Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.224 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.437.423 Miembros | 17.569 Autores | 85.925 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » CONFESIONES » ME LA METIERON EN LA CÁRCEL
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Te apetece un polvo de una noche?
Fecha: 17-Oct-03 « Anterior | Siguiente » en Confesiones

Me la metieron en la cárcel

Lorena
Accesos: 29.491
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 3 min. ]
 -   + 
Me la metieron en la cárcel. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Encuentra una amante sexy hoy mismo.

Me la metieron en la cárcel

Me llaman Loli, por Lorena, soy una hermosa mujer sin contar que tengo un físico espectacular y muy liberal, según dicen, rubia, alta, con un metro ochenta casi, una par de tetas bien redondas y un culo bien redondo por donde siempre espero que al menos un hombre me penetre, y lo más importante me encanta tener sexo, mas aun si es en grupo. Casi siempre trabajo por el placer y la diversión para llegar al orgasmo que por el dinero en sí. Como me gusta atraer a los hombres, tiendo a vestirme provocativa casi siempre, con un pequeño vestido de látex negro o blanco, unas votas de charol negras con tacones de aguja de acrílico bien altos y medias con portaligas rojo también de látex.

- ¿Por qué estaba aquí y cual era mí nombre? - Me pregunto al día siguiente de estar entre rejas el ayudante del comisario. Debo aclarar que era un tipo negro, de un aspecto inmejorable.

- Me pelié con una amiga... - respondí -. Se empeño en decir que yo me había acostado con su marido... y me dicen Loli.

- ¿ Y no era verdad ? - quiso saber él.

- ¡ Claro que era verdad!, como no iba a acostarme con él si tiene un tipo... casi tan estupendo como voz -

El ayudante del comisario reflexiono unos instantes. - ¿ Crees que yo tengo buen tipo? - preguntó al fin.

Como no soy muy callada le conteste - Eres un bombón, querido y debes de tener...-

El ayudante del comisario se marchó sin contestar y yo pense "aquí en la cárcel, Loli no creo que sea buena idea".

Pero por la noche el ayudante del comisario regresó, llevando las llaves en la mano. Abrió la reja y entró. Vaya, al menos me la meterían un rato y encima una bien negra.

- Loli - empezó diciendo él - esta mañana me dijiste que yo debía de tener un buen pedazo -

Con una voz muy sensual le respondí - Sí, eso creo, y me gustaría probar.

- Pues vengo para demostrarte que tienes razón -

Sin perder mucho tiempo se quito el uniforme que traía, y así pude ver su enorme pene, que le colgaba entre las piernas, como una morcilla en la carnicería.

Me desnude rápidamente y empecé a chupar aquel magnífico pene, de color ébano, delicioso, con una punta roja de tamaño descomunal.

Después, él me tumbó en él catre y abalanzándose sobre mí, empezó a lamerme la vagina, tal como a mí me gusta... - Sigue negrito, sigue... - Le animaba yo entre lamida y lamida.

Pero el muy malvado me dejo justo cuando yo estaba por acabar, y acerco sus labios a mis tetas para dedicarse por completo a chupar mis pezones, mordisquearlos y hasta clavarles en ellos los dientes...

- Bruto, me haces daño... pero continua muérdeme todo lo que quieras, caníbal mío...

Fue bajando la lengua y los labios por mí estomago y mí vientre, hasta llegar a la vagina. Una vez allí se entretuvo un buen rato dándome gusto en el clítoris, que es una de las cosas que más me gustan y me ponen como loca, hasta que por fin, en un verdadero arrebato de voluptuosidad, me penetro por detrás con todo su pene. Fue algo espantoso y deliciosos a la vez. Son muchas ya las veces que me han penetrado por detrás; por lo que tengo el orificio del culo bastante ancho y acogedor, pero el pene del negro tenia un tamaño tan descomunal que creí que iba a reventarme el recto... Sin embargo, resistí sus embestidas y al final obtuve la recompensa de un goce sin igual, al sentir cómo aquel pene iba entrando y saliendo de mi interior a un ritmo cada vez más acelerado...

Le grite una y otra vez - ¡Metela metela... no pares todavía, que ya me viene...! -

Sentí la inundación en mi interior y también quedé totalmente mojada. Me vino un orgasmo de campeonato. Estábamos jadeando y se me ocurrió decirle - Estoy muy fatigada, y me esta ardiendo el culo... -

- Entonces, sentate aquí - indicó él, señalando su duro pene.

El se sentó en el catre, y yo me senté sobre él, para meterme todo su duro pene en mi vagina una y otra vez... hasta que derramo todo su semen dentro mí vagina y pude sentir como se me mojaban los muslos.

Pero como todavía quería un poco mas, y le demostré mis pasiones pervertidas, le pedí que me masturbara del modo que a mí mas me gusta, metiéndome la mano por completo dentro de mi vagina, cosa que no le resulto nada difícil, pero me sorprendió cuando me introdujo a la vez el bastón por el culo, cosa que me agrado aun mucho mas.

En fin, pase una noche muy agitada pero espectacular, creo que cuando me suelten, volveré a pelearme con alguien para poder volver a estar en esta cárcel y con el ayudante del comisario.



© Lorena

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Lorena
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Estas teniendo el sexo suficiente?
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)