Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.088 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.438.022 Miembros | 17.629 Autores | 86.367 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » VISITA CONYUGAL
[ +
Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 01-Oct-03 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Visita Conyugal

Amantedesuegras
Accesos: 28.668
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
Su madura suegra decide visitar a su yerno en la prision durante el periodo de visitas comyugales. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Visita Conyugal

Matías esperaba la llegada de su esposa, era el dia mas ansiado en los últimos quince días, era el dia de visita conyugal!. Si, y es que por errores de su vida, Matias llevaba 2 años presos, y aun le faltaban por descontar 4 mas.

Fue a la edad de 26 años, que Matias involucrándose en oscuros negocios, fue a parar a una presión, donde lo condenaron a 6 años dentro. Durante todo el proceso su esposa, con la que se había casado a los 22 años, estuvo junto a El, ella y su suegra fueron las únicas personas que lo apoyaron, y venían a visitarlo durante las periodos de visitas, ya que su propia familia no quiso saber mas de El.

Ahora como en otras ocasiones Matias esperaba con muchas ganas el dia de visita conyugal en el cual tenia la oportunidad de estar a solas con su esposa, y satisfacer todos sus deseos sexuales, reprimidos durante tantos días de encierro, su verga se encontraba completamente dura imaginando el momento en que lo llamasen y le dijesen que pasara al cuarto donde podría satisfacer sus mas calientes y fuertes deseos.

Pero las horas iban pasando y no era llamado, que estaba sucediendo, acaso su esposa, no vendría el dia mas importante del mes, empezó a inquietarse un poco, tenia varios días de no masturbarse, esperando este momento, sentía sus bolas completamente llenas de leche, era difícil controlarse en algunas ocasiones y reprimir sus ganas durante tanto tiempo.

A las cuatro de la tarde cuando finalizo en periodo de visitas conyugales, Matias se encontraba muy triste y preocupado, que había pasado para que su esposa no hubiese venido a la visita, sabia que El la esperaba con ansias, acaso estaría enferma, o le habría sucedido algo que le había impedido venir. Ahora debería esperar hasta el domingo para tener noticias de ella cuando viniese a visitarlo junto con su suegra, quien era la que la acompañaba durante las visitas familiares. Aunque nunca había tenido una buena relación con aquella señora, esta siempre había apoyado a su hija en los momentos en que lo necesito, incluso cuando ella venia a ver su esposo recluso en una cárcel. Aun durante las visitas familiares, su suegra no podía disimular lo chocante que le resultaba El, nunca había estado de acuerdo en que se casara con su hija.

Desilusionado y a la vez preocupado Matias se dispuso a regresar a su celda con una tremenda calentura que sabía no resistiría mucho tiempo más.

Pero la cosa empeoro, llego el domingo y su esposa no vino, espero pacientemente todo el dia la llegada que nunca se dio, y así pasaron dos semanas mas, ni una llamada, ninguna visita, parecía que su esposa había desaparecido de la faz de la tierra. Matias estaba muy preocupado, que había pasado para que su esposa no lo visitara.

Fue un mes después, que un domingo como todos aun esperando la llegada de su esposa, vio a su suegra en el patio de visitas. Su corazón se alegro al pensar que su esposa vendría de nuevo a verlo, pero su sorpresa duro poco al mirar que su suegra venia sola. La miro caminar por el patio hacia donde El estaba. Aunque no le caía bien, Matias no podía negar que la señora se conservaba muy bien, según lo que sabia esta madura mujer tenia 61 años, era una mujer muy fina, vestía muy conservadora pero elegantemente, era alta, su cuerpo era voluptuoso, su porte soberbio, algunas arrugas alrededor de sus ojos y de su boca, eran lo único que en realidad delataban la edad de la señora, sabia que su marido la había abandonado hace varios años, por irse con una chica mas joven, por eso el carácter de esta era seco y hasta un poco amargado, por un momento su mente se distrajo recorriendo aquel maduro pero aun atractivo cuerpo.

"Como le va Matias?" Hablo su suegra Saludando.

"Bien y usted Doña Julia?, y mi esposa donde esta?" Se apresuro a responder inquieto Matias.

