Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.832 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.250 Miembros | 19.507 Autores | 99.510 Relatos 
Fecha: 20-Mar-17 « Anterior | Siguiente » en Dominación

De becaria a esclava (i)

sumi
Accesos: 21.300
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 19 min. ]
 -   + 
Isabel, una chica tímida y obediente, empieza un nuevo trabajo pensando ser el principio de su nueva vida, y estaba en lo cierto, era el principio de su nueva vida, pero su nueva vida como esclava... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Quiero contaros mi historia y para ello hay que empezar desde el principio. Mi nombre es Isabel y cuando empezó todo era una chica muy tímida que estaba muy controlada por su familia. Físicamente no me gustaba mucho porque estaba un poco rellenita y mis pechos eran enormes, puedes creer que eso es algo bueno porque a los chicos les gusta pero cuando eres una niña y en el instituto te llaman vaquita, tener los pechos granes es más una tortura. A todo esto mi forma de vestir era muy conservadora mi familia solo me dejaba vestir con ropa ancha y en tonos oscuros, por lo que también se metían conmigo por eso.

Todo empezó cuando conseguí mi primer trabajo, este era de becaria, es decir, trabajar mucho y cobrar poco, pero yo era muy feliz ya que al finalizar mis estudios había dejado a tras a todos los que me llamaban vaquita o monja y ya podía decir que era una mujer trabajadora.

No me podía creer que me hubieran dado a mí el puesto no sabía que habían visto en mi (más adelante lo descubriría) y por eso estaba tan decidida a complacer a todos y dar el 100% de mi misma aunque nunca pensé hasta donde llegaría. Creo que todo ocurrió por mi educación y mi forma de ser.

En mi primer mes, pude adaptarme muy bien al trabajo, era la becaria de todos yo les hacia las fotocopias, iba a por café… cumplía todos los recados que me pedían incluso hacía gran parte del trabajo de Leticia la secretaria y la única mujer de la oficina, exceptuándome a mí.

Yo era una chica muy inocente en eso momento, he de decir que era virgen nunca había estado con un chico, por lo que cuando se rozaban conmigo o me tocaban alguna parte del cuerpo, me sonrojaba, agachaba la cabeza y no decía nada.

Además me encantaba ir a trabajar para ver a Jorge, era uno de los jefes y estaba completamente enamorada de él, era tan guapo y simpático… pero estaba segura de que nunca se fijaría en una mujer como yo, por lo que lo llevaba en secreto o eso creía yo.

Mientras yo hacía mi trabajo y suspiraba por Jorge los demás estaban expectantes esperando a que llegará el momento de actuar, al parecer cuando me contrataron tenían otros planes muy diferentes para mí, no querían una becaria querían una esclava pero para conseguirla deberían hacer todo según un plan…

-      Tíos no puedo esperar mucho más habéis visto que tetas… uff cuando me las pone en la cara tengo que controlarme para no desnudarla y follarmela… encima es tan complaciente nunca he visto a nadie como ella ha nacido para ser sumisa.- dijo David el informático.

-      Tranquilo todo llegara, sabes que si nos precipitamos puede acabar todo muy mal, pero si jugamos bien nuestras cartas podremos hacer con ella todo lo que queramos.- dijo Carlos

-      Yo creo que ya podemos empezar a tantear el terreno, no habéis visto como mira a Jorge, podemos sacar provecho de ello.- afirmó Daniel.

-      Es que estoy impaciente, solo de imaginar lo que nos espera me la pone dura jajaja.- dijo David. Yo ya se todo de su vida, aunque tampoco hay mucho que saber, la he investigado y no hace nada sin la aprobación de sus padres, su familia la tiene controladísima… en cuanto la tengamos entre la espada y la pared será nuestra.

-      Bueno ya queda poco tranquilos… les contestó Daniel.

****************************************

   Ya habían pasado mis primeros meses, y aunque mi vida no era muy interesante iba del trabajo a casa y de casa al trabajo, estaba muy contenta.

