que ellos no le habian visto, y que las mujeres tambien se ponen a cuatro patas, como los animales, mientras el hombre se pone detrás y se mueve. Tambien me dijo que la polla de los hombres era como la del toro, que se hacia enorme, y que parecia que habia que follar siempre de la misma forma. Yo habia visto follar a nuestros perros, pero no me habia parado a mirar. El perro que estaba con nosotros habia sido padre hacia poco, con una perra de una finca vecina. Mi hermano dijo que los habia visto, y que el perro se habia quedado como enganchado un rato a la perra, pero que no sabia la razon. Esos perrillos nos habian gustado mucho, pero no nos habian dado ninguno porque mis padres se negaban a tener mas animales. A mi hermano pequeño se le ocurrio una increíble propuesta.....

Al parecer, lo que ocurria, para nuestras mentes infantiles, era que si se dejaba en una hembra una semilla de un macho, creceria dentro un animal igual que el macho. Por eso mi padre la ponia en mi madre, el toro en la vaca y el perro en la perra. A mi hermano se le ocurrio que si el perro ponia su semilla dentro de mi, tendríamos perritos. Lo increíble es que nos parecio a todos buena idea. No teniamos muchos tabus con respecto a vernos desnudos, y no teniamos tampoco idea de que estuviéramos haciendo nada malo, con contenido sexual, ya que no sabiamos lo que era eso.......

Nos fuimos con el perro a uno de los graneros donde estariamos solos, y mi hermano dijo que para que el perro pusiera su semilla dentro tendría que meterme su polla. Me dijo que me pusiera a cuatro patas, como todas las hembras. Yo lo hice con las bragas y la faldita tapándome todo el culo. Mi hermano me dijo que para que el perro me lo metiera, tendría que quitarme las bragas. Yo me las baje un poco y me subi la falda. Mi coño y mi culo estaban expuestos por detrás. El perro se acerco a olerme, y me asuste al notar su hocico en mis partes. No tuve miendo, ya que no pense que me fuera a morder ni nada. El mayor dijo que ya empezaba a pasarle como al toro, ya que empezaba a asomar su polla por la funda, igual que el toro. Añadio que no se me veia por donde tenia que meterlo, ya que solamente tenia la rajita, sin labios ni nada. Me paso la mano por la raja y descubrio el agujero. Me dijo que era muy diferente al de la vaca, pero parecido al de una perra.....

El perro se me subio de un golpe, pillándome por sorpresa, empezo a golpear con su polla por mi culo, y mi hermano pequeño decidio actuar como habia visto hacer al dueño del toro, llevando la punta a la entrada. Mientras el mayor le decia donde estaba la entrada, el pequeño le agarraba la verga al perro y me la apuntaba hacia el coño.

Tuve una sensación como si me partieran en dos. De golpe el perro me la clavo entera, en toda la longitud que tenia fuera de la funda de pelo. Se llevo por delante mi virgo y yo me venci hacia delante por el dolor. Retire el trasero a toda prisa, pero el perro se aferro con las patas delanteras a mi hombros, de tal manera que no me podia mover. Cada vez me hacia mas daño. Yo gritaba y lloraba, y mis hermanos estaban totalmente asustados. El perro seguia dándome empujones, si hubiera sabido que me tenia que dejar la semilla tan adentro, no le hubiera dejado hacerlo.

Mis gritos atrajeron al peon de nuestra granja, que cuando llego me encontro casi inconsciente. Mis hermanos miraban aterrados como el perro me violaba, mientras yo casi no tenia fuerzas para gritar. Al entrar el peon se quedo alucinado, le dije que me ayudara, pero al acercarse dijo que ya era tarde. Tenia la bola formada dentro, asi que lo mejor era esperar tranquilos a que el perro terminara la monta. Habia dejado de culear, asi que ya se habria corrido, nos dijo. Pregunto a mis hermanos, que le contaron el motivo de por que estaba asi. El peon se rio, diciendo que seguro que el pastor aleman me habia dejado la semilla bien adentro. El perro empezo a tirar un poco, ya que queria desmontarme. Cada movimiento suyo era un suplicio para mi. El peon se acerco a acariciar al perro, y le dio un terron de azucar, lo que le hizo tranquilizarse un poco, pero al instante, y de repente, me paso una pata por encima y pego un tiron fuerte. Sono como cuando se abre una botella de vino, y yo me quede semiinconsciente por el dolor. Notaba como algo me resbalaba por las piernas, y me quede alucinada cuando vi el enorme bulto rojo que colgaba del perro. Me habia metido una polla que era casi como la de un hombre adulto, pero tambien un bulto enorme, casi como una pelota de ping-pong. Me notaba la entrepierna dolorida, y cuando me la toque con la mano, note que tenia la raja totalmente dilatada, con una gran abertura en la entrada de mi conejo.