"Bien gracias Matias, es por eso que estoy aquí para hablarle de mi hija" siguió su suegra.

"Acaso le ha pasado algo malo a mi esposa, suegra?" volvió a hablar Matías.

"No tranquilo, ella esta bien, solo es que…" respondió Julia

"Que paso, dígame señora" se empezó a preocupar Matias.

"Mi hija ha decidido no volver a verlo, en realidad ella conoció a otro hombre, y se ha enamorado de El, ella piensa que puede reconstruir su vida al lado de este, por lo que se ha ido con El a vivir lejos de acá, me encargo a mi decirle esto por ella sentía que no tenia el valor de hacerlo, me dijo que ella lo había querido mucho, pero que esto no era vida, y que sentía que había llegado el momento de rehacer su vida..." Hablo pausada y directamente su suegra.

Matias escucho callado cada palabra de su suegra, sentía como cada una de estas atravesaba su corazón, sentía una gran tristeza creciendo en su interior, una terrible amargura y soledad lo embargaban. Cuando su suegra termino de hablar el mirándola fijamente con una gran tristeza en su rostro le hablo tratando de parecer fuerte.

"Esta bien señora, si esa es la decisión de su hija, no puedo hacer nada"

De pronto sintió como todo se derrumbaba dentro de El, y no pudiendo fingir mas ser el hombre rudo y fuerte, se abrazo a su suegra y empezó a llorar.

"Porque señora, porque?, no es justo, yo amo a su hija, porque me ha dejado solo, yo la amo, se que cometí un error, pero pensé que ella me apoyaría,.."

Julia sintió como su yerno se abrazaba a ella y lloraba fuertemente, parecía indefenso, toda la rudeza que quería demostrar había desaparecido y lo que quedaba era un hombre completamente vencido por su tristeza y soledad.

En ese momento Julia se sintió mal, en realidad su yerno nunca había sido de su agrado, siempre le había parecido un hombre vulgar y rudo, y cuando su hija había decidió rehacer su vida con otro hombre se había sentido bien, es mas, llego a la cárcel casi disfrutando de lo que le iba a decir a su yerno, pero ahora lo veía ahí abrazado a ella, vencido por sus sentimientos y esto era algo que ella no esperaba.

Tratando de consolarlo, le hablo " Tranquilo muchacho, no llore, este tranquilo"

"Como voy a estar tranquilo, mi esposa me abandona, dejándome solo aquí, que voy a hacer ahora" respondió Matias llorando.

Julia se sintió aun mas mal, de pronto sintió lastima de su yerno, recordó lo mal que se había sentido ella, cuando su marido la había abandonado por una chica mas joven, se había sentido completamente inútil e insignificante.

Matías tratando de recobrarse, se separo de su suegra y limpiando las lágrimas de sus ojos le hablo.

"Discúlpeme señora, no debí ponerme así, solo pienso que es una noticia muy fuerte, además me sentí muy solo, gracias por tomar la molestia de venir hasta acá a comunicármelo"

Julia tratando de ser un poco gentil le hablo "No tranquilo Matías, usted es un hombre fuerte y va a salir adelante"

"Gracias suegra, bueno me siento un poco mal, mejor me voy para mi celda, además no la incomodo mas, muchas gracias por todo, porque creo que esta es la ultima vez que nos vemos" Hablo Matías.

"Hasta luego Matías, y cuídese" Respondió Julia

Entonces miro como su yerno, dándole la espalda camino hasta la puerta del pabellón donde estaba recluido.

Ella salio de la cárcel, en realidad se sentía muy mal, de pronto todo el placer que sintió disfrutar con la noticia que le daría a su mal querido yerno, se había trasformado en lastima, pobre hombre después de todo, le había dolido mucho.

Fueron muchos días difíciles para Matías quien, sentía cada vez más la soledad y tristeza. No comprendía como su mujer lo había podido dejar abandonado en ese lugar si tanto la necesitaba. Ahora si estaba completamente solo.