Con David, Carlos y Daniel me llevaba muy bien, eran muy trabajadores por lo que me mandaban mucho trabajo pero no me importaba hacer lo que me pedían solo había un problema y es que siempre me daban las gracias abrazándome, yo decía que no hacía falta que solo hacia mi trabajo pero ellos insistían, yo me ponía colorada ya que me daba vergüenza que notaran mis pechos y que me abrazaran de esa forma, rozándose conmigo, pero para ellos era algo normal asique no decía nada y me dejaba abrazar.

Leticia era un poco mandona pero no me importaba, yo era feliz haciendo lo que me decían. Y con Jorge y el resto de los jefes casi no tenía contacto pero casi mejor porque me ponía muy nerviosa y acababa tartamudeando como una tonta.

Un día llegaba muy justa al trabajo, venia corriendo casi no podía respirar, yo nunca llegaba tarde pero hoy había discutido con mis padres porque quería buscar un piso para irme de alquiler y ellos no me dejaban, decían que solo las zorras se iban a vivir solas y que su hija no era una zorra. Al final me fui porque llegaba tarde pero sabía que luego me esperaría una buena bronca.

-      Madre mía Isabel vas hecha un desastre, como vienes con esas pintas y toda sudada… que asco!! Bueno ya te arreglaras después, corre y ve al despacho de David que quiere que vayas a verle tiene algún recado para ti y luego ven a sustituirme, tengo un asunto muy urgente y alguien tiene que coger el teléfono.- dijo Leticia la secretaria, mientras se limaba las uñas.

-      Vale, vale en cuanto acabe vengo.

Fui a ver a David para ver que tenía que hacer, sin poder pasar al baño antes a adecentarme un poco.

-      Madre mía Isabel que te ha pasado menudas pintas.-

Se acercó y me coloco la chaqueta rozándome los pechos así que ahora aparte de sudada estaba toda colorada.

-      Lo siento mucho es que llegaba tarde y he tenido que correr… Leticia me ha dicho que querías verme.

-      Si si!! Quería decirte que esta tarde tendrás que quedarte unas horas más para ayudarme con unos documentos.

-      Claro, lo que tú quieras.- dije pensando que mis padres se iban a enfadar todavía más sin encima llegaba tarde.

-      Vale perfecto, pues anda ve y haznos una café a todos, aunque primero arréglate un poco mujer.- se levantó y me apoyo su mano en mi espalda casi en el culo para sacarme de su despacho.

Después de unas horas sin parar fui a sustituir a Leticia ya llevaba dos horas cubriéndola cuando volvió, venia toda arreglada, parece que venía de la peluquería y de compras pero no dije nada.

-      Vale ya estoy aquí, algo importante

-      No solo han llamado algunos clientes pero nada importante.- no me dio las gracias por sustituirla pero no me importaba ya estaba acostumbrada.

Ya me iba cuando paso Jorge por ahí me pare un rato para contemplarlo discretamente y desgraciadamente escuche la conversación que tuvo con Leticia.

-      Hola guapo, preparado para esta noche.

-      Lo estoy deseando.- dijo mirándola de arriba abajo- estoy seguro que nos lo vamos a pasar genial.

-      No lo dudes guapo disfrutaras como nunca.- contesto guiñándole un ojo.

Salí corriendo al baño, sin darme cuenta de cómo me miraban los dos riéndose, no sabía que me pasaba, Jorge no sabía ni que existía pero dolía tanto saber que nunca se fijaría en mi… estaba claro Leticia sí que era una mujer para él, tan guapa, sexy y decidida.. y no una vaquita como yo que ni siquiera se atreve a mirarle a los ojos mucho menos a hablar con él..

Me repuse como pude y salí a trabajar, hoy tenía un día muy duro y encima saldría más tarde de lo normal.

Pase como pude las horas que quedaban, no podía quitarme la tristeza de encima, pero bueno ya me acostumbraría… al final fueron yéndose todos y nos quedamos solos David y yo en la oficina.