El peon se fue a buscar una crema que les daban a las vacas después de ser montadas, para no tener infecciones. La trajo y me dijo que me la daria el, ya que se la ponia a las vacas. Empezo a pasarme la mano por la raja, metiendo un dedo, y algunas veces dos, dentro de mi, donde habia estado la polla del perro. Los sacaba llenos de semilla del perro. Me dijo que aunque estuviera llena no tendría perrito, que yo solamente podria tener niños, y que para eso hacia falta la semilla de un hombre. Yo no tenia daños, pero estaba muy dolorida. Casi no podia andar, y todavía se me escurria la semilla del perro por las piernas. El hombre dijo que a mis padres no les gustaria y que se enfadarian mucho. Le pedimos que no les dijera nada, y el accedio, pero nos pidio a cambio que le sacaramos su semilla. Nos dijo que nuestra madre se la sacaba algunas veces, y que le gustaba mucho, pero que seria un secreto entre nosotros. Mis hermanos, que todavian no se corrian, dijeron que querian ver como era la semilla de un hombre. El peon se saco la polla de los pantalones y nos la enseño. La tenia muy peluda y de color oscuro, no parecia que fuera a ser tan grande como la del perro. Animo a mis hermanos a enseñar las suyas, y les dijo que, sobre todo el pequeño, la tendría de mayor mas grande que el.

Me dijo que me abriera de piernas, que lo tenia tan dilatado que casi no la notaria. Yo me dispuse a ponerme otra vez a cuatro patas, pero el tio me dijo que permaneciera tumbada. Asi lo hice, y cuando se me puso encima me tapo completamente. Llevo su polla a mi coño y note como me entraba. El tio gemia de gusto, diciendo que lo tenia estrechito pese a la follada anterior. Cuando note que sus pelos de la polla pegaban en mi pubis, supe que la habia metido entera. Enseguida dijo que se corria, sin moverse casi. Cuando me la saco la tenia llena de semen propio y del perro, y les dijo a mis hermanos que eso era la semilla. Dijo que algunas veces no hace falta moverse mucho, como el perro, pero que lo importante era no dejar la semilla dentro, para no hacer niños, aunque yo todavía no podia hacerlos. Tambien dijo que poner la semilla daba mucho gusto, que por ese motivo habia gemido. Mis hermanos dijeron que ellos tambien querian dejármela dentro. Yo casi no notaba el coño, que me palpitaba un monton y que tenia totalmente mojado por las corridas.

El peon dijo que me la metieran tal y como estaba, echada. Mis hermanos se bajaron los pantalones, luciendo las pollas muy duras, sin pelos ni nada. El hombre les dijo que me la metieran sin miedo, que yo no notaria nada. El mayor se puso en posición y me la metio a la primera, pero se salia todo el rato al moverse. Nunca se habia mansturbado ni nada, asi que no sabia el gusto que daba correrse. El peon le dijo que no culeara tanto, y le agarro por las caderas, indicándole el movimiento. Enseguida empezo a decir que sentia mucho gusto, como un cosquilleo en el pene. El peon dijo que estaba a punto de echarla. Mi hermano puso una cara muy divertida y gimio muy fuerte. Me habia "sembrado" dentro.

Cuando la saco las corridas se la empapaban entera, y al apretársela todavía pudo ver una gota de semen salirle. Era la primera vez que se lo veia. Tuve peor suerte con el pequeño, que se salia todo el rato. Tanto es asi que la echo fuera, y pudimos ver como eran las dos o tres gotas de semen qu ele habian salido.

Los tres juramos guardar secreto, y lo hicimos muchas veces durante ese verano. Mis hermanos aprendieron a mansturbarse después, cuando el peon les enseño, porque todos los dias me decian que querian descargar. Me follaron casi todos los dias los tres.



© Anónimo

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (8)
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)