Fue después de dos semanas, que Matías se llevo una sorpresa, estando una tarde de domingo en el patio de visitas solo, de pronto vio una figura conocida aparecer por la entrada de visitas. Era de nuevo su suegra, le extraño mucho verla ahí, acaso esta señora le traería de nuevo noticias de su esposa.

De nuevo la señora vestía muy bien, una larga falta cubría completamente sus piernas, una blusa conservadora de botones, su cabello recogido en un moño, en verdad tenia una imagen muy maternal, traía una pequeña bolsa en su mano. La vio caminar hacia El.

"Hola Matías como le va?" Hablo amablemente su suegra.

"Hola señora, y usted que hace por aquí?" respondió El

"Vine a visitar a mi yerno, en verdad me sentí muy mal el otro día, viéndolo en el estado que estaba, así que decidí venir a visitarlo, mas saliendo que usted se encuentra solo aquí" Hablo de nuevo su suegra.

"Le agradezco mucho señora que se preocupe por mi, la verdad aun me siento muy mal por lo de su hija, gracias por venir a visitarme, no sabe cuanto significa para mi" dijo Matías.

Matías y su suegra platicaron durante algunos minutos, para El era extraño nunca se había llevado bien con aquella mujer y de pronto ella venia a visitarlo y hacerle compañía, en verdad esto lo hacia sentir mejor, que alguien se preocupase por ella. Al final de la tarde habían conversado mucho, sobre todo de su esposa, Matías se empeñaba en saber que había pasado con su esposa, y su suegra le contaba lo que sabia.

De pronto al final de la tarde cuando estaba por finalizar la visita Matías le agradeció a su suegra quien se hallaba sentada en el patio en una banca junto a El.

"Gracias señora no sabe usted cuanto significa para mi que me haya venido a visitar, estoy tan solo y me sentía tan mal, su visita me ha hecho muy bien"

Diciendo esto Matías tomo la mano de su suegra entre las suyas en muestra de cariño y la miraba directo a los ojos. De pronto conocía una faceta de su suegra que nunca pensó que tuviera, acariciando su mano en gesto de agradecimiento la miro directo a los ojos, podía ver las arrugas alrededor de sus ojos y de su boca, señales del paso del tiempo sobre esta.

Por primera vez sus miradas se encontraron fijamente, y entonces Matías empezó a sentir algo diferente, sentir la suave mano de su suegra, y el calor de su cuerpo cerca del suyo empezaron a producirle extrañas sensaciones. Empezó a notar como su verga empezaba a despertar dentro de su pantalón, formando un inequívoco bulto en el frente de este, además no utilizaba ropa interior por lo que su verga se marcaba con más facilidad bajo la tela.

Julia miraba fija a su yerno, después de todo le parecía un buen hombre, sintió como las manos de El se posaron sobre las suyas en gestos de agradecimiento, mientras la miraba a los ojos, pero de pronto empezó a sentir el cambio en la mirada de este, volviéndose mas fuerte, entonces bajo la vista.

Julia se asombro al inclinar la mirada y ver sin querer la enorme protuberancia entre las piernas de su yerno, vio como la tela del pantalón marcaba un inequívoco bulto que debería ser el pene erecto de su yerno, esto la hizo ponerse muy nerviosa.

Matías soltó las manos de su suegra, entonces esta levantándose rápidamente le dijo "Bueno yerno, creo que es mejor que me vaya, ya ha terminado el periodo de visitas"

"Gracias de nuevo señora por preocuparse por mi" Respondió Matías.

Julia rápidamente se dirigió a la puerta de salida, mientras Matías miraba la figura de su suegra, salir de ahí.