-      Bueno Isabel necesito que me ayudes a archivar todos estos papeles, tu iras ordenándolos por año para que yo vaya informatizándolos, me decía David. Yo casi no le prestaba atención porque solo podía pensar en Leticia y Jorge, estaba muy triste, y no me daba cuenta de que cada vez se acercaba más David.

-      Isabel te estoy hablando y no me estás haciendo caso.- dijo poniéndome la mano en la espalda.

-      Lo siento David es que hoy no estoy muy concentrada

-      ¿y eso? ¿estás bien, pasa algo?

-      Nada tranquilo que ya se me pasa, a ver que hay que hacer…

-      Cuéntamelo tonta, para que están los amigos si no, porque somos amigos, ¿no?

-      Si si pero es que es una chorrada y me da verguenza

-      No me digas más, es por un chico ¿qué pasa que te ha dejado tu novio?

-      No si yo no tengo novio…- dije completamente roja de la vergüenza

-      Entonces es que no te hace caso el chico que te gusta

-      Bueno algo así… dejemos el tema que me da mucho corte

-      Espera que se cómo solucionarlo.

Se fue un momento y volvió con una botella de whisky.

-      Mira no hay nada mejor para las penas que el whisky.

-      No no yo no bebo… mis padres me matarían

-      Pero si ya eres mayorcita y ellos no están aquí, venga bebe…

-      No gracias no quiero, no está bien

-      A ver Isabel como quieres gustar a un chico si te comportas como una mojigata y encima vistes como una monja. Así nadie se fijara en ti, tú lo que necesitas es desinhibirte ejjeje

-      Lo siento… es que no está bien beber.- dijo mirando al suelo

-      Pero si nunca lo has probado anda mujer ya verás cómo te gusta es solo un poquito para quitarte las penas. Bebe …

-      Bueno vale pero solo un poquito y seguimos a lo nuestro.- acabe aceptando por su insistencia, además estaba tan triste que me daba todo igual.

David no se lo pensó dos veces y me lleno el vaso, yo empecé a beber no me podía negar porque él era tan majo siempre conmigo y en el fondo quería dejar de pensar en lo que estarían haciendo Leticia y Jorge.

No me daba cuenta pero David no paraba de rellenar el vaso y yo sin querer seguía bebiendo, al poco, ya que nunca había bebido, ya estaba borrachísima y empecé a llorar y a decirle a David que Jorge nunca me iba a querer, el no paraba de abrazarme aprovechando para tocar y rozarse todo lo que quería.

-      Así que te gusta Jorge… bueno a él le gustan las chicas ligeritas… ya sabes a qué me refiero y claro tu vistes como vistes y así como se va a fijar en ti… a ver seguro que podemos hacer algo para que te vea como una mujer… quítate el jersey a ver si podemos hacer algo.

Yo obedecí como una autómata, sin parar de llorar diciendo que como iban a querer a una vaquita gorda y monja como yo, no me daba cuenta de lo que estaba haciendo.

-      A ver es verdad que eres toda una vaca menudas ubres… ufff pero dan un gusto apretujarlas jajajajaja.- me dijo poniendo las dos manos en mis tetas.

En ese momento alucine tenía a David apretando mis pechos por encima de la camiseta, apartándole la mano, mire al suelo y le rogué que parara

-      Pero bueno tu no querías tanto gustar Jorge pues yo te puedo aconsejar pero para ello tengo que ver primero tus cualidades

-      No no dije hipando yo no quiero…

-      A ver si te aclaras guapa, quieres o no quieres a Jorge

-      S-i, s-i pero esto no está bien mejor me voy a casa

-      Tu déjame y yo veré que podemos hacer contigo. Solo obedece.

Estaba muy borracha para defenderme, así que no le separe, el seguía palpando mis pechos, luego bajo una mano a mi culo y me lo apretó con ganas.

-      A ver no estas mal del todo, no eres una tía buena pero se te puede sacar partido.- dijo dando me un azote.- de todas maneras antes de hacer algo con tu vestimenta primero tienes que soltarte un poco, ya sabes ser un poco más guarra…

-      Yo yo no soy una guarra

-      Todas las mujeres sois unas zorras solo que unas lo ocultan muy bien, mírate vas de modosita pero no me apartas, seguro que te estas empezando a mojar, a todas las vaquitas les gustan que les ordeñen. Tu tranquila que yo conseguiré que Jorge te folle como nunca te han follado, pero primero tendrás que aprender mucho y que mejor que con tu amigo David.

No me podía creer lo que estaba pasando, y seguía sin decirle que parara, no me atrevía.

-      Venga primero tendré que verte desnuda para conocerte mejor jejeje así que ya sabes lo que tienes que hacer.

Yo empecé a llorar esto se estaba poniendo muy mal, negué con la cabeza para ver si me dejaba, pero al parecer no le gusto.

-      Como que no… he dicho que te ayudo a ser una puta y te ayudo… es más ahora no parare hasta convertirte en la mayor zorra de todas. Así que desnúdate de una puta vez.- dijo dándome un bofetón

-      Por por que me haces esto

-      Que porque… lo hago porque en el fondo es lo que quieres, para dar un poco de emoción a tu vida… no entiendo como puedes sonreír y levantarte cada día con la mierda de vida que tienes, al final acabaras sola con veinte gatos y todo por ser una monja reprimida.- decía mientras se reía. Si es eso lo que quieres sería mejor que te fueras a un convento ¿es eso lo que quieres?

-      No, no es eso pero por por favor déjame, no se lo contare a nadie de verdad.- seguía tartamudeando

-      Claro que no se lo contaras a nadie de eso me encargo yo venga, además no te puedes quejar yo solo te estoy ayudando a ser deseable y si te portas bien incluso disfrutaras… así que desnúdate de una puta vez.

Temblando se empezó a quitar la camiseta y los falda…

-      Desnúdate significa que te quedes en pelotas venga, quiero que te quites TODO, vamos que no tengo todo el día

    No paraba de sollozar no sabía por qué le hacía esto pero no se atrevía a desobedecerle, además estaba demasiado borracha para pensar con calma. Al final se quedó desnuda delante de él mientras intentaba taparse con sus manos.

-      No lo intentes, esas ubres no se pueden tapar con dos manos jajaja venga deja de llorar y acércate que ahora empieza lo bueno

Empezó a dar pasitos hacia él y él impaciente le agarro de una teta y la empujo hasta chocar con su cuerpo.

-      Tranquila que ahora no quieres pero dentro de un rato suplicaras que no pare. Acabaras siendo toda una puta, así que vamos a empezar con las clases, ufff no se por dónde empezar tienes tanto que aprender jejeje

El no paraba de estrujar sus tetas y pellizcar sus pezones hasta dejarlos tiesos, bajo su mano y metió dos dedos de golpe en su vagina.

-      Madre mía ya te puedes mojar bien si no quieres que te duela cuando te la clave por el coño.

-      No no por favor, eso no, soy virgen, por favor David no me hagas eso, te juro que hare cualquier cosa, lo que quieras pero no me hagas el amor.

-      Hacer el amor??? Yo no se lo que es eso jajaja bueno para que veas lo bueno que soy hoy no te follare ¿qué te parece una mamada? Si si creo que será lo mejor.- dijo metiendo sus dedos en mi boca.- seguro que esta boquita nunca ha chupado una buena polla

En el fondo eso me alivio, no me desvirgaría y me dejaría en paz estaba tan asustada que no me di ni cuenta que dijo hoy, por lo que yo seguía pensando que esto era cosa de una vez, que era porque estábamos borrachos y que en cuanto se la chupara me dejaría en paz, incluso puede que mañana me pidiera perdón…

-      Venga de rodillas antes de que me arrepienta y te la clave entera.

Me arrodillé corriendo pero me quede quieta, nunca había estado con un hombre ni siquiera había besado a nadie mucho menos había visto un pene. No sabía lo que había que hacer.

-      Ya estas tardando sácala y empieza a chupar.- me dio un pellizco en el pezón para que empezara.

