Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.756 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.947 Miembros | 17.496 Autores | 85.431 Relatos 
Fecha: 22-Ene-04 « Anterior | Siguiente » en Gays

Mi primera vez gay

Anónimo
Accesos: 59.842
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 2 min. ]
 -   + 
Como me inicie como bisexual. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Hace muchos años que sucedió, yo tenía tan solo 14 años y en un alegre mes de diciembre como siempre sucedía, mis primos que Vivian en el extranjero llegaron de vacaciones a mi ciudad. El mayor de ellos que tenía 19 años y a quien yo admiraba mas por los costosos perfumes que usaba y las elegantes ropas que lucia, empezó a seducirme y me obsequio un delicioso y cremoso perfume el cual el mismo esparció en sus manos y lo froto cuidadosamente en mi cara y mientras lo hacia me dijo: "déjame ponerte perfume en todo tu cuerpo" abrió mi camisa y metió su mano en mi pecho siempre con sus manos llenas del aromoso y costoso perfume y con promesas de darme uno de sus más preciados vestidos.

Me pidió que me desnudara para medirme una de las prendas prometidas. Para ese momento ya él tenía mi camisa totalmente abierta y la verdad es que sus manos se concentraron solo en mis tetillas frotándolas con sus humedecidos dedos lenta pero fuertemente. Estas no nunca habían sido tocadas por nadie y la verdad fue que me gusto y es que sentí algo tan extraño en mi cuerpo que en ese momento no me importaba lo que podría pasar.

Yo me quité mis zapatos y tras de ellos baje mis pantalones, situación que acelero el ritmo y excitación de mi primo quien de repente me sorprendió dándome un beso, un largo y profundo beso como nunca me habian dado y que yo acepte como el preámbulo de algo maravilloso y desconocido para mi. Me desnudo de la cintura para abajo y el hizo lo mismo y de nuevo unto sus manos con el cremoso perfume y lo froto en mi trasero, me abrazo fuertemente con su cuerpo y en ese momento sentí su miembro erecto y vibrante contra el mío que igual que el de mi primo, se levantaba erecto con los deseos mas excitantes de iniciar su carrera en el sexo.

Mi miembro erecto lo enloquecio, en un segundo, sentí con mas fuerza el otro miembro contra el mio. En aquellos tiempos me gustaban las mujeres pero nunca pensé que ese acontecimiento fuera a cambiar mi vida. Sentí atracción sexual por él, sentí el deseo de besarlo de tocarlo y de hecho le ofrecí de nuevo mis labios los cuales deje que besara en forma desenfrenada. Creo que me excite mucho, él termino por dejarme totalmente desnudo, ya no importaba la ropa de obsequio solo quería sus besos, quería que sus manos navegaran por todo mi cuerpo y así llego con ellas a mi pene el cual acaricio con deseo y de un solo salto lo puso en su boca, fue un momento de locura mis gemidos hacían que su lengua bañara todo mi miembro, era un experto frente a un joven iniciando el sexo, pero ese joven estaba ávido por aquello que le era desconocido pero que le causaba tanto placer.

Mi primo no terminaba de besarme y tocarme todo el cuerpo, sentía rozar sus dedos y hacer algo de opresión en mi trasero, me senté en una orilla de la cama en ese instante yo ya estaba totalmente entregado al placer y acercando su pene a mi boca trate de imitar el trabajo que él había hecho con el mío y con el grado de locura lo metí todo en mi boca y lo chupaba como si fuera la más rica recompensa.

Luego el tomo mis caderas y con un giro suave me dejo caer boca abajo en la cama puso una de sus más finas cremas en su pene y yo ofreciéndole mi cuerpo abrí las piernas y le rogué que me penetrara. Pero ese ruego no fue necesario por su experiencia en pocos segundos me hizo suyo.

Fue un momento inolvidable un momento de locura y en ningún momento pese a poseerme no descuidaba de acariciar y besarme, cuando sentí que su movimiento se aceleraba yo le pedía que me abrazara hasta que después de un gemido loco sentí su liquido correr por mi espalda, me volteo me beso profundamente tomo mi pene y lo llevo de nuevo a sus boca y solo tardaron unos segundos para yo reventar en locura y dejar todo mi liquido en su boca, lo trago todo con mucha pasión y dulzura y finalmente caímos en un abrazo y así permanecimos por mas de una hora.



© Anónimo

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)