Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.304 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.398 Miembros | 19.396 Autores | 98.613 Relatos 
Fecha: 22-Ene-15 « Anterior | Siguiente » en Dominación

First Lesson.

LegoBDSM
Accesos: 6.327
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 18 min. ]
 -   + 
Hasta que punto puede entregarse una persona? Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
  • El Domingo, prepárate, vamos a ir a un sitio.
  • A donde?
  • No preguntes... Solo sigue mis pasos esta semana y obedece.
  • Si, Amo.

Hace 2 años largos que la conozco y es la primera vez que me habla así. Supongo que se hace una idea de lo que tengo pensado, con el simple hecho de leer un "obedece".

 

Seguimos con los móviles.

  • Quiero saber en todo momento lo que haces estos días. Cuándo te levantas, cuando te cambias, cuando te duchas, cuando te acuestas. Te iré contestando de tanto en tanto, pero no esperes respuestas mías. 

(Quiero saber de ella, pero que ella no sepa de mi. La quiero intrigada mientras preparo lo que tengo en mente.)

  • Ah, y nada de respuestas cortas, quiero detalles.
  • Si, Amo.
  • Prepara el vestido ceñido negro, el tanga de los nudos a los lados, compra unas medias maluchas de rejilla ancha, y la muñequera que te regalé... Prepara también los juguetes que compramos. Todos.
Nunca fui muy de collares y cosas similares, tan solo quiero que se ponga algo regalado por mi. Que lleve algo mio como muestra de sumisión hacia mi.
  • Durante estos días quiero ver fotos de cada una de las prendas. Puestas, obvio. Ves subiéndolas a tu perfil que todo el mundo vea de lo que eres capaz. Que todo el mundo vea lo que voy a disfrutar. Ya las iré pillando para el día que relate lo que te espera.

---------

Los días han pasado volando y ha superado con creces lo que le encargué. He tenido fotos increíbles, y me ha informado en todo momento de sus pasos. Se ha ganado un premio, no hay mas.

Ya llevo como dos semanas sin correrme y no dejo de pensar en ese día, quiero que todo salga perfecto y lo tengo todo preparado para que así sea.

 

Domingo:

 

Hoy es mi día. Nada mas despertarme le mando un mensaje.

  • Después de comer paso a por ti.
  • Me tenías preocupada, no me has escrito en toda la semana...
  • Shhh... tu obedece y no preguntes.
  • Si, Amo.

Me meto en la ducha bajo el agua ardiendo, cierro los ojos y me pongo a pensar... Ella debe estar haciendo lo mismo. Fijo que depilándose bien el coño para estar impecable para mí. Hago lo mismo, cojo una cuchilla y todo fuera. Me seco, me pongo el pantalón sin nada debajo como a ella le hubiera gustado pedirme. Termino de arreglarme y voy hacía Barcelona capital a buscarla.

  • Estoy en tu calle, te espero. Tomatelo con calma, no hay prisa.

Me quedo un rato en el coche y cierro de nuevo los ojos, recuerdo los momentos que ya estuve en esa situación, esperándola mientras ella hacía lo que le pedía.

Contra mas tarda, mas me impaciento, pero a su vez mas morbo me da. Mas ganas tengo de ella.

  • Ya bajo.
  • Vale.

Salgo del coche y la espero unos metros mas abajo.

Ahí la veo venir. Parece una zorra vestida así, me gusta.

Se sube al coche y se encuentra una primera nota.

  • Siéntate detrás, ponte la venda en los ojos, y túmbate.

Minutos después entro en el coche. Miro hacía atrás y ahí está, tal y como le he pedido. Menudo cuerpazo, pienso.

 

Arranco el coche y me pongo en camino. Estoy nervioso y sobre excitado, me hago una idea de como debe estar ella. Excitada, nerviosa, y seguro que preguntándose donde vamos.

 

Paro en medio del trayecto en un area de servicio, ando fatal y quiero un poco de ella. Me paso atrás, no hablamos. Está 100% entregada y sabe como actuar. La sumisa que lleva dentro es la que controla su cuerpo ahora. Su cuerpo, su alma y su mente. Es su primera sesión, algo con lo que lleva esperando mucho tiempo. También es la mía, por lo que voy a aprovecharme de ello.

 

La muevo un poco y me siento tumbándola sobre mi. En posición para una buena azotaina.

Subo su vestido y me recreo mirando su culazo transparentado por la fina tela de las medias, lo sobo, lo palpo bien. Bajo sus medias poco a poco. Aquí está, culo perfecto, pienso.

No lo dudo, doy un fuerte azote en cada nalga dejando mi marca en ellas. Este culo es mio. Sigo dándole unos pocos mas. No se inmuta, suelta pequeños gemidos, tal vez de dolor, tal vez de excitación, tal vez de ambas. Sé lo que debe estar pasando por su cabeza. "Nos estará viendo alguien?", "Donde estamos?" pero sé que confía en mi, por lo que mas que una preocupación, es nerviosimo e intriga.

Desato un nudo de su tanga, luego el otro, y de un tirón quedo con el en la mano. Lo tiro hacía el asiento del copiloto.

Toco su coño, impaciente, mi excitación incrementa. Creo que en mi vida se lo he notado tan y tan suave, y no recuerdo la ultima vez que se lo noté tan y tan empapado. Tan excitada está?

Paseo mis dedos por su coño, recreándome, hundiendo la punta de ellos y sacándolos. Se dibuja un hilo de flujo que cuelga de mis dedos hasta su coño.

Los dirijo a su boca y los hundo sin pensármelo. Quiero que saboree mis dedos empapados de ella.

Meto bien los dedos, empiezo a sentirme agresivo y no intento ocultarlo. Sé que a ella le gusta así. Mis dedos hacen que suelte alguna arcada pero sigue sin hablar, está dispuesta a dejarme hacer lo que me plazca.

Salgo de debajo suya y la vuelvo a tumbar boca abajo. Desabrocho mi pantalón y seguidamente veo como se le pone la piel de gallina al oír mi cinturón.

Me pongo sobre ella y paseo mi polla por todos sus rincones. Me hago de rogar a pesar de tener unas ganas de morirme por metérsela hasta el fondo. Me encanta como mueve el culo en busca de mi polla, la quiere dentro ya, pero no voy a dársela cuando ella la desee... voy a dársela cuando a mi me plazca.

Sigo paseándola y soltando azotes en una nalga, en la otra... Hasta que no puedo mas y decido metérsela bien adentro.

Aquí me encuentro en medio de un área de servicio, follándome a mi zorra. Noto como puede correrse en cualquier momento, no es distinto por mi parte. Paro y la saco. Suelta un suspiro a regañadientes. No quiere que pare, pero tan solo quiero ponerla cachonda y ponerme a tono.

Está vez oye de nuevo mi cinturón, pero el sonido no es tan grato, puesto que lo que hago es subir mi pantalón y abrochárlo.

Subo sus medias y bajo su vestido. Segundos después el coche vuelve a estar en marcha.

Noto mi polla bien dura goteando sobre mi vientre, poco después sobre una de mis piernas... La erección va bajando, la excitación no. Miro por el retrovisor y ahí esta ella, tumbada, tocándose por momentos. Está cachondisima.

Mientras no se corra, por mi perfecto, me gusta verla cachonda, pensaba.

Paramos en el peaje, pago y de reojo miro el retrovisor esperando que se pusiera nerviosa o algo pero nada, estaba en su mundo, tan solo esperando sentir mi polla o mis manos de nuevo.

 

Llegamos a nuestro destino, Calella. Aparco, dejo una llave en su mano junto a una nota, bajo del coche, cierro la puerta y me marcho.

 

"Habitación 45. Hotel Sant Jordi."

 

Tarda en salir, debe estar maquillándose. Minutos después la veo salir del coche a lo lejos, bajando su vestido, mirando hacía los lados y dirigirse a la hotel. Lo tiene justo enfrente.

Aprovecho y hago tiempo, me dirijo al coche y saco una mochila del maletero.

Mientras tanto ella se dirige a la habitación indicada. Entra y se encuentra con una habitación amplia, la ojea de un lado a otro. No sabe si estoy dentro, fuera, ni lo que está por venir...

Mira la cama, y sobre ella una nota.

 

"Quítate las medias y el sujetador, ponte la venda de nuevo. Te quiero de rodillas en la cama, avisáme para subir, y esposate las manos a la espalda."

 

Recibo el mensaje.

  • Ya,Amo.

Subo a los pocos minutos. La puerta está entornada. Me hago una idea de los nervios que debe estar pasando por si alguien se percata y se asoma.

 

Entro en la habitación y cierro la puerta. Me encanta jugar con ella. En estos momentos debe estar nerviosa, supondrá que debo ser yo, pero y si no lo fuera?

Tan solo oye unos pasos cerca de ella. No tengo prisa, me recreo, dejo la mochila y la abro. Coloco lo que hay dentro de ella en su pertinente sitio. No hablamos, no se mueve, no doy instrucciones.

Me acerco a ella mirándola atentamente. Hago una foto de ella de espaldas. Esa imagen es para enmarcar. De rodillas sobre la cama, vestida como una autentica zorra con las manos esposadas a la espalda. Ya tengo portada para mi blog, pensaba sonriendo.

Suelto la cámara,y me subo en la cama.

 

Está nerviosa, lo noto. Toco su cara con suavidad, veo como se relame los labios. Bajo mi mano sujetando una de sus tetas por encima del fino vestido. Eso sigo haciendo con el resto de su cuerpo. Meto mi mano bajo el vestido, me encanta como se siente hoy su coñito, así de suave y empapado. Me entretengo masturbandola un poco, sin dejar que se corra.

Me pongo en pie sobre la cama,dejando caer mi pantalón, e impaciente sujeto mi polla y la paseo por su cara. Doy golpes, lamo y escupo en su rostro. Sujeto su cabeza y empiezo a poseerla como a mi mas me gusta. Hundo mi polla en su boca, con esfuerzo consigo meterla entera, no sin sacarle mas de una arcada. La follo con ganas, verla entregada de esa manera me anima mas, saca mi lado mas salvaje. La follo como nunca y no escuchar una sola palabra de queja me parece increíble.

Tras varios minutos me aparto de ella y guardo mi polla chorreando de babas. Debe estar extrañada, no sabe porque paro, y debe extrañarse al volver a escuchar la cremallera de nuevo subiendo. Vuelvo a masturbarla unos minutos, dejándola a tope. Me levanto y dejando de nuevo una nota en su mano me marcho.

Bajo las escaleras del hotel con la polla durísima y noto como sus babas resbalan por el tronco, por mis huevos, empapando así mis ingles y piernas... Es incomodo, frío, pero excitante a mas no poder.

Mientras tanto ella lee la nota.

 

"Arréglate, te espero abajo. Vamonos a cenar."

 

Debe estar extrañada, pero es parte del juego, no todo va a ser llegar y al lío, no hoy. Quiero jugar y sé que ella también.

 

Al rato baja de nuevo con las medias, el sujetador que tanto alza sus tetas, la veo a lo lejos y le mando un mensaje. Tira hacia la izquierda y todo recto. Espérame en el restaurante La Barretina, ya sabes cual es, vinimos hace tiempo.

Entro y allí esta sentada, esperándome. Por fin nos vemos las caras, sonriéndonos, su cara es de contenta y a la vez excitada. Esa mirada lo dice todo. Pedimos y nos ponemos a comer hablando de nosotros, tirándonos indirectas... Se percibe la tensión sexual.

  • Separa las piernas.
  • Ahá...

Me agacho un segundo bajo la mesa y miro bajo su corto vestido. Si, se le ve todo el coño entre las rejillas de las medias. Me encanta.

  • Agáchate tu ahora.

Así lo hace y puedo ver su cara de asombro, pues mi polla está asomándose sobre la cremallera bajada de mi pantalón. Tan solo la tapa el mantel del restaurante.

Seguimos comiendo y al rato noto como empieza a tocármela con el pie. Ha dejado caer uno de sus zapatos para disfrutar de mi polla en medida de lo posible.

  • Ves al baño y mastúrbate un poco para mi mientras traen los postres. Mándame una foto por móvil de tu empapado coño.

Se levanta obediente, y acercándose a mi oído me susurra:

  • Si,Amo.

Estoy que me muero, en mi vida había experimentado algo así. Todo mi esfuerzo en hacer que todo salga perfecto está dando sus frutos.

 

Recibo la foto. Un coño chorreando es lo que se aprecía. Mi polla goteando y fuera aún del pantalón golpea el mantel manchándolo y empapándolo. Hago una foto de la situación, se la enviaré como premio, se que le gustará.

 

Al rato vuelve, y con miradas todavía mas penetrantes nos comemos el postre. Pedimos la cuenta, guardo mi polla y nos marchamos del lugar.

  • Demos un paseo...

Andamos por el paseo del centro de la ciudad, mirando tiendas de la mano. No solo quiero pasear. Quiero fardar de zorra, exhibirla, decir pero sin hablar: "Esta zorra es mía,y la disfruto yo"

Ver las miradas penetrantes de la gente, de los guiris, de los que despachan en las tiendas me encanta.

  • Has visto como te miran?
  • Si...
  • Te gusta?
  • A ti?
  • A mi si,mucho.
  • Pues entonces a mi me encanta.
  • Vamonos al hotel.
  • Vale.

Vamos todo el camino sobándonos. Estámos muertos de ganas por follar.

  • Espera, que compro hielo.
  • Y eso?
  • No preguntes...
  • Vale...

Entramos en la habitación y le ordeno que vaya al baño y se pinte los ojos todo lo que pueda.

Saco el portatil de la mochila, lo enciendo y pongo música para animarnos.

Seguidamente saco fod vasos de tubo, una botella de vodka, y otra de lima.

 

No pregunta, no dice nada.

  • Te apetece?
  • Tu mandas.

Le sonrío y preparo dos cubatas... Me siento en el sillón y autoritario le guío con la mano hacía mi.

  • Camina a gatas.

La veo aproximarse a mi, despacio,roneándose, dando vueltas por la habitación. La tengo frente a mi, entre mis piernas, arrodillada.

  • Bebe.

Da un buen trago y sigue inmóvil frente a mi, supongo que esperando instrucciones.

  • Desabrochame el pantalón.

Lo hace encantada, se muere de ganas por verme la polla.

  • Pajéame.

Mi polla tiesa en su mano, subiendo y bajando, sujetando fuerte el tronco.

  • Quieres mamarla?
  • Me muero de ganas.
  • Bebe y puedes metertela en la boca.

Pega otro fuerte trago y acto seguido empieza a mamarmela con frenesí, tan solo frena si así lo ordeno o para volver a beber.

 

Bebo mientras mi zorra me come la polla. Me siento grande, sentado y con ella de rodillas frente a mi, obediente.

  • Veré caer esa pinturita por tus mejillas, no?
  • Si así lo deseas, así será.

Empieza a follarse la boca ella sola, y empiezan a brillar sus ojos. Es increíble esta mujer,pienso.

 

Cojo su cubata ordenando que abra su boca, dejo caer una buena cantidad sobre ella.

  • No tragues.

Cae por la comisura y su barbilla parte del contenido.

Cojo mi polla y la meto en su boca todavía aun con cubata dentro, haciéndola tragar. Siento un intenso frío en la polla, está helado.

Saco sus tetas por encima del vestido. El cubata está resvalando por su cuello y no tardará en llegar a ellas.

  • Gírate.

Se gira obediente dejándome el culo en pompa.

El vestido ya esta remangado lo suficiente como para ver ese culazo.

Cojo las medias con fuerte y de un tirón las abro lo justo para ver la entrada de su culo y el coñito. Cojo mi vaso, ya casi vacío, tan solo con los dos hielos aun por deshacerse y un culillo de cubata. Sin mas dejo caer el poco liquido en la entrada de su culo. Está muy frío por lo que da un sobresalto, pero no se mueve del sitio.

Me agacho y lamo los restos del cubata en su culo. Me encanta comérselo. Me recreo en el, lamiendo y metiendo un dedo, dos. En otra situación tal vez me hubiera dicho "cuidado", pero esa vez no, me dejaba hacer. Cuidado iba a tener y sabía de sobras que ese culo, ese día, era mio.

  • Terminate el cubata.
  • Si.

Da un ultimo sorbo mientras vuelvo a sentarme en ese sofá, que mas que un sofá, esa noche para mi era un trono.

  • Prepara otros dos, y reclínate bien que te vea.

Los prepara de pie con el culo en pompa. La mesita es baja por lo que la vista es perfecta. Me pajeo observándola.

Mientras los termina me tumbo en el sillón, poniendome del revés.

  • Ven aquí.

Se acerca y le indico lo que quiero.

  • Baja. Ponme el coño en la boca.

Así lo hace sin soltar el cubata en la mano.

  • Bebe y dame tu cubata.

Me lo entrega y lo dirijo hacía mi polla, durisima, empitonada esta vez hacía abajo. Acerco el cubata y meto mi polla en el. El frío que siento es brutal, y su cara de zorra al ver semejante cosa es un poema. La saco y vuelvo a dárselo.

  • Bebe.

Me sónrie y bebe saboreando ese trago al máximo.

  • El mejor trago de la noche, me dice sonriendo.
  • Metela tu ahora.

Acerca el vaso y se recrea con mi polla, removiendo el contenido. Lo saca y vuelvo a sentarme normal.

  • Me das del tuyo?

Sé que esa frase no se la esperaba, como sé que es algo que le pone un montón.

 

Doy un buen trago, mientras se arrodilla de nuevo y mete mi polla en su boca sin dejar de mirarme.

  • Va,que cuando se nos terminen los cubatas,empieza lo bueno.

Su sonrisa, ya delata que el alcohol le está haciendo efecto y su ímpetu mamando lo corroboran.

 

Los cubatas van bajando mientras mama y pajea hasta que no queda nada en ninguno de los dos vasos.

 

Me levanto y sujetándola del pelo con delicadeza la levanto conmigo.

La beso y le susurro al oído mientra la sobo por todos lados...

  • Te voy a follar como nunca, voy a hacer que grites, que goces, regálame esas miradas y esos pucheritos de inocentona que tanto me ponen. Deja que vea lagrimas fingidas por tu rostro...

Beso y lamo su cara mientras clavo dos dedos en su coño. Voy alternando y los hundo en su estrecho culito mientras ella callada se esfuerza por complacerme.

Veo lagrimas caer por su rostro y eso me pone, le encanta actuar a la muy zorra, sabe que así saco lo máximo que hay en mi.

 

La tiro contra la cama y empieza lo bueno. La pongo boca abajo con energía, como si fuera una muñeca en mis manos. Rasgo un poco mas sus medias y pongo mi cara entre sus nalgas. Me encanta...me encanta su olor, su sabor, su textura. Lamo de arriba abajo, coño culo,culo coño...Me recreo todo el rato que me place. Esposo sus manos delante de ella y poniéndome a su lado empiezo a azotarla. Quiero esas nalgas rojas, dejarlas con una buena marca, que mañana se acuerde de mi.

No rechista, me deja hacer. Sé que nunca la han azotado así pero hoy tenía que ser ese día.

Me pica tanto la mano que puedo hacerme una idea de lo que debe picarle a ella el culo. Sus lagrimas en las mejillas ya no son tan ficticias.

Sé que le pica, pero también sé que le pone entregarse al 100% a mi.

  • Te gusta?
  • Si a ti te gusta, a mi también. Contesta entre lagrimas...

Paro y me pongo sobre ella. Clavo mi pulgar en su culito y seguidamente la polla en su coño. Me la follo con ganas, la oigo gemir, gritar como nunca. Estamos solos en un lugar donde nadie nos conoce. Tal vez jamás volvamos. Porque no darlo todo?

  • Grita zorra.(Seguido de un azote.)
  • GRITA!

A cada embestida sus gritos son mas y mas bestias. Está gozando como una buena zorra. Así sigo un buen rato, follandomela en cuchara, boca arriba, subiendo sus piernas sobre mis hombros, todas las posturas posibles... Parecemos poseídos, follando como dos locos. Está claro que el alcohol esta ayudando a desfasarnos.

Vuelvo a tenerla boca abajo, esta vez la finalidad es otra. Quiero romper ese culo si o si.

Me levanto y me dirijo a por el díldo que compramos y nunca estrenamos. Se lo doy y me siento en el sillón de nuevo.

  • Abrete el culo para mi.
  • Si, Amo...

Me siento y la miro atento. Me pajeo sin parar viendo tal espectáculo. Mete un dedo, dos, lo ensaliva una y otra vez, así hasta 3 dedos. Poco después es el dildo lo que se pierde en su ya no tan estrecho culo.

  • Fóllalo.

Me levanto y cojo el otro dildo azul y acercándome a ella mientras folla su culito preparándolo para mi, meto mi polla en su coñito. Está a cuatro patas con los dos agujeros tapados pero la cosa no acaba aquí. Dirijo el dildo azul a su boca, metiéndoselo casi entero.

  • Como lo dejes caer, te ganas unos azotes.

Vaya plan, a cuatro patas, follada por todos lados e intentando que el dildo de la boca no caiga. Tan solo saliva cae por la comisura de sus labios y cada vez una cantidad mas abundante.

Saco el dildo anal, apuntalo la polla y hago lo que llevo esperando tanto tiempo, meter mi polla y follármelo a mi antojo.

 

Doy sin parar, con rabia, tan solo la saco para mirarlo y escupir en el. Lo abro en todas las posiciones, en la cama, en el sillón. Hoy quiero gozarlo como nunca y ella está dispuesto a dármelo.

No aguanto mas, la arrodillo frente a mi y pajeándome con nervio inundo su cara con chorros y chorros de corrida. Mas de dos semanas sin correrme para terminar explotando en su hermoso rostro y boca.

Me arrodillo junto a ella y lamiendo su cara, cosa que a ella le pone muchísimo, la masturbo hasta que explota llenando mi mano y mi antebrazo...

 

La levanto aún temblando y la llevo a la ducha. Esta reventada y la ayudo a meterse en ella. La enjabono y froto bien todo su cuerpo. Intento dejarla impecable.

  • No te muevas, déjame a mi. 

Deseo mimarla en ese momento.

Una vez enjuagada la mando a la cama y termino de ducharme yo.

Me dirijo a la cama y ahí está ella tumbada en la cama, cansadisima, desnuda.

Toma, un regalo por portarte tan bien.

Saco una prenda de ropa que le compré hace un tiempo, se la pongo y nos metemos en la cama.

  • Espera.

Cojo las esposas y se las pongo con las manos delante.

  • Por si me despierto a media noche y me apetece jugar contigo.
  • Tu mandas.
  • Y si no es así, espero que me despiertes por la mañana como solo tu sabes.
  • Si, Amo.

Ahora toca descansar y dormir abrazado a ella, la acaricio, la beso... porque antes que sumisa, es la chica que amo.

 

 

 
Continuará...
 
 
[email protected]

Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© LegoBDSM

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de LegoBDSM
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)