No paraban de caer lagrimas por mis mejillas, temblando acerque mis manos a sus pantalones y conseguí sacar su pene que de lo dura que la tenía y la presión del pantalón salió y me dio en toda la cara, se me quedo la boca seca… tenía que meterme eso en la boca y darle placer no sabía porque me pasaba esto.

-      Jajaja como ves, no todo está perdido, al parecer esas ubres consiguen ponérmela dura… venga o empiezas ya o lo hacemos a mi manera. Metete de una vez mi polla en la boca y chupa como si fuera el helado más delicioso que has tomado en tu vida jajaja ya verás cómo te gusta y sino pues te jodes, para ser una buena puta tienes que saber mamarla bien.

Era el primer pene que veía y me parecía enorme cerré los ojos he intente chuparla pero no podía, David impaciente decidió motivarme y empezó a darme golpes con el pene en la cara.

-      Venga puta o me la chupas o te la meto en el coño a la de tres, 3, 2…

Corriendo me la metí en la boca, no me cabía entera, por lo que empecé a chupar la punta, metía y sacaba porque no sabía que más hacer, era la primera polla que chupaba y no me estaba gustando nada, el sabor era horroroso por lo que me estaban entrando unas arcadas tremendas además seguía sin parar de llorar por lo que cada vez respiraba peor.

-      Madre mía no tienes ni puta idea de chupar una polla, así no me voy a correr en la vida, eres la peor puta que he visto en mi vida.

Cogió mi cabeza con la mano y me metió su polla de golpe hasta la garganta, yo no entendía de tamaños porque era la primera que veía, pero era bastante larga y gorda. Empezó a follarme la boca con fuerza. Me estaba ahogando y las arcadas eran cada vez peores. Después de unos minutos follandome la boca note unos chorros contra mi garganta, no me lo esperaba para nada por lo que empecé a toser saliendo todo el líquido y cayendo al suelo.

-      Empiezas muy mal puta, no sabes chupar una polla y encima tiras mi semen, que te quede claro, ahora para ti no hay nada más rico.- me dio una ostia que me tiro- venga si sabes lo que es bueno ya estas tardando en chupar y tragar hasta la última gota, empieza limpiándome bien la polla.

No dude y empecé a lamer su pene para dejarlo limpio como me pidió el y después me puse a lamer el suelo a pesar del asco que me daba pero no quería llevarme otra ostia, solo deseaba que este día se acabara de una vez, al final no deje ninguna gota de semen, me trague todo aguantando las arcadas.

-      Vale por lo menos cumples las ordenes… espero que no se repita la próxima vez que desperdicies mi semen te voy a poner el culo en carne viva.- su mirada me daba miedo.- eres una puta malísima pero eso se puede remediar, ahora tengo prisa asique para que veas que soy bueno te voy a llevar a tu casa. Venga vístete mientras cojo unas cosas de mi despacho.

Yo no sabía que había pasado solo quería llegar a mi casa de una vez, fui al baño para arreglarme, lo último que quería es que mis padres se enteraran de esto seguro que me echaban a mí la culpa y ya estaban enfadados conmigo, así que lo mejor sería no contárselo a nadie pensé tontamente que sería por el alcohol y que esto no se volvería a repetir… no tardaría tiempo en ver lo equivocada que estaba.

Salimos de la oficina y fuimos hacia su coche los dos íbamos en silencio pero el con una sonrisa enorme y yo mirando al suelo.

-      Venga puta entra en el coche.

Entre corriendo, ya no me atrevía a desobedecerlo, mi primer impulso era hacer todo lo que me ordenaba.

A si en silencio llegamos a mi casa, estaba tan nerviosa que ni siquiera me di cuenta que yo no le había dicho donde vivía, pero en ese momento solo quería solucionar esto.

-      Da-david se que hoy hemos bebido mucho pero tranquilo te-te perdono, no diré nada a nadie, mañana haremos co-como si un hubiera pasado na-nada.

-      A ver puta todavía no te has enterado, yo te he prometido convertirte en una puta y eso es lo que voy a hacer, yo cumplo mis promesas… Y si pro un momento piensas en decir algo a alguien le llegara un correo muy interesante a tus padres y a todos los compañeros.

Me enseño un video en el que se me veía que no paraba de beber en la oficina, solo se me veía beber a mí y luego salía yo completamente desnuda chupándole la polla y lamiendo hasta la última gota de semen, a él no se le veía la cara y encima no salía el momento en el que me obligaba… era como si yo estuviera disfrutando. Me quede en shock.

-      Jajajaja se nota que estaba rico mi semen casi te tiras para lamer hasta la última gota,. Me dijo mientras metía su mano entre mis piernas.- vamos a dejar las cosas claras, desde hoy hasta que yo quiera tu serás mi putita puedes hacerlo por las buenas o por las malas, eso depende de ti y sino pues le enviare este bonito video a tus padres, eso es lo que quieres

Estaba aterrorizada como vieran eso mis padres, me darían una paliza y luego me meterían en un convento… no podía permitirlo. Además también lo enviaría a la oficina y Jorge lo vería…

-      Va-vale hare lo que me pidas pero por favor bo-borra ese video.- dije llorando

-      No lo voy a borrar pero tranquila si te portas bien y cumples con tus deberes nadie lo vera. Ahora deja de llorar que vas a entrar en casa y no quieres que tus padres te vean así.

Tenía razón, mis ojos estaban rojos de tanto llorar y estaba hecha un desastre, menos mal que con lo que había pasado se me había pasado toda la borrachera, ya por lo menos no me verían borracha.

-      Bueno ahora no tenemos tiempo pero mañana por la mañana lo primero que harás es pasarte por mi oficina para que hablamos del asunto y te diga lo que tienes que hacer

Yo solo afirmaba con la cabeza estaba deseando meterme en mi cama. Estaba lista para irme cuando me agarro del brazo y me paro.

-      A dónde vas puta, no te despides de mi

-      Si si claro, adiós David le dije mientras me acercaba a darle dos besos en las mejillas.

-      No no… así no se hace de ahora en adelante te despedirás diciendo adiós señor o amo, dándome las gracias y un beso en la punta del rabo.- me decía muy serio.- venga a que esperas.

Me costó reaccionar, pero luego pensé que después de lo que había hecho eso no era nada… asegurándome que no había nadie le di un beso encima del pantalón donde estaba su polla y le dije adiós amo gracias por todo, y salí del coche.

-      Él dijo,- hasta mañana putita, te espero a primera hora en mi despacho, que no se te olvide.- y se fue arrancando el coche.

Entre deprisa y corriendo a mi casa donde me esperaban mis padres enfadadísimos.

-      ¿Dónde coño estabas?.- dijo mi padre

-      Lo siento papa hoy se me ha hecho tarde en el trabajo, sé que teníamos que hablar lo de esta mañana, pero tranquilo sé que hice mal, vivir sola es de chicas fáciles y yo no soy eso.- me puse colorada y mire al suelo, pero mi padre no le dio importancia.

-      Bueno veo que has recapacitado… veo que trabajar es bueno para ti.

-      Si si, ya sabes que me gusta mucho mi trabajo. Si no os importa me voy ya a la cama que hoy ha sido un día duro y me duele mucho la cabeza.

-      Vale cariño ve a descansar me dijo mi madre.

Me di una ducha corriendo y me metí en la cama, pero descansar lo que se dice descansar, no pude. Estuve toda la noche en vela temiendo lo que me esperaría mañana. Ya no tenía ganas de ir a trabajar pero sabía que no me quedaba otra opción, solo esperaba que David se cansara de mí y me dejara en paz pronto. No podría hacer mucho en la oficina porque ahí no estábamos solos como hoy, y él no querría que nadie más se enterara.

Que equivocada estaba…

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>><<

Gracias por leerlo, este es mi primer relato que publico, se que es muy light, casi no hay sexo, pero es el inicio de una serie de relatos que espero que os gusten y al ser el primero te mete más en la historia. Cualquier consejo, sugerencia... se agradece.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© sumi

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de sumi
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)