Matías regreso al pabellón, dirigiéndose al baño, fui a orinar, para sorpresa de este, cuando bajo el cierre de su pantalón, noto que su verga aun se encontraba semi erecta, que le había pasado, de pronto se había excitado tomando la mano de su suegra, sonrió para si mismo, ja como era posible estaba tan caliente, que hasta tomar la mano de una vieja mucho mayor lo había excitado, entonces mirando que no hubiese nadie mas en el baño, se sentó sobre uno de los inodoros, bajando completamente su pantalón, empezó a acariciar despacio su verga, sintiendo como crecía entre sus manos la dureza de su verga, con la otra mano empezó a acariciar sus bolas, las palpo, las sentía llenas de leche, tenia muchos días de no masturbarse, como estaba disfrutando aquella sensaciones, su verga completamente dura empezó a lubricar cubriendo su mano de aquel liquido resbaloso que hacia mas placentera su masturbación, empezó a fantasear con la idea de tener su verga dentro de una ardiente y jugosa raja, meterla hasta el fondo mientras la chica de su fantasía gemía fuertemente sintiendo aquel enorme miembro en lo mas profundo de su ser, se imagino haciendo gemir a la chica mientras convulsionaba de placer, y cuando EL ya no aguantase mas sacar su verga y expulsar toda su espesa y caliente leche en la boca de la chica.

Empezó a gemir a medida que aceleraba los movimientos de su mano sobre su dura verga, cerrando sus ojos de placer sintió como sus bolas se contraían expulsado todo su semen sobre la hambrienta boca de la chica que en ese momento adquiría rostro, veía los arrugados labios de su madura suegra, abrirse para recibir en el interior de su boca, toda la carga de semen acumulada por tantos días, esta imagen de su suegra, lo excito mas, varios potentes disparos de semen salieron de su verga chocando contra la pared del servicio.

Matías gimió violentamente al sentir el enorme placer de su eyaculacion, su cuerpo fue recorrido por una enorme oleada de placer al sentir la liberación de tanto semen acumulado. Después de varios minutos, se levanto del servicio relajando después del enorme placer que había experimentado, de nuevo sonrió, y pensó "Que mente tan perversa tengo, imaginar a mi vieja suegra recibiendo mi semen, lo que hace pensar tanto tiempo sin tener mujer, las perversiones que lo hace pensar"

No dándole más importancia a su fantasía, salio del baño, rumbo a su celda.

Mientras Julia se dirigía a su casa, pensó en todo lo que había pasado esa tarde, había conocido una parte de su yerno que le era hasta ahora desconocida, se había dado cuenta que era un buen hombre, que tras esa actitud viril y ruda, había un buen hombre, de pronto una imagen vino a su mente, y de nuevo se inquieto, recordó durante la despedida cuando su yerno la había mirado fijamente y ella había bajado la mirada, la enorme protuberancia en su pantalón, se inquieto acaso ella había sido la causante de aquella erección, como era posible que una mujer de su edad, pudiera despertar en aquel joven hombre ese tipo de sensaciones, " NO, " pensó " si le sucedió eso es debido a la enorme cantidad de tiempo que pasan solos en prisión sin sexo, no a mi figura, como se me puede ocurrir que una vieja como yo pueda llegar a excitar a un hombre como El"

Así fue como Julia empezó a visitar a su yerno, todos los domingos en la prisión, cada vez se hacían mas amigos, Julia se sentía bien pudiendo aliviar un poco la soledad de su yerno y la suya propia, no podía negar que venir a visitarlo también disminuía la soledad en la que vivía desde que su marido la había abandonado, Matías agradecía a su suegra que le ayudara a no sentirse tan solo dentro de prisión.

Fue una tarde en que Julia notando un poco triste a su yerno le pregunto.

"Que le pasa Matías, porque esta tan triste?"

"No es nada señora, son cosas sin importancia" Respondió Matías.

Y es que Matías no quería decirle a su suegra lo que en realidad le sucedía, y es que aunque su suegra era muy buena con El, habían necesidades que ella no podía solventar, y esto lo comprendía Matías cuando miraba a sus compañeros compartiendo con sus esposas, veía sus besos y las fugaces caricias durante las visitas y era algo que El no tenia.

"Vamos téngame confianza Matías" insistió su suegra.

"Esta bien señora, le voy a contar, pero no lo tome a mal, usted vera, yo le agradezco mucho que usted me visite, pero comprenderá que a veces necesito algunas cosas que solamente una esposa puede dar, espero no ofenderla con mi comentario, pero creo que comprenderá mi situación."

De pronto Matías se sentía extraño hablándole a su suegra de sus necesidades sexuales, temió ofenderla, así que cambiando el tema le dijo

"Pero son tonterías señora, mejor olvidemos ese tema"

La visita termino, después de despedirse, Julia de nuevo se dirigió a su casa, se sentía un poco inquieta con lo que le había dicho su yerno. Ella comprendía muy bien, lo que El le había querido decir, era hombre y tenia necesidades que solamente una esposa podría solventar, sabia que El se refería a sexo, pero que podía hacer ella, si solamente era su suegra.

Recordaba la cara de tristeza de su yerno, debería ser muy duro para un hombre tan joven, estar privado de contacto sexual con una mujer por tanto tiempo, era diferente para una mujer, ella recordaba que después de que su marido la abandono hacia 8 años, ella no había sentido la necesidad de estar con ningún otro hombre, además ya era vieja y el sexo nunca fue una de sus prioridades, pero en un hombre era muy diferente y mas si era tan joven como su yerno. Algo debería hacer para ayudarlo.

"Matías prepárese tiene visita conyugal" grito el guarda frente a la celda de Matías. Por un momento este pensó que el oficial se había equivocado, pero de pronto una idea vino a su cabeza, y si era que su esposa había decidido regresar con El, y lo esperaba de nuevo en el cuarto de visitas conyugal, su corazón dio un salto de alegría y a la vez de excitación, había sido tanto tiempo sin mujer.

Fue hasta el baño, donde quitándose completamente la ropa, tomo una ducha, preocupándose por lavar bien, todo su cuerpo sobre todo su verga, sus bolas, su culo, quería que su mujer lo viera bien presentado, después de ducharse se seco, y poniéndose una camiseta y un Jean desteñido y ajustado fue llevado hasta el cuarto de visitas conyugales. Su corazón latía fuertemente de emoción.

Abrió la puerta de la habitación, esperando ver dentro de sensual figura de su esposa, pero su sorpresa fue aun mayor.

Allí sobre la cama, sentada en una orilla, yacía su suegra, si Julia su madura suegra estaba ahí!. No pudo contener su impresión.

"Señora que hace aquí, pensé que…" hablo

"Pensó que quizás seria su esposa, verdad yerno?" hablo pausada y nerviosamente su suegra.

"eh, pues si suegra, la verdad nunca espere encontrarla aquí?" respondió Matías

"Si lo se, y la verdad es que me da mucha vergüenza estar aquí, pero la verdad si estoy aquí es para hacerle un favor, recuerda lo que me dijo el otro día, que se encontraba muy triste porque había algunas cosas que necesitaba que yo no le podía dar, pues bueno yerno, se que no soy una mujer joven, ni hermosa, ni tengo un cuerpo deseable y joven como mi hija, pero se lo difícil que debe ser para un hombre joven como usted estar aquí tanto tiempo sin una mujer, así que decidí venir y tratar de ayudarlo, si usted cree que es posible, quizás piense que soy una vieja ridícula, pero lo único que quiero es ayudarlo."

Matías no lo podía creer, había llegado al cuarto esperando encontrar a su esposa, y en lugar de esto se había encontrado a su vieja suegra quien se ofrecía a satisfacer sus deseos sexuales con tal de ayudarlo.

"Se que no es mucho lo que le puedo ofrecer, pero si usted lo desea puede tomar mi viejo cuerpo y satisfacerse yerno"

Agrego su suegra y mientras decía esto tímidamente levantaba la larga falda que cubría sus piernas arriba de las rodillas revelando unas largas y parejas piernas blancas.

Matías miraba inmóvil como su madura suegra levantaba su falda mostrando sus piernas, verla tan dócil y tan abnegada por ayudarlo empezó a excitarlo, sintió como su verga empezaba a crecer bajo el pantalón.

Su suegra levanto su enagua hasta la mitad del muslo, entonces empezó a mirar la enorme protuberancia que se formaba en el frente del gastado pantalón de su yerno, sintió miedo.

Matías notando como su suegra empezaba a ponerse nerviosa, camino hasta ella. Acercándose frente a ella en la orilla de la cama, puso su protuberancia frente a su cara, "Saquela!" ordeno

Julia sintió miedo, se pronto todo el valor que había juntado para tomar la decisión de ayudar a su yerno, se esfumo,

"Saquela!" ordeno de nuevo Matías.

Tímidamente Julia dirigió sus manos hasta el cierre de su pantalón, tímidamente soltaron el botón de este, sus manos temblaban a medida que bajaba el cierre del pantalón. Tomando el pantalón por los costados lo bajo.

Una verga gruesa y larga completamente dura salto firme contra el vientre de su yerno, Julia se asusto de ver el enorme tamaño y grosor de aquel duro miembro, en sus 61 años de vida jamás vio un pene tan grande, recordaba que en toda su vida solo había visto el de su marido que en este momento no era ni la mitad de grande y grueso que el de su yerno que tenia al frente.

Matías levanto su camiseta sobre su cabeza y se la quito, mostrándoles completamente desnudo frente a su suegra. Julia recorrió por un minuto el viril cuerpo de su yerno, tenía un cuerpo muy bien cuidado, fuerte, definido, musculoso, además su enorme verga era impresionante.

"Levántese!" le hablo de nuevo Matías.

Julia tímidamente se levanto de la cama, entonces Matías acercándose empezó a desabrochar su blusa, Julia estaba nerviosa, sintió como las manos de su yerno soltaban uno a uno los botones de su blusa, lo sintió quitársela completamente.

Matías miro las enormes tetas de su suegra, dentro de su sostén, eran muy grandes, aunque algo flojas y caídas, en verdad esta mujer tenia una tetas muy ricas, entonces tomando su falda por la cintura, soltó el broche de esta y procedió a bajarla, dejándola caer en los tobillos de su suegra, ahora la tenia frente a El, solamente cubierta por un sostén y un enorme calzón de seda, que aunque poco provocador, revelaba una enorme y peluda raja bajo el.

Aproximándose mas, empezó a besarla en el cuello, sentía su piel suave y arrugada contra sus labios, esto lo excito mas pensar que se iba a coger a su vieja suegra, sus manos fueron hasta las enormes tetas de estas y acariciándolas fuertemente las saco del sostén, eran realmente grandes, sus pezones eran oscuros y grandes, bajando de su cuello, sus labios fueron hasta los pezones de su suegra y empezaron a chuparlos con grandes ansias, su lengua se deslizaba sobre las puntas de sus redondas tetas que empezaban a responder a la caricia de este poniéndose duras.

"Ummm veo que le gusta que le chupe estas tetotas tan ricas suegra mmm" gimió calientemente Matías.

Sus manos empezaron a acariciar las gordas y caídas nalgas de su suegra a través de la tela de su calzón, apretándolas contra El, su dura verga estaba pegada contra el vientre de su suegra. Una de sus manos sujeto fuertemente el elástico de su calzón, tirandolo abajo fuertemente, su suegra gimió, la presión de la mano de este bajando su calzón que se deslizo hasta sus pies también.

Matías miro como la gorda y peluda raja de su suegra aparecía frente a El, tenia un enorme arbusto de pelos cubriéndola completamente, esto lo excito mas, nunca había estado con una vieja mayor y que tuviera la raja tan peluda,

Metió una mano entre sus piernas, sintió lo caliente entre que estaba, siguió explorando, su mano se deslizo entre sus piernas hasta la raja de su culo y con desesperación restregaba su mano por toda la zona.

Julia empezó a gemir, de pronto su cuerpo estaba experimentando sensaciones muy placenteras que no conocía, empezó a gemir suavemente al sentir como la caliente lengua de su yerno jugueteaba con sus tetas, sintió la viril mano de este recorrer su zona genital, experimentando placeres desconocidos, sentía como su vieja vagina empezaba a lubricarse ante tales caricias, entonces una de sus manos, impulsada por su deseo sujeto la enorme verga de su yerno, sintió la dureza de la carne, lo caliente que estaba, que le estaba pasando había venido para ayudar a su yerno, a saciar sus deseos, y ella era la que estaba empezando a gozar de la situación,

"mmm que rico suegrita que rico, agarre mi verga, mmm si así sujétela en su mano"

Julia escuchaba las palabras de su yerno quien seguía mamando sus tetas, el olor del viril cuerpo de su yerno la excitaba mas, jamás imagino que su edad pudiera experimentar todo ese deseo.

Entonces Matías levanto su cabeza de entre las tetas de su suegra, subió hasta su cara y buscando su boca, la unió a la suya, su lengua penetro profundamente dentro de la boca de su suegra, quien excitada al notar el ardor y excitación de su yerno, respondió a su beso entrelazando su lengua con la de El. Se besaron ardientemente mientras las manos de Matías acariciaban su ahora muy mojada vagina, mientras ella acariciaba ardientemente su enorme verga en la mano.

"mmm que rico suegrita mire, como se mojo señora, esta toda mojada, mmm que rico mamar esa peluda y gorda raja señora, cuanto tiempo hará que nadie la tocaba así"

Entonces separándose Matías llevo a su suegra hasta la cama y acostándola boca arriba se acomodo sobre ella, su cara quedo a alturas de la peluda raja de esta, mientras su verga frente a la cara de su suegra.

Con ardiente deseo Matías metió su cabeza entre la peluda y mojada raja de su suegra, chupando con desesperación su ardiente vagina, chupando toda la zona, su lengua jugaba con el hinchado clítoris de su suegra, mientras su suegra había empezado a gemir mas fuerte "ahhhhh que rico, mmm que rico" gemía

Julia estaba completamente disfrutando de la mamada de raja que le estaba dando su yerno, sentía como la lengua de este estimulaba su clítoris, "si asi mmm que rico mámeme, hágame sentir lo que nunca me han hecho gozar" gimió completamente excitada y entregada a la caricia.

Matías siguió mamando la raja de su suegra que cada vez estaba mas mojada, tomando el clítoris entre sus labios jugo con su lengua sobre el, mientras sentía las fuertes contracciones del cuerpo de su suegra bajo y los altos gemidos de placer de esta llegando la orgasmo.

"Ahhh, si asi ahhhhhhh, yerno… que rico ahhhhh!" Gimió su suegra mientras su cuerpo se retorcía presa de todo el placer que estaba experimentando.

Matías se detuvo un momento mientras su suegra terminaba de soltar todos sus jugos sobre su boca, sintió sus calientes jugos brotando desde lo mas profundo de su ser, entonces incorporándose un poco puso su verga a la altura de la boca de su suegra,

"Ahora suegrita, venga hágame lo mismo, chupeme la verga hasta que le eche toda la lechita en el cara suegrita, vamos hágalo señora!" gimió Matías muy caliente.

Entonces haciendo lo que nunca había hecho antes abrió su boca y metió la punta de la enorme verga de su yerno dentro de su boca, sintió como esta se llenaba con la gruesa y larga carne del pene de su yerno, empezó a deslizar su lengua sobre la cabeza de la verga,

"Ahhh que rico suegra, así mámemela bien rico señora," gimió Matías al sentir su verga entrar dentro de a caliente y húmeda boca de su suegra. Lo excitaba mirar como su suegra mamaba su verga, mirar las arrugas alrededor de la tibia boca de su suegra lo excitaba mas

Julia empezó a deslizar su lengua y labios sobre toda la longitud del enorme y grueso miembro de su yerno, "mmm que rico" gimió, mientras su lengua ahora más animada bajaba y suavemente se deslizaba entre las bolas de este, quien sintiendo la caricia gimió

"ahhhhh que rico señora, mamela la vergota, se que le gusta, mire como la tengo de dura por usted, chupeme las bolas, chupeme el culo..mmm"

Entonces acomodándose Matías puso la raja de su culo frente a la boca de su suegra, quien ahora completamente excitada empezó a mamar el culo de su yerno, deslizando su lengua entre sus nalgas, con la punta de su lengua mamo el culo de su yerno, quien gemía mas fuerte aun

"Ahhh si señora mámeme así saquéeme la leche que tengo las bolas llenas de leche fresca para usted suegra!"

Julia se excitaba escuchando las palabras de su yerno y mamaba de nuevo con mas ansias las bolas y la verga de su yerno, metiendo de nuevo la verga en su boca, empezó a chupar mas y mas rápido el miembro de su yerno, quien empujando su verga mas profundo en su boca, gimió fuertemente disparando grandes cantidades de semen dentro de su boca.

"ahhhh suegra ahhhh que rico tome ahhh, tome toda mi leche ahhh, es suya vieja puta ahhhh!

Julia sintió como potentes chorros de semen se estrellaban contra su garganta, nunca había probado el semen, pero estaba tan caliente disfrutando de su ardiente y joven yerno que trago todo el semen cuanto pudo.

"Ummm si Matías déle a su vieja suegra toda la lechita que tiene acumulada en esas rocas bolas" hablo, mientras trataba de tragar los restos del semen de su yerno.

Matías con su verga completamente dura aun, después de tan formidable venida, se inclino rápidamente sobre su suegra y apuntando la enorme cabeza de su verga contra la entrada de la peluda raja de su suegra, la penetro profundamente, su suegra sintiendo como la enorme verga de su yerno se habría paso en su mojada raja gimió

"Ahhhh si así, hasta dentro que rico, me matas de placer, que verga tan grande ahhh, dale a tu vieja suegra esa enorme verga que no imaginas cuanto lo necesita"

Matías empujaba su verga dentro de la madura y estrecha raja de su suegra, sintiendo como su gruesa verga empujaba las paredes de la estrecha raja, estaba muy caliente y apretada, esto lo excitaba más

"Tome suegra, cómase toda mi verga, que rica raja, esta tan estrecha, se ve que hace mucho no tenia una buena verga dentro señora…ahh!"

Julia movía sus caderas recibiendo dentro de su raja el enorme miembro

"Si así yerno metala toda, déle a esta vieja todo el placer de su joven y grande verga, hacia mucho que no sentía tantas cosas tan ricas…déle a este viejo cuerpo todo el placer que necesita…mmm"

Matías acelero sus movimientos dentro de la raja de su suegra, mientras la besaba ardientemente, ¡"que rica suegrita su raja esta tan apretadita ahhh" gemía, mientras seguía cogiéndose a su madura suegra que gemía fuertemente de placer.

Julia empezó a apretar las paredes de su raja, produciendo un enorme placer en su yerno, quien al sentir las contracciones de la vagina de su suegra sobre su verga, acelero sus movimientos y con mas fuerza la penetro, Julia empezó a gemir de nuevo sintiendo como de nuevo su cuerpo era recorrido por olas de placer, "ahhhhhhh si ahhhh cojeme así ahhhh " gimio mientras su yerno empujando su verga lo mas profundo que pudo dentro de su ardiente raja, gimió de nuevo expulsando potentes y espesos chorros de semen dentro de la madura y caliente raja de su suegra. "Tome suegrita tome toda mi lechita que es suya ahhhh"

Permanecieron durante algunos minutos acostados, Matías sobre su suegra, relajándose con su verga aun dentro de su raja, hasta que un poco mas tranquilos Julia empezó a hablar,

"Sabe Matías, me costo mucho decidirme a venir a hacer esto, pero ahora me siento completamente feliz, pensé que vendría a hacerle un favor y ayudarlo a usted, pero la que se ha hecho un favor soy yo misma, nunca pensé que una vieja como yo pudiera experimentar tanto placer, ahora estoy segura de que seguiré visitándolo todas las veces que usted quiera"

Matías escucho las palabras de su suegra, estaba feliz, sabia que de ahora en adelante tendría una ardiente y estrecha raja donde vacilar toda la leche de sus bolas, sintió de nuevo como su verga empezaba a ponerse dura con las palabras de su suegra, entonces apoyando la cabeza de su verga contra la raja de su suegra, la empujaba de nuevo dentro, mientras esta sintiendo su penetración empezaba de nuevo a gemir… "Ohhh si yerno ahhhh"

Comentarios y sugerencias alonso29cr@yahoo.com


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© Amantedesuegras

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Amantedesuegras